El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Ford Super Coach "Greyhound" de IXO/Hachette (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 30 de abril de 2018

SAVIEM SC5 de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


En 1961, SAVIEM presentó su primer autobús 100% diseñado y construido por la marca creada por Renault en 1955. Este autobús, a pesar de su motor delantero, fue muy moderno en su época y no cambió apenas en todo su periodo de producción pero (en una década en la que las innovaciones no cesaban de aparecer) terminó por envejecer bastante mal, en parte por su diseño ya superado.

La Sociedad Anónima de Vehículos Industriales y Equipamientos Mecánicos (SAVIEM) fue creada por parte de Renault con el fin de fusionar dos veteranas marcas francesas que pasaban por tiempos muy complicados. Estas marcas (Latil y Somua) aportaron mucho de su experiencia con el fin de crear nuevos vehículos industriales para Francia y el resto de Europa.

El segmento de los autobuses no podía ser dejado de lado y Renault lo entendió perfectamente al acceder a la compra de los activos propiedad de Sylvain Floirat, parte de los cuales consistieron en la marca Isobloc y la fábrica de Besset para la producción de carrocerías. En 1959 también se unieron al "club" Chausson y Renault decidió pasar la manufactura centralizada de autobuses a la factoría de la desaparecida Besset en Annonay.

Con el fin de racionalizar la producción, los ingenieros de SAVIEM adaptaron algunas soluciones de las antiguas marcas siempre que pudieron, por lo que partieron de las carrocerías tubulares de Isobloc, adoptaron el nuevo motor diesel Fulgur de 100 CVs con cuatro cilindros y acoplaron la suspensión Aérostable con elementos elásticos de caucho. El resultado se llamó SAVIEM SC5 (SC por SAVIEM Chausson) y fue presentado en la primavera de 1961 con éxito inicial por parte de la crítica y el público.

El resultado era prometedor, ya que los de SAVIEM habían logrado un autobús de casi 9 metros con un peso de tan solo 5.800 Kgs, capaz de transportar 43 pasajeros sentados (seis en una especie de transportines) en la versión autocar de turismo. Fácil de conducir (la dirección asistida pronto fue de serie), confortable y de reacciones bastante ágiles atrajo pronto la atención de compañías de transporte de viajeros como Transcar, quien los probó primeramente, pero a pesar de sus virtudes la competencia tenía productos mejor terminados y aún más cómodos. No obstante, en SAVIEM intentaron ir corrigiendo errores y mejorar su producto ya fuese por incrementos de potencia o mediante la aparición de nuevos motores diesel Perkins de seis cilindros y 112 CVs. También se amplió la gama de carrocerías con la inclusión del tipo bus urbano y "Grand Confort".

 Incluso en 1967 el SC5 podía ser solicitado con suspensión neumática y el nuevo motor "Limoges" de 135 CVs que ofrecía unas prestaciones muy superiores, pero el diseño del exterior había cambiado muy poquito y tampoco por dentro se habían apreciado muchos cambios. Todo esto se reveló insuficiente y no por falta de cualidades; simplemente la competencia era muy grande y lo había hecho algo mejor. La producción se habría detenido en 1968, pero un (desafortunado) pedido de última hora recibido desde Siria hizo que se construyeran 150 unidades más, por lo que la vida comercial del SC5 se prolongó hasta 1970. Dicho pedido nunca se entregó ya que el gobierno sirio iba a pagar en especie (con petróleo), pero este país no llegó a entregar los barriles acordados.

Finalmente y tras dos mil ejemplares producidos entre los modelos SC5 y SC6 SAVIEM presentó el SC29 y después la gama E7 con motor trasero, más modernos y polivalentes.











Continuamos con la saga de los autobuses mundiales de Hachette, encaminándose ya a los cien números aunque se empiezan a mostrar síntomas de fatiga en forma de moldes repetidos. Este SC5 apareció ya hace algún tiempo, pero según he visto también lo hará en la colección de "Camiones de Bomberos" como transporte de personal y la verdad es que casi me gusta más éste que el que presento hoy. No estaba seguro de adquirirlo pues según las fotos el color amarillo de la unidad se veía como algo "chillón" y no me acababa de convencer, pero al tenerlo en la mano comprobé que era más bien un discreto tono pastel. Superado el tema del color, el molde no está mal y los pocos detalles externos que hay cumplen (dentro de la sobriedad del original). Seguimos con los mismos fallos de siempre de las opacidades y el pobre interior, pero es que si no estuviesen esas faltas no sería un autobús digno de esta colección...











































16 comentarios:

  1. Y.. que fue de esos 150 mas que no se entregaron?
    Seguramente era muy suave al andar y su conducción también por esa suspensión como de aire.
    Me encantaron los elegantes tapones de las ruedas.
    Gran miniatura.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que si no soltaron la "pasta" no hubo autobuses.
      No creo que los mandasen por adelantado...
      Me fijé mejor y sí, los tapacubos se ven elegantes!

