El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 4 de febrero de 2014

Renault 5 Le Car Van Heuliez de Universal Hobbies




Cuando un fabricante de automóviles (francés normalmente) generalista buscaba realizar un modelo especial derivado que tuviese previsto hacer en tiradas cortas para cierto nicho de mercado, tenía como una de sus primeras opciones dirigirse a la sociedad Heuliez, establecida desde 1920 en Cerizay por su fundador Henri Heuliez y desaparecida en 2013. El grupo era muy conocido sobre todo por sus carrocerías para autobús y sus actividades en el campo aeronáutico, naval, ferroviario y militar.

En efecto, Heuliez realizaba conversiones a la demanda a partir de carrocerías que el constructor le enviaba (como los break para el Citroën BX, XM, CX y Xantia, o la versión cabrio del Opel Tigra) o bien realizaba sus propias versiones según diseños originales. En este último caso se encuadran vehículos tan interesantes como el Citroën Visa Chrono, el Peugeot 205 Turbo 16 o nuestro protagonista de hoy: el Renault 5 Le Car Van.

El Renault 5 había aparecido en 1972 siendo desde el principio un vehículo revolucionario por su habitabilidad, practicidad y ciertos aspectos de diseño (como los paragolpes de plástico integrados). Renault vio en él un buen modelo para introducirlo en el mercado norteamericano pensando hacerle la competencia a otros modelos europeos que estaban conociendo cierto éxito (como el Volkswagen Golf, denominado Rabbit allí). Así, en 1979 Heuliez tomó como base el modelo TS (en versión automática o no) y se inspiró en los famosos "Vans" norteamericanos para realizar una versión un tanto excéntrica que sustituía los cristales traseros por unos paneles de poliester, al igual que el portón posterior. A éste le añadió una rueda de repuesto colgada, al estilo de las furgonetas "yankees", unas llantas de aluminio AMYL, luces de gálibo laterales (como exigía la legislación norteamericana), instaló una antena de techo de tipo telefónica y pintó la carrocería en un tono negro con apliques de adhesivos arco iris e inscripciones con el nombre del modelo.

El interior estaba forrado por todas partes de moqueta de alta calidad en color rojizo que opcionalmente podía vestir los paneles delanteros de las puertas. No se modificó para nada el habitáculo delantero y el cliente podía elegir si quería conservar la banqueta trasera o no, en cuyo caso el coche se podía matricular como comercial. El coste de la transformación era de unos 11.000 francos entonces, lo que venía a ser casi la mitad del precio de un R5 de entonces.

La repercusión del modelo fue muy positiva para Heuliez, que transformó unos seis mil modelos en los cuatro primeros meses solo en Francia y otros ocho mil se destinaron al resto de Europa. En 1983 la primera generación del R5 finalizó y aunque en ese año todavía se vendieron 450 transformaciones, el LeCar desapareció del catálogo aunque Heuliez recibió un mayor reconocimiento del público gracias a un producto moderno, original e innovador. Aunque para mí resulta totalmente desconocido el hecho de que si alguna vez un LeCar Van circuló finalmente por las carreteras estadounidenses...


Revisando el modelito de UH causa una extraña impresión por el aspecto tan singular que tiene, consecuencia de la combinación de los tonos rojizos y negro. El molde quizás no es tan fino como el del IXO para Altaya (uno de los mejores modelos de la colección española), pero hay una abundancia muy grande detalles externos y el interior, aunque un poquito basto, demuestra también una huida de la monotonía. Muy buenas las llantas y algo mejor la trasera que la delantera, bajos correctos y adhesivos bien situados redondean mi impresión de que la miniatura está en general bien documentada y nos ofrece la reproducción de una de las variantes más exóticas del archiconocido Renault 5.






















16 comentarios:

  1. Casualmente esta semana conocí este modelo, y me llamó la atención. No sabía nada de su historia, así que este post fue por demás de oportuno. La miniatura es encantadora, tal cual tu explicación.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la mano, es más bonita aún. Las fotos con el macro activado parece que dicen que está mal hecha, pero son cosas de la cercanía.
      Realmente algo curioso este modelo.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Tampoco yo sabía de su existencia, es muy curioso lo que hicieron, desde las formas hasta los colores, muy atinada tu elección.
    La miniatura está impecable.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juro que yo tampoco, pero creo que los 70 en Francia alumbraron modelos muy locos y curiosos. Seguro que fue la época más "gamberra" de la historia del automóvil, fruto del espíritu alegre de la época.
      Este R5 se puede encontrar a muy buen precio y si lo adquieres, el que lo vea te va a preguntar por él, no falla...

