El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Citroën C25 Capucine Pilote de IXO/Hachette (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 1 de diciembre de 2017

Vauxhall Chevette de PCT





El Chevette fue un automóvil del segmento urbano producido en muchos países por las diferentes marcas del General Motors, siendo Vauxhall (la equivalente de Opel) la encargada de hacerlo para el Reino Unido y algunos países más. Fue comercializado entre 1975 y 1984 en un número de 415.000 unidades, siendo su sucesor los modelos Astra y Nova.

La producción inicial del Chevette tuvo lugar en Luton, aunque luego fue en Ellesmere Port con la idea de poner en el mercado un vehículo destinado a encajar por debajo del segmento del Viva. Al principio se presentó solo con carrocería tipo "hatchback" (un estilo muy popular en los años 70); con su morro aerodinámico inspirado en el Pontiac Firenza y sus faros enrasados la versión británica del Opel Kadett se percibió por el público como un automóvil verdaderamente nuevo hasta que aparecieron las versiones berlina o furgoneta y fue entonces evidente su común linaje con el modelo alemán.

Entre el año 1975 y 1978 el Chevette fue el automóvil más vendido de su clase en el Reino Unido sin que los rivales europeos como el Renault 5 o el FIAT 127 le hiciesen sombra. Parte del éxito fue debido a su motor de 1.3 litros que permitía un buen rendimiento, su ligera dirección, su amplio interior o su buena visibilidad que lo hacían un automóvil muy versátil (tuvo muchos tipos de carrocería) y apto para casi cualquier familia. Además contó con una buena campaña de márketing incluyendo una canción pegadiza en la que se declaraba que el Chevette "es lo que tú quieres que sea".

El Chevette era esencialmente un Kadett C con morro rediseñado, pero en la mecánica no lo era tanto ya que usó el bloque mejorado de 1.256 cm3 del Viva HC en lugar de los motores del Kadett de 1.2 litros. No variaron las suspensiones, la caja de cambios con cuatro velocidades, los frenos con doble circuito servoasistido ni el sistema de tracción trasera del Kadett pero sí había gran diferencia en el salpicadero con una posición de conducción más "inglesa" que europea. Inicialmente incluyó de serie calefacción con ventilador de dos velocidades, neumáticos radiales, luces de marcha atrás, asientos delanteros reclinables y luneta trasera con desempañador.

En 1980 se le efectuó un restyling que le hizo asemejarse al modelo Cavalier (Opel Ascona B) en lo externo y se cambiaron algunos elementos mecánicos como el encendido (ahora de Bosch) y otras mejoras leves. Se rediseñaron los asientos y rejillas de ventilación del pilar C y aparecieron nuevos tipos de llantas pero la sentencia de muerte del Chevette estaba firmada y fue desapareciendo poco a poco de la producción en favor del nuevo Astra (Opel Kadett D) y Nova (Opel Corsa) hasta su final en 1984.







Este Chevette es quizás un viejo conocido dentro del mundo del diecast y un molde muy rentabilizado por todos los sellos bajo el paraguas de IXO, por lo que hemos visto esta misma miniatura en muchas colecciones mundiales (en concreto el mío viene de Polonia). Sea en caja o en blister, encontraremos un modelito muy resultón con algún defecto más o menos evidente (el diseño de los pasos de rueda, muy exagerados o el pobre interior) cuya mayor virtud es su muy bajo precio y una buena calidad en el pintado, sin que desmerezcan tampoco algunos dignos detalles exteriores. Debo confesar que lo adquirí sobre todo por lo agradable que se me hace el modelo y pienso que se podría haber vendido muy bien en España en aquellos años 70, pero me temo que su aspecto algo futurista habría chocado mucho con la mentalidad conservadora de entonces.































14 comentarios:

  1. Emociones encontradas.
    Nosotros tuvimos producción de un modelo similar de cuatro puertas y tres volúmenes de carrocería, aunque con motor mayor, que casualmente está presentando Cruiser en esta semana en su blog.
    El auto duró poco tiempo, casi tanto como la permanencia de General Motors en Argentina, dejando en el recuerdo (o en el olvido) muchos año de tradición argenta.
    Por este motivo, no tengo buena predisposición hacia la marca.
    El modelo se ve bien, desde la pantalla de mi celular, hasta parecen fotos del auto real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya veo que el cambio de cámara fue para mejor... también se ven bien estas nuevas fotos en mi monitor.

