El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 26 de mayo de 2017

Floirat Y 55 de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


Los empresarios franceses dedicados al negocio del transporte de viajeros por carretera de mediados del siglo XX que querían un vehículo de pequeña capacidad pusieron sus ojos durante unos años en los modelos creados por la empresa de Sylvain Floirat, establecida en los suburbios parisinos desde poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Una de sus creaciones, el Y 55, no fue ningún autocar revolucionario pero resultó ser económico y fiable y eso era más que suficiente en los agitados tiempos de la recuperación económica europea.

El polifacético Sylvain Floirat había comprado en 1951 la marca y las instalaciones de Isobloc, con el fin de proseguir con la fabricación de autobuses de la misma marca y otra nueva bajo la cual produciría sus propias creaciones. Tras la salida del Y 53 con carrocería autoportante de licencia americana Gartwood y unas ventas bastante aceptables para un constructor menor, la evolución apareció en 1955 con el nombre de Y 55 viendo aumentadas las medidas y por tanto la capacidad (de 27 a 32 plazas). Pero tampoco quedó atrás el apartado de la mecánica, con un nuevo sistema de frenado por aire comprimido con doble circuito por ejemplo.

Externamente los Y 55 se reconocían por su calandra de dobles faros superpuestos, su luna trasera aumentada, el parabrisas con montante central y unas imponentes rejillas. Rápidamente SAVIEM compró la empresa de monsieur Floirat y siguió hasta 1959 con la fabricación de los autobuses, por lo que muchos de los Y 55 circularon con el logotipo de SAVIEM y otros compartieron frontal con el modelo ZR 20 del nuevo propietario.

La mecánica del Y 55 podía ser bien un diesel Hispano-Hercules con cuatro cilindros y 80 CVs de potencia o bien un Panhard también movido por gasóleo con 30 CVs más. Fue raro, pero se pudieron ver algunos Y 55 destinados a la exportación que llevaron bloques Chevrolet de gasolina. La transmisión podía ser mediante una caja manual con mando neumático de cuatro o cinco velocidades (según la motorización) existiendo un selector para desmultiplicar las relaciones mediante lo cual se lograban 8 en total. La planta motriz iba en la parte delantera (al contrario que en el Isobloc) lo que permitía tener un maletero trasero y otro en el lateral derecho, siendo los de la parte izquierda empleados para alojar la rueda de repuesto y las herramientas.

Las virtudes del Y 55, como ya se dijo, se basaron en su robustez y economía de compra pero también tenía unas interesantes prestaciones (lográndose una velocidad de 80 km/h) aun totalmente cargado. Se le reprochó el ruido algo elevado del motor, pero siendo un vehículo destinado a recorridos más bien cortos tampoco fue algo demasiado importante. La inteligencia de su concepción hizo que SAVIEM lo siguiese construyendo con el nombre SC5, siendo mucho más difundido (2.028 ejemplares contra los 363 del Floirat Y 53/55).






Por si no teníamos bastantes autobuses, volvemos nuevamente con otro modelo francés... para variar. En este caso, la miniatura parece ser de algo entre un minibús y un autocar mediano que atrae por su carrocería acristalada y por esas grandes ruedas que le dan cierto aire simpático. Lástima de algunos defectos de acabado en la pintura y el interior tan pobre y descuidado, un hándicap que no resulta ser tanto a la vista del precio y la originalidad del modelo.
































11 comentarios:

  1. Un modelo bastante pequeño en comparación a los últimos que hemos visto por aquí; pero la parrilla delantera, el parabrisas dividido al medio y el maletero en el techo lo hacen muy interesante.
    Imagino lo mal que debes estar de espacio disponible en tus vitrinas, y en tu casa para sumar nuevas a las paredes.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es más chico que la media pero al ser tan alto y un poquito ancho tampoco se puede meter en cualquier sitio...

      De momento he ampliado una vitrina duplicando cristales y redistribuyendo coches, pero calculo que no me queda sitio más que para unos 8 autobuses o camiones o autocaravanas y unos diez cochecitos.

      Me vuelvo mico con estas cosas, créeme.

      Abrazos!

      Eliminar
    2. ¡Te creo! Yo me paso horas pensando en la mejor manera de ordenar las vitrinas...
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Es verdad que se ve corto.
    Lo que màs me sorprende son las escobillas limpiaparabrisas "flotantes",
    aunque adivino el sistema utilizado, me sigue intrigando.
    Tambièn adivino cierto contraste entre la concepciòn "lateral", rectilìnea, casi moderna, con la trompa con ventanas de bordes redondeada y barroca.
    Lo demàs es lo de siempre, bien hecho y agradable a la vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, si no dices lo de los "limpias" no reparo en ello.
      Supongo que llevará una varilla por dentro que los mueve.
      Como dije en la entrada y tú corroboras, es agradable.

      Eliminar
    2. o un motor fijo al vidrio, que transmite potencia por un agujero...

      Eliminar
    3. Sí, ahora que lo dices recuerdo haber visto un camión que llevaba una especie de mecanismo adosado al cristal por detrás. Seguro que es algo así.

      Eliminar
  3. La impresión de ser tan compacto también creo que se acrecenta por su poca batalla.
    Curiosa la disposición de los limpias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo entre un minibús y un autobús normalito de diez metros (para la época, ahora son mucho mayores).
      Parece que os llamó mucho la atención lo de los limpias!

      Saludos.

      Eliminar
  4. ¡Sí que era polifacético don Silvano! Jamas había escuchado ese nombre , pero ahora me entero que entre tantos curros , tuvo la manija de Breguet y del grupo Hachette .

    Lo primero que me sorprendió del modelo fueron las ruedas enormes , pero por la foto del real , se ve que fueron reproducidas irreprochablemente .

    Como se dice familiarmente "Donde mea un perro , van y mean todos los demás" . Asi que también debo sorprenderme por los limpiaparabrisas . O mejor dicho , por qué perforaron los vidrios en vez de la chapa que es más fácil y común.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es alucinante la vida de ese tipo... estuve a punto de meter una reseña en la entrada pero creo que se hubiese desviado mucho el tema (pobre Y55!) y la cosa hubiese sido mucho más larga.

      Pero puedes apuntar que también dirigió todo el conglomerado Matra, tuvo una aerolinea, fue propietario del famoso hotel Byblos (y su cadena), presidente de la televisión pública francesa, alcalde, propietario de cultivos y un castillo... creo que la vida que tuvo de 94 años se le quedó pequeña!

      Tu refrán creo que tiene una versión más "light": "Donde va Vicente, va toda la gente".

      Abrazos y hasta la próxima!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!