El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Citroën C25 Capucine Pilote de IXO/Hachette (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 16 de julio de 2018

BMW Z1 de Minichamps





El Z1 (Z por "Zukunft", "futuro" en alemán) fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1987 bajo la forma de un deportivo roadster con apertura vertical de puertas. Entró en producción en 1989 y permaneció solamente hasta 1991, existiendo solamente dos variantes: la estándar y la muy exclusiva Alpina RLE (Roadster Edición Limitada). Entre todas las versiones tan solo se produjeron 8.000 unidades exactamente.

Una filial de BMW, Technik GmbH (fundada en 1985) fue la encargada de la planificación y ejecución del proyecto diseñado por Ulrich Bez y Harm Lagaay. La producción del vehículo (construido a mano) fue de tan solo seis unidades por día, siendo un automóvil con unas características muy infrecuentes.

Algunos ejemplos de ello eran las puertas retráctiles de accionamiento vertical que podían ser dejadas abajo en conducción, el motor situado tras el eje delantero (para conseguir un buen reparto de masas), el chasis soldado y rematado con chapa de acero galvanizada en caliente (tecnología que solo empleaba Renault en su Espace y que permitía mayor vida útil de la estructura y una rigidez mejorada), piezas externas de termoplástico atornilladas al chasis, elementos en fibra de vidrio (portón trasero y spoilers), suelo de material situado en "sandwich" y el eje trasero de doble horquilla que posteriormente adaptaría el BMW E36.

El motor a gasolina del Z1 fue un bloque de dos litros y medio con seis cilindros que proporcionaba 170 CVs, pero la versión Alpina montó otro de 2,7 litros con 200 CVs que elevaba algo las prestaciones (el estándar llegaba a los 225 Km/h y el Alpina a 231, además de mejorar en 8 décimas de segundo la aceleración del modelo base, que necesitaba 7,9 segundos para alcanzar los 100 Km/h). El Alpina contaba también con un chasis mejorado, otro sistema de escape y unas llantas de 17 pulgadas. En cuanto a la caja de cambios, llevó una Getrag de cinco velocidades accionada manualmente.

El bajo peso (1.200 kgs.) y la excelencia de su chasis permitía al Z1 convertirse en un vehículo muy prestacional y divertido, sin necesidad de adquirir una de las 66 unidades vendidas con el sello Alpina. Inicialmente el modelo tuvo mucha demanda pero ésta cayó en picado tal vez por la aparición del Mercedes Benz SL (algo que negaba BMW al afirmar que en 1988 tenían asegurados 35.000 pedidos). El Z1 es recordado sobre todo por ser el primer "Z" de BMW (recordemos que así denominaron los de Munich a una serie de vehículos deportivos de tipo roadster y coupé) y, sobre todo, por sus famosas (y complicadas) puertas retráctiles, accionadas por una serie de motores eléctricos con la posibilidad de ser accionadas mecánicamente en caso de emergencia.










El Z1 faltaba en mi serie de "Z´s" y es ahora cuando pago la deuda al presentar esta buena réplica de Minichamps. Quizás no tengamos las famosas puertas operables, pero a cambio podemos abrir el capó y deleitarnos con lo que hay debajo: una excelente representación del bloque motor con muchos elementos reconocibles. También acierta la marca de Aachen con un buen molde, una excelente pintura aunque quizás de tonalidad algo extraña y un realista detallado externo que comprende las luces y matrículas. El interior igualmente puntúa bien, pero lo mejor es que si buscamos podríamos hacernos con esta pieza no por mucho dinero.

































19 comentarios:

  1. Nunca tuve demasiado presente a este roadster, quizàs debido a la poca difusiòn.
    Es una làstima porque valoro mucho estos diseños anteriores a la llegada de Chris Bangle, un tiempo en que todavìa se diseñaba con màs corazòn que computadora.
    Pese a los años, o quizàs gracias a ellos, el modelo se ve bien y es cierto que el color es extraño, yo recuerdo una tonalidad similar en algunos Lamborghini.
    Extraño los tiempos de modelos con motor a la vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta muy desconocido y misterioso, pero es nada más y nada menos que el "padre" de todos los Z que luego existieron en BMW. De esta forma ya tengo el Z1, Z3, Z4 y Z8, tendría que mirar a ver cuales otros pueden faltar a la fiesta...

      El color es muy de aquellos años, también recuerdo un Lancia Delta (que tengo) en esa tonalidad.

      Y lo del motor... es una pena que las buenas costumbres se vayan perdiendo, sobre todo con la aparición de la resina!

