El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 8 de febrero de 2017

ZIS 154 de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"

El ZIS 154 fue sin duda alguna el autobús más moderno de los que dispuso la Unión Soviética tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Aunque esa misma modernidad fue su punto flaco, ya que se reveló como demasiado sofisticado para las necesidades de transporte en masa del régimen soviético y no se llegó a producir en cantidades apreciables (1.165 ejemplares en cuatro años).

El modelo 154 fue el primer autobús ruso con estructura autoportante y motor trasero, pero no fue una realización original ya que era una copia autorizada del modelo norteamericano TDH 3610, un autobús diseñado en 1940 y fabricado por General Motors seis años más tarde.

La tecnología utilizada en la fabricación de este autobús no hubiese sido posible sin la ayuda y cooperación de GM, en una sorprendente "joint venture" con la Zavod imeni Stalina 154 (ZIS), o "Fábrica de Stalin número 154". En realidad esto no era nada nuevo, ya que tras la guerra muchos automóviles rusos también fueron "algo más" que inspirados por los americanos Packard, Chrysler e incluso Cadillac. Teniendo en cuenta que la reconstrucción de la Unión Soviética pasaba por la expansión de las zonas urbanas (lo que hacía necesario construir redes de transporte) y que las fábricas no estaban adaptadas para tal fin, lo fácil fue crear acuerdos sobre tecnologías ya probadas en otros lugares del mundo. Además, Estados Unidos fue un país aliado de la URSS y todavía no estaban tan enfrentados como luego sucedería...

El acuerdo consistió en construir bajo licencia un modelo de autobús de 9,10 metros y 60 plazas (34 sentadas, el resto de pie) según un tipo de motorización diesel-eléctrica ya usada en el modelo TDE. Los rusos querían instalarle el motor diesel Yaroslav YAZ 204 (de paso también "muy inspirado" en el Detroit Diesel 4-71 de cuatro cilindros en linea), algo que no sucedió ya que el proyecto padecía mucho retraso y finalmente hasta 1949 no se materializaría. Finalmente, los yankis se salieron con la suya y terminaron por acoplar el Detroit Diesel 6-71 del GM TDE, naturalmente producido bajo licencia. Este curioso bloque a gasóleo de seis cilindros y siete litros de cubicaje incorporaba otro motorcito eléctrico DK 305 de 58 CVs, ofreciendo entre los dos una escasa potencia combinada de 110 CVs... y un "aterrador" consumo de 70 litros a los cien kilómetros recorridos!

El problema era que la industria de la automoción soviética no estaba muy acostumbrada a trabajar con estructuras monocasco y motores traseros, o con carrocerías muy ligeras que requerían muchos puntos de soldadura que tenían que hacer obreros y maquinaria especializada. Así, fue normal que los ejemplares producidos saliesen defectuosos y para colmo esa sofisticación se llevaba muy mal con la deteriorada red viaria rusa y no digamos ya con el clima. Tampoco ayudó el hecho de que el ZIS 154 tuviese muchas plazas sentadas, ya que en ciudad y con tantas paradas lo normal hubiese sido priorizar la cantidad de pasajeros transportados antes que su comodidad.

El resultado fue un autobús demasiado complejo (pero con unas arrancadas espectaculares por lo que contaban, gracias al motor híbrido), mal adaptado y que encima necesitaba mucho mantenimiento. Una combinación perfecta que provocó el fin del acuerdo con GM en 1950 y la independencia a partir de entonces por parte de los ingenieros rusos, que trabajaron sobre la base autoportante del modelo de GM acortándolo y situándolo sobre un robusto chasis de camión ZIS 150. Abandonaron (supongo que con placer) la planta motriz diesel-eléctrica que tantos quebraderos de cabeza había dado y en su lugar pusieron un convencional motor de gasolina con seis cilindros y 95 CVs de potencia situado en la parte delantera. El aspecto del autobús cambió de forma drástica; ahora existía una calandra con su radiador, era más corto y bajo y lo llamaron ZIS 155. Naturalmente, conoció un gran éxito y se llegó a fabricar hasta en 1957 para la extinta URSS y sus paises aliados, en una cantidad cercana a las 22.000 unidades.







