El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 8 de noviembre de 2015

Mercedes Benz CLK 320 MkI (A208) Elegance de SCHUCO




Aunque parezca que tienen más en común con la Clase E de Mercedes Benz, lo cierto es que la serie de coupés y descapotables Clase CLK tiene un parentesco mucho mayor con los más "plebeyos" Serie C. Esta serie CLK se encuadra por encima de los SLK pero por debajo de los SL y CL... pero hoy en día ya no tenemos que plantearnos muchas dudas a la hora de encarrilar todo esto ya que desde 2009 la denominación CLK desapareció del catálogo de Mercedes Benz, recogiendo el testigo la Clase E coupé y cabrio.

Los CLK conocieron solamente un par de generaciones desde que se presentó la primera en 1997, según el diseño de Michael Fink. La segunda apareció posteriormente en 2002 y es fácilmente distinguible por sus famosos faros "cacahuete". Pero forzosamente nos tenemos que detener en la primera serie, que es la que recrea la alegre miniatura de SCHUCO. De esta serie todos los modelos que la componían tenían bloques de cuatro cilindros en línea o seis y ocho en V, algunos de ellos con compresor mecánico pero todos movidos por gasolina y si se daba el caso, limitados electrónicamente a 250 Km/h de velocidad punta. Desde el modelo básico (un dos litros con 134 CVs de potencia) hasta el más espectacular (el AMG de 5.4 litros y 24 válvulas con 342 CVs) todos ellos salían de serie con una planta bastante impresionante y una excelente combinación de deportividad y elegancia. En el tema de la seguridad no iban mal servidos para la época y se podía contar con el control de establidad, de tracción y ABS siempre de serie. Para ellos existían cajas de cambio automáticas secuenciales y manuales de 5 y 6 relaciones, pero siempre asociados a determinados tipos de motores.


La versión cabrio aparece en 1999, con capota textil y accionamiento semiautomático (el resultado final del acople dependía de un cerrojo manual). Quizás debido a su mayor precio y exclusividad tenemos que las cifras de venta del cabrio fueron de unas 21.000 unidades, mucho más bajas que las del coupé (unas cien mil). Pero ninguno de ellos fue ni de lejos tan exclusivo como el CLK GTR diseñado para competir en el Campeonato FIA GT de 1997, del que se construyeron solamente 25 unidades (necesarias para la homologación) y que fueron los coches más caros de toda la década de los años 90, con un precio entonces de millón y medio de dólares americanos.






Al echarle una ojeada detenida al modelito de SCHUCO nos parece como una especie de "fantasma del pasado", por la simplicidad mostrada en algunos ámbitos de la miniatura ("canta" mucho ese tablero de mandos resuelto mediante adhesivos o las luces traseras). Sin embargo se me hizo curiosa por el inusual color verde pistacho del modelo (esto me hace pensar en alguna recreación de una serie o kit especial de algún preparador germano) en contraste con la seriedad apacible que siempre transmitía el coche cuando lo veíamos en la calle. Esto y su precio hicieron decantarme por él (aparte de la rareza) pero entiendo que es un coche un tanto especial y que no a todos contentará.






















16 comentarios:

  1. Le noto un poco triste la "mirada". Las ópticas delanteras no están a la altura de lo que sabe hacer Schuco. Quizás sea antigua, o quizás el hecho de estar en sombra ese sector en todas las fotos acentúa ese defecto. La grilla en fotograbado no hace mas que acentuar lo oscuro de las ópticas. El resto está muy bien.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya dije en el comentario, es que es un modelo bastante viejo y hasta se me parece a un HERPA de los antíguos. Ya se nota en lo que pesa también...

      De todas formas en general me gustó y por eso lo compré. Un Mercedes en este color dentro y fuera no se ve todos los días!

      Saludos!

      Eliminar
  2. Otro molde de la vieja escuela y que tiene mucho encanto este Clk, me encanta y mucho Antonio

    Enhorabuena por él

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Pau, es un modelo que es bonito. Casi siempre lo vemos en color plata...

      Saludos!

      Eliminar
  3. alguna vez tuve este modelo "by" cararama,
    y considerando que se ha dicho que muchos schuco son replicados por cararama,
    me da que pensar que mi mercedes debió ser pariente lejano del schuco.
    lo extraño es que este tiene aditamentos que el cararama no tenía, como ser luces delanteras insertas y esa calandra de metal fotograbado.
    me pregunto entonces hasta qué punto habrán sido relatives...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú dices la línea Junior de SCHUCO, no?
      Yo simplemente veo aquí una miniatura muy vieja, no tiene nada que ver con los Cararama pues solamente por el peso ya te das cuenta. Aparte de las cosas que mencionas. La caja de éste se nota que tiene ya alguna década por lo menos...
      Simplemente un coche que estuvo en dos líneas de producto, y ahora SCHUCO se ha dedicado hasta a la resina.

      Eliminar
  4. El CLK en su dia me gustaba mucho, un auto muy estiloso, lastima no haber tenido los posibles.
    En esta versión cabriolet y en ese tono de verde tambien mola bastante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser de un preparador o algo, en ese color no lo había visto nunca ni en revistas.
      Chocante, no?

      Saludos!

      Eliminar
  5. Como bien sabes, no me gustan estos "Meches" los veo muy faltos de personalidad y muy insípidos, por así decirlo.
    La miniatura de Schuco se nota que tiene sus años pero igual esta muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta serie de todas formas ya se veía que intentaba ser diferente. Menos seria...

      En la miniatura pienso como tú.

      Eliminar
  6. Lindo, seguramente me gusta más en versión cerrada, pero este también tiene lo suyo. Me hizo recordar a mi primera esposa: le gustaba el helado de pistacho...
    A mi, por supuesto, no.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta más el cerrado, soy más de coupés que de cabrios.

      Juan, a mí casi todos los helados me gustan!!

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Muy verde para mi gusto, tal vez un poco mas oscuro me agradaría mas. Por lo demás, me gusta. Sobretodo su perfil.
    Bueno el CLK

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que una rana!
      No se suelen ver Mercedes de este color... por eso se vino para casa!

      Saludos

      Eliminar
  8. El modelo es algo intrigante de lado se lo ve más cuidado aunque la trompa los puso a prueba por aquellos años, bien dieron respuestas con insertos pero las luces quedaron un tanto oscuras, a menos que sean los ángulos de las fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque es cierto que el día estaba feo la verdad es que a mí tampoco me gustaron los faros. Pero es que los SCHUCO actuales han puesto el listón muy alto.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!