El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 29 de abril de 2017

Neoplan NH 9L "Will-Reisen" de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


El Neoplan NH 9 fue parte de una nueva generación de autocares lanzada en 1961, siendo el nexo de unión entre la antigua serie de los modelos de la década de los 50 y el atractivo Jetliner, que ya prefiguraba una nueva era de modernos vehículos dedicados al gran turismo. Firmado por Bob Lee, el NH 9 fue uno de los autocares más innovadores de su época.

A partir de 1949 Alemania Occidental obtuvo el permiso para volver a fabricar vehículos industriales por parte de las autoridades que representaban a las potencias occidentales, quienes gestionaban aun al país. Uno de los fabricantes germanos, SETRA, no tardó en presentar un nuevo modelo con chasis autoportante ya en 1951 según las directrices del constructor francés Isobloc. Otra empresa alemana, Auwärter, se animó también a la fabricación de autobuses y en 1957 la encontramos con el nombre más comercial de Neoplan lanzando su gama N, caracterizada por su suspensión delantera independiente, el puente trasero fijado a una estructura en forma de tenedor y el motor situado en posición transversal trasera.

Para finales de 1961 la gama se renovó totalmente y pasó a llamarse "Hamburg", como la ciudad donde los Auwärter se habían graduado. La siguiente letra designaba la inicial del motor empleado (por ejemplo, "H" de Henschel) y la cifra indicaba el número de filas de asientos.

Esta nueva serie NH gozaba de un diseño moderno y limpio creado por Bob Lee, un norteamericano que tendría en el futuro un papel importante en el devenir de la marca. Estéticamente el NH se distinguía por un frontal menos redondeado y más vertical, con una ancha calandra rectangular en la cual iban encajadas las ópticas dobles. El parabrisas era mayor y las ventanas laterales se iban curvando hacia el techo, lo que acentuaba el dinamismo de la carrocería. El conjunto ofrecía una gran luminosidad y para asegurar la ventilación se disponía de unas aperturas en el techo. Y el puesto de conducción estaba integrado de forma muy inteligente, en una posición más baja de la habitual lo que permitía disponer de un buen alojamiento para el equipaje bajo la plataforma principal.

Por otro lado, la gama se ofreció en diferentes medidas desde 8 a 16 metros y con una capacidad de entre 25 y 49 plazas sentadas, o de entre 42 y 72 en el caso de los suburbanos. Todos los vehículos iban equipados con suspensión neumática trasera y motores diesel Henschel de 6 cilindros comprendidos entre los 115 y 192 CVs hasta que el fabricante de motores fue absorbido a finales de los años 60 por Mercedes Benz, debiendo Neoplan continuar con los viejos motores Henschel que les proporcionaban los de Stuttgart hasta que fueron eliminados del catálogo. De todas formas, aquellos motores se portaron bastante bien y permitían viajar al NH (que cargado pesaba cerca de doce toneladas) a la excelente velocidad de 120 Km/h.

La gama conoció un gran éxito pues dejó al resto de su competencia bastante "envejecida". Más particularmente el modelo NH 9, por ser intermedio, gozó de bastante popularidad (aparte de la imagen) por su suavidad en el rodaje, su excelente visibilidad y su fiabilidad general. Pero al pasar los años las necesidades fueron cambiando y el NH9 ya no interesaba tanto por su capacidad de acogida, debiendo ser reemplazado por el nuevo NH10 que sí disponía de una mayor anchura y traía los nuevos motores de Mercedes Benz. Sin embargo el diseño externo permaneció casi inalterado, lo que dice mucho de unas formas que perduraron hasta casi la entrada de los setenta. A su vez, la gama Jetliner (aparecida en 1973) "liquidó" toda esa estética y supuso la entrada de un nuevo autobús que volvió a poner en todo lo alto a Neoplan por varios años más.










A veces encontramos en la afortunada colección de los autobuses pequeñas joyas como este Neoplan que alegran bastante el día, un bonito autobús lleno de los indispensables cromados que todos asociamos a la década de los 60. En esta ocasión encontramos un modelo en el que abunda el plástico por todos lados pero que no crea para nada una sensación desagradable, antes bien mejoran la precisión de la miniatura y aportan mucho al detallado. En particular, le pondremos muy buena nota al frontal y tendremos que bajar la media por culpa de lo de siempre (el bendito interior que no es casi digno ni de un juguete), pero en conjunto creo que es uno de los mejores componentes de la colección francesa.

































