El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé de Kyosho (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 4 de septiembre de 2018

FSO Syrena Sport de IXO/DeAgostini





Pertenece a una colección polaca denominada "Kultowe Auta PRL-u", editada por Ed. DeAgostini


A principios de la década de los 60 un grupo de ingenieros de la firma polaca FSO creó el Syrena Sport usando componentes del Syrena estándar pero con una carrocería de materiales compuestos. A pesar de que el proyecto no carecía de interés, se encontró con la resistencia de las autoridades comunistas y el prototipo languideció en los almacenes del centro de desarrollo de Falenica hasta la década de los 70, tomándose la decisión de destruirlo. Los empleados tomaron la decisión de conservarlo pero (desafortunadamente) un comité especial se aseguró de que no quedase pieza sobre pieza.

El Syrena Sport fue un estudio de las posibilidades estilísticas y técnicas de la "Fabrika Samochodów Osobowych" (FSO) de Varsovia, Polonia, sin que nunca estuviese previsto producirlo en serie. Por lo tanto tan solo existió un solo ejemplar del vehículo, que con el tiempo ha devenido en ser una auténtica leyenda de la industria de la automoción polaca.

El vehículo fue obra de un equipo liderado por el ingeniero Lukaszewicz con diseño de Cezary Nawrot, quien ideó una carrocería tipo coupé biplaza de menos de cuatro metros de longitud y un peso de 710 kilos. Lukaszewicz había leído unos artículos sobre el uso del plástico en la construcción de automóviles y decidió solicitar permiso para construir una carrocería prototipo de plástico sobre la base del popular Syrena. Por su parte, Nawrot creó deliberadamente un capó que no podía alojar el motor de dos tiempos del Syrena 100 por lo que hubo que crear un nuevo motor para el Sport. Este bloque era un bicilíndrico tipo "boxer" y aunque las malas lenguas afirmaban que era una copia del que montaba el Dyna de Panhard resultó no ser cierto. La potencia que se asumió era de 50 CVs aproximadamente, pero en el banco dinamométrico tan solo entregó 35.

Las novedades no acabaron ahí, ya que el suelo del modelo era de tipo autoportante en acero a diferencia del que llevaba el Syrena (en este caso era de largueros). También era nueva la suspensión trasera independiente a base de rodamientos con bolas de plástico, el cambio de marchas situado en el piso del habitáculo y el embrague hidráulico, que causó muchos problemas. Al igual que el techo, que tuvo que ser soldado (a pesar de que iba a ser un convertible) ya que la falta de rigidez de la carrocería así lo aconsejaba.

Todo el trabajo se hizo fuera del horario laboral de los jóvenes ingenieros, quienes declararon haberse inspirado en las realizaciones de Ferrari y Mercedes (particularmente en el 190 SL). Como era habitual el prototipo se presentó en el marco de las celebraciones del Primero de Mayo de 1960 y causó gran sensación. Y no solamente en Polonia, ya que algunas publicaciones occidentales se hicieron eco del proyecto e incluso alguna de ellas como la italiana "Il Giorno" lo denominó como "el automóvil más bonito producido tras el Telón de Acero".

No obstante, el prototipo (tras las pruebas en circuito y recorrido urbano) demostró grandes carencias en su prestaciones; como ejemplo la imposibilidad de pasar de los 65 Km/h aunque el motivo fue un defecto en el anclaje del acelerador al suelo. Tras haberlo solucionado se lograron los 110 Km/h. Tampoco eran prácticas las ventanillas de plexiglás (se opacaban), pero el resultado final fue tan convincente que la prensa polaca y la opinión pública presionaron para que el cochecito pasase a producción.

Y aquí comenzaron los verdaderos problemas del Syrena Sport, ya que hubo empresas como WZS PT que quisieron comercializarlo y esto causó un enfrentamiento con la administración de la FSO. Hasta tal punto que incluso el primer ministro Cyrankiewicz llamó personalmente para que se ocultase el prototipo, aunque esto nunca fue confirmado oficialmente. Sea como fuere y tras haberse completado casi 30.000 kilómetros de satisfactorias pruebas el prototipo fue llevado al almacén de Falenica, residiendo ahí hasta que en 1975 se decidió hacerlo desaparecer alegando falta de espacio.

Con el tiempo, el Sport ha sido replicado por varios entusiastas e instituciones polacos, siendo varias las realizadas con mayor o peor fortuna. Desde las hechas con la base de un  Triumph Spitfire hasta las que incorporaban piezas de FIAT Cinquecento, estáticas o no sin duda la más cercana al original es la realizada por los museos técnicos y del automóvil de Varsovia conjuntamente con el del Transporte de Szczecin ya en pleno siglo XXI y que sigue fielmente al modelo original tras el estudio minucioso de los planos y fotografías que aun quedan disponibles.












La verdad, no tenía ni idea de la existencia de este modelo y de la historia que lleva detrás (de qué me suena este asunto?), pero a través del coleccionismo de "die cast" uno aprende cosas interesantes... si está dispuesto a ello. En este caso, sí tenía conocimiento de la marca FSO por modelos como el Polonez pero de todo este asunto del Syrena no me constaba nada. Por eso para mí fue un placer resumir toda la historia con motivo de la presentación del prototipo, un modelito con mucha personalidad aunque personalmente lo considero más atractivo y aparente que bello. Sea como fuere, la calidad de la miniatura no es la mejor precisamente pero para quien quiera algo mejor si busca bien hallará réplicas más caras y mejor hechas. El resto nos conformamos con el metálico testimonio distribuido por DeAgostini (Planeta o Altaya en España) y, al menos en mi caso, el recuerdo de lo que un dia fue.































