El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 6 de mayo de 2015

Renault Clio Williams "Swiss Champion" de Universal Hobbies





El Renault Clio Williams no solo nació en 1993 como trámite necesario para poder homologar al Clio de dos litros con motor F de competición, si no también para celebrar los éxitos de Renault en la Fórmula 1 obtenidos en la temporada de 1992 por Nigel Mansell. Aunque inicialmente se pensó en sacar una tirada de 5.000 ejemplares (cada uno numerado) el éxito fue tan grande que terminaron por fabricar 12.100 vehículos que vieron la luz declinados en dos fases y una série aún más especial (la "Swiss Champion").

La base de este Clío tan "guerrero" fue el modelo 16S y llevaba en su interior un "corazón" de dos litros (internamente motor tipo F7R) y cuatro cilindros en línea con 16 válvulas, movido por gasolina y equipado con doble árbol de levas en cabeza. La potencia declarada era de 147 CVs, la suspensión era la clásica McPherson delante y por brazos tirados detrás, frenos de disco en todas sus ruedas y dirección asistida mediante cremallera. La caja de cambios era de cinco velocidades y el equipamiento específico consistía en unas bonitas llantas Speedline doradas de 15 pulgadas, suspensión con tarados deportivos, los asientos semi-bacquet o unos relojes con fondo azul pero lo que de verdad distinguía a este Clio de los demás era el abombamiento del capó y la preciosa pintura azul metalizada que llevaba (evidentemente además de los logos "Williams" de la carrocería).

Pronto los más "quemados" de la carretera hicieron cola para poder comprar este pequeño GTi que era capaz de bajar de los 8 segundos en aceleración 0 a 100 y ponerse a unos 215 Km/h de velocidad punta, todo ello sin perder las buenas condiciones de habitabilidad del modelo y su eficacia en el medio urbano. Sin embargo todo puede ser mejorado y esta primera serie del Williams evidenció problemas de óxido en las aletas traseras (como su hermanos los otros Clio fase 1) y solamente un año después de la salida de esta serie (1993) se tuvo que preparar la salida de otra que corrigiese esa incidencia. Así, la segunda serie conoció algunos cambios estéticos menores y en lo esencial (el apartado mecánico) se tocó lo suficiente como para incrementar la potencia hasta los 150 CVs. Incomprensiblemente Renault eliminó la chapita del salpicadero que indicaba el número de unidad aunque para el mercado italiano sí la dejó.

Y como "fin de fiesta" aparece la última serie y más especial, la "Swiss Champion", de la que solamente existieron 500 unidades y disponibles únicamente en Suiza. Éstos llevaban un nuevo volante de tres brazos, reglaje de faros, una pintura aún más especial (la "Bleue 432") de tonos violáceos, la famosa plaquita dorada con número de serie (por fín!), bandeja trasera de equipaje en color azul con los altavoces incorporados que transmitían el sonido desde una fuente Sony con cargador de CDs y mandos en el volante y los logos específicos "Swiss Champion". La edición conmemoraba la victoria de Daniel Hadorn en el campeonato nacional de Rally (grupo N) y quizás ya era demasiado sacar una edición limitada de una edición limitada, pero el caso es que es el William más buscado y se valoran por encima de los 10.000 euros actualmente.




Tenía muchas ganas de presentar un Williams "decente" en el Garaje y por fín, después de muchos años de paciente búsqueda, se me puso muy a tiro (increíblemente y viendo lo que piden por él) el mejor Clio Williams que existe a escala 1:43 y encima siendo el "Swiss Champion" de UH. Aunque la versión de SOLIDO es digna y abundante, este pequeño Renault ha sido de siempre uno de mis GTi preferidos de toda la vida y no podía conseguir cualquier cosa, tenía que tener el mejor! Esto se ve rápidamente por la finura de todos los detalles, el exquisito molde, una pintura de gran calidad y el mimo que han puesto en todos los detalles del interior y exterior los chicos de UH (hasta los bajos son para quitarse el sombrero, con rueda de repuesto a la vista y portarruedas plateado). Gran homenaje a un pequeño deportivo que aún hoy en día es considerado como un mito en Europa y que fue el sueño dorado (como sus ruedas) de gran parte de la juventud española de los 90.


























23 comentarios:

  1. Por acá se vieron los Clio Williams , seguramente de la segunda serie y en riguroso azul oscuro . A una miniatura creo que la favorece más el color claro del Swiss Champion . Bien por el texturado de las ópticas (especialmente las traseras) , el instrumental puesto en una pieza de plastico transparente , y aunque parezca una tontería, los tres puntos negros de las fijaciones de la ventanilla trasera extraíble ; es un detalle que cuesta poco y agrega mucho .
    Aunque ya no nos den bolilla a los 1/43 , a vos con los autos , y a mí con los tractores . . . ¡ Vive les UH !
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, vivan los UH pero creo que la marca ya no hace miniaturas, al menos a 1:43... Ojalá me haya enterado mal.

