El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mitsubishi Lancer A70 1600 GSR de NOREV (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 10 de mayo de 2018

Barreiros AEC A105 Ayats de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"

Aunque de concepción netamente clásica, el autocar Barreiros AEC poseía una moderna línea plena de aristas y formas angulosas. Este modelo, carrozado por la empresa catalana Ayats a mediados de los años sesenta, ofrecía un gran confort a los pasajeros por su cuidada insonorización, sus amplios ventanales y una adecuada ventilación.

Es una vieja historia bastante repetida y conocida, pero necesita volver a ser relatada para comprender cómo una empresa británica se hizo un hueco en el devastado panorama de la fabricación de vehículos industriales en la posguerra. En efecto, la pujante industria inglesa necesitaba encontrar nuevos mercados mundiales y lo hizo muchas veces vendiendo licencias y patentes o bien asociándose a fabricantes locales, teniendo en el caso de España como actores principales a Barreiros y AEC.

El fundador de Barreiros, don Eduardo, había decidido fabricar sus propios motores diesel para cubrir sus requisitos tras haber incursionado en el mundo del transporte público. Sus bloques, a base de aceites pesados inspirados en los famosos Perkins eran muy populares pero no servirían en el caso de querer fabricar nuevos vehículos para el incipiente mercado español. El Estado franquista no se lo permitió (ya que priorizaba a ENASA, fabricante de los Pegaso), por lo que la empresa del gallego tuvo que sopesar nuevas posibilidades siendo una de ellas un contrato logrado con Portugal para venderles 400 camiones militares. Pudo servir los pedidos gracias a un intercambio con Polonia de motores diesel contra chasis y llegó a conseguir incluso una cuota de producción en 1958 de mil vehículos por año, gracias a una diversificación en la producción de bombas de inyección y equipamientos eléctricos.

Para proseguir con su desarrollo, Barreiros buscó "partenaires" foráneos que le vendiesen sus tecnologías y licencias. Así, consiguió contratos con Hanomag para fabricar tractores y camionetas Tempo y equiparlos con motores Barreiros; con la inglesa AEC (Associated Equipment Company) suscribió acuerdos para importar chasis de autobuses, como los del Regent III destinados a Tranvías de Barcelona.

El panorama fue algo más favorable para los negocios de don Eduardo al final de los años 50 ya que el Régimen suavizó los requisitos de importaciones. Por lo tanto, en 1961 Barreiros firmó un nuevo acuerdo para producir autobuses y "dumpers" bajo la marca Barreiros AEC en la planta de Toledo, pero esta factoría quedó pequeña rápidamente y se tuvo que emplazar la producción a Villaverde (Madrid). Barreiros quería competir con el autobús urbano Pegaso Monotral, pero al no conseguir su objetivo debió enfocarse en la fabricación de autobuses interurbanos.

Para ello, los de Villaverde crearon un moderno y elegante autocar con diferentes configuraciones de puertas al que llamaron A105, un modelo con un clásico chasis de largueros proveniente del inglés AEC Reliance. El español medía algo más de diez metros y poseía un motor diesel Barreiros de seis cilindros con 10,18 litros que rendía 170 CVs, capaz para mover a 100 Km/h los 50 pasajeros que entraban en el vehículo. El bloque iba en posición tumbado bajo el centro del chasis y las carrocerías solían ser obra de especialistas españoles como la veterana Ayats de Gerona, reconocible por sus grandes y altos ventanales con ventanillas superiores correderas. Otras características del A105 fueron los frenos de tambor con doble circuito, los ejes procedentes de AEC, las ruedas traseras gemelas para favorecer la motricidad en las pésimas carreteras españolas de entonces, la caja de cambios manual de cinco relaciones y las suspensiones a base de ballestas con amortiguadores hidráulicos que se encargaban de sostener un peso en vacío de 7.200 kilogramos.

El acuerdo Barreiros/AEC no duró mucho ya que la firma inglesa fue absorbida por Leyland, y esto planteó un problema ya que los nuevos dueños tenían lazos comerciales con Pegaso. En cuanto a la división de autobuses de Barreiros, tras el desventurado paso de Chrysler, acabaría siendo comprada por el carrocero belga Van Hool en 1971.










