El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Opel Rekord E 2.0 de SCHUCO (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 11 de abril de 2017

Pegaso 3046/10 "Egipcio" Bomba rural "Protección civil de Lalín", de IXO/Salvat




Pertenece a la colección española de la Editorial Salvat "Camiones y vehículos de Bomberos".

A mediados de 1980 Egipto buscaba modernizar su flota de camiones militares y la empresa estatal española ENASA logró llevarse "el gato al agua" al conseguir un gran contrato de entrega de 13.000 unidades. Aunque al final se entregaron 10.500 (pues el país africano no satisfizo el pago del total) todo el asunto bastó como para bautizar al Pegaso 3046 en España como el "Egipcio" o incluso "Gadafi", ya que se habló de concretar también un pedido para Libia.

El diseñador del Pegaso 3046, Alfredo Campos, tuvo en mente conseguir un camión sencillo de construir y mantener que no diese muchos problemas en un contexto de trato "poco considerado" y que además fuese barato de producir. En efecto, ENASA (la entidad propietaria de la marca Pegaso) tenía ya una cabina militar de origen IVECO disponible pero renovar la licencia de construcción salía bastante caro y fue más sencillo diseñar desde cero: "Una cabina que no emplea moldes ni matricería, que es lo más caro salvo en el hueco de los faros. Un solo molde. Para fabricarla solo hay que marcar en la chapa, cortar y en su caso doblar con una plegadora; y soldar las piezas", tal y como declaró años después don Alfredo.

El camión resultante tenía una masa de unas nueve toneladas, pudiendo cargar unos 3.500 kilogramos y una longitud de casi siete metros. Naturalmente en este tipo de vehículos, su tracción era a las cuatro ruedas y tenía una cabina apta para seis personas, además de que podía alcanzar una velocidad máxima de 90 Km/h gracias a su motor 9135 (un bloque Diesel de seis cilindros con turbo y diez litros de cilindrada, con una potencia de 170 CVs). También poseía buenas aptitudes "off road" y una caja de cambios ZF de seis velocidades con otra "transfer" acoplada de dos, con diferencial autoblocante y la posibilidad de repartir el par motor a los dos ejes.

Una de estas unidades (de las 2.500 que se quedaron en el almacén de ENASA) fue destinada al servicio de Protección Civil del Concello de Lalín (en la provincia gallega de Pontevedra, España), actuando como bomba rural pesada. Muchos de esos camiones terminaron carrozados por Fimesa, Abencor o Protect Fire para servir en cuerpos de Bomberos españoles, peruanos e incluso de Somalía pero uno de ellos gozó de una carrera deportiva cuando fue capaz de finalizar octavo en el Dakar de 1984, siendo uno de los doce camiones que pudieron completar la prueba. Esto dice mucho de su robustez y fiabilidad, pues además el camión participó prácticamente de serie y fue el germen del equipo Pegaso París-Dakar, que lograría buenas participaciones con el sustituto Pegaso 7222.







Otra buena noticia en la colección de camiones de bomberos de Salvat fue la inclusión del famoso "Egipcio", un modelo que no contaba hasta fechas recientes con un molde para coleccionables. Aunque en mi opinión no llega a la altura de los otros nacionales (sobre todo del Barreiros o el Pegaso Z 203) el intento es bueno a pesar de la falta de calidad y algún error histórico (se ha criticado la falta de rigor al incluir esos neumáticos o la inapropiada rejilla delantera). Este es un futuro clásico que reclama su sitio en las vitrinas de cualquier aficionado español y aún de los extranjeros, por su novedad y exotismo.

































18 comentarios:

  1. Muy interesante el Lalin Egipcio (o el Egipcio de Lalin, para ser màs precisos).
    No me resulta muy agraciado aunque creo que el valor històrico salva cualquier cuestiòn de gusto.
    Yo me quedè pensando en el tamaño: siete metros es un auto grande y medio, y ademàs mucho màs alto.
    Debe tener mucha presencia en la vitrina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, agraciado no es pero sí que resultó práctico, que era lo que sobre todo buscaban.
      Tampoco creas que es muy grande, dentro de lo que cabe no es ni mucho menos de los modelos más grandes de la colección.