      Eliminar
  2. Hermoso coche, me gusta el color, aunque lo veo demasiado brillante, ¿será por el sol? El rojo de la foto del coche real le sienta mejor aún.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, el sol... estamos en verano por aquí, y pega fuerte el condenado!
      En la vitrina no brilla así ni de lejos...
      También lo prefiero en rojo, la verdad.

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Acá en este momento 6°, y con el viento a 40 KPH, la sensación térmica es de 0°, ¡hermoso!

      Eliminar
  3. Vaya locurón de coche!

    Creo que se podía desmontar las piezas de la carrocería por completo y cambiarlas de otro color por si te aburrías y el arco de seguridad estaba integrado dentro del parabrisas.

    Paradojicamente las puertas o la ausencia de ellas limitó su homologacion en muchos paises como los EEUU.

    Desconocía que hubiera versión Alpina.

    Creo que fue uno de esos autos incomprendidos en su tiempo pero revalorizados con el paso del tiempo, ponte a buscar uno que no sea 1:43 claro, jaja.

    SAludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las piezas iban atornilladas, así que es perfectamente factible lo que dices.
      Lo de las puertas y el problema con EEUU lo comenté en la entrada, efectívamente eso limitó la entrada en ese mercado de este BMW.

      Me imagino que hoy en día será complicado hacerse con alguno, pero yo recuerdo haberlo visto en venta por internet hace tiempo.

      Saludos!

      Eliminar
  4. To Z1 od Minichamps jest świetne! Samo w sobie już sprawia dobre wrażenia, ale dobrze spasowana maska i świetnie odwzorowany silnik sprawiają jeszcze większy zachwyt! :)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cześć! Cóż, nie jest to skomplikowane, ale są one drogie. Jeśli nie spieszysz się, lepiej poczekaj, aż pojawi się na przykład w dobrej cenie na Ebayu.

      Pozdrowienia i podziękowania za komentarz!

      Eliminar
  5. Linda pieza, no sabia que Minichamps tenia maquetas aperturables.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, hay muchas! Pero la gran mayoría son BMW. Ya tenía unas cuantas de esa marca que abren el motor.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Nunca he terminado de entender el por que del Z1 de BMW, está claro que hay que vender en todos los segmentos, pero hacía falta algo así, sin embargo como suele ocurrir en muchos casos, la miniatura no tiene la culpa pero si el color un tanto discutible.


    Enhorabuena por él


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un "experimento" que no acabó de salir bien, lo digo por las bajas ventas. Sin embargo, fueron sacando otros "Z" y se instauró una saga casi mítica.

      El color parece que no gustó a casi nadie, pero es real.

      Saludos!

      Eliminar
  7. Se ve que el color fue original del modelo porque tengo el 1:18 en ese mismo tono, y en este caso gracias a la escala (y la marca) podemos operar las puertas con esa singular disposición, además claro del capot y baul.
    Muy buena compra, un Minichamps pocas veces defrauda aunque sea a bajo coste.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián, en efecto es un color real, en la peana del modelo aparece el nombre ("Magicviolette" o algo así).
      Claro, a 1:43 nos perdemos la gracia de las puertas, que era lo interesante del modelo.

      El modelo me salió por unos 20 euros puesto en casa, pero era de un particular. Me imagino que nuevo costará más.

      Saludos!

      Eliminar
  8. ¡El gran olvidado! Más de una vez he defendido este coche como precursor del resto de serie Z. Qué difícil es ver uno de ellos en directo y qué bien se explaya con sus líneas elegantes y sencillas, su tamaño contenido y acceso original.
    Felicidades por la maqueta. En cuanto a la controversia de la pintura, a mí me parece aún más original en este color.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo defendiste con razón, ya que se considera como el primero de la saga. Lo que me extraña es que siguieran con esa familia, viendo el pobre resultado de ventas que tuvo el Z1.

      Este coche me recuerda algo al BMW 850, casi parece uno pero más chico y sin techo. No te parece, Bernardo?

      Al fin alguien al que le agrada el color!

      Saludos!

      Eliminar
  9. Sí, se parecen en las formas, pero en directo, si comparas los dos, está la diferencia de tamaños. El cupé 850 es mucho más grande y aparatoso. Así entra bajo el capó el V12 (850i) y el V8 (840i). En cambio el Z1 mantiene el encanto de los pequeños descapotables deportivos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, Bernardo, son dos coches de tamaño desigual. Yo me refería a algunos rasgos estilísticos, quizás el diseño fue obra del mismo autor o equipo.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!