El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Opel Rekord E 2.0 de SCHUCO (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Volkswagen Scirocco MkIII de NOREV (Edición Dealer)





Desde la primavera de 1974 el Scirocco (nombre de un viento desértico del Sahara) cumple la función de tener un coupé deportivo asequible en la gama del fabricante alemán Volkswagen. Tres generaciones se han sucedido desde entonces, pero hubo un largo lapsus de tiempo (entre 1992 y 2008) en el cual el modelo no figuró en el listado. El Scirocco actual está basado en la plataforma del Golf MkV y su interior en el del Eos, siendo el resultado final del desarrollo del concepto Iroc presentado en 2006.

El diseño de este atractivo coupé es obra del alemán Murat Günak, quien figura también como autor de los modelos Golf V, Tiguan y Eos (todos de Volkswagen). Mecánicamente incorpora una buena gama de motores de gasolina y diesel, todos muy eficientes y con cilindradas de entre 1.4 y 2 litros, siendo el modelo R 2.0 TSi el de mayor potencia (280 CVs). Las cajas de cambio son también bastante variadas, encontrándose dos manuales de seis y siete velocidades y la automática de doble embrague DSG, muy eficaz en el ahorro de combustible. También se puso especial énfasis en la seguridad, habiendo obtenido el modelo cinco estrelllas EuroNCAP en 2009.

En cuanto al equipamiento, es muy extenso y en algunos casos, original. Desde el detector de cansancio hasta el sistema de aparcamiento asistido la elección para completar el modelo escogido es muy variada y personal, pero como dotación básica  ya están presentes elementos tales como las llantas de 17 pulgadas, el volante de cuero, los asientos deportivos, el aire acondicionado, el ESP, seis airbags y asistente de frenado. También son multitud las versiones especiales que Volkswagen comercializó en algunos mercados, destacándose la deportiva R, la económica en consumo "Bluemotion", la "Team" (con GPS y control de velocidad de crucero), "GTS" (en homenaje al Scirocco GTS de 1982) o la "Club" (con pintura y tapicería especiales).

Para alargar la vida del modelo, en 2014 el Scirocco fue sometido a un restyling que afectó a los grupos ópticos traseros y el frontal, revisándose también la potencia y eficiencia de los motores. Y en el ámbito deportivo, tres Sciroccos GT24 con 325 CVs de potencia participaron en las 24 Horas de Nürburgring  de 2008 y obtuvieron la victoria en la clase para combustibles alternativos.







La versión para venta en concesionarios del Scirocco III fue realizada en esta ocasión por el fabricante francés NOREV, quien parece dedicarse últimamente mucho a atender este segmento de mercado. Aunque ahora no puedo decir que el resultado haya sido todo lo bueno que yo quisiera, más que nada por la realización del detallado externo y la pintura del modelo, con un granulado horrible. Sin embargo cumple en el interior y en los bajos, apreciándose un buen detallado de las lineas de escape. Lo mejor sin duda es su precio (lo mismo que cualquier Altayero de kiosko). A este paso, Minichamps va a perder bastante cuota de mercado en el mundo de las miniaturas para venta en concesionario... aunque este Scirocco no ayude mucho en esta ocasión.























domingo, 25 de septiembre de 2016

Hotchkiss PL50 "Premier Secours Ville de Dijon" Guinard de IXO/Hachette




Pertenece a la colección francesa de kiosko "Camiones y vehículos de Bomberos", Ed. Hachette


Construidos entre 1954 y 1964, los vehículos franceses de primera intervención ("Premier Secours") Hotchkiss carrozados por el especialista Guinard fueron la base de las dotaciones de bomberos galos hasta bien entrados los años 70. Los 75 vehículos producidos pueden ser agrupados en cuatro series, reconocibles entre sí por la evolución que tuvieron en su calandra, chasis y carrocería.

Recordemos (por haber aparecido ya en este blog algún camión modelo PL) que el fabricante francés Hotchkiss tuvo un período de actividad constructiva de vehículos y armamento entre 1904 y 1969, aunque desde unos cuantos años antes de su final ya solamente se utilizaba el nombre. En 1956 la marca se denominaba como Hotchkiss-Brandt y en otoño de ese mismo año apareció el camión PL50 (con cinco toneladas de peso máximo total), una versión modernizada del PL25 de 1952. El nuevo camión incorporaba los faros en las aletas y un motor de 2.3 litros con 70 CVs de potencia, aunque la versión para Bomberos ganaba 20 CVs más gracias a sus seis cilindros.

