El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Opel Rekord E 2.0 de SCHUCO (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 9 de septiembre de 2013

Volkswagen Transporter T1 Pickup "VW-Kundendienst" de SCHUCO



El Transporter es un vehículo comercial ligero del constructor alemán Volkswagen, encuadrado dentro del Grupo VAG. Desde que apareció en 1949 ha conocido cinco series y diversas carrocerías, existiendo fundamentalmente como pequeña furgoneta y minibús. Tuvo un gran éxito mundial, siendo fabricado también en Brasil a partir de 1953.

La primera serie (T1) fue fruto indirecto de la idea de Ben Pon, un importador holandés de la marca alemana. Éste vio como en la factoría de Wolfsburg utilizaban un curioso transporte (más bien artesanal) de piezas pesadas bajo la forma de un carrito motorizado, con la base de un VW Escarabajo. Ben propuso la idea de llevar el concepto a la calle y a los directivos no les debió parecer mala la idea, pues tras varios bocetos el proyecto Typ2 fructificó en la forma de una furgoneta ligera con la motorización del Escarabajo (que era el único motor que fabricaban en VW por aquel entonces) y su chásis, aunque convenientemente reforzado. Recordemos que ese motor era un cuatro cilindros bóxer movido por gasolina, refrigerado por aire y que cubicaba 1.131 cm3. Externamente, su rasgo diferenciador con respecto a su sucesor (T2) fue la ventana delantera dividida (split) y una carrocería más limpia en su diseño.

Como era natural, el destino de la motorización del T1 estaba unido al del Escarabajo por lo que ambos modelos se fueron beneficiando de las evoluciones del pequeño bóxer. Así, fue pasando a 1.192, 1.285 y 1.493 cm3 con los que el "Bulli" (como afectuosamente llamaban a la pequeña furgoneta) fue cada vez más capaz como transporte ligero y a la par conseguir mayor éxito. Lo que no le costó mucho conseguir ya que era un vehículo muy robusto, simple y versátil. De todas formas, el modelo en un principio era bastante espartano pero ya en 1953 conoció una serie de mejoras, como una caja de cambios con algunas marchas sincronizadas, una toma de aire al interior, paragolpes trasero y mejoras en el sistema de frenos.

Cuando dejó se ser construida en 1967 se habían producido unos 1,7 millones de unidades entre todas sus versiones, muchas de las cuales fueron a parar a EE.UU (en donde fue un icono hippy).

La versión presentada por SCHUCO (una de las decenas de diferentes miniaturas de la T1 que comercializa el fabricante alemán) corresponde al modelo de camioneta de tres plazas y plataforma de madera con laterales abatibles que incuye un techo que se puede retirar fácilmente, "trabajando" para el servicio urgente de recambios de Volkswagen. A primera vista podemos apreciar la finura del molde, su buen (y colorido) pintado) y los excelentes detalles externos. Menos entusiasta soy con respecto al interior, algo simple y que merecería mayor detallado. Realmente SCHUCO y la T1 son casi palabras sinónimas, pues es impresionante la variedad de furgonetas que podemos encontrar en el catálogo del fabricante y en muchas decos y carrocerías diferentes, con precios también diversos en función de la complejidad del modelo representado (recuerdo ahora un modelo impresionante de furgoneta-trailer o la de mantenimiento eléctrico, con una grúa de elevación de canasta).














El "carrito" motorizado que inspiró a Ben.




La idea, plasmada en su cuaderno...



Y el resultado final!












14 comentarios:

  1. PERO QUE BONITO QUE ESTA!

    Sabe que ahora no me queda más remedio que odiarle por tener un Schuco tan lindo?

    Agradezca que no tiene el carrito motorizado 1:43 sino salía a su caza con un arpón.

    Tengo pendiente la gama de las pick ups de las series T1 y T2 algún día haré justicia... conmigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no me trates de Ud...!!

      El carrito debe ser lo único que no ha hecho Schuco en lo referente a T1´s.
      Quizás Gaucho se podría inspirar y hacerlo, o tú mismo... se toma un Escarabajo, se deja la base y poco más.

      Yo también tengo muchas ganas de tener más T1´s pero pocas vitrinas.

      Saludos y me alegro de que te haya complacido.

      p.d. pero yo no merezco que me odien por esto, por otras cosas quizás sí.

      Eliminar
  2. Hermosa T1!
    Habiendo tantas variantes, este vehículo da para una temática entera de colección solamente.
    Muy pintoresca además por los colores y decoración.
    Es raro que hayan descuidado tanto el interior, parece más de coleccionable que de línea regular, por lo demás es un 10.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también esperaba un interior más elaborado, y aún más sabiendo que no es barata.

      Pero el exterior es muy bueno y hace que lo perdone todo. Y es cierto que hay T1´s para todos los gustos.

      saludos!!

      Eliminar
  3. Hermosa miniatura sin dudas, no la conocía.
    Me "defraudo" un poco el interior, no parece de Schuco ni por casualidad.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás rentabilizan el molde más de la cuenta...

      Saludos!

      Eliminar
  4. very nice!
    me sorprende la combinación de colores, uno tiene acostumbrado el ojo a furgones monocromáticos en estricto celeste/gris.
    el modelito es muy digno, me gusta esa capota de lona extraíble.
    como que son dos modelos en uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, investiga si quieres un poco y verás cosas increíbles hechas con las T1 de Schuco.

      Te asombrarás!!

      y sí, casi podrían pasar por ser dos modelos en uno.

      Eliminar
  5. Cuántas variantes de T1 y es verdad lo que dicen, uno tiene ganas de tenerlas a todas. Coincido con Julián y Mauro, el interior no está a la altura de tanto detalle exterior. Me gustan este tipo de adminículos de quita y pon, como la lona de la caja de carga, que permite fotografiarlo con las posibles configuraciones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dije en el post, el interior es como los de las furgonetas de la colección de Altaya...

      El resto, lo normal en Schuco.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Modelo muy chulo, con una decoración muy apropiada, como comentan los compañeros el interior deja bastante que desear, se les olvidaría matizarlo jeje..
    saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, me gustaría comparar con otras T1 de Schuco.


      Saludos!

      Eliminar
  7. La Transporter me gusta muchísimo, y más en esta versión tan colorida; verla desde el frente es un placer. Tienes razón en cuanto a la pobreza del detallado de los interiores; ese tablero da lástima... pero, a la vez, me gusta mucho el piso de la caja.
    Gran miniatura Antonio, ojalá encuentres espacio para tener más y así sumar otras variantes de este modelo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ocurre lo mismo que a tí, Juan, el frontal es una delicia y algo muy familiar. Me gustaría contar con una T1 Samba y una T3 Camper, modelos que me gustan mucho de la Transporter. Aparte de ésta, también tengo una T3 de Altaya de Correos suizos.

      Saludos & abrazosª

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!