El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 20 de abril de 2016

Citroën SM de IXO/Altaya




Pertenece a la colección española "Nuestros queridos coches de antaño", de la editorial Altaya.


El SM (Proyecto S Maserati) fue lanzado por Citroën en marzo de 1970 con el objetivo de crear un "Gran Turismo" con la base del DS. Pero la ausencia en la marca de un motor a la altura del vehículo hizo que se utilizase un bloque de origen Maserati (propiedad de la firma francesa desde 1968), en concreto un V8 proveniente del modelo Indy al cual se le amputaron dos cilindros y se reubicaron las cadenas de la distribución. Del SM se fabricaron solamente 12.920 ejemplares y la producción finalizó en 1975.

El SM existió principalmente bajo la forma de un enorme coupé con cuatro plazas, siendo las traseras más estrechas que las delanteras pero plenamente utilizables por dos adultos. El tablero de mandos sorprendía por su aspecto futurista lleno de relojes con forma ovoidal, que también pudo verse en el Maserati Merak, y como buen Citroën también contó con la famosa suspensión hidroneumática. En cuanto al motor, desde su lanzamiento hasta 1972 llevó un V6 de 2.7 litros con tres carburadores Weber de doble cuerpo, proporcionando unos 170 CVs. Este bloque fue concebido por el ingeniero Alfieri (de Maserati) bajo la dirección de la oficina de proyectos parisiense de Citroën. A partir de 1973, y como consecuencia de las nuevas normas anti-polución, el bloque incorporó la inyección electrónica Bosch D-Jetronic, mejorando la potencia en 8 caballos y logrando un menor consumo y una mayor suavidad. En cuanto a su caja de cambios, a partir de 1974 apareció una caja automática opcional Borg Warner de tres velocidades al cual se le tuvo que asociar el motor del Maserati Merak, un tres litros con catalizador que rendía 190 CVs y que fue muy exportado a Estados Unidos y Canadá.

Como anécdota, mencionaremos que existió un SM prototipo que llevó un motor V8 con cuatro litros de cubicaje que rendía 260 CVs creado especialmente por Maserati, pero Citroën se negó a producirlo en serie. Seguramente ya les pareció suficiente velocidad los 220 Km/h de velocidad punta que podía alcanzar.

Para ser un vehículo avanzado tecnológicamente, el SM contaba con varios adelantos técnicos: aparte de la suspensión, este formidable automóvil contaba con cuatro frenos de disco de accionamiento hidráulico, llantas ultraligeras Michelin "RR" (resina reforzada) opcionales, reglaje en altura y profundidad del volante (siendo el primer vehículo europeo que lo llevó), rampa de seis faros cubiertos bajo una cúpula para favorecer su excelente CX (coeficiente aerodinámico) de los cuales dos eran direccionales y la famosa dirección asistida "Diravi" del ingeniero Paul Magès, un dispositivo que incluía asistencia variable y retorno automático a la posición de centrado.

También era importante el hecho de que la elegante carrocería de Robert Opron parecía esculpida por el viento, con el objetivo de intentar bajar un poco el abultado consumo de su motor Maserati. Como otros automóviles de alta gama de entonces, el SM acusó mucho el golpe de la crisis del petróleo de 1973 y además otros factores lo empujaron al abismo tras solamente cinco años de presencia en el mercado; la red Citroën no atendía debidamente al mantenimiento de este futurista vehículo (además su motor era terriblemente complicado), el modelo acusó fallos de fiabilidad y encima el nuevo propietario de Citroën, Peugeot, quería impulsar su propio proyecto de automóvil de segmento alto, el modelo 604 (sin duda mucho más mediocre). Tampoco el concepto de vehículo "Gran Turismo" era algo habitual en el mercado francés y el vehículo era, lógicamente, muy caro: solo hay que imaginar lo complejo de su producción ya que los motores venían de Maserati, las carrocerías de Chausson y el ensamblaje final corría a cargo conjuntamente entre la fábrica Citroën de París y la de Ligier en Vichy.

