El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 27 de febrero de 2013

Skoda 120 L de IXO/Altaya



De la colección "Nuestros queridos coches años 80", Ed. Altaya.

Producidos entre 1976 y 1990 en la factoría de Mlada Boleslav (entonces en la República Checoslovaca), la serie 105/120/125 no eran más que variaciones hechas sobre un modelo de la empresa AZNP. Estos vehículos llevaban motores de 1.05 y 1.2 litros en posición trasera y eran los sucesores de la serie S100/110, que eran los vehículos más modernos que rodaban tras el otro lado del Telón de Acero.

Aunque básicamente eran unos S100 o S110, los nuevos modelos ya no tenían el motor ni la tracción delante pero sí llevaban el radiador y el electroventilador ahí. Se posicionó el calefactor bajo el tablero de mandos y se montó el tanque de combustible bajo el asiento trasero pero mecánicamente no se hizo nada al respecto para cambiar algún componente. La potencia oscilaba entre los 44 y 54 CVs (con el acabado superior GLS). Estos vehículos se llegaron a vender en el Reino Unido (allí se llamó "Estelle"), Grecia, Finlandia, Alemania, Nueva Zelanda, Australia o Islandia.

Al aparecer estos modelos, la crítica puntuó negatívamente la tendencia al sobrecalentamiento del motor y el comportamiento (muy nervioso si el coche era llevado "al límite") aunque no tuvieron una mala carrera en el ámbito deportivo (cosecharon buenos resultados en rallies). De todas formas fueron un éxito de ventas ya que eran vehículos robustos y plenamente adaptados a circular por las malas carreteras de la Europa Oriental de entonces. Hoy en día sigue siendo su cualidad más apreciada, a pesar de los controles de calidad tan "sui generis" de la marca checa (por aquel entonces no estaba bajo la órbita del Grupo VW).

Finalmente, y empujado por la entrada del sucesor Skoda Favorit, los 105/120/125 y 130 fueron dejando de ser fabricados hacia 1990 tras haberse construido casi dos millones de unidades.

Revisando la miniatura, vemos inmediatamente el buen hacer en esta ocasión de IXO al reflejar el modelo 120 de la casa checa. Me resulta complicado ponerle pegas a una miniatura de gama baja pero que representa de manera muy satisfactoria al original, incluyendo el interior. Buen molde y excelente detallado externo (qué gran parte trasera!) que reflejan los muchos aditamentos  que llevaba el original (spoiler, paragolpes de plástico, bandas laterales, anagramas...). Hasta el pintado es bastante bueno por esta vez... si os cruzáis alguna vez con este modelo y os gusta, no dudéis en haceros con uno!


















martes, 26 de febrero de 2013

GAZ 12 ZIM de Nash Avtoprom



GAZ (Gorkovsky Avtomobilny Zavod: Planta de Automóviles de Gorky) es actualmente el líder de la construcción en Rusia de vehículos comerciales. Nacida en 1932 como NAZ, era en un principio fruto de la cooperación entre la URSS y la Ford Motor Company.

Uno de sus modelos más recordados fue la limousina ZIM-12 (Zavod Imeni Molotova, en honor del famoso ministro de Exteriores soviético) destinada a servir a los miembros de rango medio de la Nomenklatura. Diseñado por Andrei Lipgart, estaba claramente inspirado en los Cadillac Fleetwood 61 de 1948 y el Buick Super de 1947, llegando a construirse unos 21.500 ejemplares. Aunque estaba diseñado con fines de servicio al Partido Comunista, se llegó a construir en versiones ambulancia y taxi e incluso se llegó a adaptar para usarse como coche ferroviario (circulando por las vías!). Mecánicamente llevaba un motor de 3.5 litros con caja de cambios manual de 3 velocidades, pesaba casi dos toneladas y no podía sobrepasar los 120 Km/h.

El modelo fue renombrado en 1957 a causa de la caída en desgracia de Molotov a "GAZ 12" aunque de forma no oficial siempre fue conocido como ZIM. Tres años después, cesaba su fabricación en favor del modelo GAZ 13.