Nuevamente los aficionados españoles disfrutamos de un muy buen modelo de autobús puesto en nuestras manos por... una editorial francesa que no los suele vender en España, salvo los que podemos encontrar en la tienda "online" de Salvat. Así que aquellos que no pudiesen pasar la frontera no han tenido más remedio que pagar casi el doble y hacerse con alguno de estos Barreiros principalmente por Ebay, pero os aseguro que el esfuerzo merece la pena. Los que lo tengan convendrán conmigo en la sensación de solidez que da el modelo y el gran tamaño del mismo, por lo menos en su longitud. El resto de los detalles pueden convencer también al coleccionista exigente siempre y cuando pase por alto algunas "cosillas" como las luces pintadas o el pobre interior, fácilmente mejorable. Pero no hay que ser tan duros y debemos reconocer que la delantera es excelente y la zona del techo también agrada; sin embargo no entiendo bien lo que pasó con la tipografía del modelo real ya que no aparece por ninguna parte (por lo visto era de una empresa de transporte escolar de Oliva, Valencia).





































20 comentarios:

  1. En un autobús real de éstos, no quiero ni imaginar el resultado de un vuelco en caso de accidente: una auténtica masacre.

    En la miniatura ésto se traduce en una gran superficie acristalada,y tristemente nos permite "apreciar" un interior todavía más monocromo.
    Está pidiendo a gritos unas pinceladas blancas en los asientos y unos visillos o cortinillas para distraer la atención de este agujero negro.
    Algunos pilotos o luces están pintadas directamente sobre la carrocería, lo que le restaría puntos en caso de querer puntuar.

    Pero como no quiero puntuar, que ése no es el objetivo de este comentario, sino destacar lo bueno, que lo hay; para empezar, por lo raro que es, que una editorial francesa nos ponga los dientes largos con un autobús de aquí, el cual era bonito, elegante y de líneas muy avanzadas para la época, cuando todo o casi todo, era redondeado.

    Que la parrilla está muy bien lograda (para mi gusto, claro, que me gusta lo austero), teniendo en cuenta que a los de Ayats les gustaban los cromados más que a un tonto un lápiz (me remito a las fotos que hay por la interné, sobretodo cuando se trató de carrozar a Pegaso).

    Que la pintura está bien aplicada, puesto que se aprecian las franquicias de la bodega de carga, de las compuertas de pasajeros, del capó, del llenado de gasóleo...

    Que están reproducidas las trampillas de acceso a la baca, su pasamanos, habiendo podido escoger otro modelo menos complicado, se han tomado la molestia de regalarnos éste.

    Los limpias y los retros son de un tamaño adecuado, aunque el espejo de éstos últimos es algo que deberían solucionar y darle más realismo, ya que es un elemento que canta mucho.
    Pero viendo otros buses más afamados de esta misma colección, en que los espejos y las antenas son más bastos que un cerón, éstos los doy por más que buenos.

    En fin, un gran modelo para mí, y un mojón del tamaño de un mojón de carretera para Salvat o Hachette o como se llamen allí:
    me parece muy triste que tengamos que hacer estos equilibrios para conseguir un modelo de éstos. Ya no es el dinero (que lo es) sino los renglones torcidos de las editoriales que no quieren expandir sus mercados más allá de la seguridad de su zona de confort, y nada más quieren ir a lo seguro, sin tomarse la molestia de saber si interesaría esta colección, aunque sea más reducida, en este país.
    No sé para qué tanto estudio de marquétin, ni de polleces varias, ya que es una cuestión ya muy debatida en los foros, lo del estocaje, la especulación y el mercado, pero nunca entenderé que una editorial ni siquiera se arriesgue a vender, aunque sea por internet, una colección que está demostrado que tiene seguimiento en España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyy qué quemado te veo...

      Yo voy a ser algo más positivo, quizás por que pagué tan solo 20 pavos por el modelo y estoy que no quepo en el pellejo. Eso sí, por que lo pillé en la France...

      La cosa es que antes que nada le doy gracias al Dios del diecast por haberse acordado un poco de nosotros y sacar algunos modelos nacionales a precio bajo, aunque sea para algo al otro lado de los Pirineos. Eso sí, por que existe Internet y sus tiendas. Y por que a los de Salvat les dio por poner los nacionales en su tienda y cobrarlos a buen precio, reponiendo cuando hizo falta. Esto se lo agradezco, por que si no... ni eso.