Al menos conoció una interesante carrera comercial al otro lado del Atlántico... al menos al principio, ya que aunque se le dotó de un frontal diferente (con faros redondos y sin carenar) las autoridades de Estados Unidos vetaron el SM debido a la altura del paragolpes delantero, perjudicada por su suspensión de altura variable. Verdaderamente una lástima, un automóvil que gozó de escasa fortuna pero que al menos ha quedado como un icono de los años 70 bastante mediático: entre sus propietarios contó con muchos famosos, tales como el Sha de Persia, Burt Reynolds, el dictador Idi Amin Dadá, Lee Majors, el compositor John Williams, el presidente ruso Brezhniev, Jay Leno o el mismísimo Johan Cruyff, recientemente fallecido.





Nunca consideraría mi colección completa sin contar con el fantástico SM, obra cumbre de la ingeniería francesa e italiana unidas a la hora de crear un coche inolvidable. Altaya no pudo menos que incluirlo en la mítica colección de automóviles de antaño, rindiéndole homenaje bajo la forma de una miniatura muy fiel y cuidada que me demostró sus cualidades al observarla detenidamente en persona. Desde el molde, preciso y bien pintado hasta el interior, junto con todos sus excelentes detalles externos proclaman las bondades de una miniatura muy lograda e imprescindible que no queda nada lejos de las propuestas de Minichamps o UH, pero a un precio inferior. Es un futuro clásico que os recomiendo sin dudar ahora que todavía se puede encontrar con relativa abundancia.

























17 comentarios:

  1. Llantas de resina? eso sí que era moderno
    Imagino que el V8 sería el V8 que Maserati usó en otros modelos, pero no imagino ningún citroen con esa arquitectura.
    El modelo me gusta mucho, aunque veo que en algunas fotos las ventanas laterales y parabrisas distorsionan la visión,
    es un defecto que vengo viendo en varios modelos, quizás sea por el macro y la cercanía de las fotos,
    o que me estoy poniendo viejo,
    te dejo elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también "aluciné" un poco con lo de la resina, pensé que se podían referir a los neumáticos pero "jantes" son llantas... (en parte me ilustré leyendo un artículo en francés de este coche).

      Lo de la distorsión ocurre en gran parte de los modelos "normalitos" de diecast a esta escala. Solo se suelen librar los NEO por usar acetato, el resto usa plástico normal y corriente y en las curvas hace efecto lupa.

      Creo que tus ojos van bien, y espero que sigan así muchos muchos años!

      Eliminar
  2. Otro pieza en la que coincidimos, y que no puede faltar en ninguna colección, buenas fotos y buena información.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose, lo cierto es que es tal cual lo dices, es un clásico y ya desde niños algunos lo conocimos.

      En cuanto a lo de las fotos, es una de las partes del proceso que más me divierten! (aunque la gente a veces mira de un modo raro).

      Saludos!

      Eliminar
  3. Para mi hay autos adelantados a su tiempo, y otros que llegaron a culminar un concepto decadente. El SM en mi opinion pertenecería más bien a este segundo grupo. Fue un intento de alargar la fórmula del glorioso DS, bajo una forma de cupé con una cola algo controvertida y excesiva para mi gusto.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero al menos trataban de ser originales y en este caso se implicó a una cantidad de gente brutal (mira la cantidad de marcas que andaban liadas). Creo que es un coche mítico y si yo tuviese "pasta" me compraba uno, como inversión sobre todo. Por que andar con él es una aventura, nunca sabes si volverías a la hora de la cena...

      Saludos!

      Eliminar
  4. Una maravilla... el tratamiento de esa parte trasera es increíble, un gran diseño. Y la miniatura, acorde a los pergaminos del real. Noto lo mismo que dice Gaucho en las fotos de los interiores, los vidrios en cierto modo deforman la visión. Pero, al menos en mi caso, como poco me interesan los interiores, es un detalle que pasa desapercibido.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy fascinado con el diseño de este coche, para principios de los 70 debía parecer un OVNI. Tuve la suerte de ver uno igualito a éste en una calle de Lovaina (Bélgica) y fue como si fuese una aparición, era mucho más pequeño que lo que me imaginaba pero esas líneas y el color lo hacían destacar entre el gris de su entorno.

