El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Isuzu VehiCROSS de Premium X (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 5 de diciembre de 2019

Ferrari F50 de Minichamps







El F50 fue un automóvil deportivo tipo berlineta "spider" con techo rígido extraíble construido en una serie limitada de tan solo 349 ejemplares para conmemorar el 50 aniversario de la fundación de su constructor, Ferrari. Producido entre 1995 y 1997, el F50 reemplazó al F40 y a su vez fue sucedido por el modelo Enzo.

El F50 nació según una idea de Piero Ferrari, quien deseaba hacer una especie de coche de Fórmula 1 para carretera. La cantidad producida se decidió según un estudio de mercado que determinó que era posible vender 350 vehículos a clientes de todo el mundo, pero según las enseñanzas del "Commendatore" siempre era conveniente hacer un vehículo menos de la cantidad demandada y por ello la cifra se redujo a 349. Las unidades se vendieron mucho antes de lo previsto y Ferrari, para evitar las especulaciones sucedidas con el F40, dispuso una serie de condiciones para los interesados en la compra de un F50: se serviría solo uno por cliente y no se podría vender antes de dos años desde la fecha de entrega. El hecho es que sucedió justo lo contrario de lo pretendido y se generó una dura lucha por el acaparamiento entre coleccionistas adinerados y los usuarios a tal punto que existieron robos cuidadosamente calculados en párkings muy vigilados o incluso por la fuerza, como cuando en el momento de escuchar el motor un cliente con guardaespaldas se llevó uno en Filadelfia en 2003.

En cuanto al modelo es recordado por llevar un potente motor V12 derivado del que llevaba el modelo 640 diseñado para F1, un bloque con 4,7 litros construido en hierro fundido y cinco válvulas por cilindro controladas por un árbol de levas en cabeza para cada bancada. Este motor proporcionaba unos 520 CVs y era gobernado por una caja de cambios manual de 6 velocidades; la carrocería era de fibra de carbono con un bastidor auxiliar y el esquema de suspensiones era realmente complejo a base de cuadriláteros superpuestos con amortiguadores controlados electrónicamente y varillas de empuje. El sistema de frenos era mediante cuatro discos perforados autoventilados con pistones de aluminio firmado por Brembo y carecía de ABS, algo que se hizo intencionadamente.

Como era natural las prestaciones eran espectaculares, con una velocidad máxima de 325 Km/h y una aceleración de 0 a 100 Km/h en 3,8 segundos. No obstante Ferrari lanzó la serie GT en 1996 destinado a la competición deportiva BPR Global GT, un proyecto para automóviles tipo GT. Solamente se produjeron dos unidades que no se usaron apenas ya que el proyecto fue abandonado por parte de Ferrari, quien deseaba concentrar sus esfuerzos en la F1. En cuanto al modelo estándar se sabe que tuvo varios propietarios famosos como el boxeador Mike Tyson o el jugador de fútbol Diego Armando Maradona, saliendo la última unidad de fábrica en julio de 1997.











Quizás este F50 es para mí uno de los Ferraris menos agraciados de los modelos más o menos modernos pero la "magia" de Minichamps lo convierte en una miniatura agradable que queda muy bien en la vitrina, sobre todo en este color amarillo. El molde es enteramente de metal con el añadido del plástico para el techo y la ventana trasera que deja ver el motor, la pintura en general está bien aplicada aunque hay algunas burbujitas por ahí (en esto se nota un poco que este Minichamps es de los primeros, los de la caja gris) y el interior es correcto, sin más. Buena nota para las ruedas y la parte trasera, pero el aspecto negativo se lo llevan las luces pintadas de la parte inferior del frontal y los faros, poco realistas.

























15 comentarios:

  1. Los Ferrari modernos no llaman mi atención.
    Pero este de Minichamps en amarillo me encanta; más aún con la franja lateral negra.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasable, sin más. Al menos para mí. Si te digo la verdad lo tengo por que me salió barato en un lote, y por que es Minichamps.

      Abrazos!

      Eliminar
  2. Estoy empezando a cogerle gusto al F50, debe ser que ya tiene edad de ser clásico o está a las puertas. Ojo con los Ferrari de Minichamps, son piezas muy buenas y que poco a poco van escaseando del mercado, merecen mucho la pena, pese a que son la gama de los 90 y no tienen muchas referencias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pillé de segunda mano en un lote, y sí que se nota que es de las series viejas... y no solo por la cajita gris.

      Le perdono algunos fallitos pero sí, una buena pieza.

