El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Peugeot 504 Coupé de NOREV (c) 2019 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 24 de junio de 2019

Alfa Romeo 75 MkII 1.6 iE "Carabinieri" de DeAgostini





El 75 (o "Milano" para el mercado estadounidense) fue el sucesor del Giulietta aparecido en 1977 en un momento de crisis económica para la marca italiana. Falta de recursos, los de Arese tuvieron que emplear la mecánica y el chasis del Alfetta del 72 en vez de diseñar un automóvil completamente nuevo; la jugada no les salió mal después de todo ya que el 75 obtuvo un éxito moderado al lograr colocar unas 375.000 unidades.

La segunda serie del Alfa Romeo 75 se inicia a finales de 1988 suponiendo un leve cambio en la estética del modelo y, sobre todo, una renovación en la gama de motores. Fue la última generación y, al igual que la anterior, también muy utilizada por las fuerzas del orden italianas, como los famosos "Carabineros" hasta la desaparición del modelo en 1993.

Estéticamente los cambios consistieron en un rediseño de la parrilla y los grupos ópticos traseros pasaron a tener una tonalidad enteramente roja. El capó ahora aparece levemente realzado y en el interior las versiones medias (1.6, 1.8 y 2.0 TD) los asientos pasaron a ser de terciopelo, mejorándose la legibilidad del tablero de indicadores. El verdadero cambio fue la adopción de un nuevo motor 1.8 con inyección electrónica Bosch y variador de fase (regula el avance del encendido), suponiendo el fin de la versión con carburador. Estos cambios no variaron la potencia pero mejoraron el consumo y la regularidad de funcionamiento. Esto en el caso de los bloques de gasolina, en la variante diesel siguió coexistiendo el anterior VM 2.0 TD con el nuevo 2.4 TD de 112 CVs y un gran aumento de par que hizo a Alfa Romeo tener que instalarle un embrague de doble disco.

Posteriormente la inyección Bosch se incluyó en el 1.6, entran en catálogo los bloques "Twin Spark" con su famosa tecnología de doble chispa y estuvieron disponibles las versiones con catalizador bajo pedido. También estuvieron los prestacionales "Quadrifoglio Verde" y "Quadrifoglio Verde Europa" con 165 y 192 CVs, en versiones 1.8 Turbo y 3.0 V6.

A principios de 1992 se fue reduciendo la gama en favor del nuevo 155 y terminó desapareciendo para 1993, pero el modelo 1.6 catalizado se siguió fabricando para algunos mercados un año después. Los clientes apreciaban más al 75 sobre el nuevo 155 ya que el nuevo sedán era tracción delantera y tenía suspensiones MacPherson; se consideró que el 75 fue el último Alfa Romeo "auténtico" fabricado a gran escala por su motor longitudinal, la tracción posterior, el diseño "transaxle" de caja de cambios y embrague traseros y sus frenos internos. Ese esquema mecánico había aparecido veinte años antes con el Alfetta y era el único capaz de combinar el placer de conducir con el equilibrio dinámico en una época en la que las ayudas electrónicas no existían.












Cada vez que consigo un nuevo modelo de Alfa Romeo a escala me siento feliz generalmente, pero en el caso de hoy no lo fui del todo... El problema radica en la baja calidad del modelo (un Alfa aunque sea en miniatura siempre merece más!), reflejada por un interior horrible, una pintura mediocre, un molde demasiado "tocho", esos paragolpes tan poco realistas y un frontal olvidable. Salvaré un poco gran parte de la trasera (obviando las rebabas) y algún que otro detalle externo como las manetas o los tapacubos de las ruedas. Al menos el modelo me costó poco dinero, pero si aparece alguna versión más trabajada y puedo pagarlo no dudéis que jubilaré a este policía italiano.





































19 comentarios:

  1. Si bien el modelo real es bastante austero, coincido en que la miniatura se pasa de austera, seguro que podría ser mejor, pero bueno, sumas un modelo de Alfa Romeo a la colección.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He pillado más de un Alfa a escala de los malos por ser simplemente un Alfa, y sueño con tener algún día un SZ a escala... y mira que es feo!

      Saludos.

