El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 20 de junio de 2013

Lamborghini Gallardo MKI SE de Kyosho



Hasta ahora (2013), el Gallardo ha sido el modelo más producido de Lamborghini con unas 14.000 unidades puestas en la calle en sus primeros diez años de vida. Este superdeportivo fue presentado en 2003 como la evolución lógica de su antecesor el Jalpa, pero la diferencia fundamental es que ahora, estando la marca italiana bajo el control del Grupo alemán VAG, los modelos fabricados en Santa Ágatha gozaban de una mayor calidad de construcción y de los motores del fabricante germano (en este caso, el primer Gallardo con un bloque V10 basado en un motor Audi de 4,2 litros V8).

Hasta ahora este modelo (cuyo nombre tiene reminiscencias de un toro de lidia español) ha conocido dos generaciones y una variante Spider, que la marca considera como un modelo aparte. A su vez, existieron series especiales para cada generación (Nera y SE para la primera) pero siempre en común con el motor V10 de cinco litros luego evolucionado a un 5.2 con 40 válvulas. El primer motor rendía 493 CVs en un principio hasta los 523 de su última versión, y el segundo motor llegó a alcanzar los 562 caballos de fuerza. Con estas cifras todos pasaban de los 300 KM/h, llegando al tope de los 325 en el caso del 5.2 litros. Para transmitir adecuadamente la potencia al suelo los Gallardo disponían de serie de tracción total permanente como el que llevaba su hermano mayor el Murciélago.

El modelo SE fue una versión especial de 250 unidades comercializadas en el 2005, distinguiéndose externamente del Gallardo estándar por su carrocería bicolor y sus llantas especiales Callisto. El interior también tenía dos tonos y estaba vestido con cuero de alta calidad, la parte trasera se controlaba con una cámara de vídeo y llevaba un sistema multimedia y GPS de serie. La suspensión también fue revisada y opcionalmente se ofrecía la nueva caja de cambios semiautomática E-Gear con su famoso "control de lanzamiento", mediante el cual se ofrecía una salida lanzada a tope que aseguraba una máxima aceleración. Los neumáticos eran los nuevos Pirelli P-Zero Corsa, que tenían que soportar la velocidad máxima de 315 Km/h que alcanzaba esta versión especial.

El Gallardo no es solamente famoso por ser un coche para ricos, si no que también presta una valiosa ayuda en el transporte de órganos para transplantes o como Policía de autopista en Italia, aunque una unidad fuese destruída en un accidente...

Ahora presento la miniatura de Kyosho, la segunda que poseo de esta prestigiosa marca japonesa. Aunque el modelo es más bien simple de molde se aprecia la grandeza de la miniatura desde sus más simples detalles, que los hay y muchos aunque requiere que nos fijemos bastante. Observamos la calidad del modelo principalmente en su pintado y las franquicias, muy bien definidas, y en el excelente interior aunque de difícil acceso para ser fotografiado. Las llantas y los discos de freno están reflejados con una alta precisión, así como las luces delanteras. Lástima que mi unidad tiene el defecto de la rotura del logotipo posterior con el nombre de la marca, pero también está ahí aunque pequeñísimo... El remate final a todo esto es la apertura del capó motor, que deja ver un bloque con su doble culata incorporada. Realmente no soy muy amante de los modelos modernos pero las lineas fluidas y aerodinámicas de este Gallardo me cautivaron, así como la alta calidad de la miniatura.






















16 comentarios:

  1. en su momento, este lambo era una ruptura con la generación countach, toda una revolución que muchos defenestraron (yo entre otros).
    pero ahora, en estos tiempos de lamborghinis que cada vez se parecen al batimovil,
    este queda como el último lamborghini lindo.
    además el trabajo de kyosho es irreprochable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hacen ahora es como aviones de combate terrestres hasta arriba de electrónica. Puede que sean muy eficaces, pero no tienen nada de glamour... está claro que su público objetivo está en Qatar o Dubai.

      El Gallardo y el Murciélago es cierto que a su lado se ven bonitos. He visto alguno por la carretera y son espectaculares, sobre todo en naranja que fue el que yo ví. Bajos y anchísimos...

      La miniatura, siendo de Kyosho, no defrauda.
      saludos

      Eliminar
  2. El Gallardo y el Murciélago son muy lindos, pero yo me quedo con los mejores Lamborghini que he visto: el Countach y el Diablo. Lo de hoy son autos no ya siglo XXI o Guerra de las Galaxias, como suelo llamarlos, sino que son autos "Siglo XXII".
    Salvo que sean de carreras, no me gustan para nada.
    Igual, es imperdonable que en mi colección no haya ni un Lambo...
    La miniatura de Kyosho (muy buena, por cierto)que muestras me gusta mucho en su sección trasera.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, Juan, yo vi un reportaje sobre el Countach y el Diablo y eran coches bastante malos, muy difíciles de conducir, sin ninguna visibilidad trasera y con muy mala calidad. Sí eran espectaculares, pero poca gente los echa de menos (al menos los que los tuvieron). De hecho, casi desapareció la marca pero por fortuna la compró el grupo VAG y desaparecieron esos problemas con la gama nueva. Ahora vende más que nunca en su historia y es una competidora de Ferrari, aunque personalmente me gusta más la marca del caballito.