En esta ocasión presento un modelo venido de la fría Rusia, fruto del (para mí) desconocido fabricante Nash Avtoprom. Me resultó bastante curioso contemplar la cajita de cartón repleta de caracteres cirílicos, recordándome aquellos juguetes que recibíamos cuando pequeños... lo que hizo que desconfiase un poco de la calidad como reproducción de la miniatura. Nada más lejos de la realidad, al abrir el envase vemos que el modelo (si bien no es un Minichamps ni Schuco) viene a tener una fabricación más o menos bien cuidada en la que destaca sobre todo el exterior. Me gustaron sus detalles y el pintado, las ruedas y el buen trabajo del frontal. El interior no está mal del todo pero presenta fallos en el volante y el salpicadero. Bien, sin embargo, los asientos y algunos detallitos más. Toda una curiosidad bajo la forma de un coche enorme (casi el tamaño de un camión ligero) y que realmente parece que sea más la reproducción de un modelo americano que uno ruso.

















domingo, 24 de febrero de 2013

Ford Taunus TC de IXO/Altaya



Perteneciente a la colección "Nuestros queridos coches años 80" de la ed. Altaya.

La gama Taunus pertenece a la serie de coches familiares de Ford vendidos en Alemania y otros países europeos desde 1939, continuando con diversas generaciones hasta 1994. El nombre "Taunus" es el mismo que tiene una cadena montañosa alemana, y el modelo se denominó también como "Cortina" en otros mercados (de habla inglesa principalmente). Esencialmente es, y aunque su constructor sea americano, un vehículo europeo. El nombre "TC" se refiere a "Taunus Cortina", debido a que a partir de 1976 los dos modelos (tanto el inglés como el continental) eran idénticos.

La miniatura que presento hoy forma parte de la última serie, aparecida en 1979. Era sobre todo una actualización de la cuarta serie (1976) que incluía nuevos motores y algunos cambios menores en la carrocería. Se podía adquirir bajo la forma de una berlina, un coupé o el familiar "Station Wagon". No solamente se produjo en Europa esta vez, si no que también fue construido en Argentina y Turquía y su hermano Ford Cortina bajo licencia en Corea del Sur (Hyundai). Los motores fueron los 1.6 y 2.0 OHC con cajas de cambio de cuatro y cinco velocidades. Gran parte de sus piezas eran comunes con otros modelos de Ford europeos (salvo el Fiesta) y su mecánica era muy accesible y fácil de reparar. Aún así, del casi millón de unidades de la serie Cortina inglesa no sobreviven más de dos mil... de todas formas los modelos que se vendieron en los mercados alemán, español o escandinavo aún continúan teniendo un respaldo activo por parte de sus clubs de propietarios.

El Taunus se dejó de fabricar en Europa en el año 1982 en favor del Sierra, pero aún se fabricaría en Argentina dos años más en su versión coupé y ¡hasta 1994! en Turquía (Otosan Taunus).

En cuanto al modelo de Altaya he de decir que me ha parecido de los "buenos" de la editorial española, no apreciándose exceso de pintura y sí un buen detallado externo e interno. El molde en general está bien, aunque aprecio una pequeña caída de la trasera, como si estuviese algo hundido. Hacía mucho tiempo que estaba detrás de este modelo (que ya conocía bien) pero ahora que lo tengo puedo apreciar bien su buena factura. En España este coche dejó muy buen recuerdo y era una alternativa al también excelente Peugeot 505, ambos coches de gama media/alta.





















jueves, 21 de febrero de 2013

FIAT 6C 1500 de METRO



Producido entre 1935 y 1950 y presentado en Milán, el 1500 introdujo en Italia el concepto de la aerodinámica en el diseño de automóviles (fue el primer vehículo en ser diseñado con la ayuda del túnel de viento). Seguía el ejemplo del Chrysler Airflow americano del año anterior, pero el FIAT supuso una verdadera revolución en el país transalpino y su éxito inspiró a modelos posteriores como el "Topolino" o el "Nuova Balilla". La prensa recibió en su momento al nuevo coche con gran entusiasmo por su línea tan audaz y la nueva mecánica que aportaba.

