El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 6 de octubre de 2015

Opel Agila B de SCHUCO (Edición Dealer)





El Agila es un pequeño monovolúmen de espíritu urbano comercializado por Opel entre los años 2000 y 2014, teniendo dos generaciones denominadas como A y B. Es un cuatro plazas con tracción y motor delanteros, con una carrocería de cinco puertas muy alta y compacta y fue diseñado y fabricado en colaboración con la japonesa Suzuki, una colaboración que no continuará cuando el fabricante alemán saque próximamente su sustituto (el Opel Karl).


La segunda serie del modelo apareció en 2007 en el Salón de Frankfurt paralelamente a su homólogo japonés, el Splash. El Agila B era bastante mayor que su antecesor para acercarlo a su rivales (como el Nissan Micra o el Renault Modus) y se notó que se había dejado mucho de lado el estilo japonés para darle un sello más europeo y un diseño más trabajado. La fabricación corrió a cargo de la factoría húngara de Suzuki en Esztergom y mecánicamente le fueron implementados motores de gasolina de Suzuki con tres y cuatro cilindros (potencias de 65, 86 y 94 CVs) y turbodiesel de orígen FIAT y cuatro cilindros con 75 CVs.

Normalmente llevaban cajas de cambio manuales de cinco velocidades, aunque se podía solicitar para el modelo 1.2 de gasolina una automática. El equipamiento de serie era suficiente y pocas opciones estaban disponibles, únicamente el ESP (control de estabilidad) y una radio CD con MP3. No obstante aparecieron ediciones especiales que traían aparejados elementos útiles para el día a día, como la columna de dirección regulable, climatización, espejos calefactables, asientos calefactables o llantas de aluminio.

A pesar de los esfuerzos de Opel por enfocarlo como un producto juvenil y de calidad lo cierto es que el Agila no obtuvo mucho éxito y no fue muy común verlo rodar por nuestras calles y carreteras. Ni siquiera tras el ligero restyling que se le hizo en 2011 (incluyendo aumento de potencia en el 1.2 de gasolina y el sistema "start & stop" de ahorro de combustible) ya que existían factores en su contra: un precio que no lo ayudaba mucho y una feroz competencia en su segmento. El Agila se defendía por su divertida conducción merced a su contenido peso y sus voluntariosos motores, pero esto no se reveló suficiente argumento para inclinar la balanza a su favor.




Tomando en la mano esta pequeña pieza de precisión alemana traída a nosotros por SCHUCO reflexiono sobre lo bien que se pueden hacer las cosas cuando hay medios y saber hacer. Este cochecito entra en la categoría de las nuevas miniaturas que han aparecido de unos años para acá que se benefician de la técnica moderna, con escaneados láser del original y el preciso trabajo de las máquinas sobre el molde metálico que componen, a parte de las pequeñas piezas de plástico, un "dealer" como este Agila. Realmente solo veo dos razones para no tenerlo: o no nos gustan los coches modernos o en particular este Opel nos disgusta. Yo prefiero obviar esas dos razones y quedarme con la perfección de su interior y exterior, una miniatura aún "más miniatura" de lo corriente a la que no le hace falta ni siquiera el argumento de un precio ridículo para convencernos de que nos la llevemos.


























22 comentarios:

  1. Acá te puedo decir que me quedo con los dos , el sujeto y el modelo . El primero era chico , ágil y con el espacio bien distribuido . Al modelo se lo puede calificar como perfecto , porque tiene detalles que escapan a la vista desnuda de una persona normal joven , como los frenos delanteros de disco y los traseros de tambor !
    El interior es excelente , y me hace acusar recibo de lo que comentaste sobre los stickers del Ford Mondeo Minichamps de hace una semana .
    Si estaba de ocasión ¡ Bien ! , pero si había que ponerle unas pelas más encima , también valía la pena .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, me alegro de que te hay gustado, incluyendo el real!
      Por cosas como ésta te digo que SCHUCO es de mis marcas preferidas. Desde luego, le mete un golazo a esos dealers de Minichamps de hace unos años, pero en honor a la verdad han mejorado bastante (acuérdate de la Galaxy que presenté hace un tiempo).

