El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé de Kyosho (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 18 de diciembre de 2019

FIAT Ducato Bürstner City Car 600 de IXO/Hachette





Pertenece a la colección francesa de kiosko "Passion Camping Car" de la ed. Hachette.

La City Car 600 tuvo un paso fugaz en el mercado pero supuso una etapa importante para su fabricante, Bürstner, ya que fue el primer de sus furgones adaptados de su catálogo. Aparecida en 2009 con la base del comercial Ducato diesel de FIAT, el City Car 600 no llegaba a los seis metros de longitud y por ello hacía honor a su nombre ("City Car") al poder aventurarse sin demasiada dificultad en el congestionado centro de las ciudades europeas.

El fundador de la firma alemana Bürstner, Jacob, era un carpintero especializado en mobiliario de oficina que pasó su buen hacer a su hijo Gerhardt, quien trasladó sus conocimientos al mundo del vehículo de recreo al construir una caravana de madera en 1958 con gran éxito. Pasaron las décadas y los directivos de la empresa que crearon nunca habían tenido en cuenta el mercado de las furgonetas "camperizadas" ya que estimaban (hacia 1980) que ese segmento estaba en retirada; no obstante la moda renació entrado el siglo XXI de la mano de algunos campistas que no apreciaban las autocaravanas capuchinas, integrales o perfiladas que saturaban el paisaje turístico urbano.

Bürstner, por tanto, se decidió a atender ese nicho de mercado que deseaba un vehículo compacto para acceder a los centros históricos de las ciudades del Viejo Continente y hacer noche aparcados en las aceras, prohibidas a las autocaravanas. Para cuando lanzó su City Car en 2009 la firma ya era propiedad de Hymer, un fabricante que sí tenía fe y experiencia en las furgonetas adaptadas desde que había lanzado en 1961 su Caravano; de hecho el City Car 600 no era más que un Hymer Car 322 con otro logotipo.

El City Car 600 se construyó en torno al gran furgón Ducato de la firma turinesa FIAT, con una estructura interna muy clásica a la que se encargaron de añadir espuma aislante de poliuretano en forma de capa de 10 milímetros adosada a la chapa. Luego se añadían unas excelentes ventanas oscurecidas incluyendo la puerta lateral deslizante y se pintaba todo con dos colores disponibles a elegir a parte del blanco (que era de serie): plata o "champagne", ambos metalizados. Otros detalles cosméticos incluían unos tapacubos personalizados que trataban de hacer olvidar el origen comercial del vehículo o la elección de tres ambientes diferentes para los tapizados, denominados como Malta, Santiago o Toledo.

Según la documentación del vehículo se admitían cuatro plazas y por ello en la trasera se disponía de una gran cama doble con iluminación independiente y aireación superior, lo que era seguramente el punto fuerte del City Car. Delante a la izquierda, justo tras el puesto del conductor, existía un acogedor salón con mesa plegable y un par de asientos pivotantes que se podían convertir en otra cama y justo enfrente se encontraba la cocina, con fregadero y un par de quemadores. Este conjunto estorbaba un poco a la hora de acceder al interior del vehículo ya que ocupaba parte de la puerta corrediza. Y a continuación se hallaba el refrigerador capaz de funcionar por gas, a través de la batería de doce voltios o mediante corriente alterna de 230.

También formaba parte del habitáculo una pequeña toilette cerrada por medio de una puerta plegable con un WC químico, un lavabo y armarios. Era posible tomar dentro una ducha gracias a los materiales hidrófugos de la cabina a pesar de la escasa capacidad del depósito de agua (tan solo 70 litros). Otro punto fuerte del City Car era su modularidad, ya que se podía retirar la cama trasera y cargar grandes bultos a través de las puertas traseras, que incluían los anillos de sujeción.

