El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 15 de septiembre de 2013

Renault Laguna Nevada MkI de Vitesse (Edición Dealer)



El modelo reemplazante del Renault 21 contó desde su lanzamiento en 1994 con una mayor calidad de fabricación y carga tecnológica embarcada, que ha ido en aumento hasta llegar a la tercera generación en 2007 (siendo la actual en 2013). Este vehículo fue un soplo de aire fresco en el tipo de diseño que Renault ostentaba por aquellos años y tenía un "aire de familia" con el modelo superior Safrane.

La primera generación de la berlina francesa se podía adquirir en versión de cinco puertas "fastback" y familiar break que se denominó "Nevada". Se fabricaron en Francia y España, estando disponibles con cuatro niveles de acabado (con escaso equipamiento en los dos primeros) y existieron también dos series especiales: la Baccara (con tapicería de cuero y textil) y una muy especial para Singapur de la que se hicieron solamente 7 ejemplares, denominada Pozzoti. El restyling llegó en 1998 bajo la forma de nuevos niveles de acabado, cambios externos en los faros y mejoras en seguridad pasiva.

En cuanto a los motores, los más básicos 1.6 y 1.8 de gasolina se mostraron insuficientes para mover con alegría el gran peso que soportaban aunque como altos de gama se podían escoger (en gasolina) un 2.0 de 140 CVs y un 3.0 V6 de 195 CVs. Para los que querían emociones más fuertes, Renault les ofreció un biturbo 3.0 con 280 CVs, suficientes para alcanzar los 254 Km/h. Este vehículo fue la base para una preparación por parte de Hartge que no llegó a ser comercializada debido al fracaso de ventas de la versión biturbo.

Las versiones más exitosas sin duda fueron las diesel, con motores de cuatro cilindros que iban desde un 2.2 atomosférico con solamente 85 CVs al 2.2 dT de 115 CVs, aunque la gama pudo disfrutar de los nuevos dCi "common rail" en versión de 110 Cvs.

Tras haberse producido unos 2.350.000 ejemplares, el modelo es discontinuado en 2001 para dar paso a la segunda generación del Laguna. Esta primera serie del modelo fue muy criticada por su baja fiabilidad, lo que provocó una gran depreciación del modelo, y curiosamente los fallos se producían mucho más en la versión fastback que en la familiar sin que se supiera a ciencia cierta el por qué.

Repasando la miniatura de Vitesse, salta a la vista que se trata de un modelo con varios elementos practicables (como las puertas delanteras, el capó y la ventanilla trasera). Esto suele ser escaso de ver en modelos diecast a escala 1:43 de cierto nivel y, personalmente, me parece como algo negativo sobre todo si se cometen fallos como dejar las puertas sin marco. A esta escala, esas aperturas acercan al modelo al juguete y lo alejan de ser un modelo de precisión pero esto se debe tomar como una opinión personal nada más. En cuanto al resto, el molde y su pintado son correctos siendo el interior pasable. En general está bien realizado, sus ruedas son bastante buenas y el frontal es destacable. Este es otro de esos modelos en los que no aparece el nombre de Vitesse por ninguna parte pero es sabido que esta serie de modelos de concesionarios Renault fueron realizados por ese fabricante europeo. Y si no nos convence, existen alternativas (para la versión familiar) comercializadas bajo la marca Universal Hobbies en variantes de la Gendarmería o simple.




















12 comentarios:

  1. recuerdo cuando salió el laguna, era el auto más moderno y sorprendente de esos años, lo más parecido a un plato volador que se podía conseguir en estas pampas por esos años.
    la miniatura está a la altura y sorprende con las partes aperturables, una sana costumbre que se pierde en el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me hace mucho "chiste" lo de las aperturas, como dije en mi crítica (la leíste?) así que yo celebro que eso no sea una práctica habitual en el diecast de calidad a 1:43.

      Todo lo contrario que al 18, a mí me encantaba que todo fuese practicable, cuanto más, mejor.

      Eliminar
    2. es cierto que las aperturas conspiran contra la fidelidad del modelo, y yo también los prefiero sin partes móviles.
      pero no puedo dejar de aplaudir al fabricante que se juega por el camino más difícil y le da vida a su modelo estático (aunque las puertas no tengan marcos).

      Eliminar
    3. Bien, pero preferiría que el fabricante se esmerase más en el interior y/o el exterior y dejar el tema de las aperturas, que nunca son muy creíbles (esas odiosas patas de perro...). Como mucho, que dejen ver el motor.


      Eliminar
  2. Bonita miniatura, muy lograda y que comparto en mi colección, solo que en color verde metálico.
    Opino igual que tu de las aperturas, y por lo general hasta ni trato de tocarlas, de hecho me acabo de desayunar que abre el cristal trasero, estaba creído que eran solo las puertas y el capot.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julián, descubrí lo de la luna trasera al ver un reportaje sobre la miniatura en un foro. Si no, tampoco yo lo hubiera sospechado. Yo tampoco toquetearé nada más, ni soy mucho de manipular las miniaturas (y si lo hago, me lavo las manos antes y les paso un trapito de microfibra de 3M que te recomiendo para limpiezas sin dejar pelusa).

      Saludos

      p.d. en verde no la he visto nunca, quizás me gustase más que en azul.

      Eliminar
  3. Es verdad, cuando aquí lanzaron el Laguna allá por 1994/95 fue toda una "revolución" por así decirlo, para mi es el Renault mas bonito de los años '90, tanto el rural como el sedan.

    Conozco esta miniatura, de la vitrina de un colega y te digo que esta mucho mejor que la de UH, que es un tanto "juguetosa".

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por el dato, casi iba finalmente a comprar la de UH pero gané ésta en una subasta de Ebay.

    saludos!

    ResponderEliminar
  5. Antes que nada, Antonio, eres el Señor de los Camiones. Cada foto de cabecera que pones cada vez me sorprende más. Me fijo en todas.

    No conocía yo el Laguna en versión familiar vagoneta. Me gusta pero prefiero el otro (el fastback), mas sport y agresivo.
    Buena miniatura, solo hay que mantenerlo con las puertas cerradas para no notar lo de los marcos.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Ed! pero de Señor de los Camiones poco tengo, sigo en paro y no tengo ruta ni camión!

    Espero que te haya gustado la versión "ranchera", como se decía por aquí, aunque coincido contigo y también me gusta más la berlina.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Coincido con tu apreciación, las partes aperturables no agregan nada y sí restan mucho, no sé qué sentido tiene que se abran las puertas sin el marco, va contra toda lógica y rigor...
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, parece un coupé!!

      Lástima de ese fallo, si tuviese marco todavía se lo hubiese perdonado, quizás...

      Saludos!!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!