El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Land Rover MkIII Dormobile de IXO/Hachette (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 13 de julio de 2018

SIMCA 8 Fourgonette P.T.T. de NOREV




Pertenece a una colección francesa de kiosko denominada "Vehículos postales de ayer y hoy".


El SIMCA 8 fue el nombre recibido por una gama media de automóviles producida por el fabricante francés entre 1938 y 1951, bajo licencia de FIAT. Construidos en la planta conjunta de SIMCA/FIAT en Nanterre (Francia) en un número cercano a los 114.000 ejemplares, el 8 era en realidad un FIAT 1100 508C "Nuova Balilla" adaptado ligeramente al mercado francés.

El derivado comercial "Fourgonette" (furgoneta) del SIMCA 8 apareció inmediatamente tras el final de la Segunda Guerra Mundial, manteniendo el mismo modelo que FIAT ya había desechado en favor del 1100 B. Es en el marco del Salón de París de 1949 cuando SIMCA presenta conjuntamente el restyling del 8 y la versión que nos ocupa hoy, estando motorizados con el nuevo bloque 1.2 con cuatro cilindros en línea procedente de FIAT rindiendo 41 CVs.

También fue presentado al público una versión con toldo, que al igual que el modelo con caja de chapa podía cargar 500 kilogramos de peso. Estos nuevos modelos de posguerra podían presumir de unas prestaciones bastante dignas (su velocidad máxima era de unos 120 Km/h); hay que tener en cuenta que ese bloque estaba pensado para motorizar al futuro SIMCA 9, un modelo mucho más moderno.

Algunos detalles curiosos del modelo comprendían la situación del depósito de la gasolina (bajo el asiento del acompañante, lo que implicaba abrir la puerta para repostar), la varita solidaria que unía los dos limpiaparabrisas o la ausencia de luces de frenado.

La producción del "Fourgonette" fue más larga de lo previsto, ya que no salió del catálogo de la marca hasta 1954. Su sucesor fue la versión comercial del Aronde.










La colección de vehículos postales franceses poseía la virtud de presentar modelos inéditos, como en el caso de hoy del SIMCA 8 Furgoneta de la P.T.T. (Correos de Francia) realizada por NOREV. Aunque muy sobria en su color gris plomizo, la miniatura se asemeja irreprochablemente al original salvo en algunos detalles menores (como la monotonía del interior). El modelo, sin embargo, presenta un molde bastante bueno, sin excesos de pintura y con unas ruedas finamente perforadas aunque no coincida el número de agujeros con el modelo original. También supo recoger lo espartano del modelo real, con una trasera despojada de parachoques o una sola luz roja de posición.






























12 comentarios:

  1. Ahora que lo mencionas el frontal si es parecido al "Balilla".
    Desconocía esa "joint venture" Fiat Simca.
    Inquietante la posición del deposito de gasolina sobre todo en caso de impacto y explosión.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SIMCA comenzó como una subsidiaria de FIAT en Francia. De hecho, la fundó Henri Pigozzi, un italiano de Turín nacionalizado francés.
      Yo, si te digo la verdad, no creo que fuese a tanta velocidad como para explotar en caso de porrazo... y seguramente antes te mata el radiador metido en el pecho.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Simpática SIMCA en versión furgoneta que la hace más apetecible.

    Tengo un lote de SIMCA por presentar y creo que los siguientes serán unos de ellos.


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si los veo pronto... Yo tengo muchos de la colección, me encantan los SIMCA!


      Saludos!

      Eliminar
  3. Con esas fotos de terreno ya mojado por la lluvia, no he podido evitar pensar en un cartero de la Bretaña. Clima plomizo y gris con un coche que le cae que ni pintado.
    Yo también soy un entusiasta de los simca, cuando han fabricado por su cuenta siempre me han parecido coches con mucha personalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pars un dia que llovió por Sevilla...
      A mí me encanta sacar fotos en dias así, se obtiene una atmósfera muy especial.

      Desde pequeño soy fan de la marca, sobre todo del 1200. Intento conseguir lo que puedo de la marca francesa. Pero que lástima que desapareciera...

      Eliminar
  4. Hermosa en su simplicidad y utilitarismo descarnado. Una de las Simca que me faltan, la pondré en la mira.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se ven demasiadas, pero no es excesivamente complicado conseguirla.
      Sencilla pero bien hecha, te lo aseguro.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Bellísimo, un simple coche de correos transformado en su versión miniatura en una belleza. Además, su color gris combina con al día lluvioso de las fotografías.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, un color "panza de burro" que vino a juego con el ambiente de ese día de tormentas primaverales...
      De cuando en Francia Correos no iba aún de amarillo!

      Abrazos!

      Eliminar
  6. ¡Cuántos años sin escuchar la expresión "color panzaburro", que tantos recuerdos me trae. Los buenos años pasados, las marcas extintas como Simca (que siempre busco en las películas de Jacques Becker o François Truffaut), la historia del automóvil tan presente en nuestras vidas...
    Larga vida al coleccionista y su cultura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto tiempo don Bernardo! Me alegro de tenerte de vuelta por aquí!
      Si te gusta ver coches por películas, ésta es tu dirección (si es que no la conoces ya...):

      https://www.imcdb.org

      Me tiro horas ahí!

      Larga vida también a tí, amigo....!
      Saludos.

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!