El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 2 de mayo de 2017

Opel Commodore C de IXO/Eaglemoss




Pertenece a la colección alemana de kiosko "Opel", de la editorial Eaglemoss.


El Commodore fue el nombre que Opel dio a su representante para la clase de automóviles media/alta en Europa desde 1967 hasta 1982. Los lujosos Commodore siempre dispusieron de motores de seis clindros, compartiendo galones con los más conocidos Opel Rekord.

La tercera y última serie ("C") de los Commodore apareció en agosto de 1977 como sucesor del modelo B. En esta ocasión estuvo disponible por primera vez con carrocería familiar "Voyage" aparte de la habitual sedán de dos y cuatro puertas. El modelo presentaba un frontal idéntico al del Senator e inicialmente el mismo motor de su predecesor, un bloque de seis cilindros y dos litros y medio movido mediante gasolina. No obstante, para mayo de 1981 el bloque disponía de inyección L-Jetronic que rendía 130 CVs y en opción contaba con cambio de marcha automático de tres velocidades.

El nuevo modelo contaba con partes de otros vehículos de Opel para ahorrar costos; así la parte delantera era la del Rekord E1 y los frenos delanteros de disco eran del Monza, siendo los traseros provenientes del Commodore B 2.5 S. El Commodore C tenía un buen equipamiento opcional (control de crucero, asientos calefactables, ventanillas y espejos eléctricos, aire acondicionado y hasta suspensión neumática) además de cierta imagen de prestigio, pero su segmento estaba demasiado poblado por otros Opel (como el Senator) y no había margen suficiente para todos, por lo que al final de su vida comercial de tan solo cuatro años se decidió abandonar para siempre la producción del Commodore en Europa tras haberse vendido solamente unos 80.000 ejemplares. La carrera del modelo sí prosiguió en Sudáfrica hasta finales de 1989, pero en este caso el vehículo se llamó C2 y contaba con la delantera del Senator, siendo la trasera la del Rekord E2.








Ciertamente me hago un pequeño lío con los Opel de los 70 y 80 en el segmento alto, con tanto parecido entre las carrocerías y frontales. Por eso no había reparado en la existencia de este Commodore y ni sabía que existía, aunque el aspecto de la miniatura me pareció muy interesante para completar la serie que ya tengo y además no es para nada cara. Así que en este Opel encontramos parecida calidad a la que vimos en los otros modelos de la prolífica colección de Eaglemoss y pocas pegas le podemos poner; siendo dirigida a un mercado tan exigente como el alemán ya sabemos que podemos contar con una miniatura con buen detallado externo e interno y hasta una cuidada presentación.





























16 comentarios:

  1. Podoba mi się ten Opel i pewnie kupiłbym go, gdybym nie miał w kolekcji Commodore VC :)
    http://i1288.photobucket.com/albums/b492/Abarth098/DSCN1093_zps8c8876f7.jpg
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cześć!
      Rozumiem, nie lubię się powtarzać tak wiele modeli do odkrycia.
      Ja natychmiast zobaczyć model, bardzo dziękuję za zamieszczenie linku.

      Pozdrowienia!

      Eliminar
  2. Efectivamente es un coche bipolar, visto de frente, parece como si hubieran circulado millones de ellos por nuestras carreteras. Pero mirado de culo, esa parrilla de luces, que parece más bien una botonera de mandos, ya no lo es tanto. Si además le sumas que fue de importación y que solo estuvo poquitos años en producción, tenemos un coche rrarro rrarro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa estética fue tan familiar... hasta es casi la misma del Corsa que tengo en portada en estos días. Esos Opel eran inconfundibles!

      Saludos!

      Eliminar
  3. Como bien dices Antonio siendo una entrega de la colección Germana estamos ante una buena entrega como las otras que componen la colección, ahora solo falta la versión Coupé para hacer compañía.

    Enhorabuena por él.


    Saludos


    P.D El próxima que mostraré sera una de las tantas entregas de esta colección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una colección muy recomendable, como bien dices. La versión coupé del Commodore la tengo también, pero de la serie B. Buen modelo!

      Saludos, a la espera de ver el tuyo.

      Eliminar
  4. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. El coche gustará más o menos pero tiene personalidad y era incofundible ver en la calle que se te acercaba un Opel.
    La miniatura la encuentro impresionante. Aquí IXO se lució de verdad y el nivel es superior al de la colección SEAT.
    Esta colección de OPEL mantuvo un gran nivel en casi todas las entregas y es muy recomendable.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general tiene muy buen nivel, algún que otro modelo más flojito pero la media es muy buena.
      Sigo pillando los que puedo, pero ya no quedan tantos que me interesen.

      Abrazos!

      Eliminar
  5. Como dices este opel me suena a otros, de esos aires de familia le saco cierto parecido al Ascona.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los de esos años tenían un frontal muy parecido. Puedes comprobarlo también viendo el Corsa de la portada de estos días.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Los GM europeos me resultan terriblemente feos y èste no es excepciòn.
    De todos modos, el modelo està bien hecho, las ruedas son perfectas, el interior està muy esmerado y por fuera tiene todo lo que debe tener un modelo actual.
    Si es por criticar, me hace ruido la cintura a la altura del ventilete trasero, como que se "cae" hacia abajo, y en la foto del modelo real se ve bien derechita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todos eran feos ni mucho menos, me imagino que te refieres a Opel, no? De ésos el Manta o el Monza eran bonitos y con un punto de agresividad, el resto sí que se parecían pero era el precio a pagar por tener un diseño "global", con los mismos rasgos mundiales.

      Eliminar
  7. Sencillo y sobrio . La trompa grita Opel , pero de atrás y con esas llantas , pasa por un Mercedes setentoso.
    Lo que me pareció un hallazgo es el color ; además de agradable se me hace bastante resistente al sol , o por lo menos , debia presentar menos señales de desvanecimiento , ¿no?.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Capo, ese color es raro (era) para una berlina grandecita como era este Commodore. Y ni te sé definir bien el color, parece como naranja zanahoria pero algo más oscuro sin ser rojo. Uf!

      Abrazos!

      Eliminar
  8. Witaj Anotnio:) bardzo ładny model, podobają mi się detale oraz poziom wykonania, który niewiele odstaje od wydawnictw gablotkowych.

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Szymon Witam, ta kolekcja Opla jest dość dobra, a jeśli lubisz markę wielu swoich modelach są niezbędne do kolektora. Są też tanie!

      Pozdrowienia!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!