      Eliminar
  2. Efectivamente la miniatura no es de las mejores, pero hay que agradecer a esta editorial el esfuerzo por hacerla llegar al público, y sobretodo por la forma de distribuirla, en los quioscos y por fases por su web. El coleccionista ha tenido acceso más fácilmente y los especuladores han dado en hueso. Es cierto que se ve algún flipado en la.web, pero con esta pieza no ha habido desmadres, y casi todo el mundo ha quedado contento.
    Animo a ixo a que saque la cabina normal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Salvat lo hizo mucho mejor que Altaya (que cada vez anda peor).
      La cabina normal con una cisterna quedaría muy bien...

      Eliminar
  3. Por fin un Pegaso que me gusta. Y además con pedigrí dakariano. Qué bonitos son en general estos pequeños vehículos autobombas, con su tamaño contenido y el equipo anti fuego.
    Creo que fue la versión anterior, la 3045, de este camión la que tuve ocasión de conducir durante el servicio militar en el año 1981. La capacidad del camioncito en todo terreno, especialmente en las pendientes usando reductoras era incuestionable. Y la buena distancia al suelo le permitía pasar obstáculos que los fieles Land Rover Santana tenían que sortear.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, los otros Pegasos no te gustaron?
      Cerca de donde voy a recoger mi camión hay cuatro como esta autobomba pero en amarillo (de la Junta) y abandonados, me da cierta lástima por que están bastante bien externamente. Ojalá rescaten a alguno.

      Por otro lado, te felicito por haber podido "catar" alguno (tal y como le pasó al amigo Pau). Pero me imagino que sería duro de conducir, no?

      Saludos!

      Eliminar
    2. Perdona por la respuesta tardía, pero mi lucha con este ordenador HP va por el enésimo (que no último) capítulo.
      No soy pegasista. En general esta marca no me entra por los ojos. Pero, desde luego, no puedo evitar la simpatía que me produce ver el trailer de Bimbo, o el Comet de frutas y verduras, representantes de un tiempo de pasada juventud.
      Los camiones de todo terreno me encantan en general, y los Pegaso, con sus incursiones en la Baja Aragón y el Dakar gozan de mi aprecio. Y qué decir de los camiones de bomberos, vistosos donde los haya.
      Respecto a la dureza de conducción de aquel camión militar, hay que reconocer que terminabas cansado. Pero lo malo no era eso. Permíteme que cuente la anécdota.
      Yo mido 163 centímetros y aunque ajustase el asiento en la posición más cercana a los pedales, casi no llegaba. Y como estos camiones son altísimos, al salir por la puerta del cuartel, dicen que no se me veía, por lo que, automáticamente, mi Pegaso fue apodado "el camión fantasma", pues iba sin conductor. Y que ahora hablen de circulación automática, dirigida, mientras el coche y los sistemas te llevan... Eso está inventado desde el 81, por lo menos.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Po nazwie "Pegaso" nie spodziewałem się zupełnie takiego modelu, więc nieźle mnie zaskoczyłeś ;)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ach, myślałem ładna? Dobrze!
      To niesłychane, nigdy wcześniej tego modelu (przynajmniej w cyklu gospodarczego).

      Pozdrowienia!

      Eliminar
  5. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Este Pegaso y la miniatura me encantan. Yo no la veo inferior al resto de los nacionales. Está muy detallada y bien pintada. Tiene una pinta soberbia en la vitrina. Considero que somos afortunados de poder acceder a este modelo sin dejarnos medio sueldo por el camino. El precio es excelente.
    Una abrazo y buenas fiestas!
    P.D: He intentado comentar la entrada de la Capucine pero no he podido ya que al pulsar el botón Publicar me desaparecía el texto. Lo intentaré más tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, yo tengo las demás nacionales (salvo el cisterna de Alp) y los otros los veo con más metal y detalles más finos, sin desmerecer al presente.

