El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Pegaso 5061 Comet Seida "Empresa Cuiña" de IXO/Hachette (c) 2019 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 6 de agosto de 2019

Commer 2500 Jennings Roadranger de IXO/Hachette




Pertenece a la colección francesa de kiosko "Passion Camping Car" de la ed. Hachette.

Jennings es uno de los más longevos fabricantes ingleses de vehículos recreativos. Desde los años 60, su dilatada experiencia sirvió para concebir la célula Roadranger, tan lujosa como práctica, y tan bien diseñada que fue instalada en varios vehículos industriales ligeros como el Commer.

Jennings era muy conocida desde los años 20 del siglo pasado por sus cabinas de camión, las tiendas ambulantes, los "vans" para transporte de caballos y unos vehículos vivienda ancestros de los actuales campers. Pero tras una serie de dificultades financieras la marca cayó en poder de Central Garage, quien no se preocupó mucho por Jennings. Hacia 1957 crearon una marca, Paralanian, especializada en la creación de vehículos recreativos de lujo y mediante la cual Jennings pudo exhibir todo su "savoir faire" en ese campo. Las ventas iban muy bien, pero en 1964 Grand Central fue adquirida por el grupo Lookers, que no tenía interés en el negocio de los "camping cars" y vendió Paralanian un año más tarde a la empresa Spen. Ésta sí tenía su propia marca, Dalesman Caravan, pero dejaron libertad a Jennings para proseguir con los planes de fabricación del módulo Roadranger.

Inicialmente se propuso montarlo sobre los modelos Austin J2 y Leyland 20, pero rápidamente el Commer fue escogido como chasis de predilección. Las paredes del módulo iban adheridas a la cabina (como en una autocaravana perfilada moderna) y una protuberancia delantera sobre el techo hacía de pequeño cofre accesible desde el interior; esto puede llevar a confusión y hacernos pensar que el vehículo era de tipo capuchino (con alojamiento en el techo) y no es así.

La construcción del módulo contaba con paneles exteriores laterales y trasero de aluminio e iban apoyados sobre un armazón de madera noble; el interior de los paneles estaban reforzados por segmentos metálicos y la lana de vidrio rellenaba los huecos de la estructura para asegurar un buen aislamiento térmico y sonoro. De paso la estanqueidad era excelente y el modelo permitía dejar al cliente la elección del color. También es necesario mencionar la seña de identidad principal del modelo: una flecha lateral pintada en colores contrapuestos que se convirtió en una forma de distinguir al Roadranger frente a las propuestas de otros fabricantes.

Las dimensiones internas resultaron ser idóneas y favorecieron mucho la habitabilidad del vehículo, aunque la entrada debía hacerse (como en el modelo comercial) por la parte trasera. Dentro encontrábamos una buena moqueta, muebles de maderas exóticas barnizadas y una cabina "toilette" con un WC químico. También se contaba con un gran fregadero de acero inoxidable, bomba de agua eléctrica y mobiliario de cocina con sus cajones y armaritos para productos de limpieza. Y como es natural, estaba disponible el frigorífico con doble alimentación (gas o electricidad), una cocina con dos quemadores y hasta un horno en la parte baja! Verdaderamente un equipamiento lujoso para la época.

Para los pasajeros se había previsto una capacidad de solamente tres camas, pero la publicidad afirmaba que opcionalmente se podrían crear hasta siete lugares para dormir! Sin embargo, lo habitual era una configuración con dos camas gemelas. Y cuando no se dormía siempre era posible admirar el paisaje sentados en un confortable salón mirando por unas amplias ventas equipadas con estores que dejaban pasar la luz del sol a voluntad.

Menos feliz era la parte técnica del Commer, con un motor de gasolina de apenas 50 CVs en la versión PB (de finales de los 60) que tardaba 25 segundos en alcanzar los 80 Km/h... Dicho bloque además era de muy difícil acceso. Al menos era parco en el consumo, la frenada era buena y la maniobrabilidad bastante agradable. Por eso quizás donde mejor se encontró instalada la célula Roadranger fue en los más "vitaminados" Bedford CF o el Transit de Ford. No obstante, el Commer iba lento pero seguro y no extraña que fuese el vehículo escogido por los Correos ingleses hasta 1983, cuando la marca inglesa cayó en poder de Peugeot.












Otro "encanto" móvil inglés para surcar los verdes prados de las Islas! La verdad que, para ser una colección francesa, Hachette se ha esforzado en no dejar aparte la cultura de la autocaravana en el Reino Unido y nos brinda joyitas como esta Jennings. Por casi 20 euros nos llevamos una pieza un poco sobria aunque cuenta con un interior muy trabajado, un buen molde y correctos detalles externos. Pero sigo pensando que por la temática de esta colección los vehículos deberían venir con alguna puerta abierta para poder admirarlos en condiciones. En fin, tan solo pongo como nota negativa algunas luces delanteras pintadas y los limpiaparabrisas, un poco bastos, pero sobre todo la elección del color (en verde claro hubiese sumado muchos puntos).














































12 comentarios:

  1. Lindo bicho, me sorprende la trocha tan angosta, con las ruedas tan adentro, casi como si fuera un vagón de tren.
    Lo demás está bien, me encantó la fineza de las rejilla lateral izquierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el módulo, lo acoplaron como pudieron en esa plataforma tan enana...

      No reparé en lo de la rejilla, es cierto!

      Eliminar
  2. Maravilloso modelo, me gustan mucho más estos pequeños antiguos que las grandes caravanas modernas. Personalmente, me parece adecuado este sobrio color (aunque yo soy de los que gustan de los colores vistosos).
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego en miniatura quedan mucho mejor. Pero la colección contempla de todo, por eso me gusta tanto.

      Abrazos!

      Eliminar
  3. Muy lindo. Me sorprende no haber visto nunca esa cabina en un coleccionable de calle estándar, es decir en algún furgón por ejemplo, tal cual salían de fábrica. No debe haber ninguna marca que lo hizo o estoy muy desactualizado con los lanzamientos europeos a raíz de la avalancha de colecciones locales. El color me gusta, es muy de la época.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo vi antes, pero la colección es tan buena que sacaron moldes originales. A mí me gustaría verlo como lo que era, un furgoncito.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Ya por fuera resulta acogedor. Si además contamos con el equipamiento citado, debía ser un modelo estupendo para viajar tranquilo, disfrutar del paisaje y ser foco de miradas en los campings. Hasta de luna de miel puedes irte con él. Qué bien buscada la foto real para acompañar las siempre atractivas de la miniatura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste sabía que te iba a gustar, ya que mostraste predilección por estas autocaravanas inglesas. Pero si tanto te gusta mira las fotos del interior que están por Internet, se ven como si fuesen las de un saloncito de lujo.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Simpático vehículo y miniatura, como decís, una puerta abierta sería buen detalle para ver el interior. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos modelos de la colección la traen abierta, pero parece que se arrepintieron o qué se yo.
      Y estos modelos traen unos interiores excelentes! Una pena.

      Eliminar
  6. Esta Commer nos es muy familiar a los que coleccionamos los viejos Matchbox Lesney, hay un modelo de su versión furgoncito con los laterales abiertos para reparto de leche.
    Me hubiese encantado un modelo así, aunque esta caravana está muy simpática, con su inconfundible estilo inglés.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin haber juntado esas miniaturas inglesas ni haberla visto apenas te puedo decir que no conocía este modelo para nada.
      Puede que veamos otro de estos Commer "vestido" de otra cosa en escala 43, quien sabe!

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!