El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Phänomen Granit de Premium Classixxs (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 11 de abril de 2013

Peugeot 204 de IXO/Altaya




Pertenece a la colección francesa "Nuestros queridos coches de antaño", de la ed. Altaya Francia.

El 204 se produjo en la planta de Sochaux entre 1965 y 1976 siendo el coche más vendido de Francia en los años 1969, 70 y 71. Peugeot a principios de los 60 no disponía en su catálogo más que de grandes berlinas y, como le interesaba incursionar en el ámbito de los coches medios, decidió abordar el proyecto de construir un vehículo que cubriese dicho segmento.

El 204 fue el primer vehículo de Peugeot con tracción delantera y se declinó bajo diferntes carrocerías: una berlina, un coupé 2+2, un spider, un break familiar e incluso una furgoneta comercial. Estaba motorizado con un bloque de aleación ligera de 1.2 litros de cilindrada movido por gasolina situado en posición transversal que proporcionaba 53 CVs en un principio, y en diesel incorporó el motor más pequeño del mundo por aquel entonces montado en un vehículo de serie, rindiendo 45 CVs gracias a su cilindrada de 1.255 cm3. Los motores de gasolina no resultaron ser muy fiables por problemas en la culata y se tuvieron que sustituir en muchos casos por la Red Peugeot.

En cuanto a la caja de cambios, tenía la particularidad de formar bloque con el motor (estaba situada debajo) y siendo bañados ambos por el mismo aceite. También resultó innovador (en Peugeot) el hecho de que fue su primer coche con frenos de disco delanteros y suspensión independiente. El coche disfrutó de un gran éxito (empleándose mucho también en el ejército galo) gracias sobre todo a las numerosas puestas al día que se le efectuaron en sus once años de vida. Su arquitectura técnica fue tan rentable que la misma se empleó en diversos modelos posteriores de la firma del león (304, 104 y 305).

Tras una producción de 1.605.000 ejemplares, el 204 dejó paso al mucho menos afortunado modelo 104.






En cuanto a la miniatura, se aprecia a primera vista que está muy equilibrada en todos los aspectos importantes de la misma. Me ha gustado mucho sobre todo el molde y su pintado, sin excesos de ningún tipo, y algo menos el interior aunque no es malo en absoluto. Frontal y trasera bastante correctos, y bajos inexistentes pero el detallado externo cumple muy bien. Bastante recomendable por su importancia en la historia de Peugeot y como una buena miniatura que cada día se va viendo menos.



























10 comentarios:

  1. Me gusta, y es uno de los tantos Peugeot que no se fabricaron en Argentina, como el 304, 305 o el 309.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues lo mismo que en España casi, aunque el 309 sí se fabricó en Madrid, y otros modelos más recientes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. me sorprendió lo que comentas que peugeot "a principios de los 60 no disponía en su catálogo más que de grandes berlinas".
    hoy es impensable que una empresa no construya modelos económicos, salvo que sea una marca premium como aston martin o ferrari.
    el modelo se ve bien, con muy buenos cromados y detalles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al documentarme, recordé el caso de Citroën, que en esos años o tenía gama baja (el 2CV) o gama muy alta (DS). Eran años en los que los coches eran artículos de lujo, y la clase media se estaba "constuyendo". Ya para los 60 toda Europa estaba bastante motorizada (salvo los países que estaban en vías de desarrollo, claro) y entonces apareció toda una pléyade de vehículos de tipo medio.

      Hoy en dia pasa al contrario, todo es un mar de compactos y utilitarios. Hasta Mercedes y Audi tuvo que bajar su listón. BMW también, habiendo sido un éxito el Serie 1 (por lo menos en España).

      La miniatura merece la pena, el artículo está reeditado pues se merecía algo más que las dos fotos que tenía de él.

      Saludos

      Eliminar
  4. Hola Antonio!!!!
    Aunque lo conocemos, para nosotros es una hermosa rareza. Y tampoco sabía que, en algunos aspectos fue un pionero para la marca del Leon.
    Como cambian los tiempos, hoy casi todas las marcas tienen autos en los segmentos pequeños y medianos, pero no hay tantos lanzamientos de berlinas como antes. Todo cambia.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he llegado a ver ninguno, y el coche me gusta, se vendió mucho en Francia.

      Tu comentario viene de perilla sobre lo que respondí a Gaucho más arriba. Y es cierto que ya no hay tantas berlinas, la gente prefiere SUV´s y compactos de gama más alta. Pero para mí no tendrán nunca la elegancia de una buena berlina, como un Audi A4 o un Alfa Romeo 159.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Aquí nos perdimos de tantos finos sedanes o berlinas como este gracias al tonto proteccionismo gubernamental de esos años. Me gustó el modelo, gusto ademas de los faros amarillos.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son absurdos los proteccionismos, nosotros también los padecimos y nunca sirven de nada en un mundo global.

      También a mí me gustan mucho los faros de yodo. Finalmente se prohibieron en Francia a mediados de los 70, creo.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Muy bello auto Antonio, no lo conocía; me encanto la vista desde el perfil (me recuerda a unos pequeños BMW antiguos).
    Abrazos!
    PD: disculpas por la demora en contestar tu mail (y los de muchos otros amigos); es que Juana no anda muy bien de salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que disculparse de nada, Juan, aqui nos reunimos para disfrutar y no para "fichar" como si fuese en el trabajo.

      Espero que Juana se recupere pronto y trote de nuevo feliz.

      Saludos y un abrazo!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!