      Ah, y existe en versiones de competición... creo!

      Abrazos!

      Eliminar
  5. ¡Ja! Parece un auto del que se bajaría el comandante Straker , de UFO . Personalmente , después del 2 CV y el ID 19 (y éste con muy poco entusiasmo) no me gusta ni una sola cosa que lleve la marca Citroën .Por eso disfruto de la miniatura como si fuera un modelo de los Anderson . Me copó el interior , con todos los relieves de paneles y asientos , y el tablero .
    La patente delantera seguramente complicaba las cosas (dónde poner adhesivo , dónde no) ; se pudieron hacer los distraídos y omitirla ... pero la pusieron igual, y significa muchos puntos a favor del modelo y su fidelidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a mí hasta el XM (lanzado en 1990) Citroën me gustaba por lo diferente, pero luego se "estandarizó" demasiado y se acabó de convertir en un fabricante banal. Ahora el Cactus ha sacado un poquito de la esencia Citroën, en mi opinión, pero no es más que un pálido recuerdo de lo que llegó a ser la marca de los "Chevrones".

      También me gustó mucho cómo resolvieron la delantera, y de paso, con ese efecto lupa, la placa se ve mucho mejor.

      Los saludos, en la planta inferior...

      Eliminar
  6. Evidentemente hoy estoy muy disipado : me olvidé el saludo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí van los míos, maestro:

      Saludos & abrazos & buen "finde", que yo pasaré caminito de Toulouse (y van...).

      Eliminar
  7. Uno de los últimos Citroën auténticos... (quizá con el GS Wankel y el CX). Con su línea inconfundible, poderoso escualo a ras de suelo, con su pequeño volante oval, su instrumentación, sus llantas cerradas. Y qué decir, como siempre, de la suspensión heredada (y mejorada) del DS. Aerodinámica, motor, pasión.
    Tuve la ocasión de hacer unos pocos kilómetros en el año 73 o 74, en el asiento de la derecha, en un auto blanco, casi nuevo, creo que era de inyección y cambio manual, en la autopista de peaje catalana a la altura de Hospitalet del Infante. Parecía que íbamos despacio, no había sensación de alta velocidad, el coche no se movía, se escuchaba perfectamente la conversación de las plazas traseras. Pero la raya discontinua que separa los dos carriles quería convertirse en continua cuando miré el velocímetro. Íbamos a doscientos por hora, como si nada.
    Magnífico, impresionante, casi olvidado para los amantes de los clásicos como todos los híbridos, aunque últimamente parece que repunta su presencia en las reuniones de clásicos en Francia y el Reino Unido.
    Desde hace muchos años tengo una miniatura 1:43 de este modelo, de Matchbox, "Made in England", en rojo, con su gancho para el remolque. Creo que la compré en una gasolinera francesa a finales de los 70.
    Prometo buscar el modelo que has presentado para que acompañe a mi antiguo juguete. Porque estoy de acuerdo: una colección nunca estará completa sin la presencia de esta pieza. Dos mejor que uno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Perdón. Entre los auténticos olvidé el XM.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran suerte el haber podido disfrutar de ese cochazo, aunque solo fuese de acompañante! Imagino el impacto que debió suponer el andar con él en las carreteras españolas de aquellos años. Aunque solo fuese un rato...

      Si te haces con él al final, no te arrepentirás. El modelo de Altaya puede que sea inferior al de UH, pero no por mucho (en todo caso) y además sale muy bien de precio. Te lo recomiendo, para ponerlo al lado de tu Matchbox tan querido sería ideal!

      Saludos!

      p.d. El XM. Para mí, el canto del cisne...

      Eliminar
  9. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Coincido contigo que la miniatura está a un buen nivel (y más teniendo en cuenta que viene de un coleccionable). Curiosamente es de los pocos que me falta de aquella mítica colección. Nunca le presté mucha atención pero después de leer tu entrada voy a ir directo a por el.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo! Te aseguro que harás buena compra, en la mano se aprecia todo mucho mejor y el modelito cumple bastante bien. De todas formas, el de UH lo veo algo superior y no sale muy caro buscando bien.

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!