      Eliminar
  3. Jué, como nos cuidamos: dí que sí, hay que darse gustazos de tanto en tanto.
    Personalmente no me vuelve loco este tipo de vehículos. Quiero decir, que me gusta la miniatura, que no está nada mal a pesar de sus años, pero no así el deportivo.
    En general, los deportivos son coches que nunca me han atraído, sobretodo si son más modernos, prefiero los de los 50/60.
    No obstante, si lograste sacarlo a buen precio, un Ferrari al año no hace daño. Y ese amarillo pollo ¡destaca!
    En mi opinión (solo es mi opinión) Ferrari perdió su mística y su épica cuando la espichó el Don. No solamente eran sus coches. Era él. Él metía las narices en todo, y se notaba en el resultado. A veces para bien y en bastantes otras, también para mal. Pero siempre, siempre la personalidad, la suya, claro, que de eso se trataba...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va, no pienses que fue un "rompebilleteras", me costó menos de 20 euros.
      Creo que puedo suscribir todo lo dicho por tí, pero yo considero al F40 como el último Ferrari auténtico. No sigo más, que seguro que algún "tiffoso" se me tira al cuello.

      Enzo era mucho Enzo, claro que sí. Se le echa de menos.

      Saludos!

      Eliminar
  4. La anécdota del robo me hace pensar en la peli de 60 Segundos, donde había una lista de joyas objeto de una banda de ladrones.

    En mi caso recuerdo ver el F50 en directo ya hace mucho tiempo y era realmente impresionante, tan largo, ancho y bajo y con ese gigantesco alerón trasero te quedas como hipnotizado por su figura y el sonido del motor te eriza los vellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo la peli y el Eleanor, qué pesados con el Eleanor...

      No estoy seguro de haber visto un F50, como no sea en el museo de Sinsheim... Ahí el que me impresionó fue el F40, pero no me lo imaginaba tan chico.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Tampoco es de las Ferraris que me gustan (apenas hay un par), aunque admito que era un maquinón.
    El modelo se ve bien, sobre todo por dentro. Todo negro pero con algún toque de color estratégico, resultando en un interior logrado y creíble.
    Los pilotos pintados son impresentables, indignos de Minichamps.
    Lo demás es lo de afuera y está a la vista el buen hacer (no miremos los pilotos!): buenas ruedas, linda la parrilla trasera y escobillas.
    Aunque yo hubiera preferido una F40 o una 288 GTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra opinión que podría suscribir totalmente!

      Me diste la idea de buscar un 288 GTO, una preciosidad desde luego.

      Eliminar
    2. hay una de ixo que es una delicia,
      no hace falta gastar plata en una redline

      Eliminar
  6. Hola Antonio!
    Con este modelo, pero de Bburago en rojo y a 1/18 comenzó mi afición allá por 1996, y mucha agua ha pasado debajo del puente desde entonces, por eso le tengo especial afecto al auto, aunque el amarillo a mi gusto no le queda para nada bien, de los colores alternativos solo el gris plata es de mi agrado en este auto. Por cierto la miniatura coincido con tus apreciaciones, de la época olvidable de Minichamps, pero si vino por pocos duros no hay que buscarle defectos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián!

      Pues aunque yo coleccionaba 1:64 desde que tenía 12 o 13 años, también fue mi primer modelo a 1:18 un Burago, en concreto el famoso F40 rojo... En mi caso lo obtuve hacia el año 91 más o menos, y lo terminé vendiendo para dar el paso al 43.

      En amarillo este coche queda muy vistoso, en gris lo tendría que ver...

      Abrazos!

      Eliminar
  7. No soy "Ferrarista" ni "Alfista", la miniatura se ve correcta pero nada tiene que ver con los Minichamps actuales, realmente la marca progreso muchísimo en cuanto a calidad y terminación de los modelos en 1/43 en todos estos años.
    Por otro lado, y hablando con colegas y amigos, todos me dicen que los Minichamps de caja plateada que ellos poseen tienen peste de zamak por algún lado, lo mismo pasa con los Norev de esa época....

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí soy más "Alfista" aunque sin exagerar y llegué a tener un Alfa 146 de estreno, que me enamoró (y me hizo sufrir).

      Es cierto que la marca progresó mucho, pero cuando salieron los "caja plateada" ya estaban por encima de la media (Solido, NOREV, etc.). Lo que te puedo decir es que hasta ahora ninguno de esa serie me ha salido malo en relación a lo del zamak, tocaré madera...

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!