      En cuanto a sacar la colección entera, creo que tuvieron suficiente con la de camiones de bomberos. Tan solo vendieron bien los nacionales. Y creo que pasaría exactamente igual con los autobuses.

      En cuanto a los especuladores, yo te digo lo que hago: no compro y me espero. Hay una larga lista de cosas por comprar y siempre cae algo. Me niego a seguirles el juego, pero es cierto que hay gente con pasta y poca paciencia y de eso se aprovechan, claro. Poco podemos hacer al respecto, es un mercado libre y esto no son bienes de primera necesidad.

      Así que es lo que hay...

      Eliminar
  2. Siento la rabieta del último párrafo. no es la impresión que quiero transmitir. He pagado 35 euros por este modelo, y los vale de sobra. Me parece hasta barato. Lo que me indigna es el "trabajo" que cuesta encontrarlo, y hacer que te lo hagan llegar.
    Se ha pasado de una saturación en años pasados de colecciones, de editoriales y de suscripciones, a una situación parecida al estraperlo. Parecemos tercermundistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me río de las broncas ajenas. A lo sumo sonrío por simpatía, recordando las mías propias.
      Hay dos cosas ciertas: el marketing es casi una ciencia exacta. Y esa exactitud determina que un producto ya no se "ofrezca" al mercado, sino que se lo fabrique, empaque y envíe directamente a quien lo va a comprar, siempre y cuando el costo lo justifique. A los que quedamos en el porcentaje de error de esas determinaciones marketineras nos queda una salida ... a galeras y a remar.
      Si parece muy rebuscado o de ciencia ficción, siempre se puede echar un vistazo a las actividades y métodos de Cambridge Analytica ...
      También creo, humildemente, que en tanto la llamada "globalización" siga extendiendo sus tentáculos extractivos a todo el planeta, pero concentrando el poder y la decisión en muy pocos y determinados centros, todos los terrícolas vamos a ser tercermundistas en el mejor de los casos. Lo más probable es que el planeta se vuelva de cuarta...

      Eliminar
    2. Interesante reflexión, maestro. Como siempre poniendo el dedo en la llaga que más duele. Aún así, no me explico porqué lo que es tan vendible tiene tantas trabas y en el youtube o en el Facebook salta constantemente aquello que no me interesa para nada, a pesar de haber clicado expresamente mi negativa. Los algoritmos de las multinacionales son inexplicables...

      Eliminar
    3. Yo a esto le llamo, con sorna, "problemas del primer mundo". Y lo decimos con el frigorífico lleno.
      Pero seguiremos siendo un "planeta de cuarta" mientras haya gente que se muere de hambre y sed y cosas peores que se arreglarían con un par de pavos.
      Es algo que escapa al objetivo de este blog y por eso no quiero entrar en esos berenjenales tampoco.

      Eliminar
  3. Muy interesante la historia de AEC. Nosotros tambièn tuvimos buses de esa familia en los cincuenta y luego de veinte años quedaron en la memoria colectiva (nunca mejor utilizada la expresiòn) como ìconos emblemàticos del transporte local.
    El modelo se ve muy agradable a la vista, entre decoraciòn, insertos, tampografìas y superficies transparentes conforman un conjunto muy armònico, entiendo tu comentario.
    Bienvenido a la colecciòn.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por medio mundo existieron los AEC y ACLO, desde luego.
      El modelo merece la pena se sea del país que se sea (no entiendo nacionalismos en el ámbito en que nos manejamos).

      Eliminar
  4. que viejo zorro era Barreiros! El Henry Ford español.
    Me confunde mucho que tuviera las mayores trabas dentro de la admisnistracion del pais, pero asi de garrulos fuimos (o somos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, un "culo inquieto", pues no dio vueltas don Eduardo por medio mundo... El precursor de otros empresarios españoles que luego vendrían, como Amancio Ortega.

      Todo intereses políticos, pero ni así se acabó de cargar la camarilla que rodeaba a Franco a este otro gallego.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Una de las tantas buenas entregas que nos perderemos mas de uno por no querer pasar por el aro, y tragar con los mas de 35€ que algunos nos quieren hacer creer que valen.

