El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Berna D330 "Milch Express" de IXO/Altaya (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 16 de abril de 2018

Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé de Kyosho






El Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé es la variante descapotable del Phantom Coupé, un vehículo de lujo hecho a mano para cuatro plazas presentado en el Salón de Detroit de 2007. Su plataforma es la misma que la del sedán aunque se basó en un "concept car" llamado 100EX, construido especialmente para conmemorar el centenario de la empresa inglesa (hoy propiedad de BMW) y que de paso tuvo como objetivo sustituir al Corniche Convertible.

El Drophead fue el segundo desarrollo de BMW para Rolls-Royce, siendo el jefe de diseño Ian Cameron. Algunos elementos del "concept" que incluyeron las puertas "suicidas", el capó y el marco del parabrisas en metal pulido o el uso de madera de teca pasaron a ser de serie y se pueden reconocer fácilmente las clásicas señas de identidad del fabricante, como el largo capó, las enormes ruedas y una extensa sección trasera (cuyo maletero al abrirse debe formar un asiento de picnic). Todo el conjunto tiene cierto regusto náutico, con pintura bicolor (existen 44.000 posibles combinaciones) y un interior de madera de teca con calidad náutica que recuerda mucho al ambiente de los yates de lujo.

El interior también es una interpretación vanguardista del salón de un club inglés tradicional para caballeros, pero con influencias minimalistas y del Art-Déco. Al igual que en otros Rolls, la mascota alada ("Espíritu del Éxtasis") es retráctil a voluntad o cuando el conductor bloquee el coche y para el apartado multimedia se usa el sistema i-Drive de BMW. También se cuenta, para seguridad de los ocupantes, con unos arcos protectores que se despliegan en caso de vuelco y una larguísima lista de opciones y equipamiento a medida que permiten personalizar al máximo cada Drophead.

La planta motriz de este vehículo tan especial consta de un motor V12 de 6,75 litros movido por gasolina, desarrollando unos 460 CVs. A pesar de su gran potencia debe mover con soltura un peso total que excede las dos toneladas y media, objetivo que cumple bien ya que las prestaciones incluyen una velocidad punta de 240 Km/h y una aceleración de 0 a 100 en 6,6 segundos. No obstante, el consumo está bastante contenido y se conforma con una cifra de 16,2 litros a los cien kilómetros.

En su primer año de producción salieron de la factoría de Goodwood 253 Drophead en todo el mundo, lo que supuso el 25% de la totalidad de vehículos fabricados por la marca. Posteriormente hubo algún año en que llegaron a fabricarse más de 400, llegándose casi al 50% de la producción total de Rolls-Royce. Así pues, podemos afirmar que el modelo se vendió bien (a pesar de tener un precio en torno al medio millón de euros) y eso sufriendo solamente un restyling (2012) en toda su carrera comercial, un recorrido que concluyó en 2016 con el cese de fabricación de toda la serie Phantom. De momento no está prevista la aparición de un sucesor a pesar de estar anunciado para 2018 el nuevo sedán, pero en la tradición de Rolls-Royce siempre figuraron los convertibles de lujo.













Tener esta maravillosa miniatura de Kyosho supone para mí el mayor acercamiento posible que jamás tendré al fastuoso mundo de Rolls-Royce, un precioso modelo presentado en una lujosa caja que destaca por su sobriedad y elegancia. Por otra parte impresiona el peso del modelo, haciéndome pensar que abunda en materiales metálicos. La japonesa Kyosho, su autor, es una marca muy conocida en el mundo de las miniaturas de precisión por ajustarse mucho a la realidad y aquí no ha hecho ninguna excepción, al igual que en otras creaciones como sus Bentley, por ejemplo. Pero lo más sorprendente es el bajísimo precio que estas miniaturas alcanzaron en tiendas de Ebay, unas oportunidades que se van disolviendo con el tiempo y que permitieron disfrutar a muchos aficionados de estas pequeñas maravillas pagando solamente unos 30 euros. Es, pues, imperdonable no tratar de hacerse con alguna de estas joyas que cuentan con un gran detallado externo (rozando la filigrana), un molde excelente, la opción de la capota extraíble y un trabajo de pintura de alto nivel. Quizás el interior es algo menos creíble, pero ese minúsculo "Espíritu del Éxtasis" en forma de dama alada representa en esta ocasión todo el orgullo que cualquier aficionado debe sentir al tener este modelo en sus vitrinas. Prometo que no será el último...
























                          En la conmemoración del Dia de la Independencia de Turkmenistán













18 comentarios:

  1. IMPRESIONANTE!!!!
    Techo practicale, maderas, cinturones de seguridad, 30 euros, quiero ir a Europa!!
    Me quedè sin palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me costaron dos (el otro es el coupé, ya lo verás un día de éstos) 40 euros puestos en casa, pero por un vendedor de piezas de ocasión. Pero estaban impecables, como si nunca los hubiesen desatornillado.

      Yo también aluciné al verlos, realmente al diecast le queda mucho futuro por delante.

      Eliminar
  2. Como bien comentas lo mas cerca que podremos estar de semejante zapatilla con ruedas es así en miniatura para poder dar rienda suelta ala imaginación que somos nosotros los que estamos dentro mientas estamos en plena sesión de fotos, los Rolls no es que sean los que mas me gustan en versión deportiva, ya que siempre he sido de los que piensa que al César lo que es del César y aquí debería pasar lo mismo seguir en su linea de Limusinas, pero no es cuenta nuestra, ya que así podemos ver de lo que son capaces, para gustar al cliente mas exigente.


