El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 30 de enero de 2013

Volkswagen New Beetle Cabrio de AutoArt



El New Beetle se lleva produciendo desde 1998 como una "puesta al día" del famoso sedán de Volkswagen. Ofrecido con carrocerías coupé y descapotable (siempre en dos puertas), no comparte ningún elemento estructural ni mecánico con su antecesor.

Ya en 1994 J.Mays ideó un prototipo (Concept One) en el centro de diseño que la marca alemana posee en California, siendo presentado en el Salón de Detroit de aquel año. Su base era la del Polo y recordaba en muchos detalles a su antepasado el sedán teniendo tanto éxito entre el público que la marca consideró producirlo en serie, lo que no ocurriría hasta 1998 en USA, México y Canadá y al año siguiente en Europa. Inmediatamente se alzó con el premio "Coche Importado del Año" en USA y fue calificado con una nota muy alta en indíces de seguridad. Es necesario aclarar que este modelo se comenzó a producir en exclusiva en México y que su plataforma era la denominada "A4" del grupo VW (compartida por el Seat León, Audi A3, Seat Toledo A4 o Golf A4 entre otros). Con respecto a su motorización, en Europa llevaban (gasolina) bloques de 1.4 y 75 CVs, 1.6 con 100 CVs, 2.0 de 115 CVs y como topes los 1.8 turbo de 150 CVs y 2.3 V5 que entregaba 170 CVs. Para gasóleo, solo había disponible un TDi 1.9 litros con 100 CVs. Estaban disponibles con cajas de cambio manuales (4 y 5 velocidades) y automática de cuatro.

Nos detendremos un poco ahora en el modelo objeto de la miniatura, la versión descapotable aparecida en 2003. Su techo, aunque era de lona como en su famoso antecesor, ahora era de accionamiento eléctrico y compartiendo mecánicas con el coupé aunque la versión 2.0 del cabrio llevaba aparejada una caja de cambio automática Tiptronic de seis velocidades y las intermitencias formando parte de los retrovisores exteriores. Debajo del asiento trasero se incluyó un mecanismo de eyección que hacía la función arco de seguridad por si el automóvil volcaba.

Actualmente se comercializa la segunda generación de estos modelos con gran éxito, siendo un vehículo que ha tenido infinidad de series y que propició la moda "retro" con ciertos vehículos de éxito en el pasado, habiendo provocado la vuelta de modelos (unos más que otros afortunadamente reinterpretados) tales como el Mini de BMW o el 500 de FIAT.

Pasando a la miniatura, he de decir que no esperaba menos que un fabricante de modelos de calidad  como es AutoArt. Todo parte de la base de un molde muy bueno y con un pintado excelente, un detallado externo muy bueno y una  forma exquisita en el trato proporcionado al interior... pero es que además encontramos grandes detalles de calidad en los bajos y la característica de la dirección operable, siendo rasgos habituales de los modelos de este fabricante. Y lo mejor de todo lo reservo al final, que es el hecho del bajo precio al que puede hallarse en el mercado (tanto el cabrio como el coupé, además disponibles en varios colores). solo mencionaré como nota discordante el hecho de que se aprecian franquicias más grandes de lo que sería deseable (los huecos existentes entre las uniones de las piezas del molde) pero esto no es un hecho que sea grave.













10 comentarios:

  1. Autoart nunca defrauda, tantos en escala 1/18 como en 1/43.
    El auto real no me gusta para nada, la miniatura es soberbia.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gusta demasiado, pero encontré esta miniatura a muy bajo precio y su calidad salta a la vista. Además considero que es un modelo que no debía faltar en mis vitrinas como evolución del archiconocido sedán.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Una gran pieza, de uno de los automóviles, con mas éxito junto a tantos, pese a que en si la linea es mas o menos la misma de su antecesor, nunca me ha gustado la versión cabrio.
    La miniatura siendo de AA, salta ala vista.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ocurre al revés, Pau, la versión cabrio me ha gustado de siempre mucho más. Aunque creo que es un coche más dirigido al público femenino.
      En cuanto al modelo nuevo, creo que está considerado como un icono del mundo "gay"...

      Saludos!

      Eliminar
    2. Esa moda estúpida de indicar coche del año "gay",¿y el Hummer,qué?¿Coche del año "señor con complejos"? Ja Ja

      Eliminar
  3. belleza, sobre todo el trabajo en el interior.
    autoart es garantía de mucho detalle.
    a excepción de schuco, creo que no hay otro fabricante que haga autitos con dirección.
    es tan aburrido ver a todos los autitos de la vitrina con las ruedas derechas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino como tú, pero apunta otro fabricante que hace modelos con ruedas operativas: Classic Carlectables, de la que poseo 2.

      Salduos!

      Eliminar
    2. ops! es verdad
      ahora recuerdo que era top top,
      tengo que agendarme esa marca

      Eliminar
  4. Si lo comparamos con el Beetle original, esta versión moderna no llega a los talones; pero si lo vemos como un coche independiente, sin la historia que trae a cuestas, es un muy bello auto, muy diferentes a los "aburridos" coches actuales (lo mismo con el nuevo Mini). Me gusta más la coupé con techo, pero éste tiene lo suyo. La miniatura muy buena.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, como dije antes, prefiero el cabrio pero no le haría ascos a la versión RS del New Beetle... son 200 CVs! Creo que tendrá bastante "picante" para los que nos gusta correr.

      Saludos y un abrazo!!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!