El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 7 de abril de 2014

Sunbeam-Talbot 90 MkI de Oxford




El modelo 90 de Sunbeam-Talbot fue un vehículo de carácter deportivo construido entre 1948 y 1957, conociendo tres generaciones y tres tipos de carrocería (sedán de cuatro puertas, coupé y cabrio de dos producidos por Thrupp & Maberly). Construido por el Grupo Rootes en su nueva planta de Ryton (Reino Unido) con un número total de 20.381 unidades, la tercera serie ya no llevó el apellido Talbot y se vendió con el único nombre de Sunbeam Supreme.

La primera serie (a la que pertenece la miniatura de hoy) vio la luz en 1948 y solamente permaneció un par de años a la venta. Disponible solamente con un motor de dos litros de cuatro cilindros en línea y válvulas en cabeza, el coche guardaba 64 CVs bajo el pedal del acelerador y era muy deudor de algunos modelos de la pre-guerra (su motor y otros componentes provenían del Humber Hawk, de otro veterano fabricante inglés, y el chásis era una modificación del modelo Ten). Sin embargo, los frenos llevaban asistencia hidráulica, el aspecto de su carrocería era bastante distinguido (notablemente debido al carenado de sus ruedas traseras) y con cierto punto deportivo, ciertamente apaciguado por su suspensión a ballestas. De todas formas para aquella época los 124 Km/h que alcanzaba ya no impresionaban demasiado pero el vehículo demostró tener cualidades de robustez y no hizo mal papel en competiciones de rallye europeas de los años 50 (sobre todo sus sucesores, ya con un nuevo motor más potente de 2.2 litros).

Para 1950 aparece su sustituto el MkII siendo prácticamente el mismo modelo, aunque sufrió la pérdida del carenado de las ruedas traseras pero a cambio ganó potencia y mejoró sus cualidades ruteras.

Esta es mi segunda miniatura de Oxford (un fabricante inglés que diseña en las Islas pero produce en China, como suele ser habitual) y ciertamente no defrauda por el precio al que se suelen encontrar sus modelos. Muy atractivos para aquellos que vamos conociendo los clásicos ingleses, los Oxford se presentan con unas cuidadas ediciones y elaborados moldes, aunque existan algunos fallos algo incomprensibles (me refiero a las luces traseras cromadas, mal puestas y poco realistas). Suma puntos el interior, bien detallado, la estupenda rejilla delantera y la aplicación del color, en su justa medida y que hace que parezca que podemos abrir el capó (solo la tonalidad se me hace un poco extraña). Me resulta un poco complicado encuadrar estas miniaturas: parecen mejores que algunos Starline y no alcanzan a los Minichamps... por fortuna su precio contenido y su excelente catálogo hacen que nunca nos arrepintamos si nos hacemos con alguno de estos Oxford.





















14 comentarios:

  1. Me gusta mucho, especialmente por su color (aunque parece algo irreal); lo de las luces traseras cromadas torcidas es apenas un detalla, para desapercibido ante la belleza del conjunto total.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, además participó en algunos rallyes europeos, creo que también en Montecarlo. Alguna foto habrá por ahí.

      Saludos & abrazos!!

      Eliminar
  2. perkins manda decir que está muy lindo,
    que le encantan los cromados, y que hasta le perdonaría las luces traseras tan descuidadas.
    en cuanto al color, es ciertamente extraño pero todas las fotos de la época eran en blanco y negro, podemos inventar cualquier cosa.
    a perkins le gustó mucho.

    ResponderEliminar
  3. y aunque no sea inglés, a perkins le gusta mucho el datsun que puso en la carátula del blog.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que le haya gustado a Perkins. Te gustó a tí?

    Dile que se lo dejo un día si quiere para darse una vuelta, pero que por favor no vaya a jugar al poker...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ok, así lo haré.
      a mi también me gustó mucho el modelo

      Eliminar
  5. Casualmente el otro día vi este modelo en una casa de hobbies, pero en color gris fume.
    Es una pieza muy atractiva y de una marca que viene pisando fuerte, yo creo que de alguna manera viene a ocupar el lugar de Starline, en cuanto a precio y calidad.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En gris debe ser como el modelo real de la foto, sin duda le sienta genial!

      Por otro lado, puede que Oxford sea una Starline pero de ámbito inglés. Aunque en calidad sean parecidas, al menos en Europa los Oxford son bastante más caros y más cotizados. Hay vagones enteros llenos de Starlines...

      Saludos!!

      Eliminar
  6. Pura clase y elegancia britanica, como solo ellos saben hacer.

    Las bandas de ruedas pintadas en el color de la carroceria tambien son un buen detalle.

    Creia que Talbot era una marca francesa, este modelo no lo conocia, pero recuerdo el bestial Sunbeam Lotus conducido por Henri Toivonen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no ibas desencaminado pues Sunbeam-Talbot es anglofrancesa, o lo fue en un tiempo.
      Estoy viendo que yo desconozco una gran cantidad de modelos ingleses clásicos, pero estos modelitos me encantan y una cosa lleva a la otra...

      Tengo que ver ese Lotus!
      Saludos!

      Eliminar
  7. Excelente, otra que compartimos, aunque la mía de otro color. Una estética 100% inglesa, hasta lo veo como un hermano menor de los aristocráticos Humber.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto el tuyo, a ver si me mandas el link donde lo pueda contemplar. Me gusta bastante este coche!

      Saludos!

      Eliminar
  8. Interesante modelo, apenas verlo es inconfundiblemente british con esos radiadores que parecen injertados, en la foto del real no logro distinguir esas entradas de aire frontales a los lados de la parrilla, salvo que se trate de distintas series del mismo modelo. El color es muy singular y atractivo.
    Por lo que veo viene pisando fuerte Oxford.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los "riñones" están ocultos tras los faros auxiliares en el modelo real. La serie es inconfundible, pues solo existió una con ruedas carenadas (la primera generación).
      Si apuestas por Oxford no quedarás insatisfecho, te lo digo en serio.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!