      Saludos!

      Eliminar
  3. Me encanta la miniatura; esa mezcla de R5 con limousine y coche fúnebre me atrae.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los franceses son únicos para diseñar esta clase de cosas. Geniales, innovadores y audaces, con su punto de locura latina. Y por eso muy incomprendidos muchas veces, ellos van "a su bola".

      Curioso, yo también pensé en un coche fúnebre pero solo creo que valdría para enanos (o "gente bajita", como prefieren ser llamados).

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. No conocía este modelo, llevo un rato mirando las fotos y me han dejado sin palabra. Como broche has puesto uno a escala1/1 y tengo que reconocer que este R5 existió. De esto se menos que nadie y como la ignorancia es atrevida yo voy a atreverme: la rueda de repuesto como si fuera un 4x4, paneles traseros de poliéster como los comerciales de hoy, luces de gálibo como los camiones, la superantena ,los pequeños cristales "cromados", negro con la banda lateral arcoíris para que destaque, interior rojo pasión y esas preciosas llantas.....se le puede pedir algo más?. No se si es bonito, raro, provocador, agresivo, radical o el abuelo del tuning......no me imagino a las marcas de coche hoy en día que hacen estudios de mercado de todo y para todo sacando una versión de uno de sus superventas así. Parece una especie de "Peugeot 250 Raid Cauntry Tuning Fast and Loud".
    Me ha gustado el articulo muy documentado y con mucha fotografía, fresco y curioso .........yo aprendiendo que veo que no se nada de coches.
    un abrazo y perdón si algo de lo que he puesto pueda molestar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no es molestia Sebi, antes al contrario, me interesan todas las reflexiones de mis lectores.

      Yo tampoco sabía de la existencia de esta transformación, y para documentar el post tuve que bucear por varias webs francesas. Me queda la duda de que si fueron algunos para EE.UU pero parece que el fenómeno fue local...

      Ojalá pudiera seguir encontrando más curiosidades y rarezas como este R5!

      Saludos y muchas gracias por tu visita, Sebi.

      Eliminar
  5. A mi me tambien me parece una locura muy graciosa, muy psicodelico, el coche de un gotico o siniestro con cierto toque kitsch.
    al verlo no se porque pero me viene a la mente el R5 de la peli de Ali G.
    Desde luego sis asistes a una concentracion con este coche, te llevas todas las miradas.
    Me parecio observar que el tubo de escape sobresalia un poco en tu miniatura, por lo demas excelente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Xavi, hay que tener mucha personalidad y/o ganas de llamar la atención para llevar este coche.

      Yo me acuerdo de ver un "LeCar" yanki en un capítulo de la serie del Equipo A, pero de esto hace como mil años...

      Saludos y gracias por pasarte y comentar un coche que no desentonaría en "La Familia Monster".

      Eliminar
  6. Muy llamativa y singular versión del R5. Aqui no le habrían faltado compradores.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, por lo visto podías llevarles tu R5 y te lo transformaban.

      Por cierto, muy útil la trasera para situaciones comprometidas jeje!

      Saludos y gracias por pasarte por aquí, amigo!

      Eliminar
  7. todavía no comprendo si esta gente heuliez modificaba autos armados o si directamente eran renaults entregados por la regie para su fabricación alternativa, o si eran los propietarios que se apersonaban a heuliez para modificar su r5.
    en cualquier caso, tampoco entiendo muy bien el espíritu de la modificación.
    era para hacer un utilitario?
    o un auto playero tipo mehari?
    la verdad es que no entiendo al cocepto, como diría mi tío "mezcla de lechuza y yaguareté".
    el autito se ve muy bien, me gustan las ruedas.

    ResponderEliminar
  8. Es todo lo que dijiste, Heuliez era una empresa destinada a la transformación del metal y podía entregar tanto coches ya ensamblados como diseñar conceptos. Y también personalizar los coches que el usuario entregaba.

    Esto lo hizo también Podadera (Barcelona) sobre bases SEAT, pero la empresa era muy pequeña en comparación.

    Los años 70 fueron muy locos en Francia, y este Van entra de lleno en ese espíritu. Hoy en dia algo así es impensable, directamente.

    ResponderEliminar
  9. p.d. Gaucho, por otro lado tú no eras el que quería rarezas? Aquí tienes una y muy original. Te sobrepasó el concepto?

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!