El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé de Kyosho (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 27 de junio de 2018

Renault 215D de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


El 215D fue el primer autocar Renault tras la Segunda Guerra Mundial. En contraposición al R 4190, su sucesor, el 215 no tenía nada de vanguardista pero permitió a la marca reiniciar la producción en unos tiempos en los que había necesidad de todo. Sin embargo fue un vehículo no carente de cualidades: era fiable y robusto, algo muy necesario en una época de carestías.

En 1937 Louis Renault había presentado su autocar ZP de 37 plazas, el primer vehículo de su género concebido con cabina avanzada (es decir, sin "morro"). El modelo tuvo un gran éxito pero la guerra detuvo su evolución, aunque la oficina de estudios de Renault no cesó en su actividad y fue preparando el camino de lo que sería su futuro autocar moderno AJC de carrocería autoportante y motor trasero a gasolina.

Aunque en 1945 la empresa fue nacionalizada y la producción de autobuses había pasado a un relativo segundo plano, la existencia del plan Pons (que favorecía en una forma demasiado optimista la fabricación de autobuses monocasco al estilo de los Isobloc o Chausson) causó el cierre del proyecto AJC después de haberse producido algunos ejemplares. Pronto se vio que para hacer funcionar el plan estatal se requerirían demasiadas horas de manufactura, por lo que un fabricante como Renault no tuvo más remedio que tomar un chasis de camión (el Tipo 208) que fuese fácil de producir y de adaptar a una carrocería de autocar si no quería volver al ZP.

El resultado fue el 215D, que aprovechaba de paso los motores de 4 cilindros Type 505 con 85 CVs de potencia y la misma cadena cinemática del ZP. A pesar de un peso en vacío (doce tonladas) bastante elevado, un anticuado sistema de frenado automático y una velocidad máxima que no sobrepasaba los 60 Km/h el 215D encontró rápidamente su sitio y tal fue su adaptación al medio que casi no evolucionó en el transcurso de su carrera comercial. La "Régie" tenía su mirada puesta en un futuro sucesor (el R 4190) y de todas formas su clientela no estaba para demasiadas vanguardias, sus necesidades iban más bien enfocadas a vehículos que no planteasen problemas.

El 215D se podía adquirir con carrocería tipo autocar para 37 pasajeros (con interpretaciones propias según el carrocero) o autobús urbano SCEMIA de 18 a 35 plazas según configuración. Renault realizó algunos cambios menores a partir de 1947 para darle algo de vida al producto, y un año después lo renombró como R 4150/4151. Estos modelos ganaron cuatro plazas y añadieron frenado hidráulico, siendo las únicas evoluciones hasta la llegada en 1949 del esperado R 4190. En total, de los talleres de la marca habían salido 2.195 unidades de los cuales un puñado aún sobrevivían en 1970 en manos de pequeños transportistas locales.











Estos modelos de autobuses tan "viejunos" me resultan entrañables a pesar de no haberlos conocido, en ello puede que tenga algo que ver cierto aspecto "juguetero" debido a sus esquemas de colores, las escalerillas y el aspecto del frontal. Quizás son los modelos de los años 40 y 50 los que más agraciados resultan en la colección (yo también me declaro "fan" de los modelos setenteros) por las características anteriormente expuestas y que tan bien resolvieron los de IXO, aunque como es habitual se dejaron las ganas por recrear un interior mínimamente bueno. No importa, siempre que lo paguemos algo por encima de su precio os aseguro que merecería la pena.









































10 comentarios:

  1. A mi me simpatiza y mucho.
    No sè si de esta misma marca y modelo, pero nuestro pasado registra modelos muy similares (sin baca superior y sin escalerita), aunque nuestra cartilla de colores se limitaba al gris aluminio con una tira de color distintivo todo alrededor.
    Lo que me sorprende es que tenga dos puertas traseras, una de cada lado, cuando puerta delantera hay de un solo lado.
    Serìa interesante entender si se equivocaron o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por todo el mundo hubo modelos parecidos, quitando los ingleses que como suele pasar, eran diferentes.

      Yo no veo nada raro en lo de las puertas del lado del conductor. Una era para el acceso exclusivo del chófer y la de atrás la de socorro. Ten en cuenta que nunca se puede bajar el pasaje por el lado de la carretera...

      Y al otro lado, la plegable de acceso y una más trasera, para bajar supongo. Cuatro en total, dos por lado.

      La misma configuración o parecida ya la vimos antes.

      Eliminar
  2. Como tu dices a pesar de su aspecto juguetil, o tal vez gracias a ello son piezas encantadoras.
    Esa ventana inferior en la parte superior de la moldura de la rueda le da un toque excéntrico típico de la marca del rombo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vimos en otras piezas añejas esos ventanucos, me imagino que eran para que el chófer viese mejor a los pasajeros o para arrimarse convenientemente a la parada, o en maniobras por calles estrechas...

      Algunos camiones lo han tenido hasta no hace mucho, recuerdo un Volvo pequeño que tuve de reparto y traía esa ventanita (y me venía bien para maniobrar).

      Saludo!

      Eliminar
  3. Ostras una mil plazas.

    Digo una mil kilos en versión bus, está no la tenía gusta pero será cosa de hacerse con una, ya que como siempre y gracias a tus fotos las dudas de esfuman y hacen más apetecible el modelo.

    Haber si hay suerte y Salvat nos pone.en venta más modelos de está colección en su web por que algunos están de toma pan y moja.


    Gracias por mostrarlo

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que hace mucho que no ponen nada nuevo, pero no hay que perder la esperanza!
      Eso sí, como no los compren mucho no encontrarán razón para traerlos.

      Gracias por tu visita, me alegro de que te haya complacido, y un saludo!

      Eliminar
  4. Como bien sabes me gustan mucho estos autobuses clásicos, y éste no es la excepción, muy fiel al prototipo y la combinación de colores le queda genial, me encantó.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta colección rescató muchos de esos modelos y todos tienen detrás su historia, interesante en muchos casos.

      Pero hay otros que me gustan mucho más!

      Saludos.

      Eliminar
  5. Esa delantera en forma oblicua me encanta; sumamos la parrilla, los faritos, esas pequeñas ventanas, el paragolpe y la sección inferior en color rojo y tenemos un frente hermoso.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que este frontal es ya un viejo conocido, me ha parecido verlo muchas veces (o parecidos) en otros modelos. Y seguro que no va a ser la última vez...
      Abrazo!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!