El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 14 de septiembre de 2014

FNM D 9500 Brasinca de IXO/Altaya



Pertenece a la colección española de kiosko "Camiones de Antaño", de la editorial Altaya.

La FNM, o Fábrica Nacional de Motores (conocida popularmente como FeNeMê) fue una empresa brasileña que en sus inicios construía motores para aviación. Fundada en 1942, no tardó demasiado en ampliar sus miras y se dedicó también al ensamblaje de automóviles, camiones y autobuses hasta su integración en 1985 dentro del grupo IVECO (no nos suena la misma historia con Pegaso?). La empresa fue concebida bajo el gobierno de Getúlio Vargas y su "Estado Novo" que contemplaba una transformación de Brasil hacia un Estado plenamente industrializado, pero dada la gran laguna que existía en el país sobre I+D la FNM tuvo que trabajar sobre licencias normalmente italianas.

Precísamente su principal abastecedor de conocimiento fue la histórica Alfa Romeo (a partir de 1952 y sustituyendo a Isotta Fraschini), quien gozaba de gran prestigio a mediados del siglo XX también gracias a sus camiones de morro chato. Así, en la factoría de Duque de Caixas (cerca de Río de Janeiro) se empezó a construir el modelo D 9500 que no era más que un Alfa Romeo modelo 800. Este camión de pequeñas dimensiones contaba con unas buenas características de manejo, tales como su robustez, reducido radio de giro y buenas aptitudes todo terreno, justo lo que se necesitaba para un país como Brasil. El motor diesel de 130 CVs otorgaba unas modestas prestaciones pero era capaz de responder adecuadamente gracias a su entrega de par a un régimen bajo de revoluciones (unas dos mil) y a su excelente caja de cambios de ocho velocidades con reductora. Todo esto era debido a los genes militares de su "padre" el modelo 800 de Alfa, constituyendo además un vehículo frugal en su consumo y con bastante capacidad de arrastre (se homologó para poder tirar de un remolque de hasta 14 toneladas). Además no estaba falto de comodidad, con un interior de cabina que contaba con materiales resistentes y una litera para dos ocupantes.

Sus puntos débiles fueron su cabina poco acristalada y su pequeña caja de carga, notándose su veteranía en detalles tales como sus insuficientes limpiaparabrisas, su luna delantera partida en dos o su mal acceso a la cabina. No obstante el modelo fue todo un acierto y se convirtió en bastante popular pero para finales de la década de los cincuenta las necesidades del transporte ya eran otras y el D 9500 tuvo que dejar lugar al más moderno B 11000.




Después de un largo paréntesis sin publicar modelos en el Garaje (desde luego no deseado por su autor y amigo vuestro), me complazco en mostrar otro excelente modelo de la colección española de los camiones clásicos de Altaya. No obstante, como es bien conocido estos modelos van rotando su aparición en las diferentes ediciones internacionales y así vemos como este Brasinca ya había aparecido hace tiempo en la versión brasileña del coleccionable, siendo uno de los poquísimos vehículos sudamericanos con los que cuento en mi colección. Y ojalá sean todos como éste, pues la miniatura es de las de mayor calidad con las que cuento fabricadas por IXO y que se acerca "peligrosamente" a las realizaciones alemanas más modernas. En efecto, nos podemos recrear en el buen molde de la cabina y su pintado pero sin dejar atrás toda la parafernalia exterior (muy buenos el logo en relieve, la caja de carga descubierta, las matrículas y las ruedas). Pero para ser fiel a la verdad (o al menos que lo parezca) hay que citar algunos puntos negros y éstos se hallan en el interior de la cabina, los faros y la falta de calidad de las bocinas plateadas del morro. En fin, bienvenidos sean estos modelos pero seguiremos asistiendo con curiosidad a ver hasta dónde llega Altaya sin repetirse demasiado con los moldes, que forman parte de unas miniaturas asequibles pero que (desafortunadamente) suelen ser carne de especulación.



















    Aquí tenemos en una añeja foto un D 9500 (a la izquierda) junto a su sucesor el B 11000.








18 comentarios:

  1. Realmente excelente, lo estaba chequeando en la web de Planeta de Agostini en Brasil y es una de las primeras entregas de esta colección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, tenía alguna duda pero al tenerlo en la mano me di cuenta de que la compra era buena. Da mucha impresión de solidez, pesa mucho. Lástima del interior!