El vehículo destinado a la lucha contra incendios oficialmente se denomino como "Type 5420" e incorporaba una bomba Guinard GI 50.35, con un caudal de 60 m3 de agua por hora que se suministraba desde un depósito incorporado de 600 litros. También estaba disponible otro para espuma con una capacidad de 120 litros, constando la tripulación de seis hombres.

Estos vehículos fueron muy populares entre las dotaciones de Bomberos de diversas ciudades francesas, desde París hasta Rouen pasando por Dijon, a pesar de que su dotación estaba expuesta a los rigores del clima ya que no disponía de techo alguno para cobijarse. Actualmente existen algunos ejemplares diseminados por diferentes museos de Bomberos de Francia.






El camioncito de Bomberos que hoy presento tiene una larga historia en el mundo del coleccionable de kiosko, ya que fue lanzado como "test" por Altaya hacia 2013 en Francia. En aquella ocasión se le criticó ciertos fallos de pintura y, sobre todo, la ausencia del girofaro, pero quizás esto haya sido "hilar demasiado fino" pues de este PS ("Premier Secours") han existido cuatro variantes principales, tal y como comenté anteriormente. En el caso del modelo de hoy aprecio cierta sensación "plasticosa", pero si se observa más detenidamente se le puede perdonar a causa del gran número de detalles que permiten ser vistos gracias a la naturaleza de su carrocería abierta. No lo tengo como de los mejores modelos de la colección (un tanto irregular si hablamos de aspectos de calidad), pero se puede encontrar a muy buen precio y resulta además muy vistoso.































miércoles, 21 de septiembre de 2016

Bedford OB "Duple Vista" de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


Al otro lado del Canal de la Mancha, Bedford presentó en la víspera de la declaración de la Segunda Guerra Mundial (en 1939) el arquetipo de autobús interurbano de capacidad media. La serie OB (que así se llamaba) derivaba, como era habitual entonces, del camión serie O y estaba destinado a sustituir al modelo WTB que había sido un gran éxito de la marca en los años 30 y el primero en iniciar la colaboración con el carrocero londinense Duple.

El recién llegado supuso una renovación en la línea estética del WTB, teniendo ahora un aspecto mucho más moderno y aerodinámico. También era un modelo más grande y espacioso, aunque la capacidad en plazas apenas aumentó (eran 32 sentadas). Pero la potencia era mucho mayor gracias a su motor de seis cilindros y tres litros y medio movido por gasolina y con válvulas en cabeza que rendía 72 CVs. Este bloque derivaba del Chevrolet Stovebolt 6 y era, sin duda, uno de los mejores motores de la época debido a su robustez, potencia y suavidad. Además el nuevo autobús incorporaba equipo eléctrico a 12 voltios de tensión (en vez de 6) y ya desde el principio se mostró como un excelente transporte de masas, a pesar de que no hubo apenas tiempo de probarlo antes de que estallase el conflicto en Europa.

Este vehículo se fabricaba en Luton y vino como caído del cielo para equipar al ejército, necesitado de toda clase de medios de transporte y combate (en la fábrica de Bedford también se construyeron piezas para carros de combate y, como era natural, camiones). Así, se llegaron a construir 3.300 unidades de la variante OWB (autobuses destinados al ejército), en esencia el mismo OB civil pero con carrocería de madera... que no soportó demasiado bien los rigores del clima inglés.

Una vez terminada la guerra, en 1945 se retomó la producción del modelo civil pero esta vez en la nueva fábrica de Dunstable y con la carrocería "Duple Vista", compuesta por una estructura de acero reforzado y con muchos huecos para guardar equipaje de mano. Estos autobuses, rápidos y luminosos, conocieron un enorme éxito y se llegaron a construir casi trece mil unidades hasta 1951, algunos de los cuales se exportaron a los países de la Commonwealth, Portugal y España. Es cierto que Bedford no tenía casi competidores en aquellos años, pero el modelo era tan bueno que las compañías de transporte y turismo tampoco sentían la necesidad de "experimentar" con otras opciones.

