El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Opel Rekord E 2.0 de SCHUCO (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 6 de diciembre de 2013

Lancia Beta Coupé de NOREV




Bajo el nombre "Beta", Lancia sacó al mercado una gama de vehículos entre los años 1972 y 1984 siendo los primeros que aparecieron bajo la marca de la lanza tras su compra por parte de FIAT en 1969. Estos vehículos se presentaron bajo las formas de una berlina, la berlina "Trevi", el Coupé (del que nos ocuparemos hoy), el "shooting brake" HPE, un Spider "Targa" y el Montecarlo (éste con visos más deportivos).

La versión coupé del Beta fue lanzada en 1973 siendo un diseño de Piero Castagnero (quien fue también autor de las líneas del Fulvia). El acabado era de mayor calidad que la berlina de la que derivaba y el resultado de todo el trabajo salió de la factoria de Borgo San Paolo y no del Centro Stile FIAT (de donde había salido el proyecto del Beta berlina).

Uno de los hechos que contribuyeron al éxito de la versión coupé radicó en su motorización, con unos brillantes motores biárbol derivados de los de la berlina pero potenciados hasta los 119 CVs, con cilindradas de 1.6 y 1.75 litros. Estos motores equiparon al coupé hasta 1975, cuando fueron sustituidos por los motores de 1.58 y 2.0 litros procedentes de la berlina, con un menor caballaje pero con un gasto de combustible más contenido (todo como consecuencia de la crisis del petróleo mundial de 1973). Se aprovechó para efectuar un ligero restyling y se le confirió el papel de sustituir al Fulvia Coupé 1.3, que desapareció del catálogo en 1976 (para ello se acopló al Beta un motor también de 1.3 litros y 83 CVs). Este modelo era más sencillo en su equipamiento y era diferente en su exterior con respecto a los modelos superiores (calandra negra, faros no carenados y sus embellecedores pintados en color negro y con menos cromados).

Finalmente, la versión más potente hizo su aparición en 1982 (denominada "2000 Volumex", con compresor volumétrico Rootes y 136 CVs).  Esta versión fue el "canto del cisne" del modelo, desapareciendo del catálogo de Lancia en 1984 y tras haberse producido unos 115.000 ejemplares, totalizando todos los Coupés.

La miniatura de NOREV se nos presenta con un molde correcto y proporcionado, unas ruedas equilibradas en su tamaño y de calidad y un buen detallado externo (destacando la trasera, sobre todo). Mucho más flojos resultan el interior y la base, totalmente plana. Igualmente el modelo pasa bastante desapercibido a causa de su pintado en negro opaco (por el que sospechamos que se trata del modelo más básico 1.3) pero en general es un modelito que cumple y al que hay que agradecer el bajo precio por el que podemos hallarlo en el mercado. En todos estos aspectos es un modelo muy similar a su hermana la berlina de PEGO, que presenté hace ya algún tiempo y con la que forma una buena pareja.




















6 comentarios:

  1. es un diseño que me gusta mucho, que en mi opinión logra el difícil equilibrio entre elegante y deportivo, quizás un auto que hubiera comprado de tener la posibilidad.
    la miniatura se ve bien pero se pierde en el color oscuro, quizás un blanco o gris metalizado lo hubiera favorecido más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso dije respecto al color en mi nota, coincidimos totalmente.
      Pero esa versión 1.3 por lo visto venía en ese color...

      Lástima de alguno fallos "tontos", como el retrovisor "ciego".

      Eliminar
  2. Hermoso coche el Beta; sobre el modelo coincido en que el color no lo deja lucir mucho. Igual es bello.
    Tengo la versión más brutal del Beta, el Montecarlo Turbo de Grupo 5:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/11/167-lancia-beta-montecarlo-turbo.html
    Abrazos amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Montecarlo es caso aparte, qué buenos tiempos cuando Lancia hacía estas cosas... Coincido contigo en lo del color, pero por lo visto era de serie en el modelo 1.3.

      Una de mis marcas preferidas de siempre y hay que ver dónde está ahora.

      Saludos y abrazos Juan, ya voy a ver tu enlace.

      Eliminar
  3. El modelo está casi perfecto, y el casi es porque tiene varios detalles en plástico negro que se pierdan en el fondo. Por lo demás, una joyita.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El modelo paga su fidelidad con el original, esa calandra era idéntica con sus tonos negros. Yo lo veo bien, prefiero que tenga el mayor parecido posible a costa de la estética.

      Saludos

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!