      Y sí, por un poco más y también lo habría comprado.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Yo tengo la teoría de que los últimos modelos de GM (Opel o Chevrolet, como se los conoce acá) no se venden por ser feos. Como BMW o Audi, buscando una identidad propia, se apartaron del diseño usual y perdieron el rumbo del buen gusto. A las pruebas me remito.
    El modelo se ve muy bien, me encantó el interior, las luces delanteras son perfectas. Lo que me hace ruido es la unión de carrocería con paragolpe delantero, como si fuera un auto chocado. Es una pieza aparte mal resuelta o es un todo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, aquí se venden mucho los Opel... Y en lo estético han ido a mejor, los Astras e Insignias son modelos preciosos en mi opinión y parece que la de mucha gente en España. El Corsa también ha mejorado mucho, pero no es de los que más me gustan del segmento. Quizás las pruebas que dices son para Argentina, pero en Europa las marcas de GM siempre suelen estar de las primeras en el "top".

      Y qué es el diseño "usual"? Si eso fuese así seguiríamos andando todavía con coches de los años 70...

      En cuanto a la pieza que dices es como la del modelo real (si te fijas en la foto, existe también) pero la franquicia lógicamente a 1:43 no es tan fina, y eso que SCHUCO para mí son maestros cuando hablamos de moldes. Nunca nadie dio tanto por 8 euros... Y, por otro lado, yo no veo tan mal ese detalle de la junta.

      Eliminar
    2. Ops! Me expresé mal. No me gustan los GM pequeños, los grandes están muy bien dibujados.
      Con respecto a la evolución del diseño, mi idea con los coches y relojes es que me gusta el cambio fruto de una tendencia o evolución de criterios,
      pero no el cambio por el cambio mismo.
      Hay veces que el cambio se impone, pero en algunos otros casos el cambio es totalmente innecesario.

      Eliminar
    3. Pues sí, ahora básicamente coincido contigo.
      Pero los coches, como los vestidos, siguen modas y tendencias y cada dos por tres tienes restylings y generaciones...

      Que a veces suponen incluso pasos atrás!

      Eliminar
  3. Opino igual que tu Antonio para no tener este Agila.

    Una de las buenas piezas de Schuco y que esta de maravilla

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la aconsejo, además existe en varios colores.
      El modelo real no se vio demasiado, de los Opel menos vendidos sin duda.

      Eliminar
  4. Pues no. A mí no me gustan los coches modernos. Y no es por la miniatura, que se ve muy bien facturada. Y además, por ese precio, es toda una bicoca.

    Sucede que no me gustan la mayoría de vehículos fabricados en los últimos veinte años, y por suerte, éste no entraría en mi temática.

    Hace muchos años que considero que el presunto diseño futurista de “platillo volante” ha desplazado totalmente a la funcionalidad y al espacio interior que debe tener un coche.

    Los de ahora cada vez tienen más y más problemas a la hora de aparcar en edificios anteriores a esas fechas. Mucho volumen exterior, poco interior.

    Por no hablar de los grupos ópticos actuales, que hacen que cada vez sea más difícil reconocer un coche en marcha. Falta originalidad. Sobra plástico.

    ¿Qué problema habría en vender de nuevo coches con estética de los 70 y mecánica actual? Yo sería el primero en correr al concesionario a por uno…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Como yo antepongo la calidad de la miniatura y el buen hacer de su fabricante antes que la estética del modelo original pues se ha ganado su lugar en la vitrina, simplemente es un modelo muy bien hecho.
      Aparte que a mí me gusta mucho el diseño actual!

      Saludos!

      p.d. has pensado que a mucha gente de los años 70 les gustaban más los modelos de los años 60 o 50?

      Eliminar
  5. Es todo un tema esto de los diseños modernos, a veces cuesta identificar un auto del otro en la vida real, imaginemos eso en un estante lleno de miniaturas, se torna peor aun.
    En estos casos aprecio la calidad y fidelidad de la miniatura, pero no me despiertan deseo de tenerlos, por ejemplo como sabes soy coleccionista y entusiasta de Mercedes Benz y procuré tener al menos un modelo de cada serie/generación en cualquier escala, pero sin embargo llegué a duras penas al 2005, de ahi en adelante ya no me llama más nada como para incorporar a la colección, lo mismo me pasa con los camiones, un Mercedes moderno ni me fu ni me fa.
    El Opel en cuestión esta muy bien logrado, coincido en que Schuco hace líneas más armónicas que incluso Minichamps.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha hablado infinidad de veces de estos temas y nunca se llega, ni se llegará, a ninguna conclusión ya que son gustos, nada más.
      A mí me parece mucho más bonito un Mercedes Benz actual que uno de los 80 o 90, pero menos que uno de los 50 y 60 (no digamos ya las joyas de los años 20 y 30, pero esos eran artesanía pura).

