El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 15 de febrero de 2014

Nissan Skyline 2000 Turbo GT-E S KHGC 211 de DISM



Los exitosos Nissan Skyline C210/211 aparecieron en 1977 como la quinta generación de la saga. Prosiguieron con la división de la gama en modelos con motores básicos y otros exclusivos de seis cilindros, teniendo estos últimos una mayor distancia entre ejes. El concepto siguió siendo obra del maestro Sakurai, teniendo su continuación en los primeros 80 hasta la llegada de la serie R30. Y no solamente bajo la forma de un sedán o coupé, ya que apareció en esta ocasión una rara variante familiar "station wagon".

Inicialmente el modelo se denominó como C210, pero el restyling de 1978 hizo que cambiase su nombre en código por el de C211. Estos modelos fueron más ambiciosos en su comercialización, ya que por primera vez salieron de Japón y fueron exportados a otros mercados como el alemán (Datsun 240K GT). Los Skyline fueron afectados seriamente por la crisis del petróleo, de modo que ahora eran más baratos pero también menos potentes y más económicos en su consumo. Ni con la adición de un turbocompresor fueron capaces de superar a la anterior serie, ya que los C210/211 no superaron la barrera de los 145 CVs proporcionados por la versión más potente (motor L20ET de seis cilindros con dos litros e inyección)... baste decir que hasta se llegó a comercializar una pobrísima versión diesel de 90 CVs.

Aunque el espíritu del Skyline GT-R fue traicionado, en lo económico no fue demasiado mal y entre todas las versiones (coupé, sedán y familiar) Nissan se las arregló para colocar algo más de medio millón de unidades y no solamente en Japón. Las cosas empezaron a ponerse en su sitio con la llegada de la siguiente generación (R30) en 1981, pudiendo devolver Sakurai parte de la mística a la saga Skyline.


Sobre la miniatura de hoy podría extenderme mucho en varios aspectos, sobre todo por la paternidad del modelo: es la primera referencia que tengo de la japonesa DISM (cuyo catálogo es muy corto pero a la vez interesante, compuesto de automóviles japoneses más o menos clásicos). Realmente la calidad es bastante buena aunque no llega a la finura de otras marcas niponas de más renombre (estoy pensando ahora en Ebbro), no obstante el intento es muy bueno y el modelo cuenta con varios detalles muy interesantes: una presentación correcta, ruedas que giran, bajos bien definidos... y un sistema de iluminación LED con interruptor en la base y compartimento muy bien disimulado para un par de pilas de botón. El resto, cumple con nota por su muy buen molde (pintado sin tacha alguna), soberbias llantas, excelente detallado externo pero algo más flojito en el interior. En esta ocasión tendremos que disculpar los "pinchitos" de los faros, ya que son plenamente funcionales... Además el modelo se puede adquirir en otros colores (negro y gris plata) y ni es caro ni escaso, por lo que si quieremos sorprender a nuestras visitas y el modelo nos gusta... adelante!





















19 comentarios:

  1. es verdad que el modelo sorprende, más si viene de una marca desconocida y -quizás- novata.
    en la segunda foto se ve como si fuera el coche real, aunque es también es mérito del fotógrafo.
    me gustan mucho las ruedas aunque el interior se ve un poco pobre en compaación con tanta filigrana exterior.
    y el gadget también sorprende.
    no por lindo (no necesito que un modelo prenda luces o tenga sonido para que me guste más) sino por la tecnología.
    y sobre todo porque quizás este sea el primero (o uno de los primeros) modelos que dejen de ser tan estáticos.
    luces, sonido, movimiento, radio control, quizás estén llegando al maquetismo estático, para que sea cada vez menos estático.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que el modelo es muy fotogénico y el día era fantástico: un dia gris, perfecto para hacer fotos en el exterior...

      El interior no hay forma de apreciarlo bien por culpa de los "cristales" curvos, es un suplicio para poder ver lo que hay dentro. Se intuye que no está demasiado mal, pero nada que ver con lo que hace Ebbro o Kyosho en todo caso.

