El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 18 de diciembre de 2016

Peugeot D4A Le Bastard "Chicorée Leroux" de IXO/Hachette




Pertenece a la colección francesa de kiosko "Véhicules Publicitaires" de la editorial Hachette.

Al principio de la década de los 60 del siglo XX, el vehículo comercial ligero Peugeot D4 empezaba a acusar su edad. Siendo su concepción general datada en 1946, la furgoneta que había concebido Chenard & Walcker era un valor seguro pero su estética ya estaba muy desfasada. Aunque la competencia no era mucho mejor en este aspecto (con ejemplos como el Citroën Type H o el Renault 1000/1400 Kgs), las marcas publicitarias que deseaban incorporar vehículos de demostración de sus productos (como era el caso de la empresa Leroux) debían considerar aceptar esas  viejas carrocerías... o adaptarlas a algo mucho más moderno y dinámico.

Así, un Peugeot D4 vio cambiar drásticamente su "envoltorio" cuando fue enviado a los talleres del carrocero de Ruán Le Bastard en 1958 para ser profundamente modificado, perdiendo en el proceso sus formas regordetas para obtener otras más futuristas. El encargo fue obra del chocolatero Menier inicialmente, quien posteriormente vendió el D4 a Leroux para pasearlo principalmente como vehículo de demostración en eventos famosos como el Tour de Francia. Leroux solamente sustituyó las marcas externas pero dejó los colores de la marca chocolatera (celeste y beige), algo que resulta comprensible solo por la prisa que tenían en ponerlo en marcha para las pruebas ciclistas que ya comenzaban.

Del Peugeot solo había quedado reconocible el parabrisas dividido y las portezuelas, siendo el trabajo más arduo la construcción de la parte trasera con el voladizo protegido y las vitrinas laterales. La plataforma era la misma y el motor de cuatro cilindros (proveniente del Peugeot 403) también. El problema principal radicó en que la estructura era monocasco y si se alteraba demasiado podría verse comprometida la rigidez del vehículo, convirtiéndolo en peligroso a la hora de ser conducido. No obstante, Le Bastard era un carrocero experimentado y de ello da fe su cuidadoso trabajo de "trasplante" de la nueva calandra para recubrir el anterior "morro de cerdo" por el cual era tan característico el D4.

En el interior era evidente la ganancia de espacio (de un metro) sobre el modelo original y la presencia de una puerta para acceder a la plataforma trasera, habiéndose también elevado el techo para alojar un equipo de sonido con sus altavoces. El total de la masa máxima autorizada en circulación quedó cerca de las tres toneladas, la potencia era de 40 CVs y su velocidad máxima de 70 Km/h.

Posteriormente, el D4 pasó a tener los colores de la empresa de adhesivos y colas Bostik a finales de los años sesenta y fue abandonado en la propiedad de un particular, quien lo vendió a un apasionado restaurador que sigue trabajando actualmente en él para dejarlo tal y cual estaba en sus días de mayor esplendor.







Aquí tenemos otra entrega de la original colección francesa de los vehículos publicitarios, esta vez una furgoneta Peugeot que se encargaba de mostrar las virtudes de la achicoria (y otras bebidas calientes) Leroux. Esta marca, de gran tradición en Francia desde 1858, comercializa achicoria soluble aromatizada (?) como sustituto del café, aportando por lo visto mayor alimento. Yo de lo que prefiero hablar es de la miniatura, un irreconocible D4 más propio de los Thunderbirds que otra cosa. La manufactura del modelito sigue siendo correcta y bien serigrafiada, con muchos detalles para mirar (por ejemplo, las diminutas fotos pegadas en la parte trasera). Externamente cumple bien pero como suele ser habitual el interior está mucho más descuidado, algo que creo que no es fundamental para gran parte de los nostálgicos franceses que harán esta colección.






























19 comentarios:

  1. La verdad es que estos publicitarios son realmente "refrescantes".Tuvieron la libertad de no vender su propia imagen sino la de otro producto , y se nota y disfruta .
    En el interior están los tres cuadrantes tampografiados en el tablero , que significan trabajo y completan el panorama . A fin de cuentas los ojos se van a desviar al exterior ...
    A mi también me gustaron mucho las fotitos pegadas igual que la imagen real.

    La achicoria , por lo menos en Francia e Italia , es casi silvestre , y por varias décadas , muchísimo mas barata que un producto importado como el café . Si era más nutritiva debió ser porque con la diferencia se podían comprar otros alimentos ... También es posible que a mucha gente se le hiciera el paladar a esa raíz.

    En la familia siempre recordamos (y nos reímos) de la expresión de desaliento , con los brazos abiertos , que ponía mi tío Franco cuando después de moler en el momento una cuidadosa mezcla de granos colombianos y brasileños , y regalarnos con un café increíble , mi abuela Ida lo llamaba "la cicoria".

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonjour Master!

      Pues aquí asociamos la achicoria como sucedáneo de café, "alimento inferior" que actualmente casi nadie sabe lo que es y que, entre las generaciones de más edad, está asociado con el racionamiento y la miseria. Sin que yo objete nada a sus virtudes alimenticias!

      Precisamente la achicoria se dio a conocer en Francia en el periodo de ocupación nazi y su presencia continuó con las cartillas de racionamiento, pero por lo visto a la gente no le disgustó y ahí sigue...

