El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 17 de marzo de 2017

Mercedes Benz SLS AMG Roadster de SCHUCO (Edición Dealer)





El SLS fue un Gran Turismo coupé fabricado por la alemana Mercedes Benz entre 2010 y 2014, siendo su presentación en septiembre de 2009. La versión roadster, por su parte, fue presentada en otoño de 2011. El SLS fue el primer Mercedes con puertas de gaviota desde el modelo 300 SL/SLR de los años 50 y ha sido sustituido recientemente (en 2016) por el GT3, después de haberse comercializado menos de 10.000 unidades.

El SLS contaba con un chasis en forma de rejilla de aluminio que pesaba solamente 214 kilogramos, siendo el cuerpo externo también del mismo material y ambos fabricados en la planta austríaca de la firma Magna Steyr. Las puertas seguían el mismo canon de ligereza y cada una de ellas solo pesaba 18 kilogramos, contando en sus bisagras con unas pequeñas cargas explosivas que las desprendían en caso vuelco. La distribución de pesos se acercaba al ideal de 50%/50% para vehículos deportivos y en el caso del roadster la estructura fue reforzada en el umbral del marco de los parabrisas y el túnel central.

Si hablamos del diseño interior saltaba claramente a la vista que había sido inspirado por el mundo de la aeronáutica: instrumentos centrados a la vista del conductor, palanca de la caja de cambios con forma de mando de unidad de potencia de un avión y rejillas de ventilación que recordaban las entradas de aire de los motores a reacción.

Pero sin duda el elemento más interesante del SLS era su motor, firmado por AMG y ensamblado a mano por un solo operario en la planta de Affalterbach. Este "corazón" era un bloque de arquitectura V8 alimentado por gasolina con una cilindrada de 6.3 litros, situado por detrás del eje delantero y sin sobrealimentación. Contaba con lubricación por cárter seco, proporcionaba en sus inicios 570 CVs de potencia y todo el bloque pesaba solamente 206 kilogramos, lo que da una idea de su ligereza. Para aprovechar toda esa potencia convenientemente se utilizaba un cambio Getrag de doble embrague y siete velocidades con gestión electrónica, proporcionando una selección de cuatro programas diferentes de conducción. Y de serie disponía de un diferencial con bloqueo al que le llegaba un eje de transmisión de solamente 4 kgs. hecho en fibra de carbono, alojado dentro de un tubo conductor.

Con un precio de 185.000 euros para el modelo estándar, el "atrevido" conductor de estas máquinas podía alcanzar una velocidad punta de 317 Km/h y acelerar de 0 a 100 en 3,8 segundos, siendo el consumo medio de unos 13 litros. El poseedor de un roadster además contaba con la posibilidad de desplegar su techo de lona de tres capas (disponible en colores beige, rojo o negro) en 11 segundos, una maniobra que se podía hacer hasta a una velocidad de 50 Km/h.

Este modelo es recordado por haber sido "safety car" en el Mundial de la Fórmula 1 entre 2010 y 2015 o por haber aparecido en Transformers 3 y videojuegos, pero la familia SLS fue sin duda más famosa por la cantidad de variantes que tuvo tanto para el mundo "civil" como el de la competición: GT, GT3, GT3 45 Aniversario, Black Series (con 631 CVs), Edición Final o el singular Electric Drive, de color amarillo y con cuatro motores eléctricos que combinados ofrecían 750 CVs de potencia.








Otra magnífica reproducción de SCHUCO ofrecida a precio de saldo (menos de 8 euros!) en una edición para venta en concesionarios. Una miniatura de alta calidad que cuenta, como suele ser habitual en el fabricante alemán, con un interior muy cuidado y detallista y un molde muy bueno y bien rematado con múltiples detalles. La pintura negra metalizada es buena también, pero muy delicada al tacto ya que reflejará rápidamente las huellas de nuestras manos (es una de esas miniaturas que es mejor manipular con guantes). Me resulta prácticamente imposible ponerle alguna pega a un modelito que ofrece muchísimo por un precio ridículo, siendo solamente afectada (quizás) por nuestros gustos estéticos hacia el modelo original, aunque hay que reconocer que es impactante.




