      Saludos!

      Eliminar
  2. es verdad que se ve italianísimo,
    yo lo veo muy parecido a los OM (no recuerdo si OM estuvo relacionada con Alfa Romeo).
    el modelo se ve magnífico, como bien dices.
    lástima que nada de eso llegue a nuestras pampas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenían mucho que ver que yo recuerde, pero todos esos fueron a parar con los años al mismo sitio: FIAT V.I. y luego IVECO.
      Lo que dices es cierto, se parecen. Puede que llegasen algunos a Argentina? (me refiero al modelo real).

      En cuanto a la miniatura, creo que este modelo sería más fácil de obtener pues en Brasil salió antes y ustedes están cerca, no?

      Eliminar
    2. Antonio, estamos al lado de Brasil, pero tenemos las malditas trabas aduaneras...

      Eliminar
  3. Una muy buena pieza este Fnm, no creo que tarde mucho en llegar el mío, cierto es lo qye comentas de la compra por parte de Iveco.

    Saludos

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena pieza y que será un poco rara dentro de un tiempo, no te sentirás defraudado.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Muy bonito el modelo, me gustó mucho. En general me gustan todos los de esta colección, fue un gran acierto.
    En cuanto al real no me queda claro si circuló por España o solo fue un modelo local brasileño.
    La foto del final me parece que corresponde a otros modelos, ya que en ambos los parabrisas son más curvos y envolventes, asi como los faros que tienen un apéndice debajo que integra a los pilotos, ambos detalles no presentes en la miniatura.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. El real es brasileño y es calcado al Alfa Romeo 900, como conté en la entrada. El Alfa es casi totalmente desconocido pero en España sí tuvimos comerciales ligeros de esa marca aunque construidos bajo licencia por FADISA.

    La foto refleja al modelo pero con una cabina algo diferente, ya que existieron unas cuantas. Ésta es la más cercana que encontré y no miente, es un modelo D 9500. Pude ver unos cuantos más.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Que buen modelo, se lo ve muy detallado

    Saludos!


    http://autos50s1-43.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar Iano, en cuanto pueda le echo un vistazo a tu blog.

      Saludos!

      Eliminar
  7. Muy buen camión, y mejor aun su miniatura!
    Me imagino como debe lucir en tu nuevo espacio hobbístico!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan!
      Este modelito quedaría perfecto con otros colores como camión de escudería, te lo aseguro. Además tiene raíz Alfa Romeo...

      Saludos & abrazos!

      Eliminar
  8. Muy buen trabajo de Altaya, muy fina la resolución de las maderas de la caja, llantas y la cabina. De paso me desasné, porque recuerdo haber visto en Uruguay este vehículo, y las FNM del frontal, en lugar de aclararme las dudas acerca de su identidad me las habían agrandado aún mas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo esperaba de tanta calidad, de vez en cuando salen en la colección modelos que destacan del resto y ahí es donde voy y "ataco". En la web de compras de Altaya además se consiguen a su precio oficial y sin especulaciones (hasta en 60 euros he visto acabar este camión en Ebay).

      Me alegro de que te haya quedado claro lo de FNM, puede que alguno de estos camiones llegase también a Argentina, no?

      Saludos!

      Eliminar
    2. No, al menos aquí jamás he visto ninguno. Antes de los acuerdos del Mercosur, Brasil y Argentina no tenían casi nada en común en materia automovilística. Eran dos faunas endémicas totalmente distintas y disociadas. Ahora hemos llegado al otro extremo: si te paras en una calle de cualquier ciudad brasileña o argentina sólo te vas a dar cuenta de dónde estás por las matrículas, los coches son exactamente los mismos. Saludos!

      Eliminar
  9. Uno de los tantos sobrenombres que se le dio a éste mítico camión brasilero (para ellos tiene el mismo significado que la marca Pegaso para los españoles) fue el de "Joao Bobo" porque "va y viene sin parar"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el dato, amigo, se ve que controlas bastante el tema de los camiones.
      Espero contar en el futuro con tu presencia, mientras tanto te mando un saludo.

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!