El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Nissan Cedric Y30 Van "Fuji West Fire Department" de DISM (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 20 de septiembre de 2018

Mercedes Benz Sprinter 316 CDi Esterel 37 de IXO/Hachette





Pertenece a la colección francesa de kiosko "Passion Camping car" de la ed. Hachette


Desaparecida actualmente, la firma francesa Esterel fue durante mucho tiempo el estandarte de la autocaravana integral de alta gama. Sus carrocerías de poliéster, su chásis de aluminio, sus motores procedentes de la marca de la estrella o sus generosos equipamientos hicieron soñar a muchos campistas europeos.

Cuando se iniciaba el siglo XXI adquirir un Esterel significaba para muchos aficionados al camping-car llegar al último de todos sus sueños. En efecto, soltar 100.000 euros para un vehículo de recreo no está al alcance de cualquiera y exigía más medios que ganas... Pero Esterel estaba ahí para cumplir la demanda de aquellos que pudiesen acceder a estos vehículos desde finales de los años 90, cuando se inició en la fabricación de autocaravanas integrales de lujo.

Esterel se inició en los años 50 construyendo caravanas de alta calidad en Ruán (Francia), pero decidió abandonar este campo en favor de las autocaravanas. El fabricante no quería producir muchos vehículos en su fábrica de Beaucouzé (cerca de Angers), lo que deseaba era construir sus autocaravanas sin reparar en calidades teniendo en mente al público francés (aunque algunas unidades lograron hacerse un hueco en Alemania y competir allí con reputados fabricantes locales).

Esterel escogió dedicarse a las carrocerías integrales de capas de poliéster moldeado en vez de usar la chapa de aluminio sobre paneles tipo "sandwich", que era lo común entonces en el resto de la competencia. Esto repercutió en la estética de sus creaciones al darles un aspecto elegante y mejor integrado. Además incorporaban entre las paredes espuma aislante de poliuretano y una estructura de aluminio intercalada (incluyendo el techo), lo que permitía fijar el mobiliario sin problemas.

Pero tampoco quedaba atrás la elección del portador, que en el caso del modelo 37 aparecido en 2004 fue un Mercedes Sprinter con su motor diesel de cinco cilindros, 2,7 litros de cubicaje y casi 160 CVs. de potencia. A este bloque se le podía acoplar en opción una caja automática, un regulador de velocidad o incluso un bloqueo del diferencial para la transmisión (que iba a las ruedas traseras). 

Para 2003 la marca efectuó una renovación de su gama introduciendo una serie de modelos con varias longitudes y pesos autorizados. En el caso del modelo 37 (la miniatura de hoy) el espacio del salón no varió con respecto a los modelos 21 y 39 pero se podía elegir entre la incorporación de una mesa redonda plegable de un metro de diámetro con dos banquetas enfrentadas o bien una cama rectangular extensible lateral que proporcionaba más espacio para la mesa del comedor. La cocina en todos los casos era en forma de L (justo tras el salón) y disfrutaba de muchos huecos de almacenamiento, cocina de gas con tres quemadores, fregadero de acero inoxidable, campana extractora y nevera de 135 litros con ahorro de energía. Y como era de esperar en un vehículo de su segmento incorporaba también una gran "toilette" con ducha separada y mueble de lavabo.

La "pega" de este vehículo (nos referimos al modelo 37) es que no bastaba el carnet B europeo para llevarlo, ya que sobrepasaba los 3.500 Kgs de masa máxima autorizada o MMA. Era necesario al menos un C1 (el que autoriza hasta las 7,5 toneladas) y si no se tenía solamente se podría aspirar al modelo 21... o a los 37 y 39 pero con una carga útil reducida de tan solo 260 kgs.

Si no se tenía suficiente con el equipamiento estándar, Esterel proponía una larga lista de accesorios: refrigerador de 150 litros, calefactor Combi Truma C6 de 6 Kw, batería auxiliar, depósitos de mayor capacidad, antinieblas, escalón escamoteable eléctrico, moqueta, colchones de alta densidad, madera de nogal para el salpicadero, climatización de cabina, cámara de retroceso y muchas más opciones.














