El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 12 de agosto de 2013

Lancia Beta Berlina de PEGO






Bajo el nombre Beta se hace referencia a una serie de automóviles con diferentes carrocerías producidos por Lancia entre los años 1972 y 1984, siendo la primera gama diseñada tras la compra de Lancia por parte de FIAT.

Este proyecto fue totalmente nuevo en casi  todos sus aspectos, salvo en el apartado mecánico ya que se utilizaron los motores "bialberos" (de dóble árbol de levas) comunes a otros vehículos del grupo FIAT. Aunque esta serie Beta era bastante moderna en líneas generales, se apreció ya la falta del "charme" que hasta entonces poseían los coches de la marca de la lanza, aunque en contrapartida sus precios fueron algo más accesibles. El nivel de acabado, aun siendo bueno, ya estaba bastante lejos de las realizaciones precedentes de la marca italiana.

Nos detenemos particularmente en la versión berlina de la familia Beta, presentada en 1972 y que guardaba cierto parecido al Citroën GS. El diseño fue obra de Gianpaolo Boano (hijo del famoso diseñador de Ferrari Felice Boano), logrando una carrocería muy funcional pero poco personal que fue muy repudiada por los lancistas. En el apartado mecánico, sin embargo, era todo un Lancia: cambio de cinco velocidades, suspensión independiente a las cuatro ruedas (con un complejo esquema que ha llevado hasta el más moderno Alfa Romeo 156), frenos de disco con doble sistema "Superduplex" (como los que se montaban en los Fulvia o Flavia) y estaba disponible con el famoso motor biárbol del FIAT 124 Sport, aunque retocado por Lancia.

Así pues, este Beta era rápido, confortable, espacioso, con unos motores brillantes de gasolina (disponibles inicialmente con 1.4, 1.6 y 1.7 litros de cubicaje rindiendo un máximo de 110 CVs) y dos niveles de acabado: el estándar y el LX, con cristales atérmicos, servodirección, calandra cromada especial y llantas de aleación ligera. Posteriormente se practicaron dos restylings al modelo, siendo el último (1979) el más sustancial con rediseños exteriores más profundos y un interior completamente renovado por Mario Bellini que también suscitó muchas controversias.

Tanto plástico se le fue añadiendo al diseño que el coche parecía como si hubiese bajado de nivel, perdiendo el favor de los posibles compradores que optaban por los Audi 100 o Alfetta de Alfa Romeo y provocando el cese de la producción en 1981 y tras haberse puesto en la calle menos de 200.000 ejemplares. El resto de la gama corrió mejor suerte, pero esos vehículos se tratarán en entradas particulares para cada uno de ellos.







En líneas generales (ahora pasamos a la miniatura el fabricante portugués PEGO), la miniatura de esta berlina tan impersonal es correcta aunque algo básica. Antes que nada recomiendo hacerse con la versión en rojo burdeos, mucho más elegante que la mía en color plata que hace que se difuminen los pocos detalles externos con que cuenta el modelo. El molde es bueno y está bien pintado, me gustó mucho la calandra (bastante menos la trasera, con ese pequeño vinilo negro) y el interior es directamente olvidable, con unos asientos "de pena" aunque el salpicadero no está mal del todo. Debo hacer notar, para finalizar, que originalmente la miniatura lleva un espejito retrovisor en el lado del conductor pero que falta en mi modelo, por accidente.

































12 comentarios:

  1. Parece ser una miniatura muy simple, pero no por ello menos bella, ¿es así? Lo que si me encantó es ese Lincoln presidencial que pones en "la tapa" del blog. Una lástima el asesinato meses después de Kennedy; la CIA no lo quería vivo...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Juan, muy simple pero es equilibrada. Ahora vemos que el diseño envejeció mal, pero en su época me imagino que era muy moderno.

      En cuanto al Lincoln, no sé si sabremos algún día la verdad, lo que digamos no son más que elucubraciones. JFK tenía demasiados enemigos...

      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Compartimos esta miniatura de Pego, que para mi gusto está muy bien realizada. Recuerdo haber visto también aquél Lancia circulando por nuestras calles an los 80s.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En color plata pierde mucho, a mi me encantó en color burdeos.
      Aquí nunca lo vimos, justamente se retiró cuando iba a empezar a liberarse el mercado de importaciones.

      Saludos!


      Eliminar
  3. quizá debido a los contínuos cambios de dirección, es que los diseños de lancia me resultan demasiado irregulares: o fascinantes como el stratos (o en menor medida el beta coupe o delta) o resultan horrorosos como este.
    no puedo entender cómo un directorio puede aprobar la producción de un auto tan feo (y no es el único, hubo varios lancias feos!).
    el modelo se ve bien, pero si el real no me apetece, se me hace difícil mirarlo con cariño.
    una lástima porque quizá era un buen coche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se tiene que apartar la producción de coches "de calle" con los deportivos tan especiales como el Stratos, que era poco más que una serie de prototipos destinados para correr. Ahí se podía dar rienda suelta a la imaginación, con los coches de serie se debe ser más conservador (recuerdo ahora el "batacazo" del Toledo 3 o, por hablar de Lancia, del Delta actual o el Thesis).

      De todas formas hay que intentar mirarlo con ojos de principios de los 70, ese Beta entonces era de vanguardia. Y sí, era un muy buen coche (leíste la cantidad de cosas que llevaba?).

      Eliminar
  4. Lo que son las casualidades, ayer justamente estaba mirando uno en oferta en el color rojo que comentas, quizá me lo agende si bien en cierto modo comparto lo que dice el Gaucho respecto a la relación real-miniatura, en este caso aun no siendo de mi agrado el real creo que la miniatura merece un lugar, más si se quiere completar una gama Lancia a escala.
    Particularmente me es más atractiva la última serie, la del HPE del cual tengo un ejemplar de Minichamps hermoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rojo me gusta mucho, pero no suelo repetir modelos. Yo lo adquiriría si sale a buen precio.
      Me leíste el pensamiento, quier completar lo más posible la gama Lancia (al igual que del resto de vehículos italianos).

      Sin duda el que tienes de Minichamps debe ser una maravilla!

      Saludos!

      Eliminar
  5. Interesante miniatura que desconocía por completo, realmente no tengo ninguna pieza de la marca Pego con lo que no se que tipo de calidad suelen utilizar, esta pieza se la ve sencilla como bien dices pero no por ello deja de ser interesante, mas para mi que me gustan las piezas poco vistas. Un saludo.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo unas cuantas más, José Antonio, que puedes ver en la derecha, arriba, en las etiquetas de fabricantes. Son modelos un tanto controvertidos, tienen una calidad media pero a menudo con fallos absurdos (ruedas enormes en algunos modelos). Lo bueno es que su catálogo es interesante, creo que todos italianos.

      Y antes eran más caros, pero se pueden encontrar a precios bastante bajos.

      Saludos y gracias por la visita!

      Eliminar
  6. No es de los Lancias que mas me gustan, pero como bien dijeron si coleccionas Lancias tenes que tenerlo en tu vitrina.
    Esta marca tiene piezas muy bien hechas y buena relación precio / calidad.
    Me gustaría echarle un vistazo a su pagina web, si te viene a mano pasame la dirección web!

    Gracias, saludos!

    ResponderEliminar
  7. Pues siento no poder darte la información por que tenían página pero ya no existe. Aquí se hace referencia a ella:

    http://www.cochelandia.com/Miniaturas_3_800.htm#Relación de todas las marcas de Miniaturas presentadas aquí

    A mí me gusta como marca, aunque le falta un punto para considerarla al nivel de Starline.

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!