El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
DAF A 2600 "Cárnicas Monteiro" de IXO/Altaya (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 20 de junio de 2018

Lotus Esprit Turbo de AutoArt





El Esprit fue un automóvil deportivo tipo coupé de dos puertas construido por Lotus Cars entre 1976 y 2004. Este modelo tuvo cuatro series (designados mediante la letra S y el número) y fue presentado inicialmente en el Salón de París de 1975, entrando en producción al año siguiente con el fin de sustituir al Lotus Europa.

Hacia 1971 Colin Chapman (entonces director de Lotus)  había solicitado la realización de un prototipo a Italdesign Giugiaro con la idea de presentarlo en el Salón de Turín del año siguiente. Este modelo iba a ser llamado "Kiwi", pero rompía con la tradición de Lotus de nombrar a sus coches empezando con la letra E y al final escogieron el nombre de Esprit ("Espíritu" en francés).

El primer modelo (S1) pesaba tan solo 900 kilogramos gracias a su chasis de acero en forma de viga y a su carrocería de fibra de vidrio. Inicialmente contaba con un motor Lotus 907 de cuatro cilindros en linea y dos litros de cilindrada que rendía 160 CVs, veinte menos para EEUU debido a sus leyes. Este bloque se situaba detrás de las dos plazas del habitáculo y en posición central para favorecer el reparto de pesos. Lotus declaraba una velocidad máxima de 222 Km/h y una aceleración de 0 a 100 de 6,8 segundos, pero posteriormente se midieron 214 de máxima y 8 segundos de aceleración. A pesar de su excelente manejo, el modelo fue criticado por escaso de potencia y no cumplió con todas las expectativas (algo mucho peor en el caso americano).

A partir de 1978 se fueron sucediendo las generaciones que irían ganando cada vez más potencia y sofisticación: conductos de refrigeración tras las ventanillas traseras, reubicación de la batería, alerón frontal integrado, uso de los grupos ópticos traseros del Rover SD1, capó de acceso al motor o el cambio de la instrumentación fueron los primeros cambios importantes del Esprit. Pero el motor seguía siendo el mismo. Por ello, y pensando en los que querían más prestaciones, en 1980 apareció el primer modelo con turbocompresor como serie especial y en honor a la empresa Essex Petroleum. El "Esprit Essex" ya producía 213 CVs de potencia gracias también a un nuevo motor y alcanzaba los 240 Km/h, tan solo se produjeron 45 unidades de las que dos (en color blanco y cobre) acabaron en el rodaje de la película "Solo para tus ojos" del agente secreto James Bond.

A finales de 1980 aparece la serie S3 con distintos modelos de chasis que marcaron la consolidación del Esprit. El Turbo Esprit heredaba mucho del concepto del Essex aunque la producción de la carrocería usaba un mismo conjunto de moldes. El Turbo montaba también el mismo motor 2.2 del Essex, pero se le añadió un sistema de lubricación por cárter convencional y no seco (menos problemático por su menor complejidad) sin alterar las cifras de potencia y par. El interior se revisó y modificó para hacerlo más habitable; por fuera se añadieron los adhesivos "Turbo Esprit" en frontal y laterales y se instalaron llantas BBS de 15 pulgadas. También se colocaron unos paragolpes más imponentes, pero en lineas generales se siguió manteniendo la sencilla linea del S2.2.

El último Esprit con el diseño original de Giugiaro apareció en 1986 con el apellido HC (alta compresión en inglés). El rendimiento de este modelo aumentó hasta los 218 CVs en el caso del Esprit Turbo gracias también a la entrega del par motor con menos revoluciones. Sin embargo, las cifras fueron modificadas en el caso de las versiones para mercados con legislaciones más exigentes en materia de polución ambiental que solo podían cumplir los sistemas de inyección electrónicos y el convertidor catalítico. Esta variante se llamó HCi y fue el primer Esprit dotado con inyección de combustible.