      Esto es un cruce (en mi opinión) entre una miniatura "seria" para adultos y un juguete. Aunque existen artesanos (así los llamo yo, por que lo son) que te convierten un modelo a 1:18 en toda una fiesta luminosa, metiendo micro leds por todas partes. Lo malo es que el coste de la transformación (hay que aportarles el modelo) ronda tranquilamente los 300 euros, pero uno se queda con la boca abierta observando los resultados.

      En cuanto a miniaturas radiocontroladas, existen hace tiempo y en casi todas las escalas. Hasta a 1:87 las he llegado a ver, moviéndose!!

      Eliminar
    2. yes & yes, conozco los iluminados y los 1/87 motorizados,
      pero hasta donde sé, aún son minoría, apenas una curiosidad.
      mi pregunta era por el día que se hicieran masivos,
      espero no estar para verlo.

      Eliminar
  2. ¡Pero que joya nos has traído Antonio!
    No tanto por las luces, ya que no me imagino apagando las luces de la casa y metiendo mano en la vitrina para prendérselas, sino por la belleza del original, y la espectacularidad de la miniatura. Esa franja lateral combinada con el blanco lo hace casi un deportivo, me gusta mucho.
    Y es bueno, en estos tiempos de noticias inversas, saber que hay nuevas marcas (¿nuevas o viejas desconocidas para nosotros?).
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las luces es momentáneo, uno las ve un par de veces encendidas, acciona el interruptor para apagarlas y el modelo vuelve a la vitrina. Quizás solo vuelva a salir cuando quiera sorprender a alguien...

      El modelo, por otra parte, me encanta con luz o sin ella. Lástima que el original, a pesar de lo que se ve, no era muy deportivo por sus prestaciones. Solo hay que ver lo que debía pesar... es una miniatura muy grande, Juan.

      En cuanto a DISM, le sigo la pista a partir de ahora y espero poder contar con nuevos modelos. Lo que he visto me ha gustado mucho. Como bien dices, cuantas más marcas, mejor.

      Saludos & abrazos!!

      Eliminar
  3. No paro de sorprenderme con estos coches japoneses. Este es una especie de Ford Gran Torino del Sol Naciente. La miniatura me encantó, es sobresaliente. El agregado de las luces para mi gusto personal no agraga nada, no son reales las delanteras (sí quedan mejor las traseras) y agrega un elemento contaminante (la pila) que no tiene sentido.
    Me encanta tu colección de japoneses.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me gustó más el anterior Skyline (el de Paul & Mary que posteé hace poco) pero éste blanco más que el siguiente (el R30 rojo).
      Lo de las luces es una mera curiosidad, pero opino como tú y esas pilas dejadas en el compartimento quizás se sulfaten un día y arruinen algo...

      Veré lo que hago con ese tema. Afortunadamente es fácil librarse de ellas.

      Gracias por tu comentario y lo de que te gustan mis japos. Te animas?

      Saludos!!

      Eliminar
  4. Ya d por si resulta sorprendente, dado que aquí eran escasos lo que se podían ver, salvo que vinieran de vacaciones, o de las islas.
    El echo de que la dirección sea operativa es un plus mas para las miniaturas, que desentona con el interior, pero que no le quita méritos, ya que si tiene el plus de los faros es algo ya de palabras mayores.

    Me ha gustado y mucho la combinación de colores, y el modelo en general.


    Un saludo y gracias por compartir.

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tí veo que te gustó el tema de las luces, pero seguro que estarían mejor en una ambulancia o coche de bomberos, te imaginas?

      Desde luego estos coches debían ser "extraterrestres" en la Europa de finales de los 70. Aunque ya se iban viendo en algunos paises los Mazda, Toyota u Honda pero en plan familiar y no estos GT.

      Gracias a tí por la visita, Pau!!

      Eliminar
  5. Hola Antonio!!!!

    Gracias por traer tantas novedades!!!! Desde el fabricante de la miniatura, hasta le réplica con sus luces. Es cierto que para los estructurados coleccionistas que somos, mucho no le suma a la miniatura en si, pero es un paso adelante en la historia del Diecast.