    Enhorabuena por ella.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero los Bentley´s, como uno que mostró Szymon en su blog hace tiempo. También de Kyosho, una maravilla.

      Este chisme no tiene mucha pinta de deportivo, pero viendo sus prestaciones no dudes de que lo es.
      O es un camión muy rápido.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Si te gusta la marca te recomiendo visitar el Museo Torre Loizaga cerca de Bilbao, es un recorrido por la historia de todos los RR fabricados, eso si en UK, es toda una experiencia tanto por la colección por el entorno.
    Una reverencia para tu fantasma, es precioso en especial la capota extraible, y los interiores con ese toque náutico.
    Felicidades por esta joyita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo en pendientes, Xavi, de hecho veo sus publicaciones en Facebook y es para alucinar. Incluso van muchos ingleses a ver el Museo.

      Saludos, me alegro de que te guste este maquinón para ricos.

      Eliminar
  4. que decir, soberbia miniatura! , exquisita. Muy fina impecable.
    el auto real es un espectaculo también.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en mano impresiona mucho. Ya desde que ves la caja te esperas algo muy bueno dentro...

      Saludos!

      Eliminar
    2. Que bueno, podrias agregar una foto de la caja!!

      Eliminar
    3. Mira, aquí sale algo de la caja del modelo:

      https://www.ebay.es/itm/1-43-KYOSHO-Rolls-Royce-Phantom-Drophead-Coupe-In-Two-Tone/272968201520?hash=item3f8e2c3530:g:oM8AAOSwWLBaJVZ0

      Eliminar
  5. Witaj Anotnio, patrząc na wnętrze tego samochodu nie sposób oprzeć się wrażeniu, że ma bardzo wiele wspólnego z luksusową łodzią, nie uważasz? Drewniane wstawki, za tylną kanapą, skóra, wszędobylskie drewno... Piękny model, Kyosho jak zawsze stanęło na wysokości zadania. Gratuluję wspaniałego, luksusowego modelu;)

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Witaj przyjacielu! Jeśli przetłumaczysz tekst, możesz odczytać przyczynę jego podobieństwa do jachtu. W rzeczywistości ma wiele ze świata żeglarskiego.
      Przypomniałem sobie twój post o Bentleyu i powiedziałem ci, że mam kilka samochodów z tej luksusowej serii Kyosho. Tutaj przedstawiam pierwszy z nich.

      Dziękuję za słowa i pozdrowienia!

      Eliminar
  6. ¡Maravilloso!
    Personalmente me gusta aún más con el techo colocado. La frutilla del postre son los asientos y sus cinturones de seguridad.
    ¡Y el tablero!
    Muy bien por Kyosho.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es uno de esos casos en el que aunque no te guste el coche te tiene que gustar casi a la fuerza la miniatura, por lo bien hecha que está.

      De siempre me encantó Kyosho, desde que tenía los 1:18...

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Nunca había visto unos interiores de tal calidad, además el color blanco es el mejor que podías elegir, más luminoso y elegante que cualquiera de las versiones bicolores.
    He visto este mismo coche una vez, también blanco, en el aparcamiento del Aeropuerto de Barajas. Y además descapotado. Lo que pasa es que entre tantos coches y la oscuridad del aparcamiento no se podía disfrutar como es debido.
    Para disfrutar están las estupendas fotos que has incluido.
    Ya que hablas de inspiración náutica, te sugiero echar un vistazo a este enlace:
    http://www.fornasaricars.com/index.php?a=auto&id=4
    Saludos y enhorabuena por el supermodelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya los Fornasari! Qué barbaridad de coches, pero dentro lo que me sorprendió fue el tablero y volante tan parecidos a los del Rolls... los dos son "yatecitos en tierra".

      La combinación de colores me gusta, pero luego he visto otras que me hicieron pensar... negro y rojo, por ejemplo. Al final es lo mismo, todos creo que son bastante bellos. Lástima de esos faritos algo ridículos.

      Yo también he visto uno de estos chismes por ahí y las gomas tan enormes que gastan es una de las cosas que más me llamó la atención. Algo tan enorme, y solo para cuatro (afortunadas) plazas!

      Gracias a ti por la visita y hasta la próxima, Bernardo.

      Eliminar
  8. ¡Ah, nos vamos para arriba! Dicho esto porque he visto algunas miniaturas de R&R que te las venden con el precio en escala también ...
    Muy buena idea la del techo de quita y pon porque casi te da dos modelos por uno.
    ¿Sabés?, le creo menos al exterior; quizás por el color o bien porque no digiero del todo al auto real, con una parrilla tan imponente y faros tan chiquitos.
    Tiene carita de koala.
    El interior sí me pareció copado :apliques de madera, cinturones con sus hebillas, y hasta las manijas de apertura de las puertas. Todo se ve nítido y prolijo con el macro, por lo cual en vivo tiene que ser impactante.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Master, créeme que éste lo pillé a precio de "proletario". Poquito más que un modelo de coleccionable. En este caso, la escopeta tuvo buena puntería y acertó. De paso me traje un hermanito, que espero que veáis pronto.

      Tampoco me entusiasma demasiado el fontal con esos "ojitos", como que no le pegan demasiado verdad?
      Pero la miniatura anda "de diez" y es una de las que nunca me desprendería, salvo causa de fuerza mayor. Y sí, en vivo impacta bastante, para qué te voy a decir que no.

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!