El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Van Hool VHF 306 "Vistadome" de IXO/Hachette (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 26 de febrero de 2018

Renault Mégane II MkII de Eligor






El Renault Mégane II fue la segunda generación de la familia de compactos del fabricante francés. Esta serie llegó al mercado europeo en octubre de 2002 inicialmente con carrocería tipo "hatchback" en versiones de tres y cinco puertas, añadiéndose los modelos familiares ("Grandtour"), sedán y cabrio convertible ("CC") posteriormente. Fue un gran éxito al vender más de tres millones de ejemplares y ser fabricado en muchos países del mundo, a pesar de las reticencias iniciales debido a su particular estética.

A principios del nuevo milenio comenzó el llamado "Proyecto X84" en las oficinas de la Régie, cuya finalidad era sustituir al exitoso Mégane de primera serie. Los frutos del estudio se vieron en el Salón de París de 2002 al presentarse la versión definitiva del modelo, donde quedó patente el aumento de sus medidas con el fin de aumentar la habitabilidad y una gran preocupación por la seguridad de los pasajeros (de hecho logró cinco estrellas en el EuroNCAP).

El diseño del equipo de Renault tuvo un fuerte impacto  al crear un vehículo con una carrocería mezcla de dos volúmenes y dos y medio con una trasera "respingona", pero finalmente fue clasificado como un dos volúmenes puro. En el interior se cuidó especialmente el confort de los pasajeros, pero el ocupante del asiento central trasero tuvo que padecer un bulto en dicha plaza que la hacía algo  incómoda. Por otro lado, en el interior existieron muchas soluciones prácticas e innovadoras como la gran cantidad de compartimentos de almacenaje (con 44 litros nada menos), una gran personalización en las telas e insertos del salpicadero con cuatro ambientes disponibles, la llave electrónica, el freno de mano eléctrico o el techo panorámico de cristal. Quizás lo más convencional fue la capacidad del maletero, con unos discretos 330 litros aunque el respaldo era abatible.

En el aspecto técnico la plataforma del Mégane II era totalmente nueva y compartida con Nissan. Esta "Plataforma C" fue la original a partir de la cual en años sucesivos daría lugar a otros modelos de las dos marcas, como fue el caso del Nissan Qashqai. Dicha plataforma tuvo un impacto muy directo en el Renault ya que gracias a ella el vehículo era dinámico y estable, siendo unas de las mayores cualidades del Mégane II. Aparte, la estructura empleaba aceros con un alto límite elástico que lo hacía ser tres veces más resistente que el acero habitual de entonces.

La motorización diesel y gasolina se derivaba en parte de la que llevaban los Clio y Laguna, siendo bloques con potencias de entre 82 (1.5 dCi) y 134 CVs (2.0 16v a gasolina). Sin embargo, existieron variantes deportivas (RS) que llegaron gracias a su turbocompresor a los 225 CVs, siempre con carrocería de tres volúmenes. La caja de cambios era manual y provenía del Nissan Primera MkIII, los frenos de disco en todas las ruedas y las suspensiones de tipo pseudo-McPherson llevaban amortiguadores, resortes helicoidales y barras estabilizadoras.

En 2006 se efectuó un restyling bastante discreto que incluia un leve rediseño del frontal, los grupos ópticos traseros y escudos de parachoques. Lo más novedoso fue la aparición del nuevo dCi de dos litros y 150 CVs y la salida del motor turbo de 163 CVs. Para 2007 llegaron versiones especiales RS para gasolina y diesel, una versión ecológica a base de etanol 85 y el aumento de potencia para el modelo que funcionaba con GPL. Esas fueron las últimas actualizaciones del Mégane II, ya que al año siguiente apareció la nueva familia Mégane III, con una apariencia bastante más convencional y anodina.