      Y tengo algún modelo más o menos actual y vulgar (como un Corsa de SCHUCO que tengo de los años 80) que se vuelve realmente admirable al verlo en forma de una excelente miniatura, en mi opinión.

      Saludos!

      p.d. Las últimas cosas de SCHUCO son magníficas, realmente. Y eso sin hablar de los Pro-R de resina.

      Eliminar
  6. La miniatura es muy linda, el color está muy bien logrado. Como siempre, me desagradan estos coches siglo XXI, ya que me parecen todos iguales. Igual, comparándolo con otros que hemos visto, este diseño puede ser considerado, al menos para mi gusto, como aceptable. Me gustó y adhiero al comentario de "Anónimo": ¿Qué problema habría en vender de nuevo coches con estética de los 70 y mecánica actual?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se verían totalmente fuera de lugar, y lo que venden ahora refleja estudios de mercado. Si no, no tendría lugar el hecho de que el Nissan Qashqai (un SUV que me parece realmente horroroso) haya sido quinto en ventas en España el mes pasado.

      De todas formas hay cierta corriente "neo retro" que intentan rescatar diseños antíguos y actualizarlos un poco, como pasó con el Mini o el FIAT 500. Para gente como ustedes podría ser una opción.

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Me parece "demasiado" muy del estilo del Renault Modus, opticas, caja, ponton trasero... ¡o que me dices del Mitsubishi Colt!. Ya sabes si no se te ocurre nada mejor pues copia.
    Los Opel de ultima hornada no es que me entusiasmen.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres aprovechar el máximo espacio posible (ya que son coches para entornos urbanos) entonces te sale un diseño como éste. Ese y otros problemas no los tenían en los años 70, que parece que muchos añoran. Como el consumo y la contaminación.

      Y si quieren hacer algo más personal (como Alfa Romeo) luego les critican la falta de habitabilidad interior. Les pasó con el 159, el 156 y el Giulietta actual...

      A mí sí me gustan mucho los Insignia y Astras (que van a cambiar ahora pronto).

      Saludos!

      Eliminar
    2. Lei de un prestigioso diseñador que era mas dificil diseñar un auto urbano que un superdeportivo, se referia a muchas restricciones como presupuesto, limite de horas, materiales.
      Yo me quedo con la epoca de los antiguos Corsa, Kadett, Calibra, omega etc...

      Eliminar
    3. Y no me extraña... deben aprovechar al máximo el espacio disponible e intentar hacerlo atractivo. Yo tuve un Lancia Musa (de este segmento del Agila) y me sorprendía lo amplio que resultaba por dentro.

      Saludos!

      Eliminar
  8. No me extraña que estos coches tengan poca salida en el mercado, pues aunque sean de línea atrayente, como es el caso, y apreciables prestaciones, tienen el problema del precio, que normalmente está muy cerca del modelo de la misma marca del siguiente segmento, y que aunque solo sea por espacio interior y maletero vale la pena comprar. Estoy de acuerdo en que este Opel es de los bonitos, y me apunto a tu opinión sobre el Insignia.
    El debate sobre la estética de los modelos por décadas es interesante. A mí me no me gustan demasiado, en general, los modelos actuales, con mucha chapa y poco cristal, demasiado macizos para mi gusto. Lo que pasa, según parece, es que así cumplen la normativa NCAP, referente a seguridad pasiva, es decir que en caso de impacto son mucho más resistentes. Este asunto condiciona sin duda las formas del coche.
    Con la miniatura no hay dudas: perfecta en interior y exterior, acertada en el color, estupenda de precio. ¿Se puede pedir más?
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, pero si estos diseños han contribuido a salvar vidas bienvenidos sean.

      La miniatura parece que sí ha gozado del favor del respetable.

      Saludos!

      Eliminar
  9. Coincido con Gattamelata. Aquí en Sudamérica ese segmento no existe. Demasiado caros son los coches como para comprar uno tan chiquito que valdría casi lo mismo que el del segmento superior. Además aquí ya le hubieran puesto un tercer volumen para agrandar el baúl. Mejor que no existan!. El coche me parece muy bonito (hasta ahora no he visto un Opel feo) y la miniatura es fabulosa.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí tampoco es que se vean demasiado, pues salen por el mismo precio practicamente que por un coche de segmento superior, tal y como dices. Pero en ciudades grandes si se ven mucho más.

      Me alegro de que te haya gustado.

      Saludos

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!