El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 25 de junio de 2016

Renault Espace MkI de Universal Hobbies





El monovolúmen Renault Espace fue producido en la fábrica de MATRA (Romorantin, Francia) entre los años 1984 y 1991 totalizándose unas 192.000 unidades de su primera generación. El Espace ha conocido hasta el año 2016 cinco generaciones y supuso la popularización en Europa del concepto de vehículo monovolúmen, algo en lo que había sido pionero poco tiempo antes Chrysler con su Voyager y muchas décadas antes Alfa Romeo con un modelo casi experimental.

Estamos a finales de los años 70, Francia. El presidente de MATRA, Philippe Guédon ve peligrar su empresa, los modelos Bagheera y Rancho ya no dan más de sí y piensa en un nuevo vehículo de tipo "van" como los que conoció en un viaje por los Estados Unidos. Tiene la visión de que el mercado europeo debe dirigirse a la fabricación de un nuevo tipo de vehículos familiares con especial énfasis en el aspecto recreativo y lúdico, sobre todo tras haber visto con satisfacción la buena acogida que el Rancho había obtenido en el mercado francés.

Sabe que el diseño debe ser una aspecto importante del proyecto y por eso se dirige a Antoine Volanis, quien también sería el "padre" de las formas del Murena. Este genio logra unas formas simples pero elegantes y dinámicas que recuerdan a la locomotora del TGV (tren de alta velocidad francés) y que están un tanto alejadas de las formas demasiado "afurgonetadas" del Voyager. Para 1979 logra el diseño casi definitivo, con elementos del Peugeot 604, del Solara y del Murena. Pero hay que seguir trabajando los proyectos y las variaciones bajo la formas de enigmáticos números se suceden: P16, P17, P18... a la vez que el tamaño crece y crece (el primero era aproximadamente como un Renault Modus). Guédon da el visto bueno y hasta el presidente de Renault, Bernard Hanon, queda seducido por los resultados. El P23 pasa a llamarse "Espace" y se decide su lanzamiento para la primavera de 1984.

La prensa de la época también se entusiasmó, un vehículo con capacidad de transportar 7 personas a una velocidad de 180 Km/h y con un coeficiente aerodinámico de 0,32... con una ingeniosa modularidad que permite poner y quitar asientos, midiendo 18 cmts. menos que el Renault 18 pero siendo más amplio! Y con soluciones de vanguardia en su chásis: más delgado de lo habitual pero aumentando la rigidez de la carrocería, y utilizando materiales como el poliester o la fibra de vidrio laminado.

Sin embargo, su carta de motores era más convencional aunque su procedencia ofrecía toda la fiabilidad de los famosos bloques "Douvrin" de Renault, en versiones de 2 y 2.2 litros con carburador el primero y con inyección y catalizador el segundo (solo a partir de 1988). También existió la versión diesel de 2.1 litros y 88 CVs., económica y rutera.

Los competidores japoneses iban apareciendo pero se veían abrumados ante la imagen sofisticada y placentera del Matra/Renault. Simplemente, parecían (o más bien lo eran por su arquitectura) furgonetas más o menos "apañadas" para poder viajar en familia. El modelo francés aguantó muy bien el tipo y solo necesitó un leve restyling en 1988 para poder resistir hasta 1991. Pero su reinado no había hecho más que empezar, el éxito fue tal que MATRA no daba abasto y tuvo que ceder producción a la factoría de Alpine en Dieppe... No obstante, no todo fueron flores y aunque hoy día se recuerda su mala calidad en algunos aspectos (guanteras deformadas por el sol y pintura descolorida) además de cierta trivialización debido al gran número de unidades vendidas, hizo mucho por revolucionar el mercado europeo de automóviles y perfectamente se acopla al eslógan que Renault adoptó al momento de salir el Espace: "Coches para ser vividos".







Hoy traemos la figura de un ilustre del mercado automovilístico francés, uno de los últimos coletazos de su genio inventivo y un vehículo que nos parecía algo extraño y futurista en la vital España de los primeros años ochenta. UH, el desaparecido fabricante francés (en el ámbito de las miniaturas de automóviles) siempre ha trabajado de forma excelente los modelos franceses y el caso que hoy nos ocupa no iba a ser la excepción, logrando un buen molde con una adecuada tonalidad bicolor y un interior claramente superado por el exterior. Si bien es una miniatura que parece sencilla de replicar han logrado huir del aspecto juguetero en el que podían haber caído y logran una pieza con más interés histórico que modelista, pero al que acompaña un precio estupendo y una buena sensación general de calidad.































25 comentarios:

  1. no conozco al modelo real, y la foto que pones no me alcanza para entender al diseño real y juzgar el trabajo de UH.
    en cualquier caso, yo sí le encuentro un ligero aire juguetero,
    algunas formas me resultan muy pesadas, como ser los parantes delanteros,
    quizás sea un modelo viejo de UH, anterior a los tractores que suele mostrar el amigo Marinig,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es fiel al real, lo de los paragolpes entiendo que han puesto plástico liso y en el real eran mates. Este vehículo lo conocemos bien (aquellos que ya tenemos cierta edad) y para mí la miniatura es muy correcta, al nivel de lo que suele hacer UH (salvo quizás en algunas cosas que hizo para la colección de Bond).

