El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 18 de diciembre de 2011

Opel Monza A1 de IXO/Altaya



 Pertenece a la colección "Nuestros queridos coches años 80", de la Ed. Altaya.

El Monza es la versión coupé de dos puertas del modelo Opel Senator, vigente entre los años 1978 y 1986 aunque fue presentado en el Salón de Frankfurt en 1977. Su competencia eran nada menos que modelos como el Mercedes Benz W126 Coupé o el BMW Serie 6 coupé, todos ellos en el segmento superior de coupés de lujo. Opel logró un automóvil más cómodo que deportivo, lleno de espacio interior y con unos amplios asientos que invitaban a ir muy lejos con él.

De los modelos Rekord E1 y E2 el Monza tomó bastantes elementos, como piezas del salpicadero o los asientos, indicadores y más y más piezas, con lo que se obtenía la impresión de que no se estaba conduciendo un Monza... si no un Rekord! Aparte existieron problemas con las cajas de cambio, pero las buenas aptitudes y facilidad del modelo al ser conducido llegaron a convencer a muchos compradores. Además sus motores eran realmente fiables, con bloques de cuatro y seis cilindros y en versiones de 2, 2.5, 2.8 y el tranquilo 3 litros de 180 CVs con inyección. Estos bloques de tres litros sufrieron al principio problemas de sobrecalentamiento, pero con la inclusión de un refrigerador para el aceite se solucionó el problema. Esta versión fue en su época el Opel más rápido que nunca construyó, alcanzando una velocidad cercana a los 215 Km/h y haciendo el cero a cien en 9,5 segundos.

En cuanto a su equipamiento, existieron varios "packs" según si el gusto del cliente tiraba más por lo deportivo o por el ambiente lujoso. Para el primero estaba la serie "S", con sus llantas de aleación de 15 pulgadas Ronal, ambiente interior negro, un diferencial de deslizamiento limitado al 45%, faros extra antinieblas y un pequeño "spoiler" trasero. Y para los amantes del lujo estaba el paquete "C", que contaba con una instrumentación más completa y un interior personalizable entre varios colores (rojo, azul oscuro, verde o marrón).

Aun así, nunca fue un éxito de ventas a pesar de su lado práctico (era muy grande y tenía un impresionante maletero que aún podía aumentar abatiendo los asientos), su razonable precio de venta y las buenas críticas que obtuvo en la prensa especializada.







Pasamos ahora a la revisión del veterano modelito de IXO para Altaya. Éste se nos presenta como uno de los mejores modelos de la colección, aunque presenta algunos fallos evidentes como la exagerada caída de las ruedas y el aspecto de las luces traseras. El interior es correcto, aunque sea totalmente negro y poco visible en sus formas, la delantera es realmente buena y lo mismo cuenta para el molde y su pintado. Si aún queremos más y lo podemos pagar, está el modelo de SCHUCO que está más conseguido y es más fino en todos sus aspectos, pero si ya tenemos éste creo que se podría prescindir del alemán.




















5 comentarios:

  1. Mi primer coche fue un Opel Monza 3.0E color bronce, este modelo de Altaya no está mal, el único fallo que le veo son las ruedas, llantas demasiado grandes, el coche real las traía de 15", y que está muy bajo de suspensión. Si estás interesando en el de Minichamps,está de oferta a precio de derribo en muchas tiendas virtuales y es un modelo perfecto. Te digo también que el Monza fue de los primeros coches que llegaron a España cuando acabó la oligarquía, su problema era su alto precio, costaba cerca de cinco millones de pesetas y la gente con dinero prefería comprar un Mercedes, un BMW o un Alfa GTV6 por ese dinero. El sonido era una delicia, mas cercano al de un V8 que a un 6L.

    ResponderEliminar
  2. Hola A.Sivianes,

    En primer lugar gracias por pasarte por mí blog y dejar tú comentario.

    Te felicito por el blog, siempre es agradable ver coleccionistas españoles mostrando sus colecciones.
    Me gusta ese Monza con la matrícula de Ciudad Real, le da un realismo muy bueno...
    Por cierto no dudes en seguir los consejos de Keko, compañero de afición y gran eminencia del coleccionismo a escala 1/43.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por vuestras palabras, da ánimo para seguir adelante.
    Como dije, es un coche totalmente desconocido para mí, así que me ha resultado interesante el comentario de Keko que además fue propietario de uno. Yo solo tuve de Opel un Kadett 1.6 de gasolina y siempre me dio buen resultado en el tiempo que lo tuve.
    En cuanto a lo de Minichamps, no quiero abundar mucho por ese terreno pues la media de precio de esta marca hace que me decante por modelos industriales, tengo que afinar mucho pues no tengo tanto sitio y no quiero abrir otros frentes.
    Un saludo y gracias por la información.

    ResponderEliminar
  4. un auténtico "nuestro querido coche"!
    tampoco llegó a nuestro país, ni el grande ni el coleccionable.
    es una lástima porque se ve como un gran auto.
    y el modelo no se queda atrás, tiene muy lindos detalles.
    la cola se ve perfecta, trompa, ruedas e interiores muy correctos.
    en lo personal me gusta más este que el manta, lo veo "más serio".
    es una lástima que nunca cruzara el atlántico.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, a veces te quedas con las ganas de ver un coche de otros mercados rodando por las carreteras de tu país...
    Aquí, por ejemplo, no tuvimos el Ford Falcon que sí se vendió en Argentina, por ejemplo, y es un coche que siempre me gustó.
    Un saludo y Felices Fiestas para todos.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!