El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Phänomen Granit de Premium Classixxs (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 30 de junio de 2017

Bitter CD de IXO/Eaglemoss




Pertenece a la colección alemana de kiosko "Opel Collection", de la editorial Eaglemoss.

El Bitter CD fue un coupé basado en los modelos Intermeccanica Italia y Opel Diplomat B, siendo producido entre el otoño de 1973 y finales de 1979. Uniendo las tecnologías americanas y alemanas con el diseño italiano, el fabricante alemán Bitter sufrió bastantes quebraderos de cabeza para producirlo ya que detrás del modelo estaban muchas marcas y cada una contaba con su propia política de empresa. Al final de su producción solamente se habían producido 395 unidades, muy cotizadas en la actualidad.

La base conceptual del CD fue el Italia, un modelo deportivo con carrocería de plástico que contaba con la tecnología de Ford. El fundador de la empresa Bitter, Erich Bitter, importó alguno de esos vehículos a Europa modificándoles las suspensiones. Pero Erich no estaba muy contento con la calidad del modelo italiano y decidió embarcarse en la aventura de crear un nuevo modelo partiendo del vehículo que tan bien conocía, convenciendo a Opel para que apoyase el proyecto (éste constructor pensaba que ganaría en prestigio al ofrecer su conocimiento sobre mecánica).

Bitter también contó con el especialista Baur de Stuttgart, quien bajo la supervisión de Opel proporcionaba las carrocerías, inspiradas en un proyecto del diseñador americano Chuck Jordan. Éste pensó en un modelo dotado con un largo capó, una cabina situada muy atrás y un gran cristal trasero abatible que daba acceso al maletero. El apartado mecánico se basaba en la tecnología del Opel Diplomat Coupé presentado en 1969 en el Salón de Frankfurt, creando tal expectación que el diseñador Pietro Frua accedió a colaborar en la versión definitiva, un modelo denominado como Frua CD presentado en 1970 durante el transcurso de la muestra de París.

Se discute aún sobre la influencia que Erich tuvo sobre el diseño, pero lo que parece evidente es que el modelo tiene parecido con el Maserati Ghibli (obra de Giugiaro) e incluso las luces traseras son las del FIAT 124 Coupé. Lo cierto es que la versión definitiva se presentó en 1973 durante el Salón de Frankfurt con el nombre de Bitter Diplomat CD y un precio de 60.000 marcos alemanes. Este vehículo se movía gracias a un bloque Chevrolet de ocho cilindros y 5,4 litros con 230 CVs de potencia, un "viejo" conocido de la industria norteamericana.

Inicialmente se avanzaron unos 200 pedidos pero en 1973 estalló la crisis del petróleo y muchos clientes se echaron atrás, por lo que no salieron más de 70 unidades a la calle en su primer año. Eso supuso casi la quiebra para la joven marca (como le sucedió a Jensen o Iso Rivolta), pero se las pudieron arreglar más o menos para continuar con el modelo hasta que el Diplomat de Opel dejó de ser producido, que recordemos era la base del CD. Consiguientemente, las piezas dejaron de ser producidas y el último de los Bitter CD fue entregado a mediados de 1980.

Bitter parece que no escarmentó demasiado y en 1981 ya tenía preparado el sucesor gracias a un inversor suizo (el "aburguesado" modelo SC), pero parece que Opel sí "aprendió" y ya no prestó mucho respaldo al siguiente modelo. Aún así, estuvo basado en el Senator A y vendió algunas unidades más que su antecesor.








Ahora le toca el turno a la miniatura de IXO, un bonito modelo que hace buena pareja con su sucesor el SC y que también cuenta por igual con su buena calidad de construcción. Personalmente creo que el modelo tiene una linea muy afilada y atractiva, a la que le sienta estupendamente la tonalidad metalizada escogida y posee también un interior bastante correcto. Buena nota también para las ruedas y especialmente para la trasera, siendo la delantera algo simple. Este modelito está fácilmente disponible y en estos últimos tiempos ha visto descender bastante su precio, por lo que se puede decir que prácticamente no hay mejor forma de gastar unos diez euros hoy en día.



























13 comentarios:

  1. Parece ser que nos ha dado a los dos por ir mostrando la colección de OPEL y es que hay cada modelo a un precio de derribo como es este Bitter, lo quería coger pero hay otro de camino que tenía en falta así que dentro de poco lo mostraré.

    Este Bitter es una muy buena pieza que como bien comentas tiene un molde muy fino y con unas resoluciones muy bien hechas.

    Enhorabuena por él

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son casi todos modelos muy buenos, lo que pasa es que a veces si no los pillas cuando están tirados de precio luego puede ser tarde.

      Espero a ver el que dices.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Prefiero el Bitter Cinzano!,
    perdón por el chiste facil, la verdad es un autito muy chulo y el color le sienta bastante bien.
    Yo quitando las aristas hasta le veo parecido a un 924.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta el Bitter Kas!! Bien fresquito, con este calor entra de lujo!

      El modelo se me parece bastante al Matra Bagheera, la verdad.

      Saludos!

      Eliminar
  3. De veras que se ve muy bien!
    las ruedas son perfectas, la trompa es correcta, la trasera bien realizada y el interior es la perla dentro de la ostra, perfectamente visible gracias a tanta ventana.
    si es por criticar, me quejarìa del color metalizado, pero eso ya va en los gustos.
    tampoco se me ocurre mejor forma de gastar diez euros en este momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un diseño limpio y muy aerodinámico, pero lo veo algo impersonal.
      A mí sin embargo el color es lo que más me gusta.

      Eliminar
  4. Esta muy bueno, y recuerdo que también tenes uno de color plateado, verdad?

    ResponderEliminar
  5. Ahí vi el link que pusiste al final del post, no lo había leído, sorry....jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, tengo el otro Bitter que se fabricó y que me gusta bastante menos que éste. La parejita!

      Eliminar
  6. Es curioso que los dos modelos que más me gustan de esta colección son el Chevrolet Opala y este Bitter, aunque no lleven el escudo Opel. Tal como indicas parece un Maserati y me encanta su estética. Las llantas están bien y me encanta el color, desde luego.
    Un coche interesante, con una historia difícil, como tantas otras marcas pequeñas que intentaron dejar huella en el mercado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy buen modelo, Bernardo, cuando lo tuve en la mano me gustó mucho más que por fotos. Y tiene un tamaño grande, me imagino que adecuado para lo "berracos" que suelen ser los nórdicos...

      Saludos!

      Eliminar
  7. Raro, por la tanto lindo.
    Estos coches de líneas "duras" siempre se destacan ante el resto.
    Y por 10 Euros que quiere que le diga amigo...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy "setentero", desde luego.
      Cierto Juan, por diez miserables euros se puede dar uno con un canto en los dientes!

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!