Pasamos ahora a la revisión de la miniatura del ZIS, a la que perfectamente podría hacer un cortar y pegar de otros artículos sobre autobuses comentados por mí de la colección... En efecto, muchos de mis lectores y amigos supondrán que diré que cuenta con un exterior bien detallado en contraposición con el interior, demasiado básico y pobre. Pues sí, acertaron... esto es lo que volvemos a tener con este autobús de frontal tan extraño (como blindado) y tan semejante a un vagón de ferrocarril. Sí me parecen atractivos la combinación de colores y toda la cartelería en caracteres cirílicos, pero es necesario remarcar que esta vez no hay apenas fallos de calidad y que es otro buen modelo que merece su sitio en nuestras vitrinas.

































26 comentarios:

  1. Mira Antonio, es un bicho feo, pinta de armatoste antiguo; pero, con ese frente tan raro se gana mi corazón.
    Resumiendo: es precioso!
    Y, además, es soviético...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué pinta en la foto "de verdad" (o sea, la mala) esa bandera tricolor. Una buena bandera roja, con su hoz , martillo y estrella de cinco puntas, es lo que le hace falta.
      Como dios manda.
      Saludos.

      Eliminar
    2. ¡Claro Bernardo! Los Zares usaban caballos, y la era Yeltsin-Putin de la Rusia capitalista no tuvieron estas bellezas de la CCCP. Así que la bandera tricolor poco tiene que hacer ahí, ¿no?
      Abrazo!

      Eliminar
    3. Por lo visto el real es de un museo de Moscú.
      Con la banderita roja estaría más apropiado, si, pero en la foto parece que está desfilando por la calle con motivo de alguna fiesta.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Porqué el frontal me recuerda al bicho de Predator?

    ResponderEliminar
  3. Curiosas ventanillas ojos de buey, debia ser para que los pasajeros que viajaban de pie pudieran ver el exterior.
    Raruna tambien la luna delantera partida, la miniatura hubiera sido mas fiel de haber pintado el pilar central.
    Saludos camarada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es extraño, pero por una vez son los americanos quienes perpetraron la "marcianada".
      Lo del pilar central lo hubiese mejorado, si.

      Saludos "tovarich"!

      Eliminar
  4. Muy lindo omnibus, por aqui hubo de los GM en los '50 muy parecidos, comentan los que los conocieron que el motor hacía un ruido muy especial. La miniatura se ve cumplidora, como en general todas las de esa colección, y como dijeron por ahí habría que pintarle el parante central del parabrisas para que quede fiel al prototipo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que usasen el mismo motor híbrido, lo digo por lo del ruido.
      Todos estos autobuses son fácilmente mejorables y además no es complicado abrirlos y trabajar en ellos. Lo que me faltan son ganas y además, siempre quiero respetar al original. Si mi colección pasa algún día a otras manos que sea el futuro propietario que decida lo que hacer.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Parece un clásico y temprano caso de "dumping" norteamericano y tovarich coimeros , porque sólo se fabricaron 53 ejemplares diesel-eléctricos TDE en los EE.UU. entre 1940 y 1942 . Eso da para pensar que eran una porquería desde el valle de San Fernando hasta la península de Crimea.

    Lo que más me llamó la atención del modelo es la implantación del parabrisas y la asimetría entre los paños del mismo .
    Sé que puede ser molesta la falta de detalle en los interiores , pero el saldo de esta colección es ampliamente positivo.

    Si se te ocurre hacer "Copy/Paste" , justificado estarías , ya que hacés este trabajo ad honorem .Cada dos por tres leo a algunos caballos autodenominados periodistas , que lo hacen sin tener la decencia de revisar y guardar la concordancia de género y número , y encima cobran !
    Lo único que te pido es que no dejés el "Fin de la cita" , como el camarada Rajoy ...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Capo, la verdad es que no sé qué tal resultaron en Yankilandia. Me intriga el hecho de por qué se quisieron complicar tanto la vida con esa combinación de motores, que para colmo ni ahorraban ni nada.

      Yo nunca haré "copypaste" pues no me parecería honrado y además me mataría el placer de pensar, investigar y traducir sobre estas máquinas tan desconocidas en muchos casos. Por otro lado, estoy muy de acuerdo en lo que dices de la colección, están sacando moldes realmente interesantes. Y hay para rato todavía... Lo mismo alguna vez sacan algún autobús argentino, quien sabe.

      Abrazos!

      p.d. El gallego dejémoslo tranquilo, que anda cultivando nuevas amistades americanas...