Posteriormente aparecería el rediseño de Peter Stevens (1987) y la serie S4 con sus derivados V8, cesando la producción en 2004. Tras 28 años en catálogo del Esprit se habían producido 10.675 modelos. Hubo planes de producir un modelo nuevo con la misma denominación y se llegó a presentar un prototipo en el Salón de París de 2010, pero los constantes cambios de propietario de la marca suspendieron finalmente la producción en serie.











No he podido identificar la serie de este delicioso Esprit de AutoArt, aunque sospecho que se trata de un S2 por parecerse mucho al que usó James Bond en una de sus películas (el primer Esprit fue incluso submarino...). En todo caso, es una pequeña maravilla con dirección operativa y un interior muy poco visible pero que merece todos los aplausos, gracias también al molde, el excelente trabajo de pintura, los bajos y esas preciosas llantitas BBS. La miniatura es una "vieja conocida" de los que llevamos dándole muchos años al 1:43 y me parece casi imprescindible, aunque ya va siendo algo complicado dar con ella a precios asequibles. Tan solo echo en falta una matrícula y el haber detallado un poco los tubos de escape.



















                                       



















domingo, 17 de junio de 2018

Opel Rekord A Cabriolet de IXO/Eaglemoss




Pertenece a la colección alemana de kiosko "Opel Collection", de la editorial Eaglemoss.

El Rekord Tipo A fue presentado en marzo de 1963 como sucesor del Rekord P2, inaugurando el sistema de nomenclatura (A, B, C...) de todos los modelos posteriores del fabricante alemán. Sin embargo, en la tapa de la guantera siguió apareciendo la marca "Olympia". De esta generación del Rekord se produjeron versiones con carrocería sedán de dos y cuatro puertas, cabrio y coupé de dos, furgonetas comerciales y una curiosa versión familiar con solamente tres puertas, totalizando unas 887.000 unidades hasta el cese de fabricación en 1965.

El estilo del Rekord A se inspiraba en el del Chevrolet Nova de 1962, un modelo diseñado en el centro de estilo de General Motors en Michigan aunque en el diseño del coupé se involucraron los técnicos de Rüsselsheim. La versión cabrio fue un tanto especial, ya que fue un proyecto conjunto de los carroceros Karl Deutsch de Colonia y Autenrieth de Darmstadt solamente disponible bajo pedido especial. De esta variante no se construyeron más de 30 vehículos ya que resultaba muy caro (en parte se hacía a mano). En el caso de Autenrieth el Cabriolet fue su última realización, por su parte Karl Deutsch desaparecería en 1971.

Los motores del Tipo A aún se basaban en el motor del Opel Olympia de 1937, técnicamente desfasados pero con fama de robustez. Estos bloques eran de cuatro cilindros en linea y estaban disponibles con 1.5 o 1.7 litros de cubicaje, con potencias de 55, 60 o 67 CVs y alimentados por gasolina. Fueron los últimos en montarse en automóviles Opel, ya que la siguiente serie del Rekord recibiría los nuevos bloques con árbol de levas en cabeza.

No obstante, también existió en 1964 una versión del Tipo A con un motor de seis cilindros en linea y 2.6 litros que rendía 100 CVs, basado también en un bloque de preguerra. Este motor se instaló solamente en el coupé y en el sedán y fue un tanto problemático debido a su gran peso sobre el eje delantero, ya que entonces tan solo los modelos de lujo de Opel recibían dirección asistida. Los frenos eran a base de tambores en las cuatro ruedas, pero opcionalmente podían ser de disco delante junto con un sistema de doble circuito (ambos de serie con motor 2.6).

La transmisión contaba con cajas de cambio sincronizadas de tres y cuatro velocidades según modelos, pero también existió la posibilidad de montar el embrague automático "Olymat". Este sistema prescindía del pedal de embrague y solamente se podía instalar con la caja de cambios de tres velocidades siendo semejante al más conocido "Saxomat" de Fichtel & Sachs.