      Totalmente a favor con lo que dices, una pieza magistral y con muchos detalles para ir viendo con la ayuda del macro. Como las fijaciones del cristal trasero, que no se te escaparon.

      Abrazos!! Espero poder traer al Garaje más UH´s.

      Eliminar
  2. Ignoraba la existencia de esta version Swiss Champion.
    En el parking de la fabrica hay un willimas y al verlo se me hace la boca agua.
    Fue una de esas deliciosas locuras con las que de vez en cuando nos deleita Renault.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí en mi pueblo (cerca de Sevilla) hay uno normal, no el Swiss, y en la calle está cogiendo polvo. Y eso que no parece en mal estado. Lástima...

      También Renault saca cositas divertidas como ésta que alegran mucho a los jóvenes. El último Twingo con motor trasero promete mucho cuando esté lista la versión deportiva...

      Saludos!

      Eliminar
  3. Como bien comentas Antonio uno de los grandes deseados por su época de aparición y que a día de hoy se cotiza a precio de riñon.

    Esta es la miniatura que busco yo y me pasa lo que a ti, que de momento se pasa de presupuesto.

    Te felicito por conseguirla y espero hacerle hueco un día de estos ala m´`ia y dejarlo junto con el de Sólido

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pau, sale cara y por eso nunca la compré, pero un forero de Autoescala lo tenía a la venta y muy barato, así que no lo dudé.
      Y me ha gustado más de lo que imaginé.

      Suerte en tu búsqueda!
      Saludos

      Eliminar
  4. Precioso! No sabía de la existencia de esa serie Swiss Champion, yo tengo la versión regular, también de UH, nunca quise saber nada con el de Solido.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, la verdad, son cosas que uno saca a la luz cuando se documenta para hacer las entradas.
      EL de Solido no me parece "malote" dentro de lo que cabe, puede mejorarse mucho ya que la base (el molde) parece bueno.
      El que tú tienes no lo conozco y me gustaría "bichearlo".

      Saludos!

      Eliminar
  5. muy bueno
    tengo el de sólido que es una maravilla
    pero éste le saca varios cuerpos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso le decía a Julián, parece que para lo que cuesta da bastante. El caso es que el Williams me parece precioso lo haga quien lo haga, esa combinación de colores "subaresca" le sienta genial al Clio.

      Eliminar
  6. Hermosa miniatura, sencillamente perfecta! Sin dudas el Clio mas lindo de todos los tiempos, aunque aún siendo muy radical, estaba varios cuerpos por debajo del Renault 5 Turbo para mi gusto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sabría decir, los dos me encantan. El que no me entra mucho por el ojo es el "culogordo", lo encuentro excesivo.
      También tengo el R5 GT en una edición especial francesa y junto con el Williams hacen una pareja formidable.

      Saludos a los dos!

      Eliminar
  7. Impecable como todos los 1/43 de UH, el de Solido "no existe" al lado de este.

    Pero te comento que existe (o existió) otra versión de UH con caja celeste y blanca que esta un "pelín" mejor todavía y esta totalmente descatalogada y piden fortunas por el, algo parecido con la Cupe Taunus de Minichamps: No hay por ningún lado y cuando aparece piden locuras........

    Te felicito por este Clio, es una belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría ver ese que dices, por que se me hace muy difícil que hay salido mejor que el Swiss. Me picaste la curiosidad!

      Saludos!

      Eliminar
    2. Hola Antonio, lo puedes ver en este link junto con otro Clio de Universal Hobbies.
      http://www.autodocious.com/Clio/renault-clio-models.html

      Eliminar
    3. Muchas gracias, para allá que voy.
      Saludos!

      Eliminar
    4. Ese que comenta Mauro, ahora que veo el link es justamente el que yo tengo. Saludos

      Eliminar
    5. La pregunta entonces es: cual de los dos te gusta más?

      Saludos!

      Eliminar
  8. Muy lindo auto, pero no soy de los fanas de estos autos de los últimos 25 años. Y como admirador de los coches de los setenta y, a lo sumo, de los ochenta, concuerdo con Diego y su comentario sobre el R5 Turbo.
    Igual, la miniatura se ve muy buena Antonio.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el tuyo es el de 2 litros para competición, que creo que existe a 1:43. Con otros colores, claro.

      Abrazos!

      Eliminar
  9. Precioso. Qué niñato de entonces no soñaba con tener uno de éstos, aunque fuera el Williams "sencillo".

    Muchas chicas también se compraron el Clio "normal".

    Yo creo que crearon estas series para diferenciar a niñatos y universitarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, lo cierto es que si un "niñato" quería acceder a un Williams tenía que tener una buena cartera; no eran nada baratos. Y me imagino que más de uno se mató con este coche, era algo serio.

      Saludos.

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!