El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Nissan Cedric Y30 Van "Fuji West Fire Department" de DISM (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 22 de febrero de 2018

Ultravan Chevrolet Corvette de IXO/Hachette




Pertenece a la colección francesa de kiosko "Passion Camping Car" de la ed. Hachette.



Producida entre 1960 y 1970, la autocaravana Ultravan se produjo en una cantidad de 373 unidades casi todas ellas para Estados Unidos, su país de origen. Concebida según principios aeronáuticos y con la adición (inicialmente) de un motor procedente del Chevrolet Corvair, la Ultravan fue un vehículo muy caro y elitista a la que dio la puntilla el hecho de sustituir su motor por el V8 del Corvette.

David Peterson era un piloto e ingeniero aeronáutico norteamericano que tenía un problema: no era capaz de encontrar la forma de remolcar una caravana y un bote a la vez cuando disfrutaba de sus vacaciones. Así, decidió "motorizar" su remolque vivienda y de esta forma creó el germen de lo que sería su famosa Ultravan, un "camping car" ligero, aerodinámico y potente, de baja altura y formas suaves y redondas que recordaban a las de una ballena.

Construido como el fuselaje de un avión, su estructura monocasco sin chasis estaba hecha de aluminio y poliéster en los extremos a los que se fijaban paneles tipo "sandwich" rellenos de aislante y Formica por su cara interna. Siempre buscando la ligereza, Peterson la equipó con ventanas de plexiglás y dejó solamente el vidrio para el parabrisas... ni siquiera los paragolpes escaparon a la regla, ya que fueron fabricados con espuma plástica. También llevaba depósitos en aluminio para el carburante, las aguas grises y las limpias y además servían como partes que daban rigidez a la estructura, estando protegidos de esa forma contra el hielo. El resultado fue excelente, ya que la Ultravan pesaba tan solo tonelada y media y ello la autorizaba para portar una buena cantidad de kilos.

Aunque se recalcó su ligereza, la "ballenita" también presumía de tener dimensiones muy contenidas y podía casi meterse por donde lo hacía cualquier coche (americano, desde luego). Hasta usaba neumáticos corrientes de 14 pulgadas! También se reconoce que gran parte de su agilidad era debida a la posición de su motor en la parte trasera, lo que dejaba bastante libre al eje delantero. Ese motor era al principio el del Chevrolet Corvair de 1959, un bloque tipo "boxer" muy ligero y frugal de solamente 100 kgs, dotado con seis cilindros que proporcionaba entre 80 y 140 CVs según versiones. Refrigerado por aire, el motor estaba alojado en un compartimento accesible mediante una trampilla bajo la cama y por una puertecita externa.

El problema surgió cuando en 1968 se dejaron de fabricar los Corvair, debido a los conocidos problemas de seguridad que tuvo el modelo, y mister Peterson se vio en la necesidad de buscar otra planta motriz si quería seguir vendiendo sus Ultravan. Probó con el motor del Toronado, pero no le satisfizo para la Ultravan (sí para un nuevo modelo llamado Tiara) y decidió instalar finalmente el bloque V8 del Chevrolet Corvette... una mala decisión ya que era muy caro, pesado, glotón y mal adaptado ya que no se refrigeraba bien y se solía recalentar debido a su posición de montaje.

En cuanto a su interior, se podría decir que los modelos estaban altamente personalizados gracias a un generoso catálogo de 80 opcionales. Pero todos los Ultravan disfrutaban de unas cualidades de habitabilidad comunes: un gran espacio interior muy luminoso gracias a sus ventanas panorámicas y a la ausencia de armarios, aumentado todo ello por la cabina de conducción liberada del espacio para el motor. Cuando la noche llegaba un sistema de iluminación interior con puntos de luz discretos creaban una atmósfera relajada que se veía acompañada por la acogedora moqueta de nilón y unas gruesas cortinas.

Concebidas según variantes para entre 4 y 6 personas, las Ultravan también llevaban un cuartito de baño protegido contra la humedad que contaba con WC náutico, lavabo de porcelana, ducha y armario. El vaciamiento de las aguas sucias se confiaba a una bomba eléctrica y una tubería, lo que evitaba manipulaciones incordiantes. Y para cuando llegase la hora de comer, la "ballenita" contaba con horno, cocina con tres quemadores y el correspondiente frigorífico para guardar bien fresquitos unos cuantos botellines de "Budweiser"!











Otro nuevo y original modelo de la colección de "camping cars" de Hachette llama a mi puerta, en este caso una simpática ballenita con forma de autocaravana integral (o es al revés?). Me sorprendió mucho conocer la historia de esta rareza norteamericana, un vehículo del que jamás había sabido nada y que la magia del Diecast nos pone en la vitrina. Manteniendo la gran altura general mostrada por los modelos precedentes, la Ultravan trae alguna sorpresa como la puerta abierta para que admiremos parte de su interior (algo que se vio antes en la VW T1 que no tengo) y ciertos detalles externos como la combinación de pinturas o la rejilla trasera simulada. Curioso y agradable modelo que no dudo en recomendar a casi cualquier aficionado, que podrá decir que tiene un Corvette muy poco visto...

