Las novedades no se quedaron solamente ahí, si no que también apareció junto con el diseño un nuevo motor de seis cilindros con válvulas en cabeza y 1.493 cm3 que otorgaban 45 CVs de potencia, siendo este motor durante mucho tiempo el seis cilindros más pequeño del mundo. También eran de nueva concepción la suspensión delantera, de ruedas independientes. La carrocería era de tipo berlina, pero algunos constructores independientes como el milanés Touring diseñaron un aerodinámico coupé con la base del 1500.

Tras cuatro años, se habían producido unos 25.000 ejemplares hasta 1939, cuando se presenta la serie "B", muy poco evolucionada con respecto a la primera serie (lo más importante fue la mejora de los frenos). Esta serie solo estuvo en el mercado un año, ya que para 1940 apareció el sustituto: la nueva serie "C". Este vehículo disponia de un nuevo frontal, inspirado en el modelo FIAT 2800 (era el "buque insignia" de la marca). Lo malo fue que con el advenimiento de la guerra se tuvo que interrumpir la producción y no fue hasta 1948 que llegó el reemplazante, la serie "D" y posteriormente la "E" y última (1949) que duró muy poco en el mercado, preparando el camino hacia el sucesor: un nuevo modelo que se llamaría FIAT 1400.

En total se produjeron unos 90.000 ejemplares, incluyendo los que se construyeron bajo licencia en Alemania (FIAT-NSU), Austria (Steyr-Puch, Austro FIAT) y Polonia (FIAT Polski).

La miniatura de METRO está muy lograda en líneas generales y se puede hallar a buen precio. Realmente hay más de lo que aparece a simple vista: el molde es muy bueno, la pintura justa (bicolor en el techo, aunque no se aprecie del todo bien en las fotos), el detallado externo muy bueno (la rejilla de la calandra es muy notable) y el interior está muy bien detallado. Me ha parecido una miniatura con muchos detalles y bien cuidados (el espejo retrovisor interior va cromado también) y que podría perfectamente pasar por un Starline. No sería justo por mi parte ponerle mucha pegas al modelo, pero como nota discordante tengo que decir que los "pinchitos" de los faros afean un tanto a la miniatura... pero estamos acostumbrados!

















martes, 19 de febrero de 2013

Lancia Appia II Berlina "Quattroruote" de NOREV



Pertenece al coleccionable italiano "Lancia", de la Ed. Hachette.

El diseño de la segunda serie de la berlina Appia fue la primera realización de Antonio Fessia, que acababa de incorporarse a Lancia. Este vehículo se presentó por sorpresa en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1956, habiéndose concebido bajo un gran secreto. Para ello contaron con los tres años de experiencia de la primera serie, ahora el nuevo Appia presentaba unos profundos cambios estéticos y mecánicos.

Comenzando por la parte mecánica, el nuevo motor entregaba casi 44 CVs contra los 38 del precedente. A pesar de una menor compresión, el hecho de que el nuevo bloque estuviese fundido con nuevos procedimientos y el cambio a una distribución más eficiente  había logrado ese incremento de potencia (todo ello sin cambiar la cilindrada, que seguía siendo de 1.1 litros). El bloque con la misma arquitectura de 4 cilindros en V, la transmisión se efectuaba mediante una caja de cambios de 4 velocidades y el sistema de suspensiones era independiente delante y eje rígido detrás. El Appia alcanzaba una velocidad de 128 KM/h, se montaron unidades con volante a la derecha y a la izquierda y se llegaron a efectuar algunos cambios menores con objeto de exportarlo a EE.UU.

De todas formas la variación más evidente estaba en el exterior, en donde se apreciaba una trasera con un maletero ampliado que otorgaba al coche una mayor impresión de ser un tres volúmenes. Las ventanillas eran más amplias, había nuevas llantas y manijas de apertura cromadas y una nueva trampilla de acceso a la toma de combustible. El interior ahora contaba con un nuevo volante de plástico negro con claxon y mandos de intermitencia, un elegante salpicadero con dos esferas renovado con mayor calidad, luz interior de encendido automático al abrir la puerta del conductor y sobre todo una mayor amplitud interior. Y todo ello sin haber variado el precio con respecto al modelo anterior!