    Este Barreiros debería de ser obligatorio aquí en la tienda web ya que volarían el mismo día de venta tal y como ha pasado con los Pegaso y el Ebro de bomberos de Zaragoza.

    Ala vista salta la calidad del modelo manque inclusive la precariedad de detallado del interior sigue ala orden del día me encanta ya que la belleza exterior en todos sus sentidos hace que uno se vuelva loco de alegría con esta joya de nuestras carreteras y mas siendo un modelo de mi tierra y de muy cerca, que por cierto si las fotos no me equivocan, se trata de Cañamas Hermanos una empresa del sector de la naranja y se usaba para hacer la ruta en recogida de sus trabajadores para llevarlos a sus instalaciones.

    Celebro que lo tengas en tu colección.


    Saludos


    P.D El siguiente será un industrial que seguro te gustará

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aconsejo esperar, tal y como dije con los otros nacionales que acabaron saliendo en Salvat online. Seguro que el Barreiros aparece también, pero tienes que estar atento.

      Tal y como dijo abajo el Capo, efectívamente es de Cañamás y tiene la placa de transporte escolar.

      Saludos!

      p.d. ya vi el industrial!

      Eliminar
  6. Es un diseño sorprendente; quizás parabrisas y luneta curvadas lo ponen en los 60, pero el resto lo lanza diez años adelante. Viendo el frente, me olvido de los pilotos pintados por el emblema, el letrero de Barreiro-AEC y los faros. La parrilla tiene muy buena definición y profundidad como para que sea agradable tal como está, o para facilitarle el sombreado a quien quiera darle un plus.
    Ampliando fotos, veo que este bus pertenecía a Cañamás Hnos. SA, una compañía citrícola familiar que comenzó en 1929 en Oliva, Valencia. Supongo que su función primaria sería el transporte de los empleados de la empresa. Sin embargo, parece que la autoridad municipal de Oliva tradicionalmente provee el transporte para estudiantes secundarios y terciarios de la zona. No sería nada extraño que los buses de Cañamás fueran contratados para el servicio.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco puedo añadir, si acaso el dato de que el carrocero Ayats tenía como seña de identidad el pilar lateral en posición inclinado.

      Me quito el sombrero (como una paellera debido a mi cabezón) ante tus pesquisas, nada más podría yo añadir. Estás hecho un verdadero miembro del CSI. Te felicito y agradezco los datos, que complementan y dan brillo a mi humilde entrada.

      Te pongo una tarea, de paso: averigüa a ver lo que pasó con Kennedy...

      Abrazos y agradecido por tu presencia!

      Eliminar
  7. Muy buen modelo, lástima que cueste tanto trabajo conseguirlo allá en España (imaginate lo que sería por estas tierras desde donde escribo...).
    Ahora Antonio, ya debes contratar a Pablo para el trabajo de investigación histórica: es un maestro indudablemente.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como costar no cuesta conseguirlo, el caso es pagar lo que piden por él...
      El Capo no creo que se quisiera venir para España, pero si lo hiciese y yo pudiese le hacía un contrato para que me enseñase algo de lo que sabe de modelismo. Que no es poco!!

      Abrazos!

      Eliminar
  8. buena historia, por el. nombre pensaba que se trataba de un bus portugues.
    buen modelo, se ve que es largo!

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noo, jeje, es gallego! Don Eduardo tiene una historia muy interesante, en Youtube hay un documental con su vida narrada por el actor español Sancho Gracia (uruguayo de nacimiento), se llama "Motor humano".

      También hay una especie de película sobre él:

      https://www.youtube.com/watch?v=jNr5oNfstKo

      Saludos!

      Eliminar
  9. Se lo ve muy moderno y luminoso, además de tener gran capacidad. Y como bien han dicho los colegas, una arquitectura adelantada a su tiempo, 100% funcionalista. Sigo admirando las fotos, porque está tan bien aprovechado el entorno que el autobús pareciera estacionado en alguna playa de maniobras. Excelente y muy criteriosa utilización del recurso.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se iban imponiendo las formas cuadradas, propias para aprovechar bien el espacio, y este Ayats lo demuestra.

      Gracias por tus palabras, sigo buscando decorados pero no tengo otra cosa y como bien dices, a aprovechar lo que hay!

      Saludos.

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!