El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 19 de septiembre de 2013

Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps





La serie Zeppelin del constructor alemán de vehículos de lujo Maybach fue toda una clase de vehículos altamente refinados, con motores de doce cilindros en V construidos por la Maybach Motorenbau y que eran los mismos que montaban la enormes aeronaves del conde Zeppelin, de los que tomó el nombre. Estos vehículos estuvieron en el catálogo de Maybach entre 1928 y 1934 (aunque con ese nombre hubo una version para los Maybach 57 y 62 de 2009) y fueron objeto de deseo de famosos artistas, millonarios y políticos de su época.

Maybach fue fundada en 1909 por Wilheim Maybach y su hijo Karl como una firma especializada en proporcionar motores de aviación. Wilheim había trabajado en Daimler como director técnico pero su inquietud le llevó a ser un empresario de éxito, llegando a introducirse en el ámbito de la construcción de automóviles en la década de 1920. En esos años, y hasta 1940 la compañía produjo vehículos de lujo que rivalizaron con otras marcas de la época de su nivel, como la española Hispano Suiza, la francesa Bugatti o la inglesa Rolls Royce. Pero con la llegada de la Segunda Guerra Mundial Maybach proporcionó motores para los tanques alemanes, por lo que fue designada como objetivo para bombardeos aunque finalmente los daños se pudieron reparar tras acabar la contienda ya nunca más produjeron automóviles con la marca Maybach, aunque sí realizaron versiones de lujo (y hechas a mano) de algunos modelos de Mercedes Benz.

El nombre había quedado como sinónimo de lujo y alto standing en el mundo del automóvil, por lo que Daimler decidió resucitar la marca y bautizar con ella a sus modelos del más alto nivel. Así, en 1997 nacen los modelos 57 y 62 con la base de la Clase S Pullman alargado de Mercedes pero ya no era lo mismo... no se lograron vender las unidades previstas y finalmente desaparece el nombre Maybach en diciembre de 2012.

La preciosa miniatura de Minichamps refleja el modelo cabriolet DS8 Zeppelin de 1932, con un enorme motor de doce cilindros en V y ocho litros de cubicaje que rendía 200 CVs. Su tanque de 135 litros de combustible no tardaba demasiado en vaciarse, ya que se "bebía" casi 30 litros a los cien kilómetros. En su momento fue el coche de producción más rápido del mundo pues llegaba a alcanzar los 170 Km/h con toda comodidad. Naturalmente, un coche de esta clase tenía que estar bien equipado y el DS8 lo estaba, con elementos tales como acabados en madera de calidad y asientos de cuero, un completo cuadro de mandos con toda clase de indicadores iluminados, claxon Bosch, dos ruedas de repuesto y un compresor para inflar las ruedas. Este tipo de coche se prestaba a ser personalizado hasta lo increíble aunque se entregaba si se quería con una carrocería de Spohn & Erdmann y sus dimensiones eran tan apabullantes (casi 6 metros de largo y 2.8 toneladas de peso) que se necesitaba el carnet de camiones ligeros para conducirlo.

En Minichamps tomaron como referencia a un ejemplar del museo histórico de Mercedes Benz en Stuttgart. Este coche perteneció primeramente al Hotel Seelisberg (Suiza) como coche de enlace para los clientes que iban y venían de la estación de tren. La carretera era sinuosa y bastante peligrosa, por lo que cuando el chofer se jubiló el coche se tuvo que guardar (no se encontró a nadie idóneo para el puesto). El coche quedó en el olvido hasta que en 1959 lo compra un adinerado entusiasta suizo de la marca que lo usó muy poco, adquiriéndolo finalmente Mercedes Benz para su museo. La marca lo restauró (aunque el motor estaba muy nuevo y no hubo que hacerle casi nada) y ahora lo podemos encontrar, posando orgulloso, en una de las salas del museo.