Hoy en día no es demasiado complicado hacerse con un Tipo A en buen estado, pero la versión cabriolet es sumamente rara y alcanzan precios realmente altos.










La miniatura de hoy supone ser (para mí) una de las tres o cuatro mejores de la extensa colección Opel lanzada por la editorial Eaglemoss hace ya algunos años. Este Rekord cabrio es una miniatura bastante buscada y resulta ser casi tan buena como un Minichamps, alcanzando un excelente nivel de detallado y en el resto de los aspectos principales que debemos considerar cuando buscamos un modelito. Quizás le falte definición en la parrilla y le sobre medio metro de tubo de escape, pero si podéis haceros con él a buen precio ni lo dudéis ya que este modelito está llamado a ser un futuro clásico.





























miércoles, 13 de junio de 2018

Berliet PLK 8 "Huiles Berliet" de IXO/Hachette




Pertenece a una colección temática francesa sobre camiones Berliet, de la Ed. Hachette


Solamente tres chasis del autobús Berliet PLK 8 fueron usados para construir unos singulares vehículos con el fin de satisfacer algunas necesidades de la marca lionesa. Para ello, se carrozaron como furgones y terminaron siendo prestados a los organizadores del Tour de Francia de 1953

A principios de la década de los 50 Berliet había desarrollado el autobús PCR 8 como sucesor del PCK, un vehículo bastante más grande y potente que comenzaba a ser demandado por las autoridades de las grandes ciudades francesas. Con una estética moderna y armoniosa, el PCR 8 sirvió de base para un nuevo prototipo presentado en Mines en 1950. De aquel tomó el chasis y el diseño del frontal e inmediatamente construyeron dos más a los que les acoplaron unas carrocerías tipo furgón cerrado con el fin de usarlos para las necesidades de transporte interno de la factoría de St. Priest.

Durante ese tiempo se aprovechó también para utilizarlos como banco de ensayos de lo que iba a ser un nuevo autobús con chasis autoportante al que llamaron PLR, siendo uno de ellos adaptado a furgón taller para el Tour. Este modelo contaba con una caja metálica, el frontal de los PCR y PLR y la puerta abatible situada por delante del eje direccional. Berliet también había comprendido la importancia de la publicidad que aportaba el Tour y mostraba las bondades de sus productos a las empresas que apoyaban al Tour. Posteriormente los lioneses añadirían más autocares y camiones a la caravana que acompañaba al Tour por toda Francia.

El modelo que recreó IXO lleva los colores de los lubricantes Berliet, en concreto la marca "Huiles Berliet" creada en 1924 y que aun existe como fabricante de productos derivados del petróleo para la marca Renault Trucks Oils. Este PLK 8 debe entenderse como un prototipo del autobús PLR 8 y por ello abandonó el clásico chasis de largueros en favor de la estructura autoportante, adoptaba el motor diesel MDU de cinco cilindros con 120 CVs de potencia y medía casi once metros de longitud. La masa máxima autorizada era de 8.500 kilogramos y podía alcanzar una velocidad máxima de 77 Km/h. Y sin duda debió tener una conducción más bien dura, ya que la dirección era a base de recirculación de bolas y no estaba asistida, pero al menos se contaba con un sistema neumático de frenos.









En la colección Berliet seguimos con los modelos "XL" y parece que no va a decaer viendo los siguientes ejemplares progamados. Hoy traemos al Garaje un ejemplar bastante raro de Berliet y que creo que nunca apareció antes en miniatura: una razón más para tratar de conseguirlo. El modelo sigue en su linea de corrección y no muestra fallos destacables, pero en mi opinión tampoco entusiasma demasiado. Quizás lo mejor esté en la calandra, por que el resto de la carrocería es más bien sencillo y pocas florituras más se le pueden hacer... de todas formas no se puede pedir demasiado por los menos de veinte euros que costó en los kioskos de Francia.






































domingo, 10 de junio de 2018

Peugeot 504 "Argentine" Michelin de IXO/Altaya




Pertenece a una colección francesa de kiosko con temática sobre la marca Michelin, ed. Altaya


Aunque la producción europea de la berlina Peugeot 504 cesó en 1983, en otros lugares como Sudamérica aún continuaría por unos años más gracias a su robustez y comodidad legendarias. En Argentina, por ejemplo, se siguió fabricando hasta el año 1999 después de haber conocido algunos restylings que siempre lo mantuvieron en la parte alta de la lista de ventas.