Actualmente, los ejemplares que quedan en activo están considerados como parte del patrimonio nacional británico y están censadas 180 unidades, de las que 70 están operativas y pueden verse de vez en cuando en series y películas de época producidas en las Islas.










Esta vez damos un saltito atravesando el Canal de la Mancha (o bien vamos por debajo de él con el Eurotúnel) y nos traemos otro autobús inglés de la colección, nada menos que un Bedford. Este precioso autobús, lleno de sabor inglés, vuelve a contar con un molde muy bueno y un correcto trabajo de pintura, fracasando (como es habitual) en la representación del interior y cumpliendo sin más en el detallado externo. Como ocurre con los demás, es una pieza muy recomendable y bonita que pone un toque "british" a nuestra vitrina por un precio muy abordable.





















                                   Ejemplar perteneciente al Museo de la Isla de Wight













domingo, 18 de septiembre de 2016

Toyota Yaris TS MkI de Minichamps





El Yaris (Echo y Vitz en algunos mercados diferentes al europeo) es la propuesta del fabricante nipón Toyota para el segmento de los urbanos. Desde 1998 hasta ahora (2016) se han sucedido tres generaciones bajo la forma de un pequeño hatchback de tres y cinco puertas, aunque para ciertos paises se comercializa una versión sedán de cuatro puertas (llamada Platz) y también coexistió con una variante monovolumen (Yaris Verso). Estos vehículos han sido un gran éxito para la marca ya que hasta 2010 se habían vendido 3,5 millones de unidades en 70 países del mundo.

La primera serie apareció en 1998 siguiendo el diseño del griego Sotiris Kovos del estudio ED2 de Toyota Europa. En nuestro continente las ventas comenzaron en 1999, siendo el vehículo fabricado en la planta francesa de Valenciennes. Para Japón (en donde primero comenzó a venderse) se ensamblaba en Takaoka y en China lo hizo la factoría de Tianjin. El concepto de este vehículo había aparecido en 1997 durante el Salón de Frankfurt con el nombre de Funtime, siendo parte de un proyecto global de plataforma compartida para varios tipos de vehículo.

Mundialmente se distribuyó con motores diesel y gasolina, con cilindradas de entre un litro y litro y medio. La versión más potente fue la Vitz RS de TRD (Toyota Racing Development), destinada al mercado japonés y con una potencia de 150 CVs gracias a su turbocompresor IHI.

Para Europa (lugar donde el Yaris consiguió el título de "Coche del Año") el grueso de la gama lo constituyeron los bloques movidos a gasolina de cuatro cilindros, con 1, 1.3 y 1,5 litros. Disponían de la tecnología VVT-i que conseguía un eficiente uso del combustible y menores emisiones contaminantes, además de lograr un excelente rendimiento (el motor de un litro rendía 70 CVs). No obstante, para el año 2002 se puso a la venta la versión de gasóleo D4-D con 75 CVs de potencia y un consumo muy contenido.

Sin duda la versión más picante y divertida para el comprador europeo fue la TS. Con su bloque de litro y medio con 16 válvulas e inyección electrónica, este automóvil rendía 109 caballos y lograba buenas prestaciones: aceleración de 0 a 100 Km/h en 9 segundos, velocidad máxima de 190 Km/h y una gran vivacidad lograda sobre todo por su contenido peso de 950 Kgs. Aunque se le criticó bastante el hecho de que llevase los marcadores en el centro del salpicadero (al estilo monovolumen), al menos los relojes no eran digitales como en el resto de la gama y su aspecto exterior e interior rezumaban deportividad. A pesar del restyling (parece que algo tocaron en el motor, perdiendo algunas prestaciones) en general ha sido un "ratonero" que dejó muy buen sabor de boca a los aficionados españoles, sobre todo a los canarios.






Hoy tenemos en el Garaje a este pequeño diablillo, un Yaris TS a escala 1:43 "cocinado" por Minichamps. Poco que decir acerca de una muy buena miniatura, con la calidad acostumbrada de este fabricante alemán de modelos a escala. Encuentro muy buena la pintura y el molde, así como todo el detallado externo (techo solar incluido) y un pelín inferior al interno, sin ser para nada malo. Me gustan mucho estos pequeños GTi´s que aún se pueden ver por nuestras calles, aunque cada vez menos debido a la "caña" que sus dueños solían darles... yo solamente prometo ponerlo al Minichamps en la vitrina y no hacerlo rodar nunca!