Desde hace tiempo venía observando en canales de venta chinos la miniatura del Mégane II en versión berlina a un precio muy bajo, seguramente por ser descarte de ediciones "dealer" quizás debido a algún defecto de fabricación. Aunque suelen recalcarlo con fotos y explicaciones, conviene ser cautos a la hora de comprar miniaturas de ese país pues si hay que devolverlo nos puede salir más caro "el collar que el perro" y aparte del gasto de tiempo y esfuerzo nada nos dice que vuelva otro con los mismos o peores fallos... De todas formas en mi caso felizmente no ocurrió nada y el modelo vino en muy buen estado, además de convenientemente protegido, un pequeño Mégane II bien detallado y resuelto, con una aplicación de pintura excelente y un interior bastante correcto. Quizás no hay mucho detallado externo, pero es que el original tenía un diseño tan limpio que la miniatura de Eligor poco puede hacer por mejorar ese aspecto (le perdonaremos la ausencia de la tercera luz de freno).































14 comentarios:

  1. Me parece un acierto incorporar este coche a la colección. Yo diría que, para la mayoría de españoles , este es el "Megane" por antonomasia. Además el color plata es, seguramente, el que más se vio en este país en su tiempo de fabricación. Cuando salió a la venta yo también pensé que su estética (que a mí me encantaba) podría no ser del gusto mayoritario del mercado español. Estoy convencido que los éxitos de Alonso en F1 con Renault ayudaron sustancialmente. También influyó el salto de calidad (aunque también de precio) que la marca implantó en el nuevo modelo. Si los Renault siempre fueron buenos, desde entonces mejores.
    Ya que, como de costumbre, citas los motores que dieron vida al Megane, permite que haga un pequeño homenaje al pequeño diesel 1.5 DCI, el que teóricamente daba 82 CV. No era cierto: siempre que lo metieron en banco de pruebas entregaba más de 90 CV. Con turbo convencional o de geometría variable, con sus distintas potencias (he visto una versión en el Dacia Logan de 75 CV, hasta los 107 o 110 anunciados en los modelos actuales) y sus mejores en la electrónica a cada nueva evolución, sus 1461 cc han rendido y rinden de maravilla. Como en el Scenic de 2006 que disfruté y el sufrido Lodgy de 2013 que conduzco ahora.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, eres "Renaulista" entonces?
      A mí me gusta mucho también meter estos coches tan familiares y cotidianos, no solo de automóviles raros y bellos vive el hombre. Son presencias conocidas que gustan aunque sea solo por eso. Y más en el caso de esta miniatura, que la considero bastante correcta y bien hecha.

      Espero poder presentar un día un Lodgy en mi blog, pero hasta ahora no ví ninguno (sí el resto de la gama Dacia).

      Saludos y gracias por la visita!

      Eliminar
  2. Este lo vimos aquí pero en de 2 puertas y el sedan de 4 con portaequipaje trasero; el cual me gustaba mucho en color negro. Mi hermana tenía uno y me encantaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mégane es el nombre de una familia muy completa, aunque quizás menos ahora... Había de todo, desde el cabrio hasta el familiar "ranchera" o el coupé, que fue como llamaron al de tres puertas. También vimos muchos sedanes por aquí, pero eran más convencionales.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Mira por donde la que iba a ser mi próxima entrada y vas y te adelantas, habrá que cambiar de modelo jejejeje.

    Lo compartimos y este es uno de los buenos moldes de Norev, con uno así en el mismo color y todo me saqué el carnet allá por el 2003.

    Estas ediciones de concesionario lo mismo son una debilidad que un fracaso como viene siendo en los últimos modelos que apenas llenan de expectativas a nadie siendo mas unos modelos de juguete que de nuestra afición.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la cambies, jaja! Se complementan y esto está bien.
      Si son NOREV más o menos modernos entonces son buenos, a mí me gustan mucho.

      Saludos!