      En cuanto a la otra entrada no te preocupes, misterios de la informática... Otra vez será!

      Abrazos y que pases bien lo que queda de fiestas (yo, como siempre, fuera y trabajando).

      Eliminar
  6. ¡Por fin apareció el bendito "Egipcio"! Oí tantas veces hablar de él por acá , que ya me imaginaba algo raro que se movía de costado ...
    Evidentemente don Alfredo era de los míos : chapa doblada , soldadura ... y a otra cosa , ¡Que los espíritus sensibles saben encontrar la belleza en cualquier parte!
    Si bien la disposicion de los ejes y la transmisión es muy diferente , precisamente porque la cabina se hizo sobre las mismas premisas me recuerda mucho al Canadian Military Pattern Truck que fabricaron tanto Ford como Chevrolet . Acá entraron muchos en los 50 como "surplus" militar y se conocen como "Guerreros canadienses" o simplemente "Guerreros" . A pesar de que los ángulos vivos y la soldadura son propensos a la corrosión , alcancé a ver varios en buen estado y funcionando.
    Volviendo al Pegaso , y comparando con la foto real , el modelo tiene todos los accesorios y contando fierrito por fierrito , la protección del frente es idéntica . Si lo que se objeta es el espesor , bueno , ahí habría que pasar a fotograbado y abonar la guita correspondiente .
    Por lo pronto a mi me gusta , y si fuera gallego estaría encantado con este bombero de Lalín. (Entre las varias mutaciones de mi apellido , me han llegado a anotar como "Mariño" ; quien sabe ...)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capo "Mariño", a mí me pasa igual con esta miniatura que a tí, he visto un diseño parecido por algún lado pero no sabría decirte donde. Tú me has dado la pista, cuestión de averigüar sobre ese "guerrero".

      Lo del "mataburros" o lo que sea provocó discusiones, pero si te digo la verdad no profundicé mucho y no sé en qué exactamente no estaban conformes. A mí me parece bien el de la autobomba.

      A lo tonto ya han aparecido varias poblaciones españolas pero por goleada gana el norte (Cataluña, Asturias y Galicia). Solo algo del centro (Manzanares) y nada del sur.

      Como siempre, nosotros los últimos...

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Una gran alegría este Egipcio Antonio, por fin alguien se ha acordado de hacerlo en nuestra escala y no los Kit Minix militares.

    Este es uno de los tantos que he podido conducir en mi etapa de Protección Civil, y disfrutaba de él como un niño.

    Por fin podemos tenerlo en las vitrinas en las baldas de nuestra casa Pegaso.

    Este lo tengo pendiente de mostrar pero te has adelantado


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte, yo adoro los camiones pero nunca manejé un Pegaso. Verlos de cerca sí, y también Barreiros.

      Uno por otro, Pau, tú te adelantaste con el autobús Lancia, jeje!

      Saludos!

      Eliminar
  8. Gran camión Antonio, me ha gustado mucho.
    El punto flojo -como ya se ha acotado más arriba- debe ser el grosor de las blancas defensas delanteras (se nota al compararla con la foto del real), pero es un detalle mínimo al lado de la belleza del modelo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, resulta que éste fue la base (y su sucesor) de un modelo para el Dakar, con los que compitió el equipo Pegaso en los ochenta. Esos camiones te recomiendo que los veas, sobre todo sabiendo que te gustan los Kamaz y compañia. Puede que un día los veamos en miniatura...

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Pero entonces quiero algún día tener ese Pegaso dakariano (ya tengo 2 Mercedes, 2 Kamaz y un Iveco).
      Abrazo!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!