16 comentarios:

  1. Muy buena, esta coleccion viene muy bien, lastima que por aca es muy dificil que circule, me parecio ver algun modelito publicado por ahi, aunque a un precio bastante elevado.

    muy pintorezca esta caravan, y con una historia interesante proveniente del mundo de la aviacion.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de una temática muy local, me imagino, ya que el campismo es casi una religión por muchos paises de Europa y habrá demanda de la colección (sobre todo en su pais de origen, Francia).

      Sí que es pintoresca, pero casi que no hay que tener sentido del ridículo para ir por ahí con ella...

      Saludos!

      Eliminar
  2. Usafe at any speed!
    menos mal que encontraron el motor, prefiero una recalentada y no ponerme el vehìculo de sombrero.
    Hablando del modelo, ya mirando las fotos (primero miro, luego corto y pego texto en un procesador con letra màs grande y luego leo) notè la puerta abierta.
    Muy buen detalle, da gusto espiar estos interiores para apreciar tanto esmero.
    Por fuera tambièn es un compendio de detalles e insertos, que si bien penalizaban la aerodinàmica, enriquecen al modelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si no corría nada... No pasaba de 100, aunque para la época no estaba tan mal.
      Lo de la puerta es un detalle que ya apareció un par de veces más antes. La verdad es que ni me va ni me viene, pero casi que (por el polvo) preferiría que viniese cerrada cual lata de anchoas.

      Eliminar
  3. Según entiendo fue el primer motorhome? Muy interesante conocer la historia de este pionero, pero ¿donde iba ese hombre casi sin motor? (corvette V8).
    Muy simpático el frontal, buenas ópticas, cromados, pintura e interior, en definitiva muy buena pesca, nunca mejor dicho.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no fue la primera ni mucho menos, los franceses ya las tenían antes (creo que alguna he puesto por aquí ya).
      El motor era un pegote, este chisme no pasaba de 100... Eso sí, sonaría que daba gusto.

      Ingenioso lo de la pesca, podría haber aprovechado ese recurso...

      Saludos y gracias!

      Eliminar
  4. Cześć Antonio, faktycznie to sympatyczne auto jest połączeniem wieloryba z samolotem. Inspiracje widać na pierwszy rzut oka. Bardzo ciekawy wpis o wyjątkowym pojeździe. Dziękuję ;)

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. To kolejny niepublikowany model, a prawdą jest, że nigdy nie słyszałem o tym "artefakcie".
      Tym razem miałem dobry połów!

      Pozdrawiam i do zobaczenia następnym razem, przyjacielu!

      Eliminar
  5. Un modelo muy simpático, la ballenita se sonríe y todo! Y fabricada con el fuselaje de un avión...
    Lo mejor de la Ultravan es esa delicia de rejilla trasera.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no era el fuselaje de ningún avión pero sí se usó la técnica de su fabricación para construir la ballenita.
      La rejilla también me llamó mucho la atención a mí. Fue elegante la forma de recrearla.

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Ah! Escribiste "Construido como el fuselaje de un avión".
      Interpreté "Construido desde el fuselaje de un avión"...
      Abrazo!

      Eliminar
    3. No pasa nada Juan, a veces (y aunque trato de ser lo más claro posible) puede que el texto resulte confuso.

      Abrazos!

      Eliminar
  6. ¡Qué linda ballenita! Por un lado cuesta creer que sea un diseño estadounidense de los 60, y por el otro corrobora su inspiración aeronáutica el hecho de que sea tan elegante y sencilla.
    Sencillez muy acorde con el concepto de vida relajada que proponen esta clase de vehículos.
    Y tan relajada, que la Ultravan de la última foto lleva en la trasera la inscripción :"Si se sacude estando estacionada, estás siendo testigo de un milagro!".

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, unos "cracks" los dueños de esa autocaravana! Que cada cual piense lo que quiera...

      Por cierto, la original de la foto ahora que la veo lleva el motor del Corvair.

      Me gusta la simpatía que desprende la miniatura, creo que sería un fallo mío el haberla dejado escapar pudiendo "pescarla".

      Abrazos!

      Eliminar
    2. ¡Ja! Si logran sacudir semejante bestia estacionada, es señal de orgía...

      Eliminar
  7. Aquí es..
    Casi increíble que pudiera ser tan ligera.
    Qué simpática y encantadora forma.
    Y gracias por describirla tan bien.
    Casí me imaginé que estaba yo adentro..
    Sacudiendo la bestia estacionada como dice Juanh !!

    Saludos !!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!