      La miniatura no me desagrada pero tampoco me entusiasma, sobre todo por la combinación de colores. Pero una observación más atenta quizás haga que varíe un poco mi opinión...

      Tuviste mucha suerte en tener una "nonna" italiana, en serio te lo digo.

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Pablo, cuando ande por Buenos Aires me gustaría que retomes la tradición de tu tío Franco y me invites con uno de esos café recién molidos...

      Eliminar
  2. Curioso y muy beun modelo este D4 Antonio me encanta la configuración de la caja trasera que le sienta muy bien.

    Enhorabuena por él


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pau, cualquiera sabe que ahí debajo iba un D4...

      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Miniatura muy correcta y digna de un vehículo que no deja indiferente. Estos franceses son muy amantes de la estética, digamos...curiosa y original. Unas veces realizan prototipos más atractivos y otras bastante horteras. En este caso podríamos decir que el diseño y la decoración entra dentro de la contención.
    Me ha sorprendido y para bien el detalle de las fotografías de la parte posterior.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, este lanzamiento es muy reciente y al verlo me lo traje, más por lo raro que por otra cosa. En aquellos años les gustaba este tipo de decoración estilo futurista y con esos colores extraños a veces, hoy en día lo vemos "hortera"... normal!

      El modelo de hoy está más contenido, es cierto.

      Un abrazo y Felices Fiestas!

      Eliminar
  4. Witaj Antonio;) bardzo urokliwy modelik. Nie spotkałem się nigdy z taką wersją, ale autko robi bardzo pozytywne wrażenie;)

    Pozdrawiam:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Witaj przyjacielu, jak się masz?

      Jest to przekształcona modelu, poniżej jest Peugeot van ...
      Wyszedł niedawno w zbiorach francuskich pojazdów reklamowych.

      Pozdrowienia i masz Wesołych Świąt!

      Eliminar
  5. Otra vez llega a las pantallas un vehículo desenfadado para cumplir con alegría su misión publicitaria. ¿Pero cómo podéis calificar de horteras a las virguerías de esta colección? Un poco finolis os estáis volviendo. Este "cara de pez" es mucho más bonito que el "morro de cerdo", aunque yo, siguiendo los enlaces, me quedo con el Michelín X. Qué bonita es la colección de Michelín, y yo sin ninguno en cartera.
    Como ya comenté una vez, estás consiguiendo que aprecie algo, aunque sea accesorio, del ciclismo en carretera. Increíble, yo que soy mirón "pistard" desde niño.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bernardo!
      Noo aquí no decimos que éste sea hortera, pero ver esa caravana del Tour hecha con estos camioncitos debía ser una cosa muy carnavalesca, no?

      Esa colección de Michelin es verdad que dio algunos modelos interesantes, de ahí tengo yo unos cuantos. Eso sí, siempre en amarillo y azul...

      Me alegro que te guste el ciclismo en carretera, por aquí donde vivo (cerca de Sevilla) hay mucha afición y los fines de semana salen los ciclistas a hacer rutitas por la sierra.

      Saludos y Felices Fiestas, amigo!

      Eliminar
  6. Exotico vehiculo, pero simpatico, me gusra el balconcito de atras!

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo visto usaban el "balconcito" para entregar regalos y hacer demostraciones.
      Algo que también se ha visto muy a menudo en otros vehículos de la colección.

      Saludos!

      Eliminar
  7. no te lo vas a creer pero en casa usamos chicoree Leroux,
    cola cao neskuik y tal son puro azucar y yo ando algo alto y la mujer no le sienta bien el café, ademas comprada en españa, el envase es ahora amarillo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sabía que en España se utilizaba desde hace casi un siglo, por lo visto éramos un buen mercado para ellos.
      Sí te digo que nunca la ha encontrado en ninguna superficie comercial de por aquí del sur... de todas formas prometo fijarme más. En Nantes sí, claro está.

      Saludos!

      Eliminar
  8. se me habìa pasado el post!

    Màs allà de las formas inèditas para el neòfito como yo,
    lo que màs me sorprende es la vida ajetreada del camioncito, que fue cambiando de mano y de librea sucesivamente.
    El modelo eroga simpatia a raudales, a la que hay que agregar el valor nostàlgico de los frances,
    eso cubre cualquier pega.
    Bienvenido a la vitrina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces algunos vehículos han tenido vidas apasionantes, sobre todo pasa con los deportivos caros y coches de lujo.
      Esos rastreos me encantan!

      Mientras me gusten un poquito seguiré comprando algunos de estos vehículos.

      Eliminar
  9. Pero que belleza Antonio! Un vehículo muy pintoresco.
    Esas pequeñas fotos en la parte trasera, si mi vista no me engaña, son de rostros de personas, ¿quiénes serían éstas?
    Para el invierno, ya me agendo un desayuno con té de achicoria; aunque pensándolo mejor, me tomo el tradicional café y ese de achicoria lo dejo para cuando venga mi suegra de visita...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan!

      Me parece que era gente famosa francesa de entonces, o puede que fuesen ciclistas. Lo digo por que Leroux patrocinaba mucho al ciclismo de competición.

      Yo no soy de bebidas calientes y no he probado nunca la achicoria, así que no puedo hablar. Lo mismo hasta me gusta... pero el café me sienta fatal y lo único que más o menos me agrada es la infusión de manzanilla.

      Ahora, con el calor que habrá por allá me imagino que no "pega"!

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!