El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 24 de marzo de 2014

FIAT Ritmo Cabrio MkI by Bertone de Grani y Partners



Pertenece a la colección italiana "Collezione Italia N.6", producida por Edison Giocattoli.


El vehículo compacto por excelencia de los años 80 en Italia llevó por nombre "Ritmo" (o "Strada" en los paises de ámbito anglosajón) y fue fabricado por FIAT (y su homólogo SEAT en España) entre 1978 y 1988, bajo las formas de una berlina de dos cuerpos con tres y cinco puertas y una versión cabrio firmada por Bertone. El vehículo conoció tres series y una versión exclusiva y derivada lo suficiente como para ser considerada otro vehículo distinto, denominada por SEAT como "Ronda" y que causó una enorme polémica (con demanda incluida) por parte del fabricante italiano.

El proyecto de la berlina fue realizado por el Centro Stile FIAT, comandado por Gianpaolo Boano y concebido con el objetivo de rivalizar con productos modernos como el Renault 14 o el Volkswagen Golf. El Ritmo fue el primer coche italiano con paragolpes plásticos integrados en la carrocería, fabricado en gran parte mediante el uso de robots y dotado con una buena habitabilidad y funcionalidad. El interior abusaba un poco de plásticos baratos y mecánicamente no ofrecía nada nuevo, con tres motorizaciones de base derivadas de las que montaba su antecesor (el FIAT 128) y que contaba con bloques de cuatro cilindros en línea movidos por gasolina, con una potencia muy escalonada: 60, 65 y 75 CVs. Disponía bajo pedido de un cambio manual de cinco velocidades y otro automático de origen Volkswagen.

Con el tiempo apareció un novísimo bloque movido por gasóleo, con 55 CVs de potencia y que derivaba del que llevó el FIAT 132 1.800. Este motor fue diseñado por el ingeniero Lampredi y dio problemas a causa del mayor peso al montarlo en el Ritmo, teniendo la marca que hacer una llamada a aquellos clientes que optaron por esa versión para que acudiesen al taller (en donde tuvieron que reforzar algunas piezas).

La versión especial Cabrio apareció en el Salón de Frankfurt de 1981 y fue comercializada el año siguiente. Su base fue la versión de tres puertas pero mecánicamente era una versión "85 Super", con un motor de litro y medio alimentado por un un carburador de doble cuerpo. Este propulsor rendía 85 CVs y comportaba una personalización especial a las versiones que lo llevaban (rediseño del salpicadero, detalles externos especiales, llantas diferenciadas, espejos retrovisores regulables desde el interior, cuentavueltas electrónico y reloj digital, opciones especiales...) pero lo especialmente llamativo era su "roll bar"central (la barra antivuelco) y el diseño del portón del maletero, que prescindía de la luneta trasera. Este vehículo se produjo con una cadencia muy escasa y hoy en día es una rareza, no llegándose a comercializar en España ni habiéndose fabricado nunca en nuestro país.


Pues bien, después de mucho tiempo buscando una miniatura del Ritmo Cabrio a un precio "decente" la fortuna quiso poner en mi camino ese extraño modelo, aunque con la suerte de ser una gran pieza en términos de calidad y fidelidad. Lo cierto es que los Ritmo, sean italianos o españoles siempre han estado tratados con mimo a la hora de replicarlos y todas las versiones que tengo dan fe de ello, incluyendo al más minoritario Ronda. Aparecieron en diversas colecciones de Altaya, pero el cabrio fue mucho menos difundido siendo a la postre la versión más deseada por mí aunque a la par del más atractivo 125 TC (que espero que caiga también prontamente). En el cabrio admiraremos el molde, su pintado (realmente exquisito), el detallado externo y las ruedas, magníficas. Por el contrario, son repudiables el interior (demasiado simple, y esto es "pecado" cuando hablamos de un descapotable), los bajos y la rejilla superior del motor (esa pieza recuerdo que era plástica en el caso del modelito de Altaya).























12 comentarios:

  1. coincido contigo: por fuera es excelente pero por dentro es muy pobre, lo cual es terrible si hablamos de un cabrio.
    me imprresiona la delicadeza de las formas y detalles de los paragolpes delantero y trasero. el de adelante tiene rejillas que se ven muy bien definidas y el de atrás tiene las luces que son un festival de color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado hacer un cabrio a partir de un compacto y que no quede feo, y encima éste fue uno de los primeros. Se lo perdonamos por arriesgado?