      Eliminar
  4. W moim osobistym rankingu najbrzydszych samochodów świata Renault Megane II zajmuje pierwsze miejsce;) nie ma w tym samochodzie nic, co by mi się podobało i choć jest to bardzo popularne w Polsce auto, to nie umiem powiedzieć czemu;)
    Model Eligor to z kolei zupełnie inna bajka. Oddaje rzeczywistość bardzo dobrze. Zachwyca wręcz pięknymi detalami, oraz tradycyjnie ładnie odwzorowanym wnętrzem;)

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prawda jest taka, że zazwyczaj nie pozostawia obojętnym, lub lubisz go wystarczająco lub nienawidzisz go. Rozumiem, że jego estetyka jest ryzykowna, odkąd Renault wprowadziło na rynek takie dziwne rzeczy, jak Avantime czy Vel Satis, zakład poszło źle, a projekty nie powróciły.

      Teraz mają bardzo ładne samochody, przynajmniej moim zdaniem.

      Pozdrowienia!

      Eliminar
  5. Este es el modelo que màs me gusta de la generaciòn que màs me gusta del Megane.
    En realidad creo que fue el ùltimo Renault que me gustò,
    ya viste que cada vez que quiero mencionar un auto insìpido lo menciono al Sandero.
    A decir verdad no me gusta la marca del rombo.
    Pero este me gusta, sobre todo por la trasera tan criticada.
    El modelo de Eligor està muy bien resuelto aunque el macro muestra alguna imperfecciòn en la ventana trasera, imagino que en la mano no debe notarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que le decía arriba al amigo polaco, que a unos les encanta y a otros no, sin término medio.
      A mí no me gusta demasiado, pero ahora Renault sí me encanta siempre y cuando sea la gama europea.
      Has visto el Clio de aquí, el Talisman o el Mégane actual? Están realmente bonitos y son un gran éxito de ventas!

      En cuanto a la miniatura, dices bien, no se nota en la mano y queda como un buen modelo.

      Eliminar
  6. Del remate trasero de este modelo se puede decir en principio que es sorprendente, y luego que es refrescante, un verdadero alivio a tantos diseños redondos y constantes.
    También imagino que parte de esas estrellas obtenidas en los ensayos de seguridad es debida a que los monigotes atados en los asientos traseros no dejaron su impronta en el techo al ensayar los choques...

    Siempre tuve la impresión que las miniaturas que compré en China (o Hong Kong, o Singapur) provenían de lo que acá llamamos "segunda selección", o sea un descarte de control de calidad.
    La razónes de esa desconfianza eran las mismas que me hacían arriesgarme: bajo precio del modelo en sí, y envío gratuito.
    Tengo que decir que la inmensa mayoría de esas compras fue satisfactoria, y al único modelo defectuoso(aunque reparable), ni antes ni después pude verlo por otro canal de venta.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Cierto, en algunos casos esas miniaturas se ven tan baratas por haberse "escapado" de algún control de calidad demasiado relajado o por tener algún fallito de calidad.

    Yo también he estado muy satisfecho con lo que pagué y lo que obtuve. Hay que tener en cuenta que para un comerciante chino es muy importante su reputación y eso juega a favor del cliente. Lo tengo visto y comprobado.

    Buen coche el Mégane, pero siempre le vi un interior de pobre calidad y algunos motores diesel parece que dieron "guerra".

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. A mi personalmente no me gustó el modelo, muy chocante, la trasera la encuentro algo femenina, las ópticas no me acababan de convencer, y el aspecto de monovolumen muy en la linea de los Vel Satis y Avantime, un producto de Le Quement, no?.
    Este en concreto no lo he probado pero no me gusta el tacto de los motores Renault, ruidosos y asperos, los chasis Renault si me gustan.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gustó, me pasó algo parecido con el Focus de primera generación con la diferencia de que con el tiempo me acabó enamorando ese diseño. Y con el tiempo cada vez se hizo menos personal...

      Solo tuve un Renault, un Clio diesel MkI pero no tenía aire acondicionado y ya sabes lo que pasa en Sevilla...

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!