      Este Gallardo fue la base de los modelos deportivos que luego salieron para competición, hay muchas fotos de ellos con "ropa guerrera" por si los quieres ver.

      Saludos, abrazos y me alegro de que te haya complacido la miniatura!

      p.d. mi Lambo preferido quizás sea el Miura.

      Eliminar
  3. Simplemente excelente, nada que ver con el coleccionable de Altaya.

    Kyosho se distingue mucho por las aperturas de capot y baúl en escala 1/43, las Ferraris de esta marca poseen esta característica.

    No es de mis Lambos preferidos, pero mirando esta replica empieza a gustarme un poco mas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pienso yo muchas veces, Tunning, si la miniatura es de alta calidad el original también te acaba gustando.

      El otro Kyosho que tengo no abre nada, pero me gusta tanto como éste. Son detalles que complementan bastante.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Es un tema entre súper auto y súper fabricante, la excelencia asegurada y que la miniatura permita ver el motor... y que tenga motor efectivamente es algo que nunca se debería haber renunciado, muchos fabricante en pos de la fidelidad dejaron de lado las aberturas sin embargo kyosho deja en claro que se puede...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabo, cuando coleccionaba 1:18 recuerdo que el 90% de las miniaturas contaban con aperturas (en algunos casos casi era enfermizo: tapas de combustible e incluso guanteras) y es algo que echo bastante de menos en mi escala actual, así que cuando veo un modelo que abre algo me da cierta alegría, aunque no lo considero fundamental (sobre todo después de ver las chapuzas que hacen alguna marcas de baja estofa).

      Poder, se puede, pero me imagino que incrementará el precio de la miniatura... o no?

      Saludos!

      Eliminar
  5. Coincido con la última parte de tu comentario. No me atraen los coches contemporáneos pero estas líneas son la perfección materializada. La miniatura, perfecta.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruiser, estoy contigo, una miniatura luce mucho más con la veteranía. No verás muchos más modelos míos del 2000 en adelante, pero estoy llegando a un punto en que cada vez me cuesta más encontrar a buenos precios modelos del siglo XX.

      Por otro lado, yo hubiese sido tonto dejando escapar esta miniatura al precio de un Altaya, que era el que tenía esta miniatura con caja y todo. La perfección del modelo hace que obvie el que esté un poco fuera de mi temática.

      Ya lo dice el refrán: "París bien vale una misa!"

      Saludos!

      Eliminar
  6. Hola Antonio!!!!

    La verdad es que los Lambos me gustan. Es cierto que prefiero un Miura, un Jalpa o un GT 350, pero la marca ha sabido hacerse un espacio dentro de la industria automotriz. Los actuales, esos que solo hacen 5 modelos, no los tomo como un auto de serie, sino como una necesidad económica.

    Y la miniatura, a la altura del original, excelente!!!!!

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamborghini estaba abocada a la desaparición y, gracias a VAG se pudo salvar esta marca histórica. El precio fue una "germanización" de sus modelos, que ganaron en calidad y perdieron en carácter y encanto. La estrategia indudablemente funcionó, pero yo tambièn echo de menos los veteranos Lambos... además con esos nombres tan familiares para nosotros los españoles!

      La miniatura sorprende mucho en la mano, tiene muchos más detalles de los que parece...

      saludos!!

      Eliminar
  7. Es grato y raro ver un "Superauto moderno" en tu colección, felicitaciones. Como Juanh, yo aprecio mas aquellos broncos y espectaculares viejos Lamborghinis como el Countach y el Diablo, aunque no despreciaría para nada un Aventador o un Reventón, jaá!
    La miniatura tuya está formidable, parece mas grande de escala.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es verdad, Eddie, no espero que veas muchos más...

      Esos antíguos tienen más encanto, pero para mí querría un Aventador, por ejemplo, no quiero matarme tan joven!!

      Cuando una miniatura está muy detallada es cierto que parece de una escala mayor.

      Saludos y gracias por comentar!!

      Eliminar
  8. Yo soy más de modelos comunes en las calles, como sedanes, familiares, etc. Pero me salió la oportunidad de hacerme con uno como este a muy buen precio, y no me defraudó en absoluto. Como dices, una buena miniatura a la que pocas "pegas" se le puede poner.

    Un saludo y gracias por la entrada paisano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces ya pudiste comprobar que es una buena miniatura!
      Me pasa como a tí, soy más de coches familiares. Los superdeportivos no me provocan sentimientos tan especiales como lo pueda hacer un SEAT 132 o un Ford Granada.

      Pero al César lo que es del César.

      Saludos paisano! y gracias por comentar!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!