El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Opel Rekord E 2.0 de SCHUCO (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 6 de febrero de 2016

MATRA-SIMCA Bagheera Courrèges MkI de IXO/Altaya




Pertenece a una colección temática francesa sobre SIMCA, publicada por la Ed. Altaya.


La primera colaboración entre las dos marcas francesas MATRA y SIMCA fue un automóvil deportivo con carrocería coupé denominado como Bagheera (el nombre fue tomado de la pantera homónima del "Libro de la Selva", de R. Kipling). Muy conocido por ser el deportivo de las tres plazas frontales, este pequeño GT fue una creación que tenía mucho de racional debido a sus inteligentes soluciones en materia de aerodinámica, control de peso y acústica. Del modelo se produjeron entre 1973 y 1980 unos 48.000 ejemplares entre todas sus variantes y series especiales.

El Bagheera era fruto de la inspiración de Philippe Guédon (el famoso ingeniero francés padre del Renault Espace), quien partió de un prototipo llamado M550. La idea era sobre todo lograr un coche con motor central, un eficaz concepto que el Lamborghini Miura había logrado poner en práctica con mucho éxito, confortable, ligero y capaz para tres personas pues a Mr. Guédon no le parecía que la configuración 2+2 fuese demasiado práctica para el día a día. Su empresa, MATRA Sports, era un constructor famoso de vehículos deportivos que había logrado incluso campeonatos de F1 y que merced a un acuerdo firmado con Chrysler Francia ahora podría acceder a las chispeantes motorizaciones de SIMCA para sus modelos de calle.

El desarrollo final se presentó a la prensa en abril de 1973, comenzando a servirse los primeros pedidos en julio de ese año coincidiendo con la segunda victoria de MATRA en las 24 Horas de Le Mans y frente a Ferrari, nada menos. Inicialmente llevaba un bloque "Poissy" de cuatro cilindros en linea en posición central transversal y 1.3 litros de cubicaje rindiendo unos 84 CVs, muy bien aprovechados gracias a la excelente aerodinámica del modelo (podía alcanzar los 185 Km/h). Pero en 1975, con la aparición del Bagheera S, se mejoraron las prestaciones con la adopción del motor 1.5 con dos carburadores de doble cuerpo del SIMCA 1308 GT, obteniéndose 90 CVs. De todas formas los últimos modelos vieron rebajada su potencia ya que se les colocó un solo carburador de doble cuerpo, con vistas de mejorar el consumo.

El cuerpo de la "pantera" consistía en una carrocería de material compuesto a base de fibra de vidrio y poliéster, encolados o remachados a un chasis de acero autoportante. Su excelente reparto de masas, las suspensiones independientes y su eficaz sistema de frenos de disco integrales proporcionaban un excelente comportamiento rutero, muy dinámico y divertido a la vez.

Una de las versiones más recordadas del Bagheera fue la "Courrèges", de la que existieron dos series a partir de 1975. El célebre modisto francés André Courrèges había presentado su particular visión del Bagheera en 1974 dotándolo de un acabado lujoso y refinado. El color blanco era omnipresente (ya que es una de las señas de identidad del artesano) lo cual provocó que en el posterior restyling algunas partes del interior tuviesen que ser recubiertas de un material de color dorado para evitar los reflejos sobre el parabrisas. Pero estos modelos tan exclusivos no se produjeron en mucha cantidad, siendo el total de 661 unidades que acabaron (en buena parte) conducidas por damas de la alta sociedad francesa.

Finalmente, hacia 1980 hubo complicaciones con el Grupo PSA (que se había quedado con lo que era SIMCA) y Guédon no pudo hacer evolucionar más el modelo como él hubiese querido. Sí le dio tiempo a obtener una cadena de montaje especializada en galvanización en caliente de los chasis, que sirvieron como piezas de recambio en caso de accidentes graves. Estos nuevos chasis llegaron a ser comprados posteriormente por apasionados del modelo para reconstruir sus coches... o hacerlos partiendo de cero!






En mi colección no podía faltar este fantástico automóvil, un mito francés de mi infancia (y la de muchos que rozamos los 50 años) por el que parece que el tiempo prácticamente no ha pasado. La excelente colección SIMCA le rindió homenaje hace ya años con una miniatura preciosa, bien detallada por todas partes y nada menos que de la serie especial Courrèges. Es un modelo que no presenta apenas debilidades por su buen molde y su pintura blanca satinada, aplicada sin mácula. Y por si fuera poco, podemos hallarla a buen precio. Sinceramente no quedan excusas para hacerse con este modelito tan bello y aparente.


















                                   Un Courrèges de última serie con techo abrible opcional.







22 comentarios:

  1. El Bagheera es un coche muy sexy.
    Y Matra es una de mis marcas favoritas, victorias en Le Mans, F1, mundial de resistencia, quien no recuerda el sonido fabuloso de sus V12, sobre bonitos cuerpos pintados en bleau.
    Tu version del modisto frances es muy exotica y elegante a la vez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Charme" francés en estado puro...
      De siempre me encantó este coche, hasta lo tenía de Majorette a 1:64 y era de mis preferidos.

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Bellísimo Antonio, un auto con unas lineas espectaculares; su trompa afinada me recuerda mucho a la del Lotus Esprit y del BMW M1.
    Matra junto a Simca estuvieron juntos durante muchos años en Le Mans, incluyendo sus triunfos de 1972 a 1974.
    Este coleccionable francés debe ser muy bueno, habrá alguno de competición?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito este coche, te doy la razón! Y decir MATRA evoca tantas cosas...

      Preguntas si hay coleccionables franceses de competición, y te tengo que decir que sí y y además son varios.