Vuelvo a tener entre manos otra excelente réplica de una autocaravana francesa, sin decaer para nada la línea de alta calidad que exhibe la colección de Hachette. En esta ocasión tenemos un Sprinter (al que solo reconoceríamos vagamente por la calandra) formando parte de una gran autocaravana integral. Tenemos muchos detallitos para admirar que colaboran al realismo del modelo, desde la parabólica del techo hasta el dibujo americano de la parte trasera coronado por la pequeña cámara de retroceso. El interior también es excelente, aunque sea algo complicado de admirar sabemos que ahí están la cocinita y el fregadero... Me resulta complicado ponerle alguna pega a la miniatura y más sabiendo lo poco que cuesta, pero si tengo que hacerla ésta irá por el lado de la aplicación de la pintura blanca, sobre todo por los bajos.









































10 comentarios:

  1. La miniatura está estupenda, muy bien detallada, ahora... pobre Sprinter!! la desfiguraron, realmente muy feo ese frontal, y solo por eso siendo un entusiasta de Mercedes ya no la compraría, no podría tolerarlo jajaja. Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, con ese frontal hipertrofiado parece como una ballena... Esto según leí fue un tanto criticado.
      De todas formas es una gran miniatura, hay detalles para aburrir y encima es de metal enteramente que yo recuerde.

      Abrazos!

      Eliminar
  2. El color blanco destaca la sigular pureza de formas pero tambièn pone de manifiesto cualquier pega.
    Por ejemplo, las luces delanteras quedan casi desapercibidas en medio de tanto blanco.
    Y la cantidad de pintura tambièn es un problema porque esconde muchos detalles de carrocerìa.
    Aunque ya he llegado a sospechar que las franquicias gruesas y apenas profundas son un signo de este tiempo.
    Quizàs sea màs econòmico una franquicia monda que una aguda y profunda, la matriz sufre menos y prolonga la vida ùtil.
    Y si queda algùn error lo tapan con pintura.
    De todos modos y pese a todo, la tampografìa resalta sobre tanto blanco y no deja destalle sin señalar.
    Me sorprendiò el trabajo del techo, con celdas solares explìcitas, entre otros detalles.
    Imagino que debe tener un gran tamaño que se traduce en gran presencia.
    Muy buena pieza, felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmmm... el aspecto de la carrocería lo tengo que disculpar un poco, ya que el modelo original (como todas estas autocaravanas modernas) es de poliéster y eso implica que deben imitar ese material, de ahí esas redondeces y ese grosor de pintura. No es metal! Si miras la foto del original puede que entreveas lo que digo.

      A mí me gustan las franquicias muy definidas, yo odio esos chorreones de pintura. Hay muchas marcas que dominan ese arte, debes entonces dirigirte a Schuco, Ebbro, algunos Minichamps o UH. Pero prepara billetes en algunos casos.

      El techo también me encantó, esas células solares son un "puntazo", o la antena parabólica.

      Eliminar
  3. Ni de lejos se parece a una Sprinter pero cuando ellos lo dicen será por que lo és.

    Esta colección esta dando muy buenas entregas como esta que nos muestras.

    Enhorabuena por ella

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan solo quedó la parrilla... pero por debajo lo es totalmente!
      Cuando he visto el modelo real siempre me ha impresionado.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Esta vez una autocaravana moderna, que buena colección esta.
    Tiene mucho blanco por todos lados, pero al parecer la reak era así.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya tiene casi veinte años...
      Aún son más modernas las que se suelen ver hoy.
      Y también las van a sacar.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Una Sprinter muy rara, pero bastante linda; me encanta el detallado en el techo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me gusta mucho su diseño, pero en estos vehículos lo que cuenta es que sean prácticos sobre todo.
      La miniatura calca muy bien al real, y en mano pesa...

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!