      Eliminar
    2. mira que yo hablé de parantes, no de paragolpes.
      los paragolpes no desentonan, se ven bien

      Eliminar
    3. Define "parantes", a ver lo que es en español de España...

      Eliminar
    4. Creo que el Gaucho se refiere a los "pilares", los "parantes delanteros" serían el "pilar A".

      Eliminar
    5. Gracias, ahora ya lo entiendo.

      Saludos!

      Eliminar
    6. ops! mil disculpas por confusión.
      gracias Diego!

      Eliminar
  2. Uno de los precursores del monovolumen.
    Hoy nos puede parecer un diseño algo burdo pero muy efectivo e inteligente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MATRA fue precursora en muchas cosas, creo que nunca se le reconoció todo el talento que había ahí (vivir a la sombra de Renault debio ser duro, al menos en la división de automóviles).

      Ahora creo que están más en el tema militar y eso.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Por supuesto lo compartimos Antonio el padre de los Monovolumen de hoy en día, una de las magnificas piezas de la colección de RENAULT y que tiene la combinación de colores perfecta.

    Esta Espace de 1º generación fue una delicia y que no me canso de ver en mi vitrina


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pau, no estoy seguro de la procedencia de este Espace, por eso no puse nada acerca de él.

      Recuerdo cuando lo mostraste, eso fue una de las cosas que me hizo querer conseguirlo.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Tal y como puese en mi entrada de la cual saque la infomarción de la Wikipedia el pryecto original fue de los años 1970 realizado por el diseñador inglés Fergus Pollock,
      que estuvo trabajando para la subsidiaria británica de Chrysler, en su centro de diseños en Coventry.
      Posteriormente, Matra, que estuvo afiliada con Simca, entró a trabajar en el diseño.

      Se pensó este modelo para ser vendido por Talbot, así se trabajó en algunos prototipos y conceptos para este fin.
      En 1978, justo antes de que el Espace entrara en producción, Chrysler y Simca fueron vendidas a la compañía francesa PSA Peugeot Citroën, y así el diseño del Espace fue dado a Matra.

      PSA decidió que el Espace tenía un diseño muy arriesgado y un coste demasiado alto como para ser producido, y Matra habló con Renault sobre este proyecto
      (PSA posteriormente entró en este sector once años después con el Citroën Evasion/Peugeot 806).


      Saludos

      Eliminar
    3. Muchas gracias por complementar la información, no sabía que el proyecto fue ofrecido antes a PSA. Se ve que ahí no tuvieron visión de futuro...

      Saludos!

      Eliminar
  4. Muy buena miniatura Antonio. Realmente un gran trabajo de UH, una pena que esta marca haya dejado de existir. Una puntualización, el primer monovolumen de la historia es el Stout Scarab de los años 40...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo msmo pienso, UH se lucía sobre todo en vehículos franceses, y encima a precios muy buenos... una lástima que no esté ya.

      En cuanto al primer monovolumen, disiento:

      http://noticias.coches.com/noticias-motor/alfa-40-60-el-primer-monovolumen/50799

      Sorprendente vehículo!

      Sakudos.

      Eliminar
  5. Me encanta la miniatura, es una de las que nunca pude conseguir. Se le nota al coche el ADN Talbot, el frente es muy parecido al del Solara. Como aquí nunca vimos un Espace real, y siendo que coexistió con los Scenic, que eran derivados de los medianos Megane, no sabía qué plataforma utilizan los Espace, ahora veo que es una mas grande que la de los Scenic, se ubican seguramente en un nicho superior.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el frontal lleva ese aire de familia.

      La Espace es mucho más lujosa que la Scenic y bastante más grande y cara, es, como sospechaste, de un segmento superior.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Hermoso modelo, me encantan estos bichos que, en su momento, nos hacían pensar en los coches del futuro. Lo miro y pienso en la serie "UFO". Me gustó mucho en verde combinado con los plásticos oscuros.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, a mí este coche cuando salió me recordaba a los de la serie "El Capitán Escarlata". Matra dejó su sello de originalidad en un coche que inició el segmento en Europa de los monovolúmenes, tan útiles y agradecidos en todos los tamaños para los que hemos tenido familia numerosa.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Conocéis la versión F1? Os dejará locos entonces... Brutal, lástima que a 1:43 nunca la he visto.

      Saludos y abrazos a ambos!

      Eliminar
    3. ¿By Williams? Con motor central. Ya no me acordaba. Aún así prefiero el Clio Williams, con su plaquita y todo.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Ya el sujeto real me simpatiza . Y pensando que es un diseño muy sobrio , sin demasiadas formas y texturas , es difícil que el modelista se destaque , ¿no?
    Por eso considero que este UH es un muy buen testimonio , y merece la bienvenida .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces lo sencillo triunfa, aunque llegar a este resultado supuso pasar muchos años entre prototipo y prototipo.

      UH... que lástima de su pérdida.

      Abrazos!

      Eliminar
  8. El auto real no me gusta, como bien dices parece muy futurista y mas para la época en que se lanzo al mercado.
    La miniatura esta muy buena, es de la Renault Collection que se lanzo en Europa, que también tiene modelos de Norev.

    Una pena lo de UH en materia de autos, también extrañaremos a Starline Models, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que a unos no les gusta a otros les encanta... pero en Europa este vehículo triunfo en parte por su aspecto futurista.

      En cuanto pueda corrijo la entrada, gracias!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!