La historia del 504 en Argentina comienza con su inicio de producción en 1969 por parte de SAFRAR en la localidad de Berazategui, en versiones berlina y posteriormente pickup con cabina simple/doble y la "ranchera" familiar. Dicha producción terminó en 1999 pero se pudo adquirir hasta en el año 2000, conviviendo primero y dejando finalmente atrás a su sustituto el Peugeot 505 (discontinuado en 1995).

Al inicio contaba con un motor de 1,6 litros con cuatro cilindros en linea y era fácilmente distinguible del resto de sus hermanos europeos por los grupos ópticos dobles circulares, al menos hasta la aparición de la versión E con los faros trapezoidales y motor de 1.8 litros. A partir de 1973 salieron al mercado las versiones X, más lujosas y en 1976 completaron la gama los modelos con motor de dos litros 2000 E, 2000 L y 2000 SE, este último con 96 CVs de potencia.

El motivo de la presencia de los faros circulares dobles fue debido a las estrictas leyes sobre seguridad en la industria automovilística norteamericana que prohibían los faros bajo cubiertas de plástico o vidrio. Peugeot quería atender el mercado americano y de otros países extraeuropeos, por lo que incluyó para todos los modelos de exportación las ópticas dobles circulares y otro equipamiento homologado.

En el transcurso de los años SAFRAR presentó una versión más potenciada, la TN 2000 (1977) con colores celeste y blanco y 110 CVs. El producto siguió evolucionando en un mercado que tomó como propio al modelo y la empresa lo evolucionó grandemente, aparte de comenzar con variantes de carrocería importadas (la "Familiale") de Francia. La motorización adoptó también los bloques diesel y los incluyó en la gama S, también aparecieron las cajas de cambio de cinco velocidades (lo cual era una novedad en el mercado argentino) o las llantas de 14 pulgadas y cuatro tuercas.

Quizás lo más dicutible fueron los restylings estéticos que sufrió el modelo con la finalidad de mantenerlo vigente en el mercado, ya que los componentes renovados lo fueron principalmente mediante piezas de plástico más o menos inspiradas. En el interior sí hubo cambios interesantes, como la nueva situación de la palanca del cambio en el suelo, los reposacabezas traseros y los cinturones de seguridad con tres puntos. El modelo llegó a 1990 con un rediseño importante en la trasera efectuado por el estudio Pininfarina, un cambio que comenzó en el modelo SRX y que posteriormente afectaría a toda la gama. Esa estética sería la definitiva hasta la desaparición del 504 en el mercado argentino tras haberse vendido cerca de medio millón de unidades.











A los europeos que tenemos ya cierta edad nos chocan a veces los rediseños que en otros países de fuera de nuestro ámbito se realizan en vehículos de nuestro continente, por lo que tener miniaturas con esas variantes son una rareza y una novedad al mismo tiempo. Es el caso de este entrañable Peugeot personalizado por IXO pero comercializado para una colección francesa, un modelo en el que encontramos placas de matrícula argentinas y esas dobles ópticas conseguidas con el ingenioso método de dibujarlas directamente sobre el plástico. Sobre lo demás no hay mucho que comentar, seguimos teniendo el molde de IXO con sus conocidos fallos (la luna delantera exagerada, lo mismo que los intermitentes o el pobre interior) en el que resalta la deco de Michelin. Es un original modelo del que me queda la duda de su propósito, si el de ser vehículo de un comercial o bien un coche de acompañamiento publicitario de algún evento deportivo.