      Eliminar
  6. Como siempre: variedad, originalidad y una buena explicación de la historia, técnica y vida comercial del modelo. Un día voy a dejar de leer la revista Motor Clásico para dedicarme en exclusiva al blog de Sevilla, que además cuenta con mejores fotos que las publicaciones profesionales.
    Un apunte más para mi enciclopedia particular.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a ruborizar!
      Lo que sí te digo es que esto es gratis, aunque ustedes con sus visitas me pagan de sobra. Y con sus aportes!

      Saludos, don Bernardo.

      Eliminar
  7. Los rusos y sus teorías de la aerodinámica de aquellos años.

    Como bien has comentado el grave problema de esta colección es el miserable interior de el 99% de entregas, ya que si por fuera son una maravilla como este Zis y algún que otro que compartimos.


    Me gusta y debería comprarla para agrandar la flota de buses pero tengo otras cosas en mente.

    Gracias por compartir


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se expanda la colección a España, para que no haya que pagar el sobrecosto especulativo. Además en este año salen modelos nacionales muy interesantes (Pegaso e Hispano Suiza). Habrá guantazos por ellos...

      Saludos!

      Eliminar
  8. Ya me parecìa demasiado parecido al GM, sobre todo en el extraño frente del parante delantero derecho!
    Làstima los efectos colaterales que tuvo que sufrir el diseño trasplatado a Rusia.
    Como siempre, un gran esfuerzo que debiò ser coronado por el exito, termina en una triste nada.
    El modelo, como bien apuntas, es una hermosa pieza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando lo ví en el adelanto de la colección pensé igual. Era un GM en toda regla!
      Lo que no entiendo tampoco es el cambio del frontal.
      Pero no seas negativo, lo normal es que los grandes esfuerzos acaben bien y den sus frutos.

      Eliminar
  9. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Buena y fiel miniatura (mirando las dos últimas fotos queda claro el buen trabajo de Ixo) de un modelo para mi desconocido y con una curiosa historia.
    Nuevamente felicidades y un abrazo!
    P.D: No dejes escapar, si puedes, el Saeta y el Egipcio de la colección de bomberos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep!
      No es de mis favoritos, pero el tema soviético siempre me atrajo. De todas formas hay cantidad de autobuses rusos fabricados por marcas autóctonas, algunos a muy buen precio (ando detrás de ciertos ejemplares).

      Abrazos!

      p.d. Tengo encargado a un kiosko el Egipcio pero no tengo esperanzas, los de la web se me escaparon. De todas formas espero conseguirlos en Francia junto con el Saeta, me refiero a su aparición en la colección francesa en un futuro.

      Eliminar
  10. Es de diseño americano..
    Con razón se me hacía muy parecido de carrocería al tranvía de aquí de principios de los años 70's, sobretodo por el frente pero solo que el tranvía portaba solo una luz. central.
    Noto tambien que había una semicabina que separa al conductor del pasaje. Genial.
    Muy bueno, me gustó bastante.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claramente es yanki...
      No reparé mucho en la cabinita, gracias por indicarlo, amigo!

      Saludos!!

      Eliminar
  11. Zis sam w sobie to bardzo ciekawy autobus. Przywodzi na myśl amerykańskie autobusy i na pierwszy rzut oka wogóle nie kojarzy się stylistycznie ze związkiem radzieckim. Zawsze jednak zastanawia mnie jaką widoczność do przodu miał kierowca;) piękny model;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Witam przyjaciół!
      Wyobrażam sobie, że będzie zawsze ta sama trasa miejska, więc to nie jest tak ważne ... oprócz widoczności w tych czasach nie powinno mieć dużego ruchu na radzieckich miast.

      Cieszę się, że podoba Ci się ten miniaturowy, pozdrowienia!

      Eliminar
  12. Extraño modelo, como no podía ser de otra manera, proviniendo de la URSS. No quisiera ser chofer de ese aparato, con tan gruesos pilares frontales. Y menos quisiera ser motociclista o ciclista llegando a la esquina ubicado justo por detrás de esas grandes áreas ciegas!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no tuviese espejos por todas partes...
      Mi solidaridad hacia el chofer, mi trabajo consiste en llevar cacharros de 17 metros por las carreteras y, a veces, algo de ciudad... y no te bastan cien ojos!

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!