13 comentarios:

  1. Pese a mínimos detalles de los que ya estamos acostumbrados podemos decir que es una de las buenas entregas de la colección en belleza.

    Este me gusto mucho pero de momento aguardaré haber si consigo algún modelo mas eciente por la web de Salvat a buen precio.

    Gracias por mostrarlo Antonio.


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste es de los buenos, pero cuesta conseguirlo...
      Salvo lo del interior, claro. El resto brilla a gran altura.

      Saludos!

      Eliminar
  2. No me acostumbro a estos buses con ventanas curvadas hasta tan arriba, acà no se vieron jamàs, quizàs por el alto costo de los vidrios curvados.
    De todos modos, este Neoplan se ve magnìfico, incluso el interior me parece agradanble (excepto por el volante).
    En cualquier caso, lo que definitivamente me disgusta es la antena delantera, tipo pararrayos.

    ResponderEliminar
  3. Aquí desde los años 60 los autobuses turísticos siempre fueron de este estilo, y es normal y lógico ya que la gente lo que quería ver era el paisaje y los monumentos. A mí este estilo me encanta y lo prefiero mucho más a los "claustrofóbicos" de ventanas pequeñas.

    Lo de la antena... también me gusta mucho el detalle, pero si fuese como un alfiler ya lo bordarían. Suelen poner "estacas" demasiado bastas pero es lo de siempre, por el precio qué mas quieres!

    ResponderEliminar
  4. Przyjemnie się patrzy na Twoje kolejne modele autobusów. Neoplan w czasach, z których pochodzi opisywany przez Ciebie wóz, w Polsce pozostawał praktycznie nie znany. To lata kiedy byliśmy za "żelazną kurtyną" i nie docierały do nas takie cuda. Piękna miniaturka;)

    Pozdrwiam;)

    ResponderEliminar
  5. Szymon, nawet w tych latach spotkaliśmy tego znaku, chociaż niektórzy przyszli załadowany z turystami z Niemiec.
    Model ten nigdy nie widział i wygląda bardzo nowoczesny dla wczesnych latach 60-tych.

    Pozdrowienia!

    ResponderEliminar
  6. Se lo ve muy elegante , sobre todo por la combinación de colores .Precisamente el verde de los asientos disimula bastante las posibles carencias de detalle en el interior , y te devuelve la vista hacia afuera.
    Me sorprendió mucho esa máxima de 120 Km/h , que aunque normalmente no se alcanzara , habla de una potencia que haría a este bus bastante ágil .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los cromados también ayudan mucho a dar esa impresión de elegancia aparte de los colores!

      Capo, ni ahora los autobuses que recorren Europa van tan rápido, creo que la máxima es de 110 Km/h aunque para adelantar me parece que pueden rebasarla en 10 Km/h más. Así que este Neoplan sería por aquel entonces como una especie de Fórmula 1 de los autobuses...

      Abrazos!

      Eliminar
  7. De las pocas guaguas (autobuses) que tengo de esta colección (solo 3 jeje) este es una de ellas, me la pillé en París el verano pasado. Mira que recorrí kioskos buscando. Otras de las que tengo y no te he visto, es la Leyland Verheul. Ojalá sacaran esta colección en España.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste se me escapó (al igual que el Leyland) y lo tuve que pagar con la "tasa del especulador" incluida. El doble, concretamente, de los 19.95 que cuesta en el kiosko...

      Esperemos que algunos modelos se "caigan" y vayan a la tienda online de Salvat.

      Saludos!

      Eliminar
  8. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Que guapo este Neoplan. El exterior me parece muy delicado y bien pintado. En contraste, el color verde que domina en el interior (aunque en el modelo real es el color aplicado a la tapicería) no me parece bien elegido.
    Felicidades por esta adquisición y un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas, para mí es uno de los mejores de la colección. A mí no me desagrada el color del interior ya que hace juego con el exterior, por lo visto eran los colores corporativos de la compañía. Pero es que yo soy del Betis también!

      Ya se anunció el Hispano Suiza y es una pasada... pero no consigo ni el Pegaso. Desde luego...

      Abrazos y gracias por la visita!

      Eliminar
  9. Bellísimo! Me imagino una tarde lluviosa de recorrida por Berlín y mirando desde las ventanas de este Neoplan el famoso muro.
    Una postal de la Guerra Fría.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!