      Saludos!

      Eliminar
  2. Cien nùmeros de buses?
    Y recièn ahora empiezan a mostrar modelos repetidos?
    Me encantarìa vivir en Europa.
    De todos modos, considerando la cantidad de unidades, rentabilidad y todas esas cosas, podrìan mejorar el molde del interior.
    Es lo ùnico que les falta porque por fuera estàn fantàsticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sepa, repiten el Citroën T23 (ahora lo hacen participante del Rally de Montecarlo!), el GMC amarillo escolar (ahora reconvertido en autobús de presos), el Routemaster rojo doble piso (la entrega de la semana pasada, ahora de la isla de Guernsey) y el que ves ahora, para los Bomberos franceses.

      Hay que rentabilizar moldes...
      El interior, bueno, ya sabes, los autobuses serían más caros si por dentro fuesen mejor. Pero si te digo la verdad, pagaría con gusto 5 o 6 euros más si lo hiciesen en condiciones.

      Eliminar
  3. Yo insisto en que por ese precio lo de los interiores es casi despreciable, y no creo que 5 o 6 euros alcancen para que eso cambie, sino que serían muchos más y ya se desvirtúa el concepto de la colección, que es su masividad.
    Me gustó este modelo, como en general los de esa década, enhorabuena por uno más a la colección, que dicho sea de paso cuántos de esos 100 te has pillado? me imagino que no todos, pero sí gran parte. Y teniendo en cuenta el porte de cada uno, deben ocupar su buen espacio.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me gusta es que mucha gente ha mejorado bastante bien esos interiores y de forma sencilla, con pintar los cabeceros en los asientos y cuatro cosas más te queda una miniatura excelente.

      No los conté, pero de los 100 que tienen que quedar en total (vamos por el 80 o así) seguro que más de 50 tengo actualmente. No todos son iguales, algunos son un poquito más grandes que una furgoneta, pero desde luego ellos fueron culpables de que haya tenido que comprar vitrinas nuevas.

      Pero luego lucen muy bien!

      Abrazos!

      Eliminar
  4. Pues que buena pinta que tiene este Saviem, me encanta la combinación del amarillo con el blanco que le sienta muy bien.

    Lo de los interiores ya es una cosa normal en esta colección, pero en algunos casos le sienta bien.


    Enhorabuena por él



    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece un huevo frito! No me hizo mucho chiste en los adelantos que vi, pero luego en mano me gustó bastante.

      A ver si en la tienda online meten ya nuevos modelos, que está uno cansado de ver los mismos.

      Pronto verás el Barreiros, te lo aconsejo enormemente.
      Saludos!

      Eliminar
    2. P.D Se me olvido dejarte el enlace de mi Kerax quita nieves.

      http://seatpc.blogspot.com.es/2012/12/renault-kerax-370dci.html

      Saludos

      Eliminar
    3. Gracias Pau, voy a verla.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Por lo que vale sin dudas se le perdonan las ópticas traseras algo descuidadas, el grosor de la escalera y esos tapacubos mejorables. El molde se lo ve muy bien y la parrilla muy finamente realizada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho la parrilla ahora que lo dices, parece como si le hubieran metido pincel seco para detallarla.
      Es cierto que no es de los mejores, pero en mano no está demasiado mal.

      Saludos!

      Eliminar
  6. La parrilla era un desafío, y cumplió muy bien, igual que los aros cromados de los faros. Hasta el puesto del conductor tiene todo, solamente le falta color. Pero, bueno, como decís arriba es una oportunidad para quien tenga ganas de agregar un plus al modelo sin arruinar su presupuesto.

    Máquina, me quedé muy intrigado con eso de "seis (pasajeros) en una especie de transportines", ¿Iban encerrados como gatos p'al veterinario...?

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás la acepción de "transportín" que nosotros usamos para un sillín plegable no es conocida para ustedes y por eso se te hace raro, Capo. Aparte de la ya conocida que designa la bolsa de transporte para gatos o perros, claro.

      Cada vez falla una cosa y aciertan otras, en este caso hicieron buen trabajo con la parrilla (lo que le faltaba al Pegaso de Cuiña) y "pringaron" con otros aspectos ya comentados. Nobody´s perfect...

      Abrazos!!

      Eliminar
  7. Lindo bondi (como decimo por aca a veces) me gusta mas de atras que de adelando con esas lineas redondeadas. Tambien destaco el detalle de la escalera. Esta muy bien !

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve diferente con esa combinación "huevo frito" pero la verdad es que en vitrina luce bien.
      Pero desde luego, hubo modelos mejores.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!