    Y con respecto al modelo real, es cierto que viene un poco cargado con las luces, llantas, para golpes y esos espejos tan asiáticos, pero viéndolo a la distancia es un modelo con una líneas muy interesantes.

    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vasco!!

      Con respecto a lo primero que comentas, no creo que eso de las luces cree escuela. En este caso, es una curiosidad o rareza y así quedará, seguro. Lo contrario es encarecer una miniatura cuando además muchos coleccionistas no querrán esa característica.

      El modelo real me gusta mucho, pero no es ni de lejos mi Skyline preferido. Aunque creo que, al igual que tú, que es un modelo interesante y poco difundido.

      saludos!!

      Eliminar
  6. Hola Antonio! Estuve "desaparecido" unos días, porque me había quedado sin Internet, sumado a algunos trabajos de remodelacion de mi casa que me restaron tiempo para ver los blogs.

    Este modelo lo conozco pero en negro, no sabia que prendiera las luces !
    Estaba buscando la pagina web de esta marca DISM pero no la encuentro, tienes algún dato acerca de esta firma ?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DISM es una marca de Aoshima, una empresa que los aficionados al modelismo conocemos de hace mucho tiempo. Sí, los de los kits de montaje de plástico. Bajo el sello DISM hay modelos clásicos japoneses de los 70 y 80 en escalas 1:24 y 1:43, todos muy interesantes.

      Te dejo la web para que "bichees"...

      http://www.aoshima-bk.co.jp/english/

      Saludos y re-bienvenido!

      Eliminar
  7. Beautiful miniature. Very detailed. Pretty impressive. In fact, it looks even nicer probably. Congratulations, great model.

    Saludos! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks! It´s very good model for his price. Recommended!!

      Saludos, amigo ;)

      Eliminar
  8. Hermoso modelo, desconocido para mí, al igual que muchos otros autos japoneses que gracias a las miniaturas vamos descubriendo. La saga Skyline es muy variada.
    El tema de las luces a mi me agrada, de hecho yo soy uno de esos manotas que ha iluminado un puñado de 1;18´s que algun dia mostraré, creo que suma ya que la iluminación cubre un aspecto más del realismo de un modelo, siempre que sea hecha con criterio y rigor modelístico, sino ya claro se cae en el mero juguete, en este caso del Nissan lo veo bien realizado, con el mérito además que en escala pequeña es mucho más dificil de hacer bien.
    Me gustó mucho, me lo apunto para ver si lo consigo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía me quedan varios Skylines por conseguir, pero ya son los modernos. Lo de las luces es una "performance" que no conozco en más modelos y no creo que lo veamos más. Una rareza!

      Saludos

      Eliminar
  9. Los coches japoneses son por así decirlo mi asignatura pendiente. Al igual que me pasó con los americanos antes. Siempre los he visto como de medio lado. Eso no quiere decir que no me gusten los más clásicos ya sean Toyota 2000 GT Honda NSX Nissan 300….. etc. O que no sean buenos coches….....aquí traes la prueba de que lo son. Pero no es mi coche......por lo demás el Skyline es todo un clásico entre los aficionados a los “mane in Japan”.
    El fabricante no lo conocía y parece que ha realizado un buen trabajo,en blanco queda genial y se le ve estilizado con esas llantas tan finas. Por poner algún pero y es típico de los modelos japoneses en general es la manía que tienen de poner los espejo retrovisor en la parte delantera del capot , esto a mi gusto no queda bien rompe las líneas del coche.
    Otro buen trabajo de fotografía y documentación Antonio. Sin ser excesivo en los tecnicismos. Gracias


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan mucho esos clásicos nipones, con esas lineas tan diferentes e interesantes. Los he ido descubriendo gracias a marcas como Ebbro, Kyosho o NOREV y suponen una alternativa a los americanos o europeos.

      Lo de los espejos es una de sus señas de identidad... a mí no me desagradan. Pero entiendo que a otras personas sí.

      Gracias por tus palabras y un saludo.

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!