Completaban el panorama un calefactor Webasto al estilo de los que poseen los camiones, funcionando por gasoil y no por gas propano como era habitual. La razón de esto era prescindir de un depósito que habría robado algo del escaso espacio disponible. También se ofrecía una antena satélite desplegable para TV, persianas, soporte trasero para bicicletas y un panel de células solares.

A pesar de tratarse de un buen producto el City Car 600 duró poco en el catálogo de Bürstner ya que pagó la novatada de llegar un poco pronto al mercado. No convenció a la red de concesionarios Hymer y tampoco sorprendió entonces al público que acudía a los salones de camping-cars celebrados en otoño, pero el concepto no fue olvidado y en 2015 apareció una nueva City Car que esta vez dio en el blanco, de tal forma que supone hoy un 25% de las ventas de Bürstner en Francia.











Realista e impresionante esta miniatura de una "camper" (aunque no lo parezca) que alguna vez he podido ver por las carreteras europeas. Enteramente hecha de metal, nuestra Ducato ofrece una larga lista de detalles y un buen trabajo de pintura, sin que se visible algún fallo importante. Tan solo echo de menos algo más de presencia en el interior de la cabina, por que en el habitáculo nos quedaremos esta vez sin saber lo que se "cuece" ahí dentro al impedírnoslo los cristales ahumados. Para finalizar, creo que los modelos modernos de la "finiquitada" colección francesa lucen extraordinariamente pero son menos vistosos que los clásicos, no sé si estarán ustedes de acuerdo conmigo en este punto.


























10 comentarios:

  1. Increíble el realismo del modelo, me sorprendió

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en esta colección les salieron especialmente bien los modernos. Además todos moldes nuevos!

      Saludos.

      Eliminar
  2. wow, una pieza excelente, gran fidelidad, debe ser aun mejor en persona siendo totalmente metalica.
    Coincido en que los modelos clasicos son mas vistosos, por eso mi temática apunta allí. Pero esta miniatura es preciosa.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes apostar a que sí, parece una miniatura que podría costar como 35 o 40 euros fácilmente.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Con que una caravana encubierta.. eh?
    Muy buena, y da mas el aspecto de una van ejecutiva.
    Aquí se tuvieron algunas pero sobre furgonetas americanas principalmente, salvo por la Combi en su tiempo.
    Me imagino los interiores. Y desde luego que las caravanas clásicas tienen su encanto pero no por ello se debe excluir a estas mas recientes o modernas, también son parte de la historia y en algún momento serán parte de las clásicas.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros llamamos "caravanas" al remolque vivienda, este vehículo que puse es una "autocaravana". Pero te entendí.

      Lo bueno de estos chismes va por dentro, es una maravilla lo que consiguen meter en tan poco espacio. Y son interiores que en muchas ocasiones no envidian nada al mejor apartamento en cuestión de diseño y calidad, si quieres mira fotos en Google y ya verás...

      Saludos!

      Eliminar
  4. Coincido contigo: es menos vistoso que un clásico pero luce increíblemente.
    La delantera, los detalles laterales, el soporte para bicicletas atrás, pero por sobre todo el techo y todos los accesorios que contiene.
    Hasta el interior, aunque monocromático, tiene el tablero increiblemente detallado.
    Aunque no se vea lo que se cuece, me encantó, sobre todo porque en la vitrina no se aprecia si tiene o no algo dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que tengo bastantes parecidos y son como soldados de un batallón formados en la campa, no se distinguen apenas entre ellos.

      Me quedo con las ganas de ver lo que hay en el habitáculo, pero es que esos cristales tan negros como el sobaco de un grillo me lo impiden!!

      Eliminar
  5. Como usuario de autocaravana, me encantan las campers y las autocaravanas, algunas voy comprando, no me gustan todas, esta si me la compre y ahora tambien la version type H panelada de esta que hoy pones en tu blog...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo casi hice la colección completa, a falta de poquitos números, pero estoy en ello. Fue excelente esta serie (ya terminó) y destacó por su calidad.

      A falta de no poder tener una verdadera, me conformo!

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!