El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Talbot Matra Rancho "Jeanneau Wind" de IXO/Altaya (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 11 de noviembre de 2012

Stanguellini 1100 Sport "Ala d´Oro" de Starline




Desde finales del siglo XIX los Stanguellini de Módena (Italia) se dedicaban a fabricar tambores, teniendo sus primeras experiencias con los vehículos de motor a principios del siglo XX (sobre todo con triciclos). En los años 20 ya tenían una escudería de motociclismo con motos Mignon y no sería hasta 1938 cuando se funda la "Squadra Corse Stanguellini" de automóviles deportivos sobre base FIAT y Maserati. Lograron éxitos en la Targa Florio, la carrera Tobruk-Trípoli (Libia) o en las famosas Mille Miglia (victoria en 1940).

Los éxitos continuaron tras la guerra batiendo incluso a Ferrari en dos ocasiones. Los coches de Stanguellini usaban chásis construidos ex-profeso aunque muchos elementos tales como suspensión, transmisión, diferenciales o motores provenían de modelos de serie. Hacia 1947 se constuyó el primer modelo de calle, un coupé 1100 carrozado por Bertone y ya para 1950 Stanguellini construyó su primer motor.

Tomando la base del FIAT 1100 S Stanguellini construyó un puñado de barquetas para competición contando con el carrocero "Ala D´Oro". Este taller de carrozados se constituyó en 1946 por Franco Bertani y la Officine Reggiane, logrando un diseño muy limpio y fluido para el 1100 S y realizando otros proyectos también en el campo del motociclismo.

Hoy día se puede contemplar un Stanguellini carrozado por Ala d´Oro en el Museo Casa Enzo Ferrari de Módena, siendo rarísimos de encontrar en manos privadas (habida cuenta que del FIAT 1100 solo se construyeron unos 400 ejemplares).

Esta miniatura de Starline que hoy presento es realmente el reflejo de una pequeña escultura hecha para ser vista en movimiento. La carrocería, aerodinámica y ligera, encuentra fiel reflejo en manos de los modelistas de la firma alemana de miniaturas bajo la forma de un molde limpio y bien construido. Hay pocos elementos externos, lo que hace que nuestra atención se centre sobre todo en el agresivo frontal y en el interior, con buen detallado. Tampoco faltan unas buenas ruedas y una lograda trasera para que otorguemos una buena puntuación a esta miniatura de claros aires transalpinos.












12 comentarios:

  1. Antonio, que auto!!!! Tu blog es una caja de sorpresas. La miniatura, tal cual lo decís, se la ve impecable, ayudada por lo simple de las líneas del auto real. Y el interior es como uno se imagina esos autos italianos.
    Excelente la trompa, con los faros escondidos, y los dos parabrisas cóncavos. La verdad es que es una verdadera maravilla.

    Un Lujo!!!! Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo cierto es que este coche en directo debe ser impresionante.
      Por más que he buscado no he podido encontrar una foto del real en gris plata. Sólo el rojo del museo.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Preciosa miniatura, me gustan las lineas que tiene bien aerodinámicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que era de aluminio... en esa época lo trabajaban mucho.
      Saludos!

      Eliminar
  3. otro magnífico desconocido,
    te juro que fui a chequear el SIATA que pusiste hace unos días para asegurarme si era o no la misma marca.
    me sorprenden los asientos tan elegantes en un auto pensado para correr, quizá era algo más que un deportivo, o la versión de luxe para venta a gente con plata.
    en cualquier caso se ve magnífico,
    justo hace unos días le comentaba a Mauro que starline es una garantía.
    no me equivocaba ni un poquito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo que persigo los Starline y nunca me han defraudado. Además los puedes encontrar abundantemente, para que te hagas una idea éste lo conseguí por solo 3 euros formando parte de un lote. Eso sí, sin caja pero en perfecto estado.

      Por otro lado, es una versión de calle seguramente para algún tipo con dinero. Aunque con repintarlo y ponerle numeración ya podías irte a correr con él a cualquier prueba de aquella época... qué tiempos!

      Saludos!

      Eliminar
  4. Simplemente sorprendente, un coche cuanto menos curiosa, y bien mona.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Otro Starline cuya existencia ignoraba. Muy lindas y limpias líneas. Un verdadero concepto materializado.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Precioso!
    ¡Y a sólo €3!
    Esa parrilla delantera...
    ¡Y a sólo €3!
    Muy bueno el interior...
    ¡Y a sólo €3!
    El diseño que se aprecia viéndolo de perfil...
    ¡Y a sólo €3!
    El remate de la cola...
    ¡Y a sólo €3!
    La tapa del tanque de combustible.
    ¡Y a sólo €3!
    Abrazos!
    PD: Quiero ese rojo nº82 de competición.
    ¡Y a sólo €3!

    ResponderEliminar
  7. Juanh, cuando quieras te mando el vendedor alemán de Ebay que vende tan barato, aunque no se si manda a Argentina.

    El rojo existe en Starline de las Mille Miglia.
    Saludos y un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. La bala mas bella y elegante que haya yo visto. Formidable.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  9. Gracias Ed, me imagino que el Sr. Stanguellini opinó de forma parecida a la tuya cuando lo vió.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!