      Eliminar
  2. Fueron los años en que murió la marca. La fusión con Fiat sólo empeoró las cosas.
    Recuerdo una nota en una revista especializada (creo que era Automóvil, Española!) que comentaba de un conflicto interno entre Fiat y Alfa.
    Fiat sacaba su nuevo modelo (quizás fuera el Punto pero no estoy muy seguro) y se lo pasaba a Alfa para que desarrollen "su versión".
    Los estilistas de Alfa pedían que el parabrisas fuera más lanzado pero no estaban autorizados a cambiar el diseño de la plataforma; entonces pedían a Fiat que modifique el "ángulo Fiat" para que Alfa tuviera su parabrisas inclinado sin cambiar nada ni contravenir ningún contrato, y la gente de Fiat no quería inclinar más.
    El resultado fue un Alfa con un parabrisas casi tan vertical como una pared y que en el fondo, era un Fiat con otro escudito.
    Esto da una idea de cómo cocían habas entre las dos marcas.
    El resultado lo conocemos: los Alfa fueron los Fiat más deportivos (ni siquiera me animo a decir que fueron veloces).
    Ya sabemos que Alfa es un mito, un sentimiento, una filosofía, pero esa tradición debe ser alimentada con modelos emblemáticos.
    Esta generación no hizo demasiado por el mito, si hasta parecen mal hechos.
    Luces y calandra fuera de escala, recuerdo cuando vi el primero pensé que estaba chocado.
    La línea lateral que se quiebra sobre el guardabarros trasero, tan antinatural como de mal gusto.
    El tercer volumen que parece tomado de otro modelo.
    Quizás fuera un estupendo automóvil, pero no entraba por los ojos.
    Con el modelo pasa algo similar pero te cierran la posibilidad de que sea un estupendo automóvil.
    Le faltan algunas proporciones, quizás el techo muy bajo que contrasta con el rodado grande o demasiado despeje.
    Mejor sigue buscando un Alfa bien hecho, así puedo cortar y pegar la anécdota de la revista española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, este 75 es un mito hasta el día de hoy y creo que llevan razón cuando dicen que fue el último y verdadero Alfa. Aunque bonito no sea precisamente. Se refieren a que es el último por su arquitectura sobre todo, tal y como expliqué en la entrada.

      FIAT ha arrasado con casi todo y según algunos la marca misma va a desaparecer. Solo basa sus ventas casi exclusivamente en el 500, el Panda y el Tipo, dejando aparte algunos modelos muy locales (como los de ustedes en Sudamérica) con pocas unidades de venta. FCA tal cual subsiste sobre todo por las marcas Jeep y Chrysler, pues Lancia está casi finiquitada y Alfa Romeo anda así así. Ferrari ya se independizó.

      Pues así está el panorama, y te lo dice alguien que tuvo coches de las tres marcas (FIAT, Lancia y Alfa).

      Sigo con el pico y la pala, pero últimamente ando volcado en el país del Sol Naciente.

      Eliminar
  3. La verdad es que es de las miniaturas menos agraciadas con que nos deleitó Edison Giocattoli (creo que es suya) en aquellas colecciones de hace unos años, tales como "Auto Italiane" o "Auto Carabinieri", entre otras, y cuyos restos editoriales se dejaron ver por aquí, a precio de saldo.

    Y precisamente por esos precios, tampoco vamos a pedirle peras al olmo. Cumple, y a mí me basta. Lo suficiente como para hacernos una idea y traernos algún que otro recuerdo.

    Peca de tener unas ruedas de tractor y efectivamente el molde no está muy logrado. Yo lo dejaría como está, sin transformar nada, porque tampoco se diferencia mucho de un vehículo civil.

    En cuanto al coche real, nunca me atreví a comprar un Alfa. Ni éste, ni ningún otro. Tienen fama (a veces ganada a pulso) de mecánica muy delicada y ser muy gastones. Los pocos que conozco, o mejor dicho, que he conocido, porque siempre los han acabado vendiendo, siempre comentan lo mismo: averías absurdas y consumo estratosférico.

    Aunque a veces estos coches caen en las manos inadecuadas: hay que mimarlos y cumplir todas las revisiones y reemplazar lo básico cuando toca. Luego no se puede pretender que no gasten a 160 km/h...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido de que este Alfa es de EG, pero de "estranjis". Yo aprecio esas miniaturas y hay pequeñas joyas hechas de esa marca, como el FIAT X/9 o el Alfetta.

      Tuve un Alfa 146 de los últimos comprado nuevo de la casa y si bien sabía donde estaba metiéndome le di una oportunidad. El malnacido me lo pagó con rotura de correa de distribución (casi dos mil euros la broma y vuelta a mi casa en tren), un mal común de los Twin Spark. Con los años casi me pillo un 159 diesel, pero mi angelito de la guarda actuó bien y lo impidió. Ahora tengo un japo muy fiable, y muy potente, pero no es lo mismo, como dice Alejandro Sanz.

      Algún día quiero tener un Brera, que están de saldo, algún día...