      -Alpine & Renault Sportives
      -Champions Français de Rallye
      -Ferrari GT Collection
      -Lamborghini
      -Monstres sacrés de l´endurance
      -Rallye Monte-Carlo


      Si quieres ver los modelos de cada colección puedes consultarlos aquí:

      http://www.journaux.fr/index_collections.php

      Los venden también, pero solo en territorio francés.

      Abrazos!!

      Eliminar
    2. Antonio, me refería a si habrá coches de competición específicamente en este coleccionable de Simca, cosa que dudo. Muchas gracias por el link, ya paso a recorrerlo.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Esta muy bien este Matra, se le nota el aire Francés de la época, pero preferiría un buen R-17 que me gusta mas

    La miniatura como de costumbre en estos casos no tiene culpa.


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son bastante diferentes, pero el Matra era mucho más exclusivo, refinado y caro.
      Yo prefiero el Matra, pero para gustos los colores!

      Saludos.

      Eliminar
  4. Conocía el modelo pero no sabía de los entretelones con el señor Courreges, con lo feo que resulta manejar un auto que tiene reflejos del torpedo sobre el vidrio
    El coche me encanta, aunque esa solución de los tres asientos le quita carácter,
    y el modelo está bárbaro, sobre todo en los detalles de la delantera y las ruedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en todo, pero lo de que le quite carácter lo de los tres asientos no lo entendí!
      El coche se diseñó con mucha carga racional, tal y como entendí después de informarme. Fue muy lógico poner esos tres asientos pues se pretendía que fuese un automóvil que se pudiese utilizar diariamente y no solo para correr de forma deportiva. Algo que no se suele hacer cotidianamente, ni aun a mediados de los 70 (qué gustazo, no había casi radares!).



      Eliminar
  5. Wspaniały model rzadkiego już samochodu. Doskonale wprost prezentuje się w kolorze białym. Bardzo podobają mi się także szczegóły i poziom wykonania modelu.

    Pozdrawiam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jest to klasyczny , ikona Matra i francuskich samochodów 70. Ponadto jest to specjalna seria .

      Dziękuję bardzo za wizytę i pozdrawiam !

      Eliminar
  6. ¡La Legión de Honor para esa pobre miniatura que ha luchado sobre y más alla del deber , y con desprecio de su propia imágen , para hacernos visible tan pálido e insulso auto!
    Realmente puso todo de sí ; desde el detalle de los paneles de las puertas , hasta las llantas , pasando por la gráfica (incluidos los círculos con la marca en las ventanillas posteriores .
    Es un hermoso y abnegado modelo a escala , digno de ser atesorado .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, don Marinig, este cochecito era la antesala de perversión (en más de un caso) de muchas de sus propietarias, "madames" de la alta burguesía francesa que se daban el capricho de llevar un Courrèges sobre ruedas...

      Y sí, también lo hay en un color rojo más mundano y de serie más corrientita para la plebe.

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Precioso Bagheera. Yo tengo el Bagheera S que salió en la colección Nuestros Queridos Coches años 80. Aquel era rojo con el techo negro y recuerdo que me gustó mucho en aquel momento. Tu versión es más elegante que aquella.

    Gracias por tus explicaciones de los modelos mostrados y un abrazo!

    P.D: A veces me siento culpable porque solo hago comentarios en tu blog y no en el de los otros compañeros y que también están muy bien. Es que un servidor es bastante gandulote y para mi ya es una odisea participar ocasionalmente en tu blog o en Autoescala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep! Conozco tu Bagheera y era el que de siempre quise tener, pero me salió éste y por variar me lo quedé.

      Te agradezco mucho el esfuerzo de escribir, pero hazlo solamente si te gusta hacerlo. Se trata de entretenerse un ratito, aunque a veces sé que no hay tiempo y hay que priorizar.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Un placer intervenir en tu blog!

      Saludos!

      Eliminar
  8. Este es un coche audaz en su diseño, en su motor central y en los materiales empleados, en sus tres plazas y hasta en el nombre. Deportivo y además especial en esta versión distinguida y para mí desconocida. Tienes razón cuando hablas de un coche inolvidable, que está muy bien reproducido en esta miniatura. Y luego vino el Murena, siguiendo las mismas premisas, con líneas más suaves. Pero yo prefiero el precursor. En España debe haber poquísimos. Hace años, muchos, muchos, que no veo uno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este coche es puro espíritu francés: pasión latina con racionalismo al más puro estilo nórdico.
      El Murena también lo comenté hace mucho tiempo, otro coche que me gustó mucho, pero que no dejó ni de lejos la misma huella.

      Aquí jamás ví uno, ni siquiera en su pais de origen. Pero lo imagino bastante chico.

      Saludos!

      Eliminar
  9. No conocía deportivo alguno tri-asiento mas que el McLaren F1 y ninguno tri-asiento en linea. Muy vistoso y atractivo el auto. El frente es muy cautivador, como algo adelantado a su época, me fascina.
    Gran miniatura.
    Y las ruedas son muy de mi gusto, muy europeas.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Es un pequeño deportivo muy conseguido y fascinante, en su época seguro que le plantó cara a otras propuestas tan atrevidas como las italianas.

      Saludos!

      Eliminar
  10. Interesante modelo, complemento del Bagheera de serie aparecido en la colección francesa. La verdad, a éste no lo tenía visto. Me encantó.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quería esta serie de la colección SIMCA, la edición en rojo estándar la tengo un tanto vista pero igualmente es buena.

      Me alegro de que te haya gustado y bienvenido de vuelta de las vacaciones!

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!