El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O 302 "Rundfahrten Pulay" de IXO/Hachette (c) 2019 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 1 de febrero de 2019

Nissan Silvia S12 Coupé RS-X MkI de NOREV





La serie S12 del Nissan Silvia (recordemos que ésa es la denominación que dio el fabricante japonés a una longeva serie de coupés deportivos) entró en producción en agosto de 1983 como reemplazo del S110, finalizando su carrera comercial tras cinco años. El modelo fue vendido con dos configuraciones diferentes de carrocería coupé; en un caso era un "hatchback" de tres puertas y en el otro un sedán de dos. Esta serie se comercializó globalmente y tuvo multitud de nombres en cada mercado: 180 ZX en Suecia, 190 SX en Argentina, 200 SX en Norteamérica y Gazelle/Silvia para Japón o algunos países europeos.

En el chasis del S12 se introdujeron varias motorizaciones según el mercado de destino y año de producción, en algunos casos procedentes de diseños anteriores y en otros supusieron una primicia que tuvo continuidad. Incluso alguno de ellos llegó a portar el V6 del 300ZX de la misma epoca. Pero lo habitual es que llevasen bloques de cuatro cilindros en linea de 1.8 y 2 litros con turbo en algunos casos.

En el mercado japonés el Silvia tuvo variantes más deportivas con el nombre de RS y RS-X que se vendían en los concesionarios exclusivos Prince Store de Nissan como una especie de gama baja del Fairlady ZX. Las diferencias entre RS y RS-X estribaban sobre todo en la presencia del turbo y unas llantas especiales, pero en equipamiento eran iguales y llevaban muchos opcionales como el sintetizador de voz, los antinieblas y varios motores a elegir. Para Europa solo estuvo disponible con carrocería "hatchback" y algunos de ellos llevaban incorporado el "pack" Rally, éste consistía en una serie de aditamentos como el reposapiés para el acompañante y protectores para los faros con sistema de limpieza. Normalmente llevaba el bloque 1.8 turbo del mercado norteamericano, pero también se podía adquirir con el motor del 240 RS carburado y luego con catalizador.

La actualización de 1986 trajo consigo muchos cambios estéticos que incluyeron rediseños en los paragolpes y luces, una nueva rejilla de calandra y la desaparición del abultamiento del capó haciéndose más afilado el diseño. No obstante existieron algunas versiones especiales para ciertos mercados como el europeo, donde se lanzaron 50 unidades de la serie "Grand Prix" que incorporaban moldeados diferentes en fibra de vidrio para la carrocería. Esta serie tenía la base de la primera variante (Mark I) y no se repitió a la salida de la segunda.











Es un tremendo lío la clasificación de las diferentes familias de deportivos japones y por ello al clasificar una miniatura de alguno de estos modelos se puede caer en el error: cambian los nombres y denominaciones para cada mercado siendo aparentemente iguales. Quizás por esto en la matrícula del modelo de NOREV aparece el número "2000" pero con esa denominación no encontré ningún Silvia, sí con el número 200. Pero puede que haga referencia al cubicaje del motor.
En todo caso, la miniatura del modelo se me hace agradable aunque en la prueba del macro no puntúa demasiado bien. Son visibles los plásticos poco finos, un interior solamente pasable y unas ruedas algo excesivas que dan un poco de impresión de miniatura barata (lo es?). Pero las virtudes también están ahí y tengo que reconocerlas: todo el trabajo de pintura y detallado externo está bastante bien y en la mano la miniatura disimula bastante. Podemos darle una oportunidad.






























12 comentarios:

  1. Aunque sean poco conocidos, los deportivos japoneses me gustaban por su estética discreta, alejada de ensoñaciones estilísticas europeas, más propias de lolailos y poligoneros varios. La sencillez y elegancia japonesas siempre me cautivaron.
    Y bueno, en cuanto a la variedad y cantidad de versiones que existen solo hay que ver el catálogo de Ebbro: en él ya cuesta localizar e identificar los modelos, así que imagínate los vehículos reales.
    Éste que nos presentas a mí me encanta. Podrá estar mejor o peor hecho, pero a mí me gustan los coches así. Huyo de engendros como la colección que ha salido ahora de supercars v.47.2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy "flipando" con la variedad que tenían esos tipos, sobre todo me encantan los setenteros. Recuerdo cuando salía en la tele un reportaje sobre Japón y me queda absorto viendo la cantidad de coches que salían y que no conocía de nada.

      Lo de Ebbro es una locura, no quiero ni mirar el catálogo...

      Y sí, es agradable este Silvia. Yo también huyo de la colección de supercars, tuviese la calidad que tuviesen. No me "llenan".


      Eliminar
  2. De lo único que me quejaría es del tamaño de las ruedas y de la dificultad para saber de qué modelo estamos hablando, ya que si entendí bien, depende del país en el cual quieras considerarlo.
    Por el otro lado, me gustaron los colores (la pintura metalizada suele ser conflictiva) y el detalle de las luces traseras.
    Yo también le doy la oportunidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos NOREV pecan de esas ruedas tractoriles en muchos casos, pero parece que en las series más clásicas es otro cantar.
      Para lo que me costó estoy satisfecho, mi lado "rácano" aprueba este Silvia.

      Eliminar
  3. ¡El Nissan de Silvia! Con él pasea por las calles de Kyoto.
    Lindo modelo, como todo deportivo japonés.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii y por donde sea, se ve un coche agradable de llevar. Pero mejor todavía con una buena compañía, nipona o no...

      Abrazos!

      Eliminar
  4. Como bien comentas lo de los deportivos Japoneses es digno de estudio, ya que solo para ellos tienen su denominación y ya no vale para nadie mas, pero este Silvia se le cae a uno la baba por todos los sitios.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y menos mal que ponen series, si no cualquiera se aclara.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Para algunos mercados como el suyo o el yanki usaban denominaciones basadas en nombres y para el europeo usaban números y letras sueltas.
    Te ha entrado el gusanillo de los japos, no? es de agradecer al menos para mi pues me flipan los autos japoneses, seran secuelas del videojuego Gran Turismo, jaja.

    Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, es como las series de los Mercedes o BMW. Si no es de esa forma sería muy complicado saber exactamente del coche que estemos hablando.

      Tengo "japos" desde el principio de la colección a 1:43. pero cuando hace muchos años coleccionaba 1:64 y luego 1:18 ya los tenía, y eran de mis favoritos. Pero no sabía la variedad tan enorme que existe en mi escala, la 1:43.

      Saludos!

      p.d. Yo era mucho del "Colin McRae" o el "Dirt" de PC!

      Eliminar
  6. Hermoso! Este sí tiene carácter! Se parece sólo un poco a los Mustang Cobra de los 80s. Pero es un japonés sin ninguna duda. Cada vez me gustan mas estos nipones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm no sé... carácter... es que ese diseño o parecido lo he visto en más japos de su época. Como en Mitsubishi, el Starion.
      Seguiremos con los nipones.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!