16 comentarios:

  1. ¿Cuál es el de verdad y cuál la miniatura? Qué interiores, llantas, discos de freno, escapes, ... Bien por Mercedes al recrear su mejor modelo, convirtiéndolo automáticamente en un clásico.
    Sin que sirva de precedente: me gusta más de calle, cupé y roadster, que las versiones de competición, y eso que las hay preciosas. Sin que sirva de precedente: un Mercedes que me gusta más en negro que en blanco o plata.
    Precioso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en la mano, no te digo más, amigo Bernardo.
      No tenía pensado comprarlo teniendo el del videojuego (lo recuerdas?) pero a un precio que hasta ridiculiza al de cualquier coleccionable de kiosko no era para pensarlo mucho.

      De todas formas, también lo hay en más colores.
      Hasta el envase es precioso!

      Saludos.

      Eliminar
  2. Creo que con este coche comenzaron a cambiar muchas cosas en MB, una de ellas el diseño cada vez mas atrevido y menos conservador. Por suerte a los de Stuttgart tambien les da un viento de vez en cuando.
    Una de esas miniaturas perfectas en todos los aspectos y encima barata.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese morro tan agresivo creó escuela.
      Esto fue de lo mejor que llevo comprado este año, sin duda.
      Saludos!

      Eliminar
  3. hay que admitir que se ve impactante, bien por Schuco.
    llantas, frenos, trompa y por sobre todo, interior, son un canto a la excelencia germana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre dije que iniciarse en el coleccionismo de diecast a 1:43 no es nada caro, aunque reconozco que hay que "perder" demasiado tiempo bicheando en los lugares habituales de compra de Internet.

      Eliminar
  4. Me tiré de cabeza al interior , y todavía no lo creo . El trabajo que tiene el volante solamente , es una maravilla . Por fuera , las varias rejillas y el grabado de los discos de freno le aportan un montón.
    Y en ese punto empiezo a las puteadas y me pregunto qué fuman los responsables de la política comercial de Schuco. Ando detrás de una de las últimas ediciones en plástico , más por el sujeto que por el modelo que parece estar tallado en una barra de jabón , y piden una libra de carne ; que esta maravilla cueste menos de diez euros no tiene pies ni cabeza!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema moderno lo trabaja muy bien la marca, aunque tengo camiones y autobuses de la marca y nunca me defraudó. Sin embargo, admito que no tengo el nivel "pro" para ponerle pegas a determinadas miniaturas, en tu caso los tractores.

      Por otro lado, SCHUCO tiene infinidad de lineas en varias escalas. Desde réplicas maravillosas de sus juguetes y juegos de los años 50 y 60 hasta modelos modernos en resina (la serie Pro R). Sin embargo, por lo visto también "mete la patita" en algunas réplicas tal y como tú nos señalaste, oh Capo, en algunas ocasiones. Parecen ser fallos de documentación, más habituales de lo que sería deseable (y sobre todo cuando le pierdes el cariño a un buen puñadito de dólares/euros/pesos).

      Pero ahí estás tú, afortunado "desfacedor de entuertos", para enmendar los fallos y hacerte piezas únicas.

      Abrazos!

      Eliminar
  5. Świetny ten model! Pięknie pasowałby do mojego SLS AMG GT3 :)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
  6. Cześć! Brakuje mi teraz znaleźć dobrą GT3.
    Te sporty Mercedes kochaj mnie!

    Pozdrowienia.

    ResponderEliminar
  7. Interesante este Sls Antonio no es que sean santo de mi devoción este tipo de coches pero este podría entrar en mi garaje.

    Siendo una obra de Schuco para la firma de la estrella sobran las palabras pues de sobra sabes que algunos modelos compartimos de esta firma y son una maravilla


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo puedo recomendártelo aunque sea para piezas, solo vale unos 8 euros. Ridículo!


      Saludos!

      Eliminar
  8. Maravilloso, además en color negro luce mucho mejor que si fuera plata. Hay coches modernos que me gustan -son pocos-; éste es uno de ellos. Bien por Schuco!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que haya alguno moderno que te guste, si solo admiramos los antiguos nunca saldremos de lo mismo.

      Abrazos!

      Eliminar
  9. Impactante maqueta, de un modelo que a su vez es hermosísimo. En general el negro no le queda bien a las miniaturas, le hace perder detalles a la carrocería, pero en este caso, la combinación con lo sinteriores y con las ópticas traseras le queda óptimo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino como tú, el negro es muy "traidor" y destaca cualquier fallo o traza de suciedad. Éste modelo es de los que debería traer unos guantecitos!

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!