16 comentarios:

  1. Como bien has dicho gracias a Planeta estamos descubriendo modelos que ni teníamos la mas remota idea de su existencia, de Fso como bien dices, el Polonez, tanto en versión tres como el la de cuatro puertas que si que se dejo ver por nuestras calles y que aún hay algún tímido que sale de paseo de vez en cuando.

    Este Syrena me recuerda a los PTV salvo que un poco mas grande este eu nos traes hoy


    Saludos y gracias por comartirlo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo conocía, pero salió por ahí en Ebay a un precio muy bajo y me conquistó por su simpatía y rareza. Pensé que seguro que detrás de este coche habría una interesante historia y no me equivoqué mucho...

      Saludos!

      Eliminar
  2. Wspaniały polski akcent Antonio;) pięknie opisałeś historię samochodu, którego replikę miałem okazję widzieć na żywo. Naprawdę robi wrażenie;)

    Pozdrawiam serdecznie:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jak szczęśliwie mogłeś to zobaczyć, Szymonie!
      Naprawdę podobała mi się historia stojąca za modelem, chociaż zakończenie sprawiło mi trochę żalu. I żałowałem, że nie poszło na masową produkcję.

      Mam nadzieję, że nadal będę przewozić pojazdy z waszego kraju, wiele z nich jest interesujących.

      Pozdrowienia!

      Eliminar
  3. Que buena información, siempre es interesante conocer autos del bloque socialista. El coche parece un Corvette de los primeros años, pero tamaño japones! Muy lindo modelo. Muy gusta también el Nissan que tenías en la portada antes del Ami, el Ami actual también me gusta mucho! Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, con el Corvette primero también tiene en común la carrocería de plástico!
      Si quieres otra historia del estilo del Syrena Sport lee aquí...

      http://asivianes.blogspot.com/2016/07/zis-101a-sport-de-nash-avtoprom.html

      Saludos y gracias por tus comentarios!

      Eliminar
  4. Muy interesante la leyenda del auto fantasma.
    Creo haber leìdo sobre este auto en alguna Motor Clàsico (esa trompa es inconfundible) aunque es raro que no recuerde la leyenda del mismo.
    El modelo se simpàtico y tècnicamente hablando, sòlo cuestionarìa las ruedas que parecen un par de tallas màs grandes, pero què importa si representa a una verdadera ediciòn limitada de un solo ejemplar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm... no sé, no estoy tan seguro acerca de las ruedas. Yo no las veo desproporcionadas, son grandecitas pero en las fotos del modelo real (o lo que sea) se aprecian como muy parecidas.
      El color sí que lo veo no tan conseguido. La miniatura es roja directamente, y por lo visto en verdad tenía que ser anaranjada.

      Eliminar
  5. Siempre me han fascinado los autos del antiguo régimen soviético, pero desconocía esta Syrena Sport, como siempre en tu blog se descubren interesantes historias.
    No entiendo el interés de las autoridades por destruirlo, una cosa es no autorizar su producción en serie, pero me parece una barbaridad sin sentido hacerlo desaparecer de la faz de la tierra.
    Bravo por la iniciativa de estos entusiastas por crear una réplica fiel al original.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí igual, pero me parecieron como un "quiero y no puedo". Tuvieron que copiar mucho pero adaptaron bastante bien lo poco que había y lograron máquinas que si bien eran muy desfasadas también hay que reconocer que soportaban muy bien las malas condiciones climáticas y de carreteras (cuando las hay) de la ex URSS.

      Al cochecito se lo cargaron diciendo que era por la falta de espacio, supongo que se hartaron de verlo cogiendo polvo y lo terminaron haciendo cachitos.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Hermoso, más aún por lo raro que es; esa trompa con el radiador abajo me encanta. Buen descubrimiento, me recuerda a los deportivos ingleses.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De tan raro a mí me gusta también, es un coche casi marciano!
      Pero no es tan fiero el león como lo pintan, las prestaciones eran muy pobres.

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Interesante variación de los populares Syrena, una lástima que no se hubiera llevado a la realidad. Este es uno de los ejemplos de lo que hacen las editoriales cuando la demanda de los coleccionistas supera el número de automóviles a producir. En todas las colecciones del Este europeo han debido de echar mano a prototipos, ya que se les acabaron los autos de serie, que eran muchos en número pero pocos en modelos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que hubiesen tenido mercado en Polonia, Diego. No estaba la cosa entonces como para comprarse cochecitos deportivos... Pero al menos podían haber sacado coches con carrocerías de plástico, cosa que al final ni eso.

      Yo me alegro mucho de que saquen todo lo que pillen, así estaremos todos contentos. Variedad ante todo!

      Saludos!

      Eliminar
  8. Imposible no establecer empatía con una sonrisa tan amplia y sincera, que llega hasta los ojos, digo, faros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le veo algo cara de rana, pero bueno, tampoco todo el mundo puede ser Pininfarina!
      En todo caso con esos colores y esa pinta se le ve más "dicharachero" que la habitual gravedad sobria de los coches del Este en aquella época.

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!