El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 23 de septiembre de 2012

SEAT 850 Sport Coupé "Rally de Oviedo 1967" de IXO/Altaya




Pertenece a la colección "SEAT Sport" de Ed. Altaya.

La versión "Coupé" del popular SEAT 850 era la destinada a ser adquirida por aquellos compradores que deseaban disponer de un coche más deportivo y potente que la pequeña berlina 850. Se podía adquirir en dos versiones: una denominada "Coupé" a secas que disponía de un motor gasolina de 843 cm3 y 47 CVs (velocidad máxima de 140 Km/h) y la superior, que se llamaba "Sport Coupé". Ésta disponía de un motor 903 cm3 de 4 cilindros, bloque de fundición y culata de aluminio alimentado por doble carburador Weber que proporcionaban 73 CVs a 6.500 rpm., con lo que el coche alcanzaba la velocidad de 176 Km/h.

Este vehículo se las tuvo que ver con los Simca 1000 o Renault-Alpine A110, no teniendo rival directo en el mercado español y consiguiendo mantener un reinado deportivo en su categoría (el Grupo 1) entre los años 1967 y 1972. El modelo representado fue pilotado por Antonio Pérez Sutil y Dionisio Morán compitiendo en el rally asturiano de Oviedo, año 1967. En ese año se creó el Nacional de Rallyes, corriendo la mayoría de los pilotos con coches nacionales aunque no eran tan competitivos como los Lancia, Alpine o Porsche (sobre todo). Importar un coche en aquella época era carísimo, por lo que se creó un pase temporal (el famoso B3) que se otorgaba siempre y cuando el vehículo saliese de España en un corto tiempo. No obstante, se inscribían pilotos extranjeros también, como en el caso del rallye de Oviedo (septiembre de 1967) al hacerlo el alemán Ben Heiderich con su Porsche 911. Estaban allí Jorge de Bagration con un Lancia Fulvia... y una miriada de corredores nacionales con sus modestos 850 Coupé, Renault 8 TS o Simca 1000. Los locales tenían la ventaja de conocer bien el terreno aunque Heiderich dominaba la prueba... hasta que llegó el famoso "orvayu", una lluvia fina típica del Principado. Su Porsche era muy delicado de conducir en esas circunstancias, por lo que estuvo en muchas dificultades hasta el final de la prueba, logrando el equipo de Sutil/Morán una muy meritoria segunda plaza... solamente superados por un flamante Porsche 911!

La colección SEAT Sport rinde su homenaje así pues a aquel cochecito con la edición de la miniatura, que me ha parecido una verdadera preciosidad. Aunque ya disponía del FIAT 850 Sport (que es idéntico a nuestro SEAT) la verdad es que el diseño de ese coche siempre me ha tenido enamorado y he hecho la excepción de repetir modelo (y más siendo de competición) adquiriéndolo a muy buen precio. Solo puedo deshacerme en alabanzas hacia esta miniatura, con un molde muy fino, calcas y detalles de pintura muy bien aplicados y esa preciosa farera delantera. El interior también es bastante bueno, llantas de chapa fantásticas y una notable presentación en caja rígida con una preciosa peana y foto con características técnicas.

Sabiendo que mi amigo bloguero JUANH sabe apreciar este tipo de miniaturas de competición, reflejos de aquellos coches preparados con mucha ilusión por modestos equipos de aficionados de aquella España de los 60 (y que encima dio tanta "guerra"), no puedo más que dedicárselo con un fuerte abrazo.

















7 comentarios:

  1. Muy lindo con esa decoración Racing y esas llantas, este lo tengo pero en color rojo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. muy lindo modelo.
    en argentina teníamos uno muy similar, diseño by vignale.
    se dejó de fabricar por cuestiones de costos de construcción altos y royalties.
    pero era muy lindo...

    ResponderEliminar
  3. El nuestro era un poquito mas grande, pero de líneas muy similares.
    Me encanta la miniatura.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias Antonio! Por la dedicatoria, y por mostrar esta hermosura, que como bien comentaron ya los muchachos nos recuerda mucho a un Fiat que tuvimos por acá, la Coupé 125S. ¡Una joya!
    Éste no se queda atrás, y ni que decirlo con esa franja roja que lo hace más guerrero aun.
    Hermosa miniatura, como ya comenté tenés muchos autos de competición que me vuelven loco.
    Abrazos amigo!

    ResponderEliminar
  5. Tunning, yo tengo el rojo pero es un Fiat, ahora busco el 850 Spider de SEAT rojo o azul. Creo que estos diseños son de Pininfarina, no estoy seguro.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Gaucho, Cruiser, no conozco el 125 coupé que mencionáis, a ver si lo localizo y lo veo. Seguro que me gusta! Nuestro 850 coupé era un "juguete" bastante caro para jóvenes acomodados...

    Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  7. Juan, sabía que este tipo de pequeño coche de carreras te iba a gustar. Documentándome descubrí la historia que había detrás y me encantó, por eso la puse. Donde no llegaron los medios técnicos triunfaron el talento y la experiencia... parece mentira que este cochecito tuviese que competir contra todo un 911!

    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!