En cuanto al modelo, desde el primer momento tenemos el placer de verlo en una urna con una cuidada presentación en la que aparecen las imágenes de Wilhem Maybach y su hijo Karl junto con los datos del vehículo real. La miniatura cuenta con un buen trabajo en moldeado, pintura y detalles incluyéndose fotograbados de calidad y unos bajos convincentes. El interior merece una nota excelente, podemos recrearnos con el tablero de mandos, los asideros o la imitación de los asientos en piel. También buen trabajo en la capota y la calandra, aunque como nota negativa mencionaré la ausencia de unas matrículas de la época.

































14 comentarios:

  1. Una pequeña joya! Me quedo con la marca en fotograbado que aparece en el centro del radiador, montada sobre el brazo que sostiene las ópticas, el fino trabajo de textura de los vidrios de los faros delanteros y el emblema de la tapa del radiador.
    Felicitaciones por la incorporación!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, es increible ver la inscripción "Zeppelin" en la calandra, es de locos (una magnitud de pocos milímetros). Es el tipo de modelos que mejor no sacarlo de la vitrina, o perderás piezas...

      Lástima que no pude hacer fotos de los bajos, se aprecian perfectamente la transmisión, ejes, cárter del motor...

      Como curiosidad te diré que a los nazis no les gustaba mucho la marca Maybach, ellos preferían los Mercedes.

      Saludos! y gracias

      Eliminar
  2. Alucinante replica de Minichamps, se nota (y mucho) la diferencia de calidad entre este y el coleccionable de Altaya.

    Lo que me resulta raro es ver este tipo de autos en tu colección.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Cierto, no tengo más modelos de este tipo por una simple cuestión de prioridades (falta de espacio y de presupuesto).

    Pero alguna vez se presenta una "perita en dulce" y no hay que dejarla escapar... además, por encima de todo admiro la precisión y la fidelidad al original, y este Zeppelin tiene algo de cada.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Está muy bueno, los pequeños detalles hacen a la diferencia, incluso el color es muy bonito, es un modelo que se suele ver más en bordó, pero lo prefiero en ese color claro que escogió Minichamps.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un modelo ya veterano, tendrá unso diez años y es cierto que lo hubo en varios colores, pero el más real es el que conseguí (por pura casualidad, aunque si se hubiera dado el caso... en burdeos!).

      No creo que veas muchos coches más así en mi colección, la verdad. Pero sirve de botón de muestra.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Si ya de por si por el tamaño asusta
    (Casi igual de largo que mi nueva ambulancia)
    mas el saber que debajo del capót escondía un V12 casero, estos vehículos así con un frontal tipo locomotora son los que siempre me han atraído y mucho pese a que no tengo ninguno, y tendré que hacerme con uno de ellos.
    La miniatura rinde tributo a un icono de la época y mas si es en versión descapotable abierta que deja ver el interior.

    enhorabuena por ella y gracias por compartirla

    =))

    ResponderEliminar
  6. Gracias Pau, llevaba un motor de aviación que debía tirar lo suyo...

    Pues sí, al ser descapotable deja ver mejor el interior. Quien pudiese conducirlo un rato!

    Saludos y gracias a tí por la visita.

    ResponderEliminar
  7. conocía la historia del maybach del hotel que estaba casi nuevo.
    lo que no conocía era la miniatura de minichamps.
    el tablero está excelente aunque el volante me resulta un tanto simplón.
    hay que tener en cuenta la edad, una miniatura de diez años hoy revista como una antigüedad.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, supongo que en manos de NEO o Schuco sería más fina. Lo del volante es cierto, opino como tú. Pero tiene cosas que disculpan fallos como ése... también es verdad que diez años no pasan en vano.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Hermoso modelo, y muy interesante la historia de este ejemplar en particular; hablar de una miniatura que fue fabricada hace diez años como una antigüedad parece cosa de locos, pero es éste el ritmo que impone la tecnología en este hobbie.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, unos diez años... pero no se ve tan vieja!

      A las damas, de todas formas, nunca se les pregunta la edad.

      saludos & abrazos!

      Eliminar
  10. Excelso, en la tercera fotografía luce más todavía esta maravilla.
    Qué gran perfil y los interiores así, no tan brillantes, lucen muy reales y bonitos.
    Que pena por lo de la firma en el 2012.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero para lo que hicieron mejor dejar la firma por muerta y no haberla resucitado.

      Saludos!!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!