Realmente Lancia había puesto en la calle un modelo bonito, bien hecho y sobre todo que se presuponía ser muy fiable. Así que la revista italiana "Quattroruote" no tardó en hacerse con una unidad y hacerle su famosa prueba de resistencia de 160.000 Kmts. Pero la altísima demanda hizo que este Appia muriese víctima de su éxito, pues la factoría no daba abasto a atender las peticiones y eso agravó la crisis financiera y organizativa que por entonces padecía Lancia... lo que provocó que de esta segunda serie no se construyeran mucho más de 22.000 unidades hasta 1959, cuando aparece la tercera generación del Appia.

También sería justo añadir en su descargo que la competencia que tenía esta berlina era bastante fuerte en aquellos años 50: triunfaban el FIAT 1100, el Giulietta de Alfa Romeo (vendido a un precio casi idéntico al Lancia), Opel Rekord, Morris Oxford, Peugeot 203 o Simca Aronde.



En cuanto a la miniatura, la tengo que calificar como muy buena, de lo mejor que he visto de NOREV dentro de la gama básica que comercializa para colecciones de kiosko. El molde es muy fino, el pintado excelente (me encanta también el color escogido), y el detallado externo es para nota muy alta. Ni siquiera apreciamos los típicos pinchitos de los faros. Solo, y por ser ya muy exigente, critico un poco las luces traseras (que son pintadas). El interior es un tanto oscuro, pero se puede apreciar que es correcto para su precio. Preciosa la rejilla delantera (todo un ejemplo a seguir) y la realización de la trasera. También son buenas las calcas de la revista italiana (recordemos que esta unidad era la de la prueba de resistencia). Hasta las ruedas son de quitarse el sombrero. Hacedle un favor a vuestra colección, y si os entra en la temática no dudéis en conseguir este modelo: os garantizo que no os arrepentiréis.





















lunes, 18 de febrero de 2013

FIAT 1101 Campagnola de NOREV



El todoterreno Campagnola fue una realización de FIAT destinado al Ejército Italiano, que había convocado un concurso público en los primeros años de la década de los 50. Para tal fin se presentaron también constructores como Alfa Romeo, con un modelo (el 1900M) que resultó ser demasiado caro aunque netamente superior al de FIAT.

La versión civil se lanzó en Bari en 1951, teniendo muchos componentes de otros vehículos de la casa turinesa. Esta versión se denominó en un principio como "Alpina", pero el famoso diseñador Dante Giacosa le otorgó su nombre definitivo: "Campagnola", que hace referencia a un ámbito agrícola. Se rumorea que el nombre fue cambiado pues "Alpina" sonaba demasiado militar y en FIAT no querían herir susceptibilidades de las organizaciones sindicales, pues se estaba todavía en un período de postguerra. Mecánicamente estaban disponibles en versiones gasolina (1.9 cuatro cilindros, 53 CVs en un principio) y diesel (inicialmente con 40 CVs). La tracción era total, la suspensión independiente y los ejes rígidos.

Fueron innumerables las versiones adaptadas a muy diversas tareas, como vigilancia policial rural, ambulancia, grúa o quitanieves. También carroceros famosos como Boneschi o Savio realizaron versiones alargadas, producidos en cantidades bastante discretas.

El Campagnola conoció dos generaciones, terminando la primera (que es a la que pertenece la miniatura) en 1973, tras haberse producido unos 47.000 ejemplares. Aún se siguió produciendo en Yugoslavia por Zastava, pero el modelo en Italia fue sustituido en 1974 por el nuevo Campagnola (FIAT 1107).

Realmente este modelo de NOREV me ha gustado mucho por la finura de su realización, aunque esté presente cierto exceso de pintura (pero nada grave). Muy bueno el molde y el detallado, tanto externo como interno (que al estar tan expuesto se puede apreciar fácilmente). Me recuerda un poco a los primeros modelos todoterreno de Toyota (Land Cruiser), sobre todo en el frontal. También es reseñable la buena representación de los bajos, con sus ballestas incluidas. Recomiendo este modelo no solo por el encanto que tiene, si no por la calidad que nos ofrece por su bajo precio.