      Este cochecito es un completo desconocido en España, y parece que no era mal vehículo. Te aseguro que jamás vi uno!

      Y, por otro lado, no entiendo tu perspectiva tan nacionalista hacia la marca, pero bueno...

      Eliminar
    2. Seguramente los coches y los cochecitos no tienen la culpa, pero una marca que fue leyenda en nuestro paìs durante cuarenta años y luego decide cerrar puertas y retirarse, no merece mucho favor de mi parte.
      Llàmalo nacionalismo o como quieras.

      Eliminar
  2. Qué sorpresa.. no sabía que había sido editada en Polonia esta maqueta. Es bien inglesa, tiene la marca Vauxhall en la trasera. La que tengo es de la colección Opel Eaglemoss y ya no es un Vauxhall sino un Opel Chevette, vendido en la Alemania y los Países Bajos. Otra interesante versión esta Vauxhall, aunque hubiera sido bueno que una de las dos (la Opel o la Vauxhall) hubiera cambiado el color, ya que son prácticamente del mismo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los PCT son la marca "de batalla" para colecciones baratas, me temo. Parece que los de IXO tienen varios sellos para según qué mercado, y adivina para dónde suelen ir los modelos más cuidados...

      Esto lo refrenda los PCT que he tenido en mis manos, todos me dieron muy pobre impresión y se suelen ver a cinco o seis euros por Ebay en los sitios de gran venta.

      Este molde lo he visto cantidad de veces y siempre idéntico, como ya expresé en la entrada. Y siempre el mismo color, solo cambian matrículas y logotipos. Habría que compararlo con el tuyo de Eaglemoss, y ver en qué se diferencia (que me temo que en nada).

      Saludos!

      Eliminar
  3. Estoy con Gaucho, casi me gusta mas la miniatura que el auto real, parece que lleve suspensión rebajada y las llantas son mas deportivas.
    Para mi estaría entre un Fiesta y un 127.
    Gracias por descubrirme este modelo.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las cosas buenas que tiene esto de coleccionar miniaturas, que si eres curioso acabas conociendo muchos vehículos que ni sabías que existían.
      Se ve que mi modelo debe ser una serie especial algo más deportiva, al menos de facha. El normal no queda igual de bien, coincido con lo que dices.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Me gusta este Kadett Antonio una de las tantas piezas que faltan para completar la saga de modelos OPEL no lo tuvimos en casa ala venta pero aún con esas es un modelo interesante que hubiera dado mucho de si en nuestro mercado junto con los 127 y los primeros Ritmo.

    El color lo que mas me ha gustado de él que han sabido poner la cantidad exacta.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hubiese sido un buen contendiente!
      Luego llegó el Corsa y toda la millonaria inversión de Figueruelas.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Muy buen modelo. No le conocía ni el real y ni en escala.
    Me pregunto cual habría sido su suerte aquí en México.
    El chevy tuvo mucho éxito y el Astra, Corsa y Monza si les tuvimos. Les fue bien, se siguen viendo en circulando.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El real yo tampoco lo conocía, en escala hace años que anda por ahí en varias colecciones. Es muy económico!

      Los otros que dices también existieron por aquí y se fabricaron incluso algunos en España, pero el Monza (tal y como ustedes lo conocen) no estuvo por acá.

      Saludos!!

      Eliminar
  6. El modelito duplica su interés al ser una versión específica del Vauxhall para el mercado polaco (o europeo continental), con el volante a la izquierda.
    Vi la publicidad, y al ver a ese granjero llevando un cordero y varios gansos en su Chevette me quedé pensando : con lo húmedo del clima inglés, el aroma debió ser más pegadizo que el jingle !

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, desde luego el aroma a bicho mojado es "inolvidable"!
      Cada vez que he ido a las Islas siempre me pareció como que olía a "sapos", creo que me entiendes. Una humedad impresionante, algo a lo que no estoy acostumbrado por vivir casi en un secarral.

      Otro abrazo, Capo, me alegro de saber de tí!

      Eliminar
  7. Muy lindo el Chevette polaco, creo que el color ayuda mucho también.
    ¿Hablaban de humedad? Por aquí solemos llegar a los 3 dígitos...
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!