      El modelito, en líneas generales, es curioso y no está nada mal. Y hay que tener en cuenta que el interior del original era terriblemente "plasticoso", doy fe de ello. Poco puede hacer la miniatura contra eso.

      Eliminar
  2. Hola Antonio!!!!

    La miniatura me gusta más que el modelo real... La verdad es que al Ritmo lo pongo en la columna de los autos menos agraciados, pero hay que reconocer que la versión Cabrio suma esos puntitos extras.

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mi "Ritmo" preferido (qué raro queda eso dicho aquí) pero es muy original... no es poco eso.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Como no lo hemos tenido por aquí, nos cuesta acostumbrarnos a ver ese frontal con ópticas redondas que tan a despropósito aparecen en medio de tanta línea recta. Quizás si hubiera tenido las rectamgulares que estilaban los Fiat de aquella época lo relacionaríamos mejor con el Regata, que fue al fin y al cabo su hermano sedán tricuerpo. La miniatura me parece una belleza, y tiene muchos detalles que balancean con el interior pobre.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa versión no anduvo tampoco por España, pero el (digámoslo así) "normal" es un coche muy conocido, fabricado también por SEAT. El Regata es muy posterior a éste, de varios años después. Nunca tuvo el Ritmo una versión tricuerpo y no deben ser considerados como "parientes".

      En el resto opino igual que tú, pero el interior del real no daba para muchas alegrías, te lo aseguro...

      Saludos!!

      Eliminar
    2. Yo le veo muchas similitudes con el Regata, las líneas directrices de diseño parecieran ser las mismas, especialmente desde el lateral, la línea de cintura, los cortes de las ventanillas... El SEAT Ronda con sus ópticas rectangulares es más parecido aún, y el Málaga, que no sé si se habrá vendido como la versión tricuerpo del Ronda, es prácticamente un gemelo del Regata.

      Eliminar
    3. Si se quiere, se pueden encontrar similitudes pero entre todos esos coches que mencionas pasaron unos cuantos años, y ya puestos puedes meter al Tipo como hermano del Ritmo y no es más que su sucesor.

      Un tío mio tuvo un Regata y el Málaga era un coche diferente, menor, vendido como la versión tricuerpo del Ibiza (un subcompacto). El Ronda es un clon del Ritmo II y esos sí son de la misma familia. Y si nos metemos ya con la versión tricuerpo del Uno (que no se vio por Europa) ya tenemos un buen lío... pero hay muchos matices entre todos ellos, que a simple vista se ven bien si tienes el ojo entrenado.

      Saludos!
      p.d. y nos falta el Fura/127 CL...

      Eliminar
  4. Me encantan esos faros y los plásticos del frente; un modelo simpático, ni nos molestemos en mirar el pobre interior, ya que bastante disfrutamos mirando por fuera.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, me remito a lo de arriba en cuanto al interior...
      Es curioso que te guste el frontal, siempre me pareció una cosa "rara" de ver. Y para 1979 ni te cuento...

      Saludos & abrazos!

      p.d. juro que del Ritmo nunca ví una versión de competición, te atreves a buscarla? (no me refiero a la de serie, el 125 TC).

      Eliminar
  5. El Ritmo siempre fue un auto que me llamó la atención, por lo particular de su diseño, pero desconocía que había una versión cabrio.
    Referente a la miniatura, sorprende lo bien detallada por tratarse de un G&P que por lo poco que tengo y conozco, no es una de sus virtudes sino más bien lo contrario, lástima el interior, pero en general y por lo dicho el balance es más que meritorio.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue uno de los primeros coches diseñados por ordenador, y se nota un poco en la racionalidad de las lineas. Yo hacía años que ví en una revista la versión cabrio, pero la tenía ya olvidada.

      En cuanto a los que dices de G&P creo que no viste lo suficiente de esa marca, puedes ver en la derecha de mi blog una selección por marcas (pica en Grany y Partners) y verás los 9 que tengo: hay algunas miniaturas que no le envidian mucho a su versión Minichamps y no te lo digo en broma, como en el caso del Alfetta. Otros modelos sufren altibajos (como este Ritmo), pero en algunos casos son excelentes.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!