      Eliminar
  4. Es curioso el tema de las filias y fobias que despierta Alfa, los unos se basan en que son autos bellos, deportivos y excitantes y los otros argumentan que son poco fiables y mal diseñados y construidos, probablemente todos tengan razón.
    Como no los he sufrido en mi garage a mi me gustan los AR y este 75 no es una excepción, aunque la miniatura deja que desear.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo, en parte. Los últimos modelos de Alfa son, para mí, premium y ya se les ve otro tacto. El Giulia, por ejemplo. Pero ya veremos con el tiempo.

      A mí me encanta el 75 pero en versiones especiales. Maquinón!!

      Saludos.

      Eliminar
  5. Muy buena pieza este Alfa que compartimos, es una buena entrada de los de DeAgostini y que se han marcado un tanto con unos detalles buenos como los pilotos traseros.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que es al único que le gustó, te diferencias del resto!
      La trasera no está mal, pero creo que "en el país de los ciegos el tuerto es el rey"...

      Saludos!

      Eliminar
  6. Alfa eran los de antes...
    La miniatura no es culpable, o al menos no tanto.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dicen que éste era el último Alfa verdadero, por su arquitectura, tal cual le dije a Gaucho. En la entrada lo explico.

      Te recomiendo las versiones del Europeo de Turismos, este 75 era una mala bestia. Y espectaculares además.

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Si, he visto varios; ya caerá -algún lejano día- alguno a mi vitrina.
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Uno de los Alfa que me faltan. Pero creo que éste no será el elegido, coincido en que tiene sus defectos, además el color no lo ayuda. Ignoro si hay una versión "civil" de la marca además de este policial.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la hay seguramente sea Minichamps, pero ni eso te podría asegurar sin hacer una búsqueda. En todo caso en mano no creas que es tan malo, yo por lo que pagué estoy satisfecho (de momento).

      Saludos!

      Eliminar
  8. No sabía que era el último Alfa puro de Arese. Recuerdo el Evoluzione, en el Europeo de Turismos en el Jarama a finales de los 80, en color burdeos, que no andaba nada. También me suena, quizá de las últimas fabricadas, una versión Le Mans que salía muy bien de precio. Y era amplio y con buen maletero.
    Mala experiencia alfista la tuya. A mí me contó un italiano que el coche que acabó con la economía de la marca fue el Alfasud, que, en su afán de convertir la marca en generalista de amplias ventas, resultó un desastre.
    El Brera es muy atractivo, pero no puedo darte la razón con el SZ. Sólo lo he visto una vez, parado en el "Pavesi" de una "autostrada", y de feo nada. Una máquina digna de sus iniciales: Sport Zagato. Siempre radical.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No andaba?? Me dejas algo KO!
      De los últimos salieron versiones especiales, pero ya sabemos que Alfa siempre se saca de la manga esas versiones como si fuesen colecciones de "prêt-à-porter". Ya menos hoy en día.

      El SZ me fascina, es como un Brera diseñado por Picasso en su etapa cubista. Por algo lo llamaban "Il Mostro"!

      Saludos acalorados!!

      Eliminar
  9. Soy también de aquellos que se alegran con un nuevo Alfa en la colección, y creo que me hubiera pasado lo mismo que a tí si recibiera ese modelito..., no lo es tanto por los detalles pues a veces hasta me gusta poder mejorarlos con algún que otro retoque estético o cromático, pero cuando el molde viene deforme ahí ya no hay nada que hacer, y por lo general ya lo descarto antes de comprarlo. Este auto en particular no deja reproducirse bien tampoco, desconozco los motivos pero teniendo el Minichamps hace tiempo te digo que no es para descorchar espumante, al menos en este caso las formas están proporcionadas pero en general el auto da aspecto de tosco, -sí, estamos de acuerdo, el 1/1 también lo era-, pero pareciera que en miniatura todos esos aspectos se potencian.
    Creo que esa etapa de Alfa Romeo es olvidable, pero si uno es entusiasta de la marca no cabe otra que tenerlos en la colección.
    Saludos! (y si quieres aire fresco te mandamos, aquí estamos con 10 grados jeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo creo que a aquel a quien le gusten los automóviles pasionales le tiene que gustar normalmente los Alfa. Acabo de venir de Italia y pude ver todavía muchos, pero hasta en su país de origen están retrocediendo en ventas o eso me parece a mí...

      El diseño del 75 es simplón pero tiene algo, es como "bruto" y por eso cuando estaba en mi juventud lo admiraba mucho, como al 33 o al 155 (éste ya yo lo "flipaba"!).

      Seguiremos buscando...

      Abrazos y gracias por el fresquito!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!