El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Opel Rekord E 2.0 de SCHUCO (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 30 de septiembre de 2014

Lancia Flaminia 335 Presidenziale "Giorgio Napolitano 2009" de Starline




La gama Flaminia (el nombre se refiere a una vía romana que unía Rímini a la capital) era la "portaestandarte" de la marca italiana Lancia en los años sesenta y nacida para sustituir a los Aurelia. Estos vehículos de gran lujo y representación estuvieron disponibles bajo la forma de una berlina (de diseño Pininfarina y primero en aparecer en 1957), unos coupés "GT", "Sport" y "Super Sport Zagato", el convertible "Touring" y el derivado que se creó como vehículo de representación estatal denominado "Presidenziale" o "Quirinale" y que veremos después con mayor detalle. Estos vehículos fueron fabricados hasta 1970 y de ellos se produjeron unas 12.600 unidades, de las que la mayor parte fueron con carrocería coupé.

El primer modelo en aparecer fue una berlina muy deudora de su antepasado directo el Aurelia, pues de éste tomó las suspensiones y el motor de seis cilindros en V a 60º que había sido una innovación mundial cuando se presentó. Ese motor tenía una cilindrada de dos litros y medio y rendía unos 102 CVs, pero no tardando mucho fue sustituido por otra versión más potente con 2.8 litros y triple carburador que elevó su potencia hasta casi los 130 CVs. Los rasgos del diseño de Pininfarina ya se habían visto materializados en el prototipo Lancia Florida I (presentado en 1956), logrando un vehículo imponente y muy clásico.

Precísamente de esta variante de carrocería surgió el señorial modelo 335 (llamado así por su longitud en centímetros entre vías) y siendo diseñado también por Pininfarina a requerimiento del Gobierno de la República italiana encabezado por el Sr. Gronchi. Éste había invitado a la Reina Isalbel II de Inglaterra a visitar su país y, estimando que los vehículos de representación del Estado ya eran demasiado vetustos, encargó cuatro modelos que debían estar listos lo antes posible. Así, en 1961 y en un tiempo récord de seis meses el taller de Pininfarina presentó cuatro unidades de la berlina convenientemente alargados y pintados en color azul oscuro, convertidos en "landaulets" con un interior de siete asientos y totalmente forrados en cuero negro Connolly. La parte eléctrica estuvo asistida por General Motors y finalmente estos vehículos (cada uno con su nombre propio: Belsito, Belvedere, Belmonte y Belfiore) hicieron su debut en los actos del centenario de la creación de la República Italiana que tuvieron lugar en Turín.

Con los años se hizo necesaria su restauración y de ello se encargó FIAT Auto en 2001, dejándolos en un estado impecable aunque dos se "jubilaron" del servicio y están expuestos en museos italianos. Los otros siguen al servicio del Palacio del Quirinal y siguen siendo utilizados por la Presidencia, como refleja la miniatura de Starline (en la que podemos ver al actual presidente G. Napolitano). Existió el rumor de que hubo una quinta unidad que se regaló a la reina inglesa, pero parece que fue infundado.




Starline parece que en los últimos tiempos tomó un camino hacia la representación de modelos con carga histórica (tal y como vimos hace poco en la entrada del Astura de Mussolini) y así hemos podido ver automóviles de lujo con variedad de personalidades en su interior. En el modelo de hoy observamos que sigue presente la calidad y el buen hacer en general del fabricante alemán, pero me decepcionan un poco la realización de la calandra, las luces traseras pintadas y la presencia de la base plana. El resto está a muy buen nivel y sin duda me quedo con el interior, donde tenemos al Sr. Napolitano, su chófer y un ayudante representados con la mejor intención posible. Otra buena realización con un precio inmejorable de un fabricante que echamos mucho de menos por "El Garaje", aunque el legado de la marca es muy grande y mientras podemos continuar a la caza y captura de sus mejores piezas.


















                                               Desfile del Día de la República Italiana




9 comentarios:

  1. hermoso modelo, sólo le criticaría la calandra demasiado brillante, un punto fácilmente solucionable con unas pinceladas.
    por qué hablas de echar de menos a starline? cerró sus puertas? cambió de ramo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La calandra es lo que no les quedó muy bien, pero sé que hay forma de solucionarlo tal cual dices.

      Echo de menos a Starline por que ya hace tiempo que no sacan nada nuevo, pero por lo visto dentro de poco habrá catálogo nuevo según se vio en su web. La damos por muerta y resucitada entonces?

      Eliminar
    2. esperemos las nuevas novedades novedosas

      Eliminar
  2. Una belleza de modelo y un pedazo de historia, esta muy bien


    Saludos


    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pau, si se habla de belleza Italia siempre suele andar cerca...

      saludos!

      Eliminar
  3. Se me pasó la miniatura del Astura, estaría por aquel entonces de vacatas, la prefiero al este Flaminia.
    No sabia de la existencia de reproducciones de autos con "pasajeros" a bordo, aunque imagino le añaden valor a la pieza.
    Por lo visto Lancia tenia contrato en exclusiva para realizar autos presidenciales italianos.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reproducciones con pasajeros hay muchas, daría para una colección temática. Yo solo tengo tres, te recomiendo ver la mejor que es de Minichamps con Kennedy en Alemania y la posteeé hace mucho.

      Normal que Lancia fuera quien pusiese los coches, no en vano siempre ha sido la marca de lujo italiana por excelencia.

      saludos!

      Eliminar
  4. Me gusta mucho esta temática; tengo un amigo cordobés (Córdoba, Argentina), que ha hecho muchos dioramas con vehículos y personalidades (Lenin, Eva Perón, uno de los tantos papas, etc, etc); lucen muy bien en las vitrinas. Ahora, el coche es muy bello, pero lo mejor es tu noticia del renacer de Starline. Eso es para festejar amigo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, hay algunas piezas históricas muy interesantes que hace tiempo que busco. Por ejemplo el Mercedes G35 de Franco regalo de Hitler, tremenda pieza de Minichamps que sale muy